¿Quiere Saber Hacia Dónde Queda el Norte? Vigile a su Perro Mientras Hace Popó

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 21, 2015 | 7,463 vistas

Historia en Breve

  • Un equipo de investigadores alemanes y checos pasaron dos años evaluando las posiciones en que los perros defecan y han descubierto que nuestros compañeros caninos parecen poseer una brújula integrada. Y esta podría ser la brújula innata que quía a los perros a sus casas cuando están perdidos a largas distancias
  • Los investigadores estudiaron 70 perros de 37 diferentes razas y descubrieron que independientemente de la raza, tamaño o género, los perros parecen orientarse con el norte y el sur al momento de hacer sus necesidades. Sin embargo, esto únicamente ocurrió consistentemente, cuando el campo magnético de la tierra era estable
  • Los resultados del estudio proporcionaron evidencia adicional que los animales detectan ondas electromagnéticas a diferencia de los humanos y que además de su fanático sentido de olfato y oído, los perros también tienen un sentido magnético.

Por la Dra. Becker

Por razones que sólo ellos pueden explicar, un grupo de investigadores checos y alemanes decidieron estudiar las heces de los perros, lo que los condujo a constatar que los caninos parecen poseer un "brújula integrada." Además, los investigadores teorizan que ésta podría ser la brújula cuando un perro perdido encuentra su camino a casa desde cientos de millas de distancia.

Investigadores Descubren que los Perros se Alinean del Norte a Sur Para Hacer sus Necesidades

Según los investigadores, parece que cuando nuestros compañeros caninos están al aire libre y deciden hacer una pausa para ir al baño tienden a seguir un eje magnético de norte a sur, si el campo magnético de la Tierra está estable en el momento que la naturaleza esta apta.

Los científicos notaron que no hay ninguna diferencia en la sensibilidad magnética entre las distintas razas de perros, que durante el estudio incluyó perritos tan pequeños como un Yorkshire Terrier y tan grandes como un San Bernardo.

"Encontramos que los perros increíblemente se alinean de norte a sur, incluso un poco más cuando defecan que cuando orinan, pero sólo cuando el campo magnético está estable," aseguró el Dr. Sabine Begall, investigador de la Universidad Duisburg-Essen de Alemania, en una entrevista con AFP Global News Service.

Dos Años, 70 Perros y Más de 5,500 Pipis

Para el estudio de dos años publicado en la revista Frontiers in Zoology,1 el equipo de investigación evaluó a 70 perros de 37 razas distintas mientras defecaban (1,893 veces) y orinaban (5,582 veces). Los investigadores observaron que los perros eligieron acomodarse en un punto a través del eje norte-sur para hacer sus necesidades, siempre y cuando el campo magnético estuviera estable. (Cuando el campo cambió, fue más difícil seguir el patrón).

Según los investigadores, tanto los perros machos como las hembras se acomodaron de norte a sur para defecar. Pero los machos tomaron posiciones ligeramente diferentes a las hembras cuando de orinar se trataba, que probablemente se debe a su comportamiento de levantar la pierna. Los científicos todavía están tratando de determinar si la dirección (derecha o izquierda) del levantamiento de pierna afecta la alineación de un perro.

Además del Agudo Sentido del Olfato y del Oído, Parece que los Perros También Tienen un Sentido Magnético

Los resultados de este estudio son una prueba más de que los animales detectan las ondas electromagnéticas a diferencia de los humanos, y que además de su agudo sentido del olfato y del oído, los perros también tienen un sentido magnético.

Según el estudio del autor Begall, "Hay reportes con anécdotas que dicen que los perros encuentran su camino a casa, incluso a cientos de kilómetros (millas), y una explicación puede ser que usan el campo magnético de la tierra para orientarse.”

Sin embargo, los investigadores no pudieron saber lo que pasa dentro de la cabeza de un perro cuando él está defecando. Podría ser que los perros controlan su territorio, pero no pueden hacerlo cuando la actividad electromagnética es muy alta e interfiere con su brújula interna.

O podría ser que cuando la naturaleza es apta, los perros son capaces de sentir una polaridad norte-sur estable y reconfortante que los relaja.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Frontiers in Zoology 2013, Vol. 10