Ocultar
Tos de Perrera

Historia en Breve +

 

Porque la Vacuna Bordetella NO Sirve y No Impedirá que a su Perro le De Tos de Perrera

Marzo 13, 2014 | 6,450 vistas
| Available in EnglishAvailable in English
Share This Article Share

Si su perro está tosiendo mucho o está haciendo sonidos de asfixia, podría tener un caso de traqueobronquitis infecciosa canina, más comúnmente conocida como tos de perrera.

Créalo o no, tan horrible como la asfixia, ruidos de tos seca, la mayoría de los episodios de tos de la perrera no son graves y se resuelven sin tratamiento.

Por la Dra. Becker:

La tos de perrera tiene un número de diferentes causas, sólo uno de ellas - la causa más común - es la bacteria Bordetella bronchiseptica. Muchas personas creen que la Bordetella es la tos de las perreras, pero eso es técnicamente incorrecto.

De hecho, los perros que adquieren la bacteria Bordetella suelen tener un virus que los hace más vulnerables a la infección. Algunos de estos virus son el adenovirus canino, moquillo, herpes canino y el virus de la parainfluenza.

La tos de perrera es una forma de bronquitis y es similar a un resfriado en los seres humanos.

Cómo los Perros se Contagian de Tos de Perrera

La tos de perrera es contagiosa, por lo que si su perro tiene la enfermedad o conoce a otros perros que la tengan, asegúrese de mantenerlos separados hasta que estén bien.

Su perro se contagia de tos de perreras cuando inhala bacterias o partículas del virus.

El tracto respiratorio canino está cubierto de una capa protectora de moco, pero si este revestimiento se ve comprometido, se puede presentar una infección debido a las partículas inhaladas. El resultado es la inflamación de la laringe y la tráquea, y es la inflamación lo que provoca el reflejo de la tos en su cachorro.

El revestimiento de las vías respiratorias puede estar debilitado por la exposición a temperaturas frías; polvo, humo de cigarrillo u otras partículas en el aire, las situaciones de estrés, como los viajes, y el tiempo que pasó en condiciones de hacinamiento, como las que se encuentran en muchos refugios de animales y perreras.

Un revestimiento del tracto respiratorio debilitado no puede proporcionar protección a su perro contra las partículas infecciosas inhaladas.

El síntoma universal de una infección por Bordetella es una tos persistente, dura y seca. Su cachorro puede amordazar o toser flemas espumosas y blancas. De vez en cuando un perro tendrá otros signos de enfermedad, como escurrimiento nasal, estornudos o secreción de los ojos.

La tos de perrera rara vez resulta en la pérdida de apetito o letargo, por lo que si su cachorro también presenta esos síntomas, podría haber algo más.

El Tratamiento para la Tos de Perrera

Dado que la mayoría de los casos de tos de perrera podrían solucionarse sin intervención médica, no recomiendo un tratamiento inmediato o automático con antibióticos u otros medicamentos. Siempre es recomendable permitir que el cuerpo de su mascota se cure por sí mismo, “naturalmente”.

La recuperación completa de una infección por Bordetella puede tardar hasta tres semanas en perros sanos, y el doble de tiempo en mascotas mayores o aquellos con otras condiciones subyacentes.

En ocasiones, un episodio grave de tos de perreras puede provocar neumonía. Si su perro no mejora por su propia cuenta en unas pocas semanas, haga una cita con su veterinario para descartar cualquier peligro. Este consejo también se aplica si su cachorro está teniendo otros síntomas como los que se presentan con la tos de perrera, en particular, cualquier cambio en los patrones de respiración, el apetito o el nivel de energía.

Durante la fase aguda de la enfermedad, considere el uso de un arnés temporalmente si el collar de su perro parece estar agravando la situación - especialmente si se estresa con la correa. También puede tratar de humidificar el aire que respira para ayudar a reducir o aliviar los ataques de tos.

Acerca de las Vacunas para la Tos de Perrera

Muchos veterinarios recomiendan vacunas de Bordetella - ya sea por inyección o por aerosol nasal. Pero yo no soy uno de ellos.

Muchas perreras, instalaciones de guardería para perros, acondicionadores y otros negocios similares requieren que los perros sean vacunados contra la tos de perrera. Por favor, comprenda la razón detrás de este requerimiento - que es para eliminar la responsabilidad de dichos establecimientos.

La verdad es que estas vacunas son ineficaces y no evitarán que su perro se enferme de tos de perrera. La infección es causada por una amplia variedad de agentes bacterianos y virales, y ninguna vacuna puede proporcionar protección contra todos ellos. Tampoco las vacunas trataran una infección activa.

En raras ocasiones yo receto la vacuna Bordetella - por lo general a un cliente que está dejando a un perro en una instalación que lo requiere - yo siempre uso la variedad disponible en gotas nasales, ya que es mucho menos tóxica, no contiene adyuvantes, y tiene pocos o ningún efecto secundario. Y recuerde, su perro aún está en riesgo de infectarse a pesar de haber sido vacunado.

Si tiene que vacunar a su perro por algún motivo con la vacuna de la tos de las perreras inyectable, consulte a un veterinario holístico acerca de los agentes de desintoxicación y las dosis.

Nueve Remedios Seguros para la Tos de Perrera

  1. Nosodes. Un nosode es un remedio homeopático derivado de una muestra patológica. Los nosodes estimulan el sistema inmunológico natural, reaccionando en contra enfermedades específicas. Los nosodes para la tos de perrera son particularmente eficaces.
  2. Esberitox. Esta es una de Echinácea de acción rápida ha mostrado ser muy eficaz para reducir la virulencia por las infecciones por Bordetella.
  3. Vitaminas C y E. La vitamina C es un antiviral y la vitamina E proporciona apoyo al sistema inmunológico.
  4. El aceite de orégano tiene propiedades antisépticas, antifúngicas, antivirales y antibacterianas.
  5. El astrágalo es una hierba usada en la medicina china para mejorar el sistema inmune, apoyar la función pulmonar y estimular la regeneración de las células bronquiales.
  6. El ajo crudo y la hoja de olivo son agentes antibacterianos y antivirales naturales.
  7. La miel cruda aliviará las molestias de la tos, y ciertas hierbas calmaran o eliminaran  naturalmente la tos, entre ellos la raíz de regaliz y malvavisco.
  8. Los aceites esenciales pueden ser usados ​​para ayudarle a respirar más fácilmente a un cachorro con tos de las perreras. Los aceites de eucalipto, lavanda y árbol de té tiene propiedades antibacterianas y antivirales. La manzanilla tiene un efecto calmante.
  9. El olmo resbaladizo puede ayudar a calmar el dolor e irritación de garganta.

Como siempre, usted debe hablar con su veterinario holístico sobre los remedios naturales y las dosis o aplicaciones más adecuadas para su mascota.

[+] Fuentes y Referencias