Ocultar
Perro Comiendo Pasto

Historia en Breve -

  • Si alguna vez te has preguntado sobre algunos de los hábitos más peculiares de tu perro, aquí explicamos 4 de los más comunes, y te ofrecemos sugerencias para ponerle freno a los comportamientos molestos
  • Algunos perros sacan su comida del recipiente y la tiran al suelo antes de comerla. Esto podría ser un problema de preferencia de alimentos, o podría reflejar un comportamiento canino salvaje
  • Los perros que son comedores crónicos de pasto podrían necesitar una alimentación más biológicamente apropiada y tal vez una visita al veterinario para descartar un problema de salud subyacente
  • Si tu perro empieza a levantar el pasto después de que hace popo, no es tan tonto como parece. Él está cubriendo su desastre, y también está marcando su territorio raspando el suelo con sus patas
  • Podría haber razones nutricionales y/o de comportamiento detrás de la asquerosa costumbre de hacer popo y después comerla que muchos perros tienen
 

Cosas Raras Que Los Perros Disfrutan Hacer – Y Por Que las Hacen

Mayo 15, 2015 | 42,942 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Muchos padres de perros pasan gran cantidad de tiempo viendo a sus compañeros peludos y piensan, "¿Por qué hace eso?" Y algunos de los comportamientos caninos más curiosos de los que somos testigos, incluso podrían ser motivo de preocupación.

Antes de correr al psicólogo de perritos o buscar respuestas en la Internet de “¿Por qué mi perro... [llena el espacio en blanco]?,” aquí se explican cuatro de los comportamientos caninos comunes más curiosos.

¿Por Qué Mi Perro Saca su Comida del Tazón y Se la Come del Suelo?

Esto podría ser un comportamiento bastante loco si te gusta un suelo limpio, y especialmente repulsivo si también eres un alimentador de comida cruda con alfombra de pared a pared. Desafortunadamente, podría ser difícil concretar exactamente por qué tu perro realiza este extraño "prefiero comer fuera de mi plato" comportamiento.

Por ejemplo, conozco a perros que tiran las croquetas al suelo antes de comerlas, pero el problema desapareció una vez que fueron cambiados a una alimentación más apropiada para su especie. Muchos perros encuentran los alimentos verdaderos tan deliciosos que no quieren perder el tiempo jugando con su cena – quieren comerla toda en el momento.

Algunos expertos creen que el comportamiento es una característica de la mentalidad de jauría. De acuerdo con la Doctora Julie Albright-Keck, una asistente de conducta veterinaria de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Tennessee, cuando los perros salvajes hacen una matanza, los miembros menos dominantes de la manada escogen piezas de comida y se las comen en privado para evitar ser cuestionados por un canino de rango superior.1

Y mientras tu perro podría no tener competencia con su comida en tu hogar, todavía podría sentir un impulso instintivo de proteger su alimento.

También es posible que el ruido de los alimentos contra el recipiente de metal, o el sonido metálico de sus etiquetas de identificación contra su tazón le moleste y prefiere comer sin distracciones.

Para tratar de frenar este comportamiento, si alimentas a tu perro con croquetas, te recomiendo que hagas la transición a una alimentación biológicamente más apropiada para ver si eso funciona. Definitivamente vas a mejorar la salud general de tu perro, así como sus modales. También podrías intentar cambiar a un plato de comida de cerámica no tóxico o un plato normal si sospechas que tu perro es sensible al ruido creado por comer de un recipiente de metal.

Si después de cambiar a una mejor alimentación y diferente vajilla todavía está moviendo la comida al suelo, mueve su lugar de alimentación a una zona más apartada para frenar el comportamiento. Y ciertamente, si tienes otros perros en la familia, todos deben estar separados a la hora de la comida para que no haya competencia por el alimento y puedas controlar lo que comen y cuánto comen.

Hablando de Hábitos Alimenticios Extraños... ¿Por Qué Mi Perro Come Pasto?

Si tu perro sano y bien nutrido mordisquea pasto de vez en cuando, no hay motivo de que preocuparse. A menos, por supuesto, que el pasto haya sido tratado con productos químicos (pesticidas, insecticidas, fertilizantes, etc.). Definitivamente, no quieres que tu precioso perro consuma toxinas con el pasto.

Los perros que eligen pastos específicos para mordisquear podrían estar en busca de las cualidades medicinales de la planta (muchos pastos son ricos en potasio y enzimas) o en busca de una fuente natural de fibra. Pero también están los comedores de pastos no selectivos y frenéticos, lo que podría significar que se está generando un problema gastrointestinal.

