Después de No Tener Síntomas Tubo un Colapso Repentino- Esta Es un Verdadera Emergencia

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Octubre 07, 2014 | 8,760 vistas

Historia en Breve

  • La enfermedad de Addison o hipoadrenocorticismo, es mucho más común en perros que en gatos, pero puede ocurrir ocasionalmente en los gatitos. En la enfermedad de Addison, las glándulas suprarrenales trabajan en exceso, por lo que dejan de producir una cantidad suficiente de hormonas corticosteroides.
  • El hipoadrenocorticismo felino por lo general es causado por atrofia en las glándulas suprarrenales resultado de un problema autoinmune. Otras posibles causas de Addison en los gatos incluyen el uso de corticosteroides, cáncer, daño en la glándula pituitaria e infección.
  • Los gatos con Addison podrían no mostrar signos obvios de la enfermedad. En los gatitos sintomáticos, los signos de la enfermedad pueden variar y pueden ir y venir. Estos signos incluyen debilidad, pérdida de energía, pérdida de apetito, aumento de la sed y orina, vómito y colapso repentino. Dado a que los síntomas del hipoadrenocorticismo son muy parecidos a los de otras enfermedades felinas, con suerte, su veterinario considerará la enfermedad de Addison como una posibilidad. La prueba para confirmar la enfermedad es una prueba de estimulación con la hormona adrenocorticotropa (ACTH).
  • La agresividad del tratamiento de la enfermedad de su gato dependerá de sus síntomas y estado clínico en general. Un episodio grave de Addison es un verdadero caso de emergencia por lo que requiere de atención veterinaria inmediata. Los gatos muy enfermos deben ser hospitalizados para recibir líquidos por vía intravenosa y agentes de remplazo de cortisol, lo que puede tomar de tres a cinco días o más antes de ver mejoras. El cuidado a largo plazo para la enfermedad de Addison por lo general involucra suplementación oral con remplazo de hormonas corticosteroides adrenales para el resto de la vida del gato.
  • Debido a que el hipoadrenocorticismo es un trastorno grave, es muy importante evitar que el gato desarrolle esta enfermedad en primer lugar. Los pasos que puede tomar incluyen, alimentar a su mascota de acuerdo a su especie, evitar vacunas innecesarias, brindarle un entorno libre de estrés y hablar con su veterinario holístico sobre los suplementos apropiados.

Por la Dra. Becker

La enfermedad de Addison o hipoadrenocorticismo, es mucho más común en perros que en gatos, pero puede ocurrir ocasionalmente en los gatitos.

En la enfermedad de Addison, las glándulas suprarrenales producen menos hormonas corticosteroides de las que el cuero necesita. Las glándulas suprarrenales producen las hormonas encargadas de las respuestas de combate o huida, forma en la que el cuerpo de un animal enfrenta los peligros potenciales y eventos estresantes.

Estas poderosas hormonas del estrés están diseñadas para ser producidas en pequeñas cantidades, únicamente cuando el cuerpo está bajo amenaza. Pero algunas veces las hormonas suprarrenales comienzan a trabajar en exceso y ya no pueden producir todas las hormonas requeridas por el cuerpo. Si las glándulas suprarrenales siguen sin producir las cantidades suficientes de hormonas del estrés, se desarrolla esta insuficiencia suprarrenal- también conocida como enfermedad de Addison.

Causas y Síntomas de la Enfermedad de Addison Felina

Cuando se desarrolla hipoadrenocorticismo en gatos, por lo general es causado por atrofia de las glándulas suprarrenales debido a un problema autoinmune en el que el sistema inmunológico de los gatos comienza a atacar a sus propios tejidos. Otras causas sugeridas de la enfermedad de Addison en gatos incluyen el uso de corticosteroides, cáncer, daño en la glándula pituitaria, hemorragia interna, infección y enfermedad granulomatosa.

Los gatitos con Addison podrían no mostrar signos obvios de la enfermedad. Cuando lo hacen, sus síntomas pueden ser bastante genéricos e ir y venir sin razón aparente. Estos signos incluyen debilidad, pérdida de energía, pérdida de apetito, aumento de la sed y orina, vómito y colapso repentino. El colapso repentino en realidad es muy común en los gatos con hipoadrenocorticismo. Si usted tiene un gatito que presenta letargo, se ve lento o simplemente no se puede levantar, entonces debería considerar la enfermedad de Addison.

En los gatos con la enfermedad, los niveles de electrolitos de circulación- como el potasio, el sodio y el cloruro- presentan desequilibrio, lo que puede causar deshidratación y otros problemas graves. Estos síntomas también son típicos de muchas otras enfermedades felinas, y dado a que el Addison es muy poco común en gatos, muchas veces no se detecta correctamente porque su veterinario busca muchas otras causas comunes para la enfermedad de su mascota.

Cómo Diagnosticar Hipoadrenocorticismo

Con suerte su veterinario tendrá conocimiento sobre la enfermedad de Addison y puede considerarla como una causa potencial de los síntomas de su gatito.

Después de sacar el historial y realizarle un examen físico para buscar signos clínicos como deshidratación, debilidad o pulso débil, ritmo cardíaco irregular, debilidad generalizada o depresión, probablemente su veterinario realice un conteo sanguíneo completo y saque el perfil químico sérico, junto con análisis de orina. Estas pruebas pueden revelar mucho sobre el funcionamiento de los órganos de su gato, pero en conjunto, porque por sí solos no confirman un diagnóstico de la enfermedad de Addison. En base a los resultados de estas pruebas, su veterinario también podría recomendar radiografías de tórax, ultrasonido abdominal u otros procedimientos para tratar de determinar la causa de la enfermedad de su gatito.

La prueba para confirmar la enfermedad de Addison es la prueba de estimulación con la hormona adrenocorticotropa (ACTH). En esta prueba, se toman muestras de sangre antes y después de que el gato sea inyectado con la hormona adrenal-estimulante. Si su gato no tiene Addison, los niveles de cortisol en la sangre aumentarán. Si su gato tiene la enfermedad, no habrá aumento de cortisol en la sangre, que es el diagnóstico de confirmación.

Opciones de Tratamiento y Control de la Enfermedad de Addison en Gatos a Largo Plazo

La agresividad del tratamiento de la enfermedad de su gato dependerá de sus síntomas y estado clínico en general. Un episodio grave de Addison es un verdadero caso de emergencia por lo que requiere de atención veterinaria inmediata- algunas veces incluso antes de que se confirme el diagnóstico.

Si su gato está muy enfermo debe ser hospitalizado para recibir líquidos por vía intravenosa y agentes de remplazo de cortisol. Aunque los perros muestran mejoras en las primeras 24 horas después de iniciar el tratamiento, algunas veces lo gatos no responden tan rápido. Puede tomar de tres a cinco días o más antes de ver mejoras.

Una vez que se han normalizados los niveles hormonales y de líquidos, el gato tendrá que comenzar a recibir líquidos iniciales y medicamentos (algunas veces glucosa IV), cuando se recupere de todos los efectos adversos causados por la crisis de Addison, podrá llevárselo a casa.

El cuidado a largo plazo para la enfermedad de Addison por lo general involucra suplementación oral con remplazo de hormonas corticosteroides adrenales para el resto de la vida del gato. Los gatitos con Addison también deberían recibir de forma regular pruebas de orina y sangre, con el fin de monitorear su nivel de hormonas suprarrenales y otras sustancias, como electrolitos, que circulan en la sangre. Si persisten los niveles elevados de potasio, será necesario aplicar una terapia adicional a base de medicamentos.

Consejos de Prevención

Prevenir todas las formas de estrés psicológico puede ayudar a evitar que su gato desarrolle trastornos de las glándulas suprarrenales como la enfermedad de Addison. Comience reduciendo el estrés nutricional con una alimentación balanceada apropiada para su especie que sea libre de granos y densa en humedad.

Reduzca o elimine el estrés situacional enriqueciendo el entorno de su gato. Existen muchas formas de hacer eso- por favor consulte mis videos y artículos sobre el tema aquí en Mercola Healthy Pets. Mantenga un horario regular que minimice el riesgo de cambios repentinos o estresores inesperados para los gatitos, esto es especialmente importante en gatitos con Addison.

Hable con su veterinario holístico sobre los glandulares para nutrir las glándulas suprarrenales de su gato, así como de las hierbas adpatogénicas y refuerzos nutricionales que podrían ser benéficos. En mi clínica veterinaria, utilizamos suplementos de alimentos enteros para controlar el Addison, así como preparaciones homeopáticas de sales celulares llamada Bioplasma, que ayuda a regular los electrolitos.

Finalmente, asegúrese de que su gato haga ejercicio y tenga tiempo para jugar todos los días, esto ayudará a reforzar los niveles de cortisol de forma saludable.