Ocultar
Hipotiroidismo Canino

Historia en Breve -

  • La Dra. Jean Dodds es una experta de renombre mundial en la enfermedad de la tiroides en los animales domésticos, y hoy discute la importancia de utilizar las pruebas correctas para evaluar con precisión la función tiroidea en los perros y gatos
  • El hipotiroidismo canino normalmente no se diagnostica hasta que ya está muy avanzado y el 70 por ciento de la glándula de la tiroides o más se ha visto comprometida. La Dra. Dodds recomienda un perfil completo de anticuerpos tiroideos contra la prueba T4 Total
  • Los gatos hipertiroideos a menudo desarrollan hipotiroidismo en cuestión de meses después de la intervención médica que inactiva la glándula de la tiroides. A estos gatos les va bastante bien con las hormonas tiroideas agregadas que los regresan a un estado de equilibrio metabólico
 

Las Últimas Pruebas y Tratamientos Para la Enfermedad de la Tiroides en las Mascotas

Mayo 10, 2015 | 3,789 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

By Dr. Mercola

El día de hoy tengo a una invitada muy especial, la Dra. Jean Dodds. Quien da conferencias en todo el mundo sobre la patología clínica y hematología, bancos de sangre, inmunología, endocrinología, nutrición y medicina holística. En 1986, fundó una organización sin fines de lucro llamada Hemopet, que estableció el estándar para la medicina transfusional veterinaria. Después, en 1991, creó el Pet Life-Line, que es una organización de adopción y rescate de Galgos.

La Dra. Dodds también comenzó el Hemolife Diagnóstics al mismo tiempo. Cada uno de estos esfuerzos ha logrado su reconocimiento a nivel mundial.

El día de hoy quería hablar con la Dra. Dodds porque ella es considerada la mayor experta a nivel mundial en la enfermedad de la tiroides en las mascotas.

Diagnosticar la Enfermedad de la Tiroides en las Mascotas es Difícil

Primero le pedí a la Dra. Dodds que describiera los signos clínicos clásicos del hipotiroidismo canino y normalmente cuando se producen. Ella respondió que los perros con la enfermedad por lo general tienen sobrepeso, letargos, una condición crónica de la piel y no les gusta el frío. Desafortunadamente, los síntomas clásicos del hipotiroidismo canino no aparecen hasta que al menos el 70 por ciento de la glándula de la tiroides se ha dañado.

Los gatos adquieren el hipertiroidismo felino y sus síntomas son más dramáticos. La condición se produce normalmente en gatos mayores que se convierten en hambrientos voraces, pierden peso, y maúllan la mayor parte del tiempo. Estos gatos parecen estar acelerados o de repente están llenos de energía, pero no en el buen sentido.

Uno de los problemas para diagnosticar a las mascotas con enfermedad de la tiroides es el uso de rangos estándar de referencia de laboratorio. Sólo hay un rango de referencia para los perros, sin importar la edad o la raza. Y solo hay un rango de referencia para los gatos.

Con los gatos no hay mucho problema, porque la mayoría de los gatitos domésticos son más o menos del mismo tamaño. Pero los tamaños de los perros varían enormemente, desde el pequeño Poodle taza de té hasta el Mastín Inglés o San Bernardo. Obviamente, estos perros no tienen metabolismos similares.

El reto para los veterinarios es: ¿cómo diagnosticar el hipotiroidismo en un perro antes de que éste muestre los síntomas de la fase terminal y el 70 por ciento de su glándula de la tiroides o más este deteriorada? Además, ¿cómo determinamos cuáles son los rangos para una raza de juguete que es mucho más activa y tiene un metabolismo mucho más activo que una raza gigante?

No tiene sentido ver a perros muy pequeños y muy grandes a través del mismo lente. Como la Dra. Dodds dice, "¿Te gustaría un Terranova con la energía de un Yorkie? ¡Oh Dios mío!"

Los rangos de referencia unitalla no hacen sentido, cuando consideramos los resultados de estudios científicos con décadas de antigüedad de que la edad afecta los niveles de la tiroides. Los animales jóvenes en crecimiento tienen demandas metabólicas altas. Los animales maduros ya no están creciendo, por lo que sus demandas metabólicas son menos. También sabemos que los parámetros químicos del suero de la sangre y los parámetros del conteo sanguíneo completo (CSC) son diferentes en cachorros y perros adultos.

Perfil Completo de Anticuerpos Tiroideos Contra las Pruebas T4

Le pregunté a la Dra. Dodds cómo los veterinarios podrían aprender a realizar proyecciones verdaderamente eficaces para la disfunción de la tiroides en los animales domésticos. Ella respondió que como parte de la mayoría de los exámenes integrales de bienestar para las mascotas presumiblemente sanas, los veterinarios piden una serie de análisis de sangre, incluyendo una prueba de tiroxina total (T4), que es un tipo de prueba de la función tiroidea.

El problema es que los resultados de una prueba T4 podrían ser totalmente engañosos, ya que los niveles de tiroxina podrían ser afectados por enfermedades no relacionadas con la tiroides, una amplia variedad de medicamentos, y exceso de yodo en la alimentación.

Según la Dra. Dodds, aproximadamente 8 de cada 10 pruebas T4, ya sea hecha en casa o en un laboratorio externo, dan un número bajo, lo que indica que el animal tiene hipotiroidismo. Algunos veterinarios tratan a los pacientes solo en base a los resultados del T4, cuando podrían o no estar bien, tal como en el caso de la enfermedad tiroidea autoinmune.

