¿Los Ojos de su Perro Han Cambiado a Color Azul o Se Ven Nublados? Podría Ser Por Esto…

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 22, 2015 | 220,220 vistas

Historia en Breve

  • Si los ojos de su perro toman una apariencia turbia o azulada, podría ser el resultado de varias condiciones diferentes
  • Cinco enfermedades que pueden causar una neblina azul sobre los ojos de su mascota incluyen la esclerosis nuclear, las cataratas, el glaucoma, la distrofia corneal y la uveítis anterior
  • Algunas de estas condiciones son relativamente benignas, pero otras son muy graves y pueden conducir a la ceguera total. Es importante que su veterinario o un veterinario oftalmólogo revise cualquier cambio en la apariencia de los ojos de su perro

Por la Dra. Becker

La mayoría de las oficinas veterinarias reciben llamadas de clientes preocupados porque los ojos de su perro se han vuelto azules.

En realidad, hay varias condiciones que pueden crear una neblina azul que cubre parcial o totalmente la parte frontal del ojo, incluyendo las siguientes cinco.

5 Enfermedades Que Causan Ojos Azules en los Perros

1. Esclerosis nuclear. La esclerosis nuclear, también llamada esclerosis lenticular, puede causar que las pupilas de los ojos de su perro tomen una apariencia gris azulada. La condición también se encuentra en los seres humanos y los caballos.

Esta condición es un cambio normal en las lentes de los ojos que típicamente ocurre en perros de más de seis años. Generalmente se desarrolla en ambos ojos al mismo tiempo, y la buena noticia es que no es dolorosa. Debido a que la esclerosis nuclear aparece poco a poco, su perro debe de ser capaz de adaptarse cómodamente a cualquier cambio leve que se produzca en la visión.

2. Cataratas. Las cataratas forman una nube azul de diferentes grados dentro de la cápsula que sostiene el lente del ojo. Las cataratas pueden avanzar muy lentamente y durante muchos años o pueden aparecer muy rápidamente, ocasionando ceguera dentro de unos días o semanas.

Las cataratas en los perros a menudo son heredadas. También pueden ser causadas por la diabetes, la toxicidad de los medicamentos, las sustancias que previenen las plagas, por otra enfermedad subyacente de los ojos, por trauma en el ojo, por deficiencias nutricionales en los cachorros y como parte del proceso de envejecimiento.

Si su perro es diagnosticado con cataratas, los casos menos problemáticos serán revisados periódicamente para ver si están avanzando. Algunas veces se prescriben gotas antiinflamatorias para los ojos. Pero si la visión de su mascota está afectada, su calidad de vida se ve comprometida, o las cataratas están progresando rápidamente, a veces se recomienda la cirugía para restaurar la visión.

3. Glaucoma. El glaucoma es una enfermedad en la cual hay un aumento de la presión dentro del ojo de su perro. El líquido producido dentro del ojo no está drenando adecuadamente, lo que provoca una acumulación y presión dolorosa dentro del ojo. Si la acumulación del líquido (que es lo que provoca la apariencia nublada y azul) y la presión se dejan sin tratamiento, causarán que el ojo se agrande y se deforme, y el resultado eventual será la ceguera irreversible.

En las mascotas, el glaucoma puede ser primario o secundario. El Glaucoma primario es hereditario y normalmente comienza en un ojo, pero en la mayoría de los casos eventualmente afectará a los dos ojos. El glaucoma secundario se produce cuando existen otras enfermedades oculares, incluyendo la uveítis, las cataratas avanzadas, el cáncer de ojo, el desplazamiento de las lentes y el desprendimiento crónico de retina.

El tratamiento dependerá de la causa y la severidad de la enfermedad. Pero el objetivo siempre es aliviar la presión dentro del ojo lo más rápido posible al reducir la producción de humor acuoso y el aumento de drenaje del ojo afectado.

Desafortunadamente, el tratamiento médico de la condición no es tan exitoso en las mascotas como lo es con los seres humanos. El control a largo plazo del glaucoma primario en la vista suele ser la extirpación del ojo. Aunque suene horrible, en realidad esto es lo que proporciona mayor alivio para el perro.

4. Distrofia Corneal. La distrofia corneal es una condición hereditaria y progresiva que afecta generalmente a ambos ojos. Afortunadamente, no es dolorosa y la visión normal probablemente no se vea afectada. Existen tres tipos de distrofia corneal epitelial, dependiendo de la ubicación: distrofia corneal epitelial, que afecta a la formación de la célula; distrofia corneal estromal que provoca el aspecto nublado y azul; y distrofia corneal endotelial, que afecta a las células de la mucosa de la córnea.

La distrofia corneal estromal generalmente no requiere tratamiento. La Distrofia corneal endotelial a veces es tratada con lentes de contacto para los ojos. Cuando las etiquetas corneales epiteliales se presentan, pueden ser retiradas. Otra opción de tratamiento para la distrofia corneal endotelial es la cirugía colgajos conjuntivales. Los trasplantes de córnea se realizan ocasionalmente, pero los resultados son muy variables.

Un perro con distrofia corneal generalmente tendrá algo de nubosidad en el ojo incluso después del exitoso tratamiento de la condición. Y puesto que las úlceras corneales son comunes tanto en la distrofia corneal endotelial como en la epitelial, los perros con dolor o lagrimeo en los ojos o que parpadean mucho deben ser revisados por un veterinario.

5. Uveítis anterior. Si su perro tiene uveítis anterior, significa que hay inflamación del iris y en el cuerpo ciliar dentro de la úvea del ojo. La enfermedad también es conocida como iridociclitis, y es una condición muy dolorosa que en última instancia puede amenazar la visión de un perro.

Dado a que el suministro rico en sangre de la úvea, es un objetivo natural para los problemas que se originan en otras partes del cuerpo de un perro. La uveítis es una condición secundaria común que resulta del proceso de una enfermedad en otros lugares del cuerpo.

La uveítis anterior causa dolor en los ojos. También puede haber estrabismo, que se tallen los ojos con las patas, enrojecimiento de los ojos, lagrimeo excesivo o descargas, cambios en la apariencia de la pupila, cambios en la forma o el color del iris, inflamación del globo ocular, o un ojo opaco y de aspecto nublado.

Las opciones de tratamiento dependerán del diagnóstico. La condición debe ser tratada agresivamente para evitar más daños en el ojo. En todos los casos, independientemente de la causa de la uveítis, se prescriben las gotas para los ojos y los ungüentos, junto con medicamentos para manejar el dolor y la inflamación. Si hay una infección, se recetará el medicamento apropiado. Muy raramente, se necesita una cirugía para extirpar el ojo para resolver un tumor subyacente que causa una enfermedad secundaria como el glaucoma.

Si nota que los ojos de su perro se están volviendo turbios o toman un color azulado, es muy importante hacer una cita con su veterinario. Algunas condiciones que causan los ojos azules son inofensivas, no provocan dolor y tienen poco o casi ningún efecto en la visión de un perro. Pero le recomiendo examinar los ojos de su compañero canino tan pronto como sea posible para determinar exactamente lo que está pasando, y si es necesario un tratamiento.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias