La Enfermedad Von Willebrand: Un Trastorno que Puede Convertir la Diversión en un Evento Amenazante

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Octubre 28, 2014 | 5,962 vistas

Historia en Breve

  • La enfermedad Von Willebrand, también llamada vWD, es el trastorno de coagulación sanguínea hereditaria más común en los perros, es el resultado de insuficiente cantidad del factor von Willebrand (vWD) que es una proteína de plasma que ayuda a coagular la sangre. vWD puede ocasionar sangrado severo, incluso en pequeñas heridas en la piel.
  • Existen tres tipos de von Willebrand. El más común es el Tipo 1 que es la forma menos severa del trastorno. Los Tipos 2 y 3 son más serios.
  • Los síntomas de la enfermedad ocurren típicamente en casos más serios, e incluyen sangrado de la boca o nariz sin motivo alguno, el sangrado en el tracto intestinal presentado en las heces con sangre, sangre en la orina, anemia y el sangrado excesivo causado por cualquier cosas desde la perdida de los dientes de leche hasta una cirugía seria.
  • El diagnóstico de la enfermedad von Willebrand se lleva a cabo por una prueba de sangre o por la hemorragia, también con pruebas de ADN que identifican a los perros sintomáticos y los que tienen la enfermedad pero que aún no han presentado los síntomas.
  • El cuidado de un perro con vWD significa tratar con la enfermedad y los síntomas, debido a que no hay cura. El objetivo es controlar el sangrado, reducir el número de eventos de sangrado y corregir cualquier condición subyacente que podría contribuir al trastorno.

Por la Dra. Becker

La enfermedad de von Willebrand es también conocida como vWD y es el trastorno de coagulación sanguínea hereditaria más común en perros mascotas. Los perros con la condición tienen una cantidad insuficiente del factor de von Willebrand, llamado vWF, que es una proteína de plasma. Esta proteína es necesaria para que la sangre coagule adecuadamente. La enfermedad impide la función normal de la coagulación y causa sangrado excesivo incluso por heridas menores en la piel. Por esta razón, podría ser un trastorno de sangrado grave e incluso mortal.

Von Willebrand es causada por una mutación genética y es igualmente común tanto en perros machos como en hembras, aunque la gravedad de la enfermedad varía.

Tipos de Enfermedad de Von Willebrand

Hay tres tipos de enfermedad de von Willebrand. Tipo 1 generalmente causa síntomas leves a moderados. Afortunadamente, es la forma más común de la enfermedad. Las razas propensas a la von Willebrand Tipo 1 incluyen los Dobermans, Golden Retriever, caniches estándar, Manchester Terriers, el Akita, el Corgi Galés del Pembroke y el Schnauzer miniatura.

El Tipo 2 provoca síntomas graves y se produce principalmente en el Wirehaired alemán y Shorthaired Pointers.

La von Willebrand Tipo 3 también es una forma muy severa. Se observa con mayor frecuencia en Chesapeake Bay Retrievers, Scottish Terriers, Shelties, y con menos frecuencia en otras razas.

Los perros con hipotiroidismo también pueden estar en mayor riesgo de trastornos hemorrágicos. Von Willebrand se produce tanto en los perros machos como en hembras y se ha reportado en más de 50 razas.

Síntomas y Diagnóstico

Afortunadamente, la mayoría de los perros con el trastorno tienen pocos o ningún síntoma, y ​​los síntomas tienden a mejorar a medida que un perro madura. De hecho, los perros con vWD tipo 1 a menudo tardan muchos años en ser diagnosticados hasta que una cirugía o una lesión aguda identifican el problema debido a la coagulación de la sangre.

Los síntomas más severos de la enfermedad suelen ser evidentes al momento que un perro cumple un año de edad. Estos pueden incluir sangrado de la boca o la nariz, sin motivo alguno, sangrado en el tracto gastrointestinal presentado en las heces con sangre, sangre en la orina, anemia, sangrado excesivo por la pérdida de los dientes de leche, corte de la cola, o el corte de orejas.

A veces la eliminación del espolón puede causar sangrado excesivo, así como también podría pasar con las heridas básicas, incisiones quirúrgicas de la esterilización o castración, ciclos de celo o parto en las hembras, e incluso como resultado de un recorte básico de uñas. Las lesiones leves que ocurren durante el juego pueden causar sangrado en las articulaciones y causar cojera en perros jóvenes.

La enfermedad de von Willebrand puede ser diagnosticada por una prueba de sangre y sangrado que mide la cantidad de tiempo que tarda el sangrado en detenerse debido a una pequeña incisión en el interior de la encía de un perro. La prueba de sangre para la von Willebrand mide el nivel de vWF en la corriente sanguínea del perro. También existe una prueba de ADN que identifica tanto a los perros sintomáticos como los portadores del trastorno. Es la prueba de diagnóstico más exacta para esta enfermedad particular.

El Cuidado de Perros con la Enfermedad de Von Willebrand

Por desgracia, la enfermedad de von Willebrand no se puede curar. Pero se puede controlar.

Los objetivos del tratamiento son controlar el sangrado, reducir el número de eventos hemorrágicos, y corregir cualquier condición subyacente que podría contribuir a la enfermedad.

Los perros con von Willebrand pueden requerir transfusiones de sangre durante procedimientos quirúrgicos para restaurar los niveles de vWF para permitir que se presente la coagulación normal de la sangre. Varias transfusiones pueden ser necesarias para los perros con la forma grave de esta enfermedad.

Se pueden tomar medidas para aumentar la habilidad de coagulación de la sangre de un perro con vWD con el fin de reducir los riesgos quirúrgicos. Estos incluyen dar factores de coagulación IV y medicamentos antes de practicar el procedimiento.

El sangrado causado por heridas externas puede ser controlado por vendas, vendas de presión, suturas o pegamento para la piel.

Se debe impedir que los perros con esta enfermedad jueguen brutamente con otros perros o con las personas, ya que incluso las lesiones menores en sus articulaciones o cuerpo pueden ser muy arriesgadas. También deben ser evitados los huesos y golosinas duras o juguetes duros que puedan causar sangrado en las encías.

Dado que los perros von Willebrand también tienden a desarrollar hipotiroidismo, creo que es una muy buena idea realizar anualmente una prueba de la tiroides a los perros con la enfermedad.

Hay ciertos medicamentos que no deben ser administrados a los perros con la enfermedad de von Willebrand, como los NSAIDs y los medicamentos que implican cualquier tipo de actividad anticoagulante o antiplaquetarios.

Y también existen algunos suplementos que no deben ser administrados en dosis altas, incluyendo vitaminas C y E, Proantocianidinas como el extracto de semilla de uva y corteza de pino, así como también dosis altas de ácidos grasos de omega-3.