La Dra. Dodds siente que para diagnosticar con precisión las condiciones de la tiroides, deberíamos estar realizando un perfil completo de anticuerpos de tiroides. Y los veterinarios deberían explicar a los clientes por adelantado que aunque la prueba es más cara que un T4, también nos dice lo que podemos hacer dentro o fuera.

Entonces podemos comparar esos resultados con la historia que tenemos sobre el perro, por ejemplo, que la mascota ha estado aumentando de peso a pesar de que no está comiendo. O como un perro normalmente feliz y sociable se ha hecho tímido o quiere estar apartado por primera vez en su vida.

Los cambios de comportamiento son marcadores realmente importantes. La mayoría de mis clientes alimentan a sus perros excepcionalmente bien, lo que significa que ofrecen alimentos frescos, orgánicos, que no fueron modificados genéticamente y que son apropiados para su especie. Es importante que todos sepan que para los perros que son muy bien alimentados, como la mayoría de mis pacientes, a menudo el único síntoma de hipotiroidismo es un cambio muy sutil en la personalidad o comportamiento.

Las Pruebas Tiroideas que la Dra. Dodds Recomienda Para Perros

Como parte de un perfil completo de anticuerpos de tiroides, la Dra. Dodds incluye un análisis T4 Total y libre, y también un T3 Total y libre. Muchos veterinarios expertos creen que es inútil medir el T3 total y libre, pero la Dra. Dodds está totalmente en desacuerdo.

Los valores de T3 son necesarios porque en el caso de un animal enfermo que tiene niveles bajos en las cuatro medidas, es mucho más probable diagnosticar que sea una enfermedad que no se relacione con la tiroides. El T3 total y T3 libre son los marcadores que indican una condición no tiroidea.

La Dra. Dodds también incluye una prueba de anticuerpos de tiroides, que para el escaneo inicial es el análisis de anticuerpos tiroglobulina. Sin embargo, ella no incluye una prueba de TSH, porque no es una prueba tan precisa en perros como en los seres humanos. Solamente es exacta alrededor del 70 por ciento del tiempo en los perros, cuando debería tener una precisión mínima del 90 por ciento.

En pocas palabras, la Dra. Dodds recomienda no realizar únicamente la T4, porque da una imagen incompleta, ni tampoco la TSH canina en perros, porque no es confiablemente precisa.

Pruebas y Tratamientos Para la Disfunción Tiroidea en Gatos

Sin embargo, la Dra. Dodds sí recomienda la prueba de TSH canina para algunos gatos. Los gatitos mayores con glándulas tiroides inactivas o extraídas debido al hipertiroidismo tienden a desarrollar hipotiroidismo dentro de aproximadamente dos a cinco meses debido a que la glándula ya no está funcionando. A menudo, estos gatos recibieron tratamiento con yodo radiactivo para su hipertiroidismo.

Así que ahora el gato con hipertiroidismo, reactivo y maullador se ha convertido en una masa de inactividad que ni siquiera ve a sus seres humanos, mucho menos interactúa con ellos. A menudo, la familia piensa que el gatito ha llegado al final de su vida, cuando en realidad, lo que tiene es hipotiroidismo y debe ser tratado con hormonas tiroideas.

La manera de controlar el hipotiroidismo en estos gatos es con la prueba TSH, porque es muy útil para regular las dosis añadidas de T4 y hormonas T3 para regresar a los gatitos a un estado de equilibrio metabólico. Regresa a los gatos a lo que eran antes de tener hipertiroidismo, para sorpresa y deleite de sus dueños.

Para comprobar la función tiroidea de un gato, la Dra. Dodds recomienda las mismas cuatro pruebas: T4 Total, T4 libre, T3 total y T3 libre. Pero en lugar de la prueba de auto-anticuerpos de tiroglobulina, que no es relevante para los gatos, se sustituye la prueba TSH.

La Dra. Dodds da crédito a la doctora Jennifer Wakeling, quien fue la primera en alertar a la profesión veterinaria de la importancia de usar la prueba TSH como ensayo en gatos con insuficiencia renal crónica. El hipertiroidismo se perdía si la insuficiencia renal disminuía si la T4 total, en el límite superior del rango normal.

Estos casos no fueron diagnosticados correctamente hasta que la Dra. Wakeling dijo: "Qué momentos, eso no es un problema tiroideo ya que está haciendo que la prueba T4 total sea un aspecto normal o normal superior. Echemos un vistazo a otros ensayos. "Entonces la Dra. Wakeling descubrió que la prueba TSH era la forma de predecir el hipertiroidismo en gatos con insuficiencia renal crónica.

Suprimir la tiroides en los gatos con insuficiencia renal podría empeorar la profusión del tejido renal, por lo que debemos tener mucho cuidado al tratar a estos gatitos. De hecho, algunos viven mejor con un poco de hipertiroidismo cuando tienen enfermedad renal.

La Dra. Dodds es considerada la "reina de la tiroides de los perros," así que le pregunté si estaba involucrándose más con pruebas de tiroides en gatos. Dice que sin duda lo está haciendo, ya que muchos gatitos mayores están desarrollando hipertiroidismo.

Ella ha estado trabajando con el Dr. Mark Peterson y el Dr. Rhett Nichols, de la Clínica de Endocrinología de Animales, y juntos llegaron a la conclusión de que la prueba TSH es la que debe vigilarse en los gatos que tienen hipotiroidismo iatrogénicamente (es decir, que la condición fue inducida sin querer por un procedimiento de diagnóstico o un tratamiento médico).

Asegúrate de no perderte la segunda parte de mi entrevista con la Dra. Jean Dodds la próxima semana a medida que continuamos nuestra platica sobre su trabajo pionero en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de tiroides en perros y gatos.