12 Señales Que Indican Que Tu Mascota Tiene Demasiado Calor: ¿Puedes Reconocerlos Todos?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 08, 2015 | 3,568 vistas

Historia en Breve

  • Mantener a tu mascota segura y saludable durante los meses de verano es fácil si entiendes que tu perro o gato no maneja el calor de la misma manera que tú lo haces... y si reconoces los signos de sobrecalentamiento en tu mascota
  • Los consejos para mantener a las mascotas seguras en el calor incluyen nunca dejarlos en un automóvil estacionado, mantenerlos fuera del pavimento caliente, limitar el ejercicio al aire libre solo a los momentos más frescos del día y proporcionarle un suministro constante de agua limpia potable
  • Si tu mascota es un gato y vives en la ciudad, es importante evitar que tu gatito se convierta en una víctima del síndrome de gran altura felino

Por la Dra. Becker

El domingo, 21 de junio es el primer día de verano de este año y después de un invierno frío particularmente largo en muchas partes de los Estados Unidos sé que todos deseamos que llegue el sol, las temperaturas más cálidas y poder salir al aire libre. Aunque esta época del año es muy agradable, es importante tomar precauciones cuando se trata de diversión bajo el sol para los miembros peludos de la familia.

Los perros tienen una temperatura corporal más alta que nosotros y menos capacidad de enfriarse. Los seres humanos estamos cubiertos de glándulas sudoríparas, pero las de un perro se limitan a la nariz y almohadillas de sus pies.

Un perro sobrecalentado sólo puede regular su temperatura corporal a través del jadeo, que no es muy eficiente en el tiempo de calor. En un período muy corto de tiempo, un perro sobrecalentado podría sufrir daño crítico a su cerebro, corazón, hígado y sistema nervioso.

Reconoce los Signos de Sobrecalentamiento en Tu Mascota

La insolación - el resultado final y a menudo mortal del sobrecalentamiento - es causado por un peligroso aumento de la temperatura corporal de un animal. Mientras ocurre con mayor frecuencia en perros que se quedan en los coches durante los meses de verano, también podría ocurrir a finales de la primavera y las primeras semanas de verano, si una mascota es expuesta a altas temperaturas antes de que se haya aclimatado al calor.

Los síntomas de sobrecalentamiento incluyen:

Jadeo pesado o respiración rápida Temperatura corporal elevada
Sed excesiva Debilidad, colapsos
Ojos vidriosos Aumento del pulso y ritmo cardíaco
Vómitos, diarrea con sangre Convulsiones
Encías y lengua roja brillante u oscura Babeo excesivo
Tambaleos y tropiezos Inconsciencia

Además de los vehículos calientes, otros factores que contribuyen al sobrecalentamiento de tu mascota incluyen condiciones de humedad, falta de agua potable, obesidad y exceso de ejercicio.

Algunas mascotas tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el calor que otras, incluyendo las razas braquicéfalos (perros y gatos con caras planas y narices cortas), las mascotas viejas, perritos y gatitos, animales que están enfermos o que tienen una enfermedad crónica, mascotas no acostumbradas a climas calientes, y ​​cualquier animal doméstico dejado fuera en un clima caliente.

Consejos Para Mantener a Tu Mascota Segura en el Calor

  1. Nunca, jamás dejes a tu mascota sola en un automóvil estacionado en un día caluroso. Ni siquiera por un minuto. En un día cálido, la temperatura en el interior de tu vehículo podría elevarse rápidamente en la zona de peligro.
  2. Por ejemplo, en un día que está a 85 grados se tarda sólo 10 minutos para que la temperatura en el interior de tu automóvil estacionado suba a 102 grados. En una media hora, podría llegar a 120 grados. Dejar las ventanas abiertas no disminuye la temperatura en el interior del vehículo. Dejar el coche en marcha con el aire acondicionado encendido es peligroso por toda una serie de razones.

    Dejar a una mascota sola en un vehículo en calor o frío extremo es un acto criminal en varios estados y ciudades. La mayoría de los estatutos tienen disposiciones de rescate que permiten a ciertos individuos – por ejemplo la policía, bomberos, oficiales de control de animales, empleados de la tienda - hacer lo que sea necesario para rescatar a un animal atrapado en un vehículo en temperaturas extremas.

    En los días de verano, lo mejor es dejar a tu mascota en casa donde podrá mantenerse fresca, hidratada y segura.

  3. No lleves a tu mascota a caminar o a hacer ejercicio en el pavimento caliente. Esto podría ser un asunto difícil de recordar (a menos que estés acostumbrado a pasear a tu perro descalzo), pero es muy importante. El pavimento en un día caluroso no sólo podría quemar las patas de tu perro, sino que el calor que se levanta del concreto o asfalto podría sobrecalentar rápidamente a un animal que vive cerca de la tierra. Tampoco