Ocultar
Artritis Canina

Historia en Breve -

  • Uno de cada cinco perros con más de un año de edad desarrollará artritis dolorosa, y para ciertas razas grandes, este número aumenta a un impactante cuatro de cinco perros
  • La mayoría de los casos de artritis canina es causada por un trastorno del desarrollo como la displasia de cadera, o una condición adquirida como un desgarre del ligamento cruzado craneal. Otras causas comunes y que pueden ser prevenidas son el crecimiento demasiado rápido en cachorros de razas grandes/gigantes, la obesidad y la falta de ejercicio.
  • Prevenir resbalones, tropiezos y caídas en un cachorro en desarrollo le ayudará a evitar problemas ortopédicos que más adelante pueden conducir a la artritis. También es importante para prevenir la degeneración de la articulación: controlar el crecimiento de los cachorros de raza grande a través de una dieta y mantener a su perro adulto en un peso saludable y en buena condición física
  • Existen muchas cosas que pueden hacer los guardianes de perros para prevenir, retrasar, o controlar los síntomas de la artritis canina, como proveer atención quiropráctica, acupuntura, terapia física y suplementos adecuados para la protección de las articulaciones.
 

No Le De Éste Alimento a Su Cachorro – Podría Causar Displasia de Cadera Muy Dolorosa

Febrero 25, 2015 | 4,882 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Si su perro que una vez era activo parece renuente a jugar o correr, tiene dificultad para levantarse o está cojeando o mostrando signos de dolor, puede estar sufriendo de osteoartritis, también llamada enfermedad articular degenerativa (DJD). Otros signos de un problema de movilidad en vías de desarrollo pueden incluir dudas al saltar o subir escaleras, pérdida de apetito e irritabilidad.

Muchos guardianes de mascotas, especialmente aquellos que tienen perros de mediana edad o mayores, tienden a descartar tales síntomas como sólo una parte natural del proceso de envejecimiento. Pero una mascota que tiene dificultades para moverse debe ser examinada por un veterinario. Podría ser artritis, o algún otro problema, pero en cualquier caso, la poca movilidad de un perro necesita ser atendida.

Uno de Cada Cinco Perros Desarrollará Artritis

Lamentablemente, un 20 por ciento de los perros con más de un año de edad, o 1 de cada 5 compañeros caninos, desarrollarán la enfermedad articular degenerativa.1 Y ciertas razas grandes, incluyendo el Labrador y los Golden Retrievers, Pastores Alemanes, Terranova y el San Bernardo, tienen un 70 a 80% de posibilidades de desarrollar esta enfermedad.2 Eso es cuatro de cada cinco perros de estas razas.

Las enfermedades crónicas que afectan la movilidad de un perro, incluyendo la artritis, reducen en un 20 por ciento la vida útil de su mascota.3 Por ejemplo, si la vida útil del labrador promedio es de 11 años, con la presencia de artritis significa que sólo podrá vivir hasta los 9.

La mayoría de los casos de la osteoartritis canina son el resultado de condiciones de desarrollo (por ejemplo, displasia de cadera o codo, Osteocondrosis de hombro) y también condiciones adquiridas (por ejemplo, ruptura craneal, fracturas articulares).4

En mi experiencia, la artritis en los perros a menudo también es causada por una alimentación rica en carbohidratos y con alto contenido de calorías que causa que los cachorros de razas grandes crezcan demasiado y rápido, así como la obesidad, junto con la falta de ejercicio en perros adultos.

Si su perro es genéticamente propenso a la artritis o ha sido diagnosticado con displasia de cadera o codo, no hay mucho que pueda hacer para prevenir la degeneración de la articulación. Sin embargo, hay muchas cosas que puede hacer para disminuir eficazmente y controlar la enfermedad para que de esa manera su mascota tenga movilidad y esté libre de dolor tanto como sea posible.

Prevenir Lesiones o Traumas Que Pueden Causar Artritis

Muchos casos de enfermedad articular degenerativa en los perros adultos o de mediana edad son el resultado de una temprana (a veces muchos años antes) y aparentemente pequeña lesión o trauma. Por ejemplo, la mayoría de los cachorros son torpes, propensos a caer por las escaleras y saltar de una superficie elevada que lo hace propenso a una futura artritis.

Por eso recomiendo que haga su mejor esfuerzo para que su perro atraviese la difícil etapa de cachorro con el mínimo de tropiezos y caídas. Cubra los pisos resbalosos con tapetes de pasillo o alfombras. En mi experiencia, los cachorros que resbalan, tropiezan y caen con regularidad son mucho más propensos a desarrollar problemas óseos, que conducen a problemas en las articulaciones.

Otro tipo de lesión que veo con frecuencia en los perros es el daño cervical por saltos o tirones contra la correa que está unida al collar. El dueño o entrenador de mascotas que tira del cuello de un perro cuando él está con correa también puede causar este tipo de lesiones. Tomar a un perro con una cuerda atada a un collar es absolutamente incorrecto, porque muy a menudo tiene como resultado un trauma cervical, que luego termina en daño a las articulaciones. Por esta misma razón, recomiendo un arnés en lugar de un collar para fijar la correa.

Demasiado Grande, Demasiado Rápido, Prepara el Escenario Para la Artritis en Cachorros de Razas Grandes

Una alimentación incorrecta puede hacer que los cachorros de raza grande crezcan más rápido de lo que pueden mantener sus huesos, teniendo como resultado enfermedades ortopédicas, que son precursoras de la osteoartritis. Muchos perros de razas grandes y gigantes son genéticamente propensos a crecer demasiado rápido, y tristemente, sus bien intencionados guardianes humanos ayudan a este proceso con una mala alimentación.

Debe alimentar a su cachorro de raza grande o gigante con el objetivo de mantenerlo delgado, con un crecimiento controlado. Un cachorro de raza grande o gigante saludable va a desarrollarse con una dieta equilibrada, con porciones controladas y apropiada según su especie. Puede alimentarlo con una dieta casera balanceada o con un alimento de excelente calidad que esté disponible comercialmente.

Los alimentos tradicionales para cachorro a menudo proporcionan mucho mayor contenido de calorías de los que requieren los cachorros de raza grande, haciéndoles aumentar demasiado peso de forma muy rápida. Si le va a dar croquetas a un cachorro de raza grande, le recomiendo que busque fórmulas especiales para estos cachorros o una fórmula que sea "aprobada para todas las etapas de la vida". Esto significa que el alimento es apropiado para cachorros en crecimiento o perros adultos. No recomiendo dar un alimento tradicional (alto crecimiento) a cachorros de razas grandes.

Demasiado Peso y Poco Ejercicio: Otra Receta Para la Artritis

Tener sobrepeso u obesidad ejerce demasiada presión en el cuerpo de un perro, lo que a menudo resulta en un daño permanente a los tendones y ligamentos. Para mantener un buen peso y estar perfectamente sano, su perro debe ser alimentado de una forma nutricionalmente balanceada y de acuerdo a su especie.

Los alimentos basados en carbohidratos, incluso los comercializados como "control de peso" o bajos en grasa, no son la nutrición apropiada para los perros. No sólo los carbohidratos generan peso en su mascota, también promueven la inflamación, que es lo último que necesita un perro con un problema inflamatorio en las articulaciones, como la artritis.

Si su mascota no está en buena condición física, incluso si su peso es óptimo, es un escenario perfecto para la artritis a medida que envejece. Si no tiene la oportunidad de ir a pasear con usted, de correr, jugar y hacer ejercicio aeróbico regularmente, puede acabar con un sin número de enfermedades debilitantes que afectan a sus huesos, articulaciones, músculos y órganos internos.

Su mascota debe tener un mínimo de 20 minutos de ejercicio continuo, tres veces por semana. Treinta minutos es mejor que 20, seis o siete días a la semana es mejor que tres.

Y tenga en cuenta que los periodos cortos pero intensos de actividad frenética ocasional pueden ocasionar lesiones a su perro. Si su cuerpo no está bien acondicionado físicamente, un repentino aumento de actividad física puede provocar el tipo de lesión que conduce al daño de las articulaciones a largo plazo. El movimiento físico, constante y diario es el camino a seguir. A medida que su perro crece de igual forma necesita hacer ejercicio regularmente, pero sin la misma intensidad que un animal joven.

Recomendaciones para Prevenir y Manejar la Artritis en Su Perro

  • Atención Quiropráctica es una manera excelente y accesible para re-alinear la columna vertebral de su mascota después de una lesión, o como un mantenimiento de rutina si su perro es de raza grande o gigante y es propenso a la artritis, tales como el Terranova. La alineación apropiada evita que el cuerpo de su perro este en posiciones incorrectas y así compensar un área lesionada o dolorosa que puede crear problemas más adelante.
  • Masaje es otra buena manera de tratar la inflamación de los tejidos y evitar compensaciones secundarias en el cuerpo de su perro.
  • Estiramientos son benéficos para reducir la degeneración y la prevención de lesiones de partes blandas. Es especialmente útil para perros mayores de competencia y perros de trabajo.
  • Acupuntura puede ser muy buena para algunos perros con enfermedad articular degenerativa.
  • Existen varios tipos de terapia física que pueden ayudar a perros con artritis. Por ejemplo, la hidroterapia suave en una piscina o en una rueda de andar submarina puede construir y mantener la fuerza y la resistencia del músculo con el mínimo de presión a articulaciones dolorosas. También son buenas las terapias que se concentran en coordinación, flexibilidad y equilibrio. Crioterapia (compresas fríos) y terapia de calor, terapia extracorpórea por ondas de choque (ESWT) y terapia con láser también pueden ser muy benéficas en ayudar a que su mascota con artritis se sienta cómoda y pueda moverse.
  • Los Agentes Condroprotectores (CPAs), que son los que protegen a las articulaciones, son obligados para cualquier perro con osteoartritis. El tipo, forma y dosis de CPA lo receta su veterinario y se basará en la situación individual y específica de su perro. Puesto que cada animal responde de forma diferente a los CPA, a veces es necesario probar una variedad de productos para encontrar los mejores para los síntomas específicos de una mascota.

Es importante monitorear periódicamente los síntomas de su perro, porque la osteoartritis es una enfermedad progresiva. Mientras el cuerpo de su mascota cambia, la forma de su artritis también lo hará. Usted deberá llevar a su perro a un chequeo de rutina con su veterinario por lo menos dos veces al año para revisar el estado de su salud, pero también para verificar el rango de movimiento en sus articulaciones, la masa muscular que está amentando o perdiendo, y para hacer ajustes según sea necesario para garantizar que su calidad de vida sea óptima.

En mi experiencia, un enfoque multimodal para manejar la artritis canina es crucial para frenar la progresión de la enfermedad. Incorporar un mantenimiento quiropráctico, masajes, acupuntura, estiramientos diarios y ejercicios leves, junto con un método para manejar el dolor y la inflamación, producirá los mejores resultados a una mascota con artritis.