Este Veneno para Mascotas Puede Causar Sintomas Pocas Horas Despues de Haberlo Ingerido

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 11, 2015 | 9,814 vistas

Historia en Breve

  • La mayoría de las mascotas con envenenamiento por arsénico ingieren de forma inadvertida un producto que contiene la toxina. Ocasionalmente, la toxicidad ocurre durante un periodo prolongado de tiempo, como cuando una mascota ingiere pasto que regularmente es tratado con herbicidas que contienen arsénico
  • Los síntomas de envenenamiento por arsénico por lo general ocurren a las pocas horas de la ingestión y pueden incluir diarrea, cólicos severos, deshidratación, debilidad, pérdida de sangre y shock
  • Si usted tiene miedo de que su mascota haya ingerido arsénico, es importante llevarle el producto sospechoso a su veterinario o clínica veterinaria, esto acelerara el proceso de diagnóstico. También se necesitan llevar a cabo una serie de pruebas de diagnóstico
  • El objetivo del tratamiento es desechar el veneno del cuerpo de su mascota. Esto puede incluir varios procedimientos y medicamentos y podría ser necesario que su mascota sea hospitalizada hasta que se estabilice
  • La toxicidad por arsénico en las mascotas es una verdadera emergencia médica. En casos severos, pocos pacientes sobreviven a menos que se realice el tratamiento en una etapa muy temprana, antes de que los síntomas se agudicen

Por la Dra. Becker

El arsénico es un mineral de metales pesados. El arsénico inorgánico por lo general se encuentra en productos como herbicidas, insecticidas, conservadores de madera y algunos tipos de aislantes. El arsénico orgánico se utiliza en ciertos medicamentos para tratar o prevenir los parásitos sanguíneos, incluyendo el gusano del corazón.

Cómo Se Envenenan las Mascotas con Arsénico

En la mayoría de los casos de envenenamiento por arsénico, una mascota ingiere de forma inadvertida productos que contienen arsénico. Sin embargo, algunas veces la toxicidad se produce durante un periodo prolongado de tiempo, como cuando un perro o un gato comen pasto que es tratado con herbicidas que contienen arsénico.

El arsénico que se disuelve en agua es rápidamente absorbido después de que su mascota lo traga. La mayoría del arsénico ingerido se une a los glóbulos rojos y es distribuido por sus tejidos corporales con la mayor acumulación en el hígado, riñones, corazón y pulmones. En los casos de exposición a largo plazo, el arsénico se acumula en la piel, uñas, glándulas sudoríparas y el pelaje.

Por lo general, los órganos más vulnerables al daño por arsénico son el tracto GI, hígado, riñones, pulmones, vasos sanguíneos y piel.

Síntomas del Envenenamiento por Arsénico

Los síntomas del envenenamiento por arsénico en una mascota por lo general aparecen rápidamente, a pocas horas de la ingestión y son bastante severos. En algunos casos, puede tomar hasta 24 horas para que se presenten los síntomas.

Debido a que el tracto GI y los sistemas cardiovasculares se ven afectados por este problema, entonces podría presentarse pérdida de sangre y shock. Otros síntomas pueden ser diarrea acuosa que puede estar teñida de sangre, cólicos severos, deshidratación, debilidad, tambaleos, pulso débil y pérdida de la conciencia. El colapso circulatorio también es una posibilidad.

Los síntomas pueden permanecer durante horas e incluso semanas, dependiendo de la cantidad de arsénico ingerido. En lo casos muy severos, la muerte puede ser casi inmediata.

Diagnóstico del Envenenamiento por Arsénico

Dado a que su veterinario o clínica veterinaria de emergencia necesitará saber que ha ingerido su mascota, si usted sospecha que su perro o gato está sufriendo de toxicidad por arsénico, es sumamente importante tratar de encontrar y llevar consigo el producto del que sospecha.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas no ven que sus mascotas ingieren arsénico. Pero si su perro o gato está experimentando vómito o diarrea, llevar una muestra a la clínica veterinaria puede ayudar a acelerar el proceso de diagnóstico.

El veterinario necesitará saber cuándo comenzaron los síntomas y los incidentes que podrían haber resultado a causa de un envenenamiento. Le repito, si usted tiene productos que contienen arsénico en su casa, llévelos con usted al consultorio de su veterinario.

Se tiene que llevar a cabo un conteo sanguíneo completo (CBC), un perfil químico de sangre y un análisis de orina, así como una muestra del contenido estomacal de su mascota. En caso de encontrarse arsénico en el torrente sanguíneo o contenido estomacal, se confirma el diagnóstico de toxicidad por arsénico.

Si el envenenamiento es crónico (largo plazo), el nivel de arsénico en el cuerpo de su mascota puede determinarse por medio de una muestra de pelo.

Opciones de Tratamiento

El objetivo del tratamiento en los casos de toxicidad por arsénico es desechar la sustancia del cuerpo de su mascota. Si el arsénico se acaba de ingerir, debería inducirse el vómito para expulsar la mayor cantidad de veneno posible. Si usted ve a su mascota ingiriendo el veneno, es importante que induzca el vómito rápidamente. Le recomiendo llamar a su veterinario o clínica veterinaria local para recibir instrucciones de cómo hacerlo de forma segura.

Inducir el vómito puede ser peligroso bajo ciertas circunstancias, por lo que no debe hacerlo a menos de que esté absolutamente seguro de que su mascota haya ingerido arsénico o cualquier otra sustancia tóxica. Si su mascota ya vomitó, no trate de inducir el vómito nuevamente. Recuerde que jamás se debe inducir el vómito si el perro o gato está inconsciente, tiene problemas para respirar o muestra signos de dolor grave o shock.

Si usted no sabe exactamente el momento en el que su mascota ingirió el veneno, entonces tiene que llevarla inmediatamente al veterinario. Su veterinario o clínica veterinaria realizará un lavado gástrico (irrigación del estómago) para desechar el contenido estomacal, seguido por dosis de carbón activado y un medicamento que ayudará a vaciar los intestinos. Probablemente también le receten medicamentos para evitar daños en el tracto GI.

Ciertos compuestos son conocidos por quelar (unirse) los metales pesados como el arsénico, por lo que es probable que también se los den a su mascota. Muchos animales que sufren de envenenamiento por arsénico necesitan ser hospitalizados unos cuantos días hasta que se estabilicen. Mientras su mascota esté hospitalizada se le darán líquidos intravenosos (IV), transfusiones sanguíneas y dimercaprol (un antídoto contra el arsénico).

Dado a que el arsénico daña severamente el hígado y los riñones, la función renal y hepática será monitoreada durante el periodo de tratamiento. Las mascotas con insuficiencia renal seguirán tomando la terapia de líquidos.

El envenenamiento por arsénico en mascotas es una emergencia médica. Desafortunadamente, en los casos severos, pocos pacientes sobreviven a menos que se comience el tratamiento en una etapa muy temprana, antes de que los síntomas se agudicen.