Ocultar
IMT en los Perros

Historia en Breve -

  • Si un animal tiene Trombocitopenia Inmune-Mediada, o IMT por sus siglas en inglés, significa que las plaquetas de la sangre están siendo destruidas por el sistema inmunológico del cuerpo. IMT se observa principalmente en los perros, y casi nunca en los gatos
  • Las plaquetas son tipos de células sanguíneas muy importantes. No sólo ayudan a la sangre a coagularse y a sellar los agujeros de los vasos sanguíneos, también producen sustancias bioquímicas que hacen reparaciones permanentes a esos agujeros
  • La causa exacta de la IMT se desconoce, sin embargo, la condición podría ser provocada o agravada por las vacunas, especialmente bacterinas (como las vacunas para lepto y Lyme) y las vacunas adyuvantes mortales (como la vacuna contra la rabia)
  • La mayoría de los síntomas de la IMT están relacionados a hemorragias con hematomas espontáneos que son uno de los síntomas más comunes
  • La Trombocitopenia Inmune-Mediada es una condición compleja que varía de paciente a paciente, por lo que el tratamiento debe ser de forma individual. La mayoría de los animales domésticos con IMT podrían vivir normalmente si responden bien al tratamiento médico
 

¿Su Perro de Mediana Edad Esta a Riesgo de Esta Enfermedad Compleja Que Requiere de Tratamiento Médico?

Abril 26, 2015 | 10,174 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

La Trombocitopenia Inmune-Mediada (IMT) es una condición en la cual el sistema inmunológico del cuerpo destruye sus propias plaquetas de la sangre. IMT principalmente es una enfermedad de los perros de mediana edad, y mientras que cualquier raza podría ser afectada, los Poodles, Cocker Spaniel y el Antiguo Perro Pastor Inglés están predispuestos. La enfermedad es muy poco frecuente en los gatos.

La Función de las Plaquetas Sanguíneas

Las plaquetas son tipos de células sanguíneas muy importantes que se producen desde la médula ósea. Ellas ayudan a la coagulación de la sangre viajando a las áreas dañadas de los vasos sanguíneos, donde se juntan y se unen entre sí, formando un pequeño tapón o parche que sella el agujero en el vaso sanguíneo con fugas. Mientras que están realizando esta importante función, las plaquetas también liberan una serie de sustancias bioquímicas que crean un sello permanente para reparar la ruptura en el vaso sanguíneo.

En el cuerpo de una mascota sana, las plaquetas realizan su función cada vez que descubren pequeñas hemorragias y desgaste normal de los vasos sanguíneos. De este modo, conservan la integridad del sistema vascular.

Hay alrededor de 200,000 a 500,000 plaquetas que viajan a través del sistema circulatorio de un animal en un momento dado, pero sólo de 20,000 a 50,000 plaquetas son realmente necesarias para evitar las contusiones y el sangrado espontáneo. Alrededor de un tercio de las plaquetas circulantes se almacenan en el bazo, en espera de ser llamadas a actuar si es necesario. Cuando esas plaquetas almacenadas se hacen demasiado viejas para hacer su trabajo de manera eficiente, el bazo las envía a través de un programa de reciclaje organizado.

Cuando un pequeño sangrado dentro del cuerpo de una mascota no recibe la atención necesaria de las plaquetas de la sangre, rápidamente se convierte en un gran moretón. Los hematomas espontáneos y el desgaste normal en el cuerpo son uno de los signos de que las plaquetas no son suficientes o bien de que las plaquetas están funcionando mal.

Cómo el Sistema Inmunológico Destruye las Plaquetas de la Sangre

De vez en cuando el sistema inmunológico de un animal confunde a las plaquetas de la sangre con invasores externos. Cuando esto ocurre, se pone en marcha una serie de acontecimientos destructivos.

En primer lugar, el sistema inmunológico envía anticuerpos para cubrir las plaquetas. El bazo interpreta a las plaquetas revestidas como candidatas para el reciclaje y comienza a eliminarlas a una velocidad mucho mayor que la tasa normal de eliminación de plaquetas.

Las células de la médula ósea que producen las plaquetas reaccionan a la situación haciéndose más grandes y creciendo en número, para que puedan cumplir con la creciente demanda de la producción de plaquetas. Las plaquetas ahora producidas por la médula ósea, llamadas plaquetas de estrés, son más grandes y más eficaces que sus contrapartes normales.

Sin embargo, mientras todo esto está pasando, el sistema inmunológico continúa destruyendo las plaquetas. Si los niveles de anticuerpos son muy altos, las plaquetas sólo podrían sobrevivir minutos u horas después de la producción.

Es muy difícil predecir cómo actuará la enfermedad de un paciente a otro, porque hay muchas variables involucradas.

Las Causas de IMT

La mayoría de los veterinarios tradicionales creen que la trombocitopenia inmunológica mediada es idiopática, lo que significa que la causa no se conoce. Sin embargo, aquellos de nosotros en la comunidad veterinaria holística sospechamos que al igual que en la mayoría de las enfermedades autoinmunes, hay un detonante que causa un problema con el sistema inmunológico.

En lo que están de acuerdo la mayoría de los veterinarios holísticos es que si bien la causa exacta de la IMT aún no se puede identificar, la condición podría ser provocada o agravada por vacunas - en particular bacterinas como la leptospirosis y las vacunas de Lyme - así como las vacunas mortales que contienen adyuvantes muy fuertes para estimular al sistema inmune, por ejemplo, la vacuna de la rabia.

A veces es solo una vacuna la que desencadena un problema del sistema inmunológico en una mascota, pero más a menudo, son las vacunas junto con los medicamentos y las toxinas ambientales, tal vez una alimentación de mala calidad y/o otros factores de estrés en el estilo de vida. Y aunque a veces la reacción adversa a las vacunas es inmediata, lo más común es que el sistema inmunológico de un animal reaccione a la acumulación de vacunas durante un período de meses o años. Es por eso que recomiendo a los dueños de mascotas eviten todas las vacunas innecesarias y las revacunaciones.

Síntomas y Diagnóstico

La mayoría de los signos clínicos de la IMT están relacionados con el sangrado, con hematomas espontáneos que es uno de los signos más comunes. Otros síntomas podrían incluir letargo, debilidad, aumento de la frecuencia respiratoria, sangrado de la boca o la nariz, encías pálidas por anemia, o heces oscuras y alquitranadas que indican la presencia de sangre en el tracto gastrointestinal. Los signos menos comunes son la dificultad para respirar, incluyendo un aumento significativo de la frecuencia respiratoria, así como la muerte súbita.

El diagnóstico de la IMT implica descartar todas las causas que no estén relacionadas con el sistema inmunitario y otras condiciones primarias que tienen trombocitopenia o un número bajo de plaquetas como condición secundaria, que en los perros incluyen virus, parásitos, hongos y enfermedades bacterianas, así como ciertos tipos de cáncer y la administración de ciertos medicamentos.

Los exámenes de diagnóstico suelen incluir un conteo de sangre completo (CBC, por sus siglas en inglés), así como un perfil bioquímico sanguíneo, pruebas de coagulación, pruebas de concentración de enfermedades infecciosas, y una prueba de anticuerpos antinucleares (ANA, por sus siglas en inglés) para evaluar la respuesta del sistema inmunológico contra el ADN. También se podría realizar un análisis de orina, radiografías de tórax y una ecografía abdominal.

Opciones de Tratamiento

La Trombocitopenia Inmune-Mediada es una condición compleja que varía de paciente a paciente, por lo que el tratamiento debe ser individual. Cuando el trastorno se diagnostica inicialmente a menudo se necesita un tratamiento agresivo. Muchas mascotas deben ser hospitalizadas porque están en estado crítico en este momento.

El ataque del sistema inmunológico en las plaquetas de la sangre debe ser controlado muy rápidamente, lo que por desgracia significa utilizar medicamentos inmunosupresores como los esteroides, azatioprina y ciclosporina, entre otros, para salvar la vida del animal. Si tiene anemia, será necesario hacer una transfusión de sangre. También se podrían administrar cuidados médicos en forma de oxígeno y terapia de fluidos.

Las enfermedades subyacentes deben ser identificadas y tratadas para ayudar a controlar la IMT y disminuir el riesgo de recurrencia. A largo plazo, la mascota requerirá medicamentos inmunosupresores y otros más, según los síntomas. No es raro que un perro tome estos medicamentos durante varios meses después del diagnóstico. Las hierbas de apoyo, como el cardo de leche, se podrían utilizar en este momento para ayudarle a reducir la tensión en los órganos de desintoxicación.
Una vez que el paciente está estable, muchos veterinarios integrales incorporan protocolos integrales para ayudar a reequilibrar el sistema inmunológico.

Todos los medicamentos o vacunas que recibió antes de desarrollar IMT deben evitarse durante el resto de la vida del animal. También recomiendo que cualquier perro que se haya recuperado de la IMT deba hacerse pruebas de concentración de anticuerpos de todas las vacunas, incluyendo la rabia, por el resto de su vida.

Pronóstico

La mayoría de los perros con IMT podrían vivir normalmente si responden bien al tratamiento médico. En términos generales, si a un perro le va bien en la fase aguda de la enfermedad y durante todo el tratamiento, tiene una excelente oportunidad de vivir una vida normal a largo plazo.

Muchos perros podrían ser destetados de todos los medicamentos según mejore su condición, pero de vez en cuando un perro podría requerir una terapia con medicamentos intermitentes durante el resto de su vida. Estos perros son excelentes candidatos para el programa de Atención Médica Integral, que podría ayudar a disminuir los brotes de reacciones autoinmunes y reducir la necesidad de un tratamiento con medicamentos a largo plazo.