Los perros instintivamente buscarán remedios naturales para el malestar estomacal ocasional, y el pasto a menudo los ayuda, por no mencionar lo fácil que es de encontrar. Hay algo acerca de la textura del pasto que provoca vómitos o ganas de defecar en muchos perros, lo que alivia el malestar estomacal. Pero si el consumo de pasto es crónico y sobre todo si hace que tu mascota vomite con frecuencia, es momento de hacer una cita con tu veterinario.

Mientras tanto, recomiendo actualizar la alimentación de tu perro si todavía está comiendo croquetas o cualquier comida para perros comercial de grado no humano. La mayoría de los perros sanos que son alimentados con una dieta balanceada y apropiada para su especie no comen pasto, ya que reciben todos los nutrientes que su cuerpo necesita de sus alimentos, y rara vez sufren de problemas digestivos. Agregar probióticos y enzimas digestivas también podría beneficiar a los perros con "estómagos sensibles."

Si estás seguro de que tu perro está recibiendo una nutrición óptima de una alimentación apropiada para su especie pero todavía come una cantidad notable de pasto, considera cultivar tus propios germinados de girasol. Los brotes podrían proporcionar una fuente de vegetación orgánica fácil, barata y fresca, y son mucho más nutritivos para tu mascota que el pasto.

Hablando De Pasto... ¿Por Qué Mi Perro Patea Después de Hacer Popo?

¿Alguna vez te ha sucedido esto? Estás dándole un paseo a tu pequeño amigo con su correa y como el niño bien entrenado que es, cuando le das una señal verbal para hacer popo, la produce casi inmediatamente. ¡Zasss!

Estás de pie con la bolsa biodegradable para popo lista y mientras te agachas a recoger lo que depósito, pasto y tierra caen en tu cara, porque tu amiguito, que ya hizo sus necesidades, está pateando como celebración. ¿Qué caramba sucede?

Aquí está la explicación simple para el baile feliz después de hacer popo de tu amigo: los caninos salvajes patean el suelo después de hacer popo para poner orden (como hacen los gatos en su caja de arena), y también para marcar territorio. Tu perro tiene glándulas en sus pies que secretan las feromonas, y un par de rasguños hacia atrás ​​con las patas liberan esas sustancias químicas, por lo tanto "reclaman" el acto.

Es por eso que los perros pasan tanto tiempo olfateando la tierra, arbustos, troncos de árboles, y en cualquier otro lugar que un animal podría haber hecho sus necesidades. Tu pequeño amigo está constantemente monitoreando su territorio y olfatea la información de otros perros que han pasado por allí.

Y Hablando de Popo... ¿Por Qué Mi Perro a Veces Se la Come?

Este peculiar hábito canino es uno de los comportamientos más repugnantes, si no el MÁS repugnante, para la mayoría de los guardianes de perros. Por cierto, el nombre científico de comer las heces es coprofagia. ¿Cree que el nombre científico lo hace menos repugnante? Yo no lo creo.

Los perros comen popo por muchas razones. A veces hay un problema médico subyacente, como una deficiencia de enzimas o insuficiencia pancreática. La mala absorción intestinal y parásitos en el intestino también son razones médicas comunes subyacentes a la coprofagia.

Los perros con una dieta a base de alimentos secos y procesados ​​de mala calidad, suelen buscar otras fuentes de enzimas digestivas para compensar la deficiencia de la enzima crónica provocada por una alimentación biológicamente inadecuada.

La coprofagia también podría ser una causa de comportamiento. Los perros que se sienten ansiosos o estresados ​​podrían comer popo. También los perros que han sido castigados por hacer popo donde no deben, y por desgracia, muchos cachorros de molinos están en alto riesgo de comer heces habitualmente.

Mis recomendaciones para frenar/eliminar este comportamiento incluyen una alimentación con una dieta que contenga proteínas de grado humano (de preferencia sin procesar), y suplementos con probióticos y enzimas digestivas, y asegurarse de que tu perro tenga juguetes que estimulen su cerebro y alivien el aburrimiento. También asegúrate que está bien ejercitado.

Considera experimentar con algunos productos sin receta para disuadir la coprofagia. Asegúrate de buscar un producto atóxico que no contenga glutamato monosódico (MSG).

Si a pesar de tus mejores esfuerzos el comportamiento de tu perro de comer popo no mejora, o empeora, te recomiendo hacer una cita con su veterinario para descartar cualquier causa médica subyacente sobre el comportamiento.

[+] Fuentes y Referencias