¿Tu Gato Tiene Más de 10 Años de Edad? No Ignores Estas Señales de Alarma

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 28, 2015 | 3,324 vistas

Historia en Breve

  • Los gatos llevados a la oficina de un veterinario por síntomas que no son específicos a veces se denominan como "No está pasándola bien" o casos ADR, por sus siglas en inglés
  • Algunas de las causas más frecuentes de ADR en gatitos mayores y geriátricos incluyen enfermedad oral, enfermedad renal, enfermedad degenerativa de las articulaciones, enfermedades endocrinas y cáncer
  • Hay muchas cosas que los padres de gatos podrían hacer para ayudar a prevenir o aliviar los síntomas de las condiciones comunes en gatitos que envejecen

Por la Dra. Becker

¿Alguna vez has pensado que algo estaba un poco "mal" con tu gato, pero no podías decir exactamente qué? Tal vez comía menos, dormía más o te evitaba. Tal vez se sentaba o acostaba en una extraña posición o sus movimientos eran indecisos o vacilantes.

En algunas clínicas veterinarias, estos casos se denominan "No está pasándola bien" o ADR, para describir los síntomas no específicos que podrían o no indicar una enfermedad subyacente.

En los gatos mayores de 10 años, las causas más frecuentes de ADR son diferentes a las observadas en los gatitos más pequeños. Ellos incluyen enfermedad oral, enfermedad renal, enfermedad degenerativa de las articulaciones, hipertiroidismo, diabetes mellitus y cáncer.

Enfermedad Oral en Gatos Mayores

Las enfermedades de la boca, incluyendo la enfermedad de las encías, raíces expuestas, reabsorción de los dientes, estomatitis y las masas orales son comunes en los gatos de todas las edades y sobre todo los gatitos mayores. El dolor asociado con muchas de estas condiciones podría afectar negativamente la calidad de vida de tu mascota y también contribuye a la falta de interés en la comida y pérdida de peso.

Cepillar sus dientes diariamente y hacerle limpiezas profesionales por su veterinario si es necesario son las mejores maneras de mantener la boca de tu gato sana y libre de enfermedades. También son importantes para mascotas con condiciones crónicas como diabetes, enfermedades cardíacas e insuficiencia renal.

Las limpiezas dentales de los veterinarios requieren anestesia general, debido a que un examen oral completo y la limpieza no se podrían lograr en un gatito que está despierto. Es peligroso utilizar instrumentos afilados en la boca de un animal consciente, sin mencionar que el procedimiento es muy estresante para el gato.

Muchas personas creen que su gato simplemente es demasiado viejo para la anestesia - esto es un error muy común entre los guardianes de gatos. La edad en sí misma no es una enfermedad, por lo que si tu mascota está sana, su edad no aumentará su riesgo de complicaciones por anestesia, siempre y cuando su veterinario tenga el equipo avanzado y actualizado para monitorear la anestesia y utilice los protocolos de anestesia correctos para tu gato ya mayor.

Enfermedad Renal Crónica

La enfermedad renal crónica (ERC) es muy común en los gatitos mayores. Los estudios muestran que más de la mitad de los gatos de 7 años o mayores tienen ERC, y entre el 70 y 80 por ciento de los gatos mayores de 10 años tienen la enfermedad. Una vez que se diagnostica la enfermedad renal crónica, es irreversible y podría ser difícil de manejar. El tratamiento es de apoyo y consiste en tratar de frenar la progresión de la enfermedad a través de cambios en su alimentación, inyecciones líquidas y otras terapias.

Para ayudar a prevenir la enfermedad renal crónica, recomiendo dar una alimentación a base de proteína de alta calidad en su forma natural, sin adulterar (enlatados o alimentos crudos) tan pronto como un gatito sea destetado. Esto proporcionará una alimentación rica en humedad para la vida del gato, lo que eliminará un tremendo estrés de los riñones.

En gatitos diagnosticados con enfermedad renal, se recomienda una alimentación alta en proteínas de excelente calidad y con cantidades menores que las normales de sodio y fósforo.

Los gatos con enfermedad renal funcionan mejor con alimentos enlatados para humanos de alta calidad o una alimentación casera y equilibrada con alimentos frescos. Si tu gatito con ERC todavía come croquetas, te invito a tratar de hacer el cambio a una alimentación rica en humedad, si es posible para ayudar a nutrir los riñones. Lo más importante, los gatos con enfermedad renal deben seguir comiendo y el acceso ilimitado al agua fresca siempre debe ser proporcionada.

Enfermedad Degenerativa Articular

En un estudio reciente de 100 gatos de 12 años de edad o más, hasta el 90 por ciento tenía enfermedad articular degenerativa (EAD), con el codo siendo la localización más frecuente. La EAD causa dolor crónico en los gatitos que sus guardianes a menudo no se dan cuenta o amortizan al envejecimiento normal.

Signos específicos a observar incluyen menor actividad, dificultad para saltar, cojera y pérdida de cabello en la articulación afectada debido a la sobre-preparación. Los gatitos con dolor de EAD también pueden perder su apetito, eliminan fuera de la caja de arena, son irritables o agresivos y menos sociales.

Por desgracia, dado los gatos son tan fisiológicamente únicos, hay muy pocos, analgésicos farmacéuticos seguros y eficaces que se pueden dar a largo plazo para controlar las enfermedades crónicas como la enfermedad articular degenerativa.

Hay una serie de cosas que puedes hacer para aliviar el dolor de tu gatito y mejorar la movilidad. Estos incluyen la quiropráctica, masaje terapéutico, estiramientos para gato, la acupuntura, la proloterapia, el Asís Loop (una forma de terapia pulsada de campo electromagnético), y la terapia con láser.

También hay ciertos suplementos que puedes tratar de incluir a la dieta de tu gato que proporcionan la materia prima para la reparación y mantenimiento del cartílago, incluyendo el sulfato de glucosamina, mejillón perna, MSM y membrana de la cáscara de huevo; homeopáticos, basados ​​en los síntomas de tu gatito, pero pueden incluir Rhus Tox, Bryonia y árnica; ubiquinol; cúrcuma; espirulina y astaxantina; fórmulas naturales anti-inflamatorias tales como enzimas proteolíticas; Complejo EFAC; y aceite de krill.

Te recomiendo que trabajes con un veterinario holístico para determinar cómo tratar mejor la inflamación y el dolor causado por la enfermedad articular degenerativa de tu mascota, así como la forma de nutrir el cartílago restante.

Hipertiroidismo

Hipertiroidismo felino ha alcanzado proporciones epidémicas en los Estados Unidos con más del 10 por ciento de los gatitos mayores de 10 años diagnosticados con la enfermedad. Aproximadamente la mitad de los gatos que desarrollan hipertiroidismo tienen un aumento en el apetito. Alrededor del 90 por ciento en última instancia, pierden peso, ya que la enfermedad provoca un aumento en las tasas de metabolismo.

Otros síntomas incluyen presión arterial alta, vómitos frecuentes, aumento de la temperatura corporal, frecuencia cardíaca, respiración e hiperactividad. Una combinación de aumento de apetito, pérdida de peso y repentinos estallidos de energía en un gato adulto es una señal de que podrías tener un gatito con hipertiroidismo. Has una cita con tu veterinario tan pronto como sea posible. El trastorno se podría diagnosticar con un simple análisis de sangre.

Para ayudar a prevenir la enfermedad de la tiroides en tu gatito:

  • Aliméntalo con una alimentación equilibrada de preferencia cruda y apropiada para su especie. Si le preparas una alimentación equilibrada, hecha en casa tendrás un control completo sobre los niveles de yodo en la alimentación de tu mascota. Los niveles de yodo en la alimentación de los gatos se han relacionado con el hipertiroidismo.
  • Evita alimentar a tu gato con una alimentación a base de pescado. Los mariscos son una fuente muy rica de yodo, pero los gatos no están diseñados para procesar una gran cantidad de yodo.
  • También evita alimentarlo con productos de soya, ya que se han relacionado con daño de la tiroides.
  • Elimina los productos químicos retardantes de llama (difenil éteres polibromados o PBDE) de su medio ambiente. Estudios recientes han relacionado estos productos químicos en el polvo de la casa con el creciente problema de la enfermedad de tiroides en los gatos domésticos.

También recomiendo, que después de los 10 años, revises anualmente los niveles de la tiroides de tu gato.

Diabetes

La diabetes mellitus es otra enfermedad demasiado común en los gatos mayores, y es especialmente frecuente en gatitos alimentados con una alimentación de comida seca a base de carbohidratos.

Desafortunadamente, muchos veterinarios aun recomiendan una alimentación "recetada" o comercial para gatos diabéticos. Estos alimentos normalmente contienen una pequeña cantidad de proteína prestada y una enorme cantidad de fibra. Una alimentación deficiente en proteína de alta calidad forzará el cuerpo de un gato para metabolizar su propio músculo, lo que contribuye a la pérdida de músculo y debilidad de las extremidades traseras características de la neuropatía diabética.

La nutrición ideal para los gatos es carne animal entera, fresca y sin procesar, órganos y huesos, con una pequeña cantidad de vegetales. Por desgracia, ya que la mayoría de los gatos mayores con diabetes han pasado sus vidas comiendo alimentos comerciales procesados para mascotas - normalmente croquetas - podría ser un desafío insuperable lograr la transición a una nueva alimentación de un gatito enfermo con poco o ningún apetito.

Si este es el caso de tu gato, te recomiendo añadir a la comida normal de gato enlatada libre de granos y papa tanto como sea posible. Lo importante es garantizar que tu gatito coma bien cada día, y si eso significa alimentarlo con comida seca para gatos, es lo que deberías hacer. Sólo asegúrate de también animarlo a comer un poco de comida enlatada, tanto por la proteína agregada como por la humedad que proporciona.

Con el tratamiento adecuado (que casi siempre incluye cambios en la alimentación), muchos gatos diabéticos podrían lograr una mejora.

Otro gran colaborador a la diabetes felina es la obesidad. Las mascotas obtienen sobrepeso a través de una combinación de una alimentación inadecuada, falta de control de las porciones y porque no hay suficiente actividad física para quemar calorías. Si quieres hacer todo lo posible para prevenir la diabetes en tu mascota, debes centrarte en mantener delgado a tu gatito.

Cáncer

Las neoplasias malignas, incluyendo el linfoma extranodal (un linfoma que es externo a los ganglios linfáticos), carcinoma de mama y ​​carcinoma de células escamosas de la boca o la piel, son comunes en gatitos que envejecen.

Para ayudar a tu gato a evitar el cáncer, es importante no exponerlo al humo del cigarro. Los estudios vinculan el humo de segunda mano a un aumento significativo del riesgo de linfoma maligno y carcinoma oral de células escamosas en los gatitos.

En mi opinión, los gatos no deben recibir vacunas anuales. Las vacunas innecesarias introducen adyuvantes antigénicos que contienen metales pesados ​​que con el tiempo podrían causar desequilibrios del sistema inmunológico en los gatos.

Los estudios también muestran que la obesidad aumenta el riesgo de cáncer, por lo que es importante mantener a tu gato delgado y en forma durante toda su vida.

La inflamación también podría conducir al cáncer. La inflamación se produce a partir de un número de causas diferentes. Siempre me concentro en la alimentación, en primer lugar porque sabemos que hay alimentos que provocan inflamación y alimentos que son anti-inflamatorios. Los alimentos que producen inflamación crean una respuesta inflamatoria en el cuerpo, y para los gatitos, una alimentación pro-inflamatoria es una alta en carbohidratos.

La mejor alimentación para prevenir el cáncer es una alimentación que proporciona los componentes nutricionales necesarios para mantener las células sanas y reparar las no saludables, por lo que debes evitar los alimentos transgénicos y alimentarlo con comida orgánica y libre de conservadores químicos tanto como sea posible.

Ya que los carbohidratos son nutrientes que producen inflamación y alimentan las células del cáncer, asegúrate de evitar alimentar a tu gato con granos procesados, frutas con fructosa y vegetales con almidón como las papas.

Las células de cáncer generalmente no pueden utilizar grasas de la alimentación para energía, por lo que las cantidades adecuadas de grasas de buena calidad son nutricionalmente saludables.

Como en cualquier proceso de una enfermedad, queremos diagnosticar a los gatos con cáncer lo antes posible para poder iniciar un plan de tratamiento y/o cuidados curativos para ayudar al gatito a vivir tanto como sea posible y con una buena calidad de vida.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias