BPA Afecta las Gonadas de las Tortugas Macho - ¿Como lo Afecta a Usted?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 10, 2015 | 2,731 vistas

Historia en Breve

  • El bisfenol A (BPA) es una sustancia química sintética que imita el estrógeno y daña los niveles de hormonas en los animales
  • Un reciente estudio piloto sobre los efectos del BPA en los huevos de tortuga sugiere que los químicos alteran las gónadas (testículos) de las tortugas machos, lo que provoca que parezcan ovarios en lugar de testículos
  • Se estima que el BPA está presente en el 40 por ciento de los ríos en Estados Unidos
  • Las tortugas son conocidas como “especias indicadoras” ya que son una medida de la salud y de todo el ecosistema

Por la Dra. Becker

Una información poco sabida para las personas sin conocimiento científicos: la temperatura del ambiente determina el sexo de las tortugas durante su desarrollo en el huevo.

Desgraciadamente un estudio piloto realizado por la Universidad de Missouri ha demostrado que el Bisfenol A (BPA) una sustancia química sintética que imita el estrógeno y daña los niveles de hormonas en los animales, puede alterar el sistema reproductivo de las tortugas expuestas mientras están en el huevo.

Las Gónadas de las Tortugas Machos Parecían Ovarios en Lugar de Testículos

Los investigadores expusieron a cientos de huevos de tortugas a una solución de bisfenol A en bajas concentraciones y los encubaron en temperaturas más frías para producir tortugas machos. Pocos meses después de nacer, los órganos sexuales de las tortugas fueron estudiados y los machos habían desarrollado gónadas que parecían ovarios y no testículos.

Esto les dijo a los investigadores que la presencia de BPA altero el efecto de la temperatura ambiental en el desarrollo de las tortugas. Según Sharon Deem, directora del Instituto para la Conservación de Medicina en el Zoológico de San Louis e investigadora principal del estudio, el efecto de feminización provocado por el BPA probablemente causara una incapacidad reproductiva en las tortugas afectadas. Deem también cree que los hallazgos apuntan a que los humanos podrían presentar los mismos problemas.

De acuerdo con el investigador Dawn Holliday, profesor asistente de biología y ciencia ambiental en el Colegio Westminster, las tortugas son conocidas por “especias indicadoras” porque son una medida de la salud y de todo el ecosistema. El impacto de una sustancia química en particular sobre las tortugas es un indicador de que dicha sustancia química afecta a los humanos.

Holliday describe los hallazgos de este estudio en esta manera:

“La información de nuestro estudio piloto en 2013 con tortugas pintadas mostró que los embriones expuestos a dosis bajas del disruptor endocrino bisfenol A (BPA) causo en los machos gónadas incoherentes con componentes similares a los ovarios.

Estos cambios anatómicos podrían ocasionar amplias consecuencias reproductivas y afectar negativamente a grupos vertebrales que ya están disminuyendo.”

Muchas Sustancias Químicas Sintéticas en los Productos que los Humanos Consumen son Compuestos que Dañan el Sistema Endocrino

El sistema endocrino está compuesto de glándulas y hormonas que regulan varias funciones físicas importantes en animales, incluyendo la capacidad de reproducir. Desde a mediados de la década de 1950, los científicos han identificado sustancias químicas hechas por el hombre utilizadas para fabricar productos para el consumidor como plástico hasta productos farmacéuticos, como compuestos que dañan el sistema endocrino.

La exposición a estas sustancias químicas que imitan e interfieren con las hormonas naturales afecta negativamente la salud humana y animal, especialmente el sistema neural y reproductivo. Y el problema no termina con la primera exposición. Estudios muestran que las futuras generaciones también se verán negativamente afectadas.

El BPA Está Contaminando el 40% de los Ríos Estadounidenses

Para su estudio, los investigadores utilizaron los mismos niveles de BPA que fueron encontrados en muestras de canales de Missouri. Estimaron que el bisfenol A está presente en el 40 por ciento de los ríos de Estados Unidos. Los plásticos que contienen BPA no solo contaminan nuestras aguas, pero el estrógeno también entra en los canales por medio de la orina de los hombres y mujeres—especialmente por la mujeres que toman píldoras anticonceptivas y las que están embarazadas. Las plantas tratadoras de aguas no pueden eliminar todas las hormonas, lo que significa que permanecen en el sistema de agua natural.

Los investigadores esperan llevar su estudio en un ambiente más real, para que puedan tomar muestras de sangre de tortugas para determinar su riesgo de contaminación. Una preocupación significativa es que las sustancias químicas en los canales ya están alterando el sexo natural de las tortugas analizadas, lo que provocaría la extinción.

La salud de las tortugas es un indicador seguro de la salud general del ecosistema, ya que ellas viven en océano, ríos y en la tierra y buscan comida en las plantas y animales en descomposición. Si bien ésta investigación solo involucra a una sola especie, el sentido común nos debería guiar hacia la conclusión de que todos estamos en peligro de dañar nuestro sistema endocrino debido a los ríos contaminados.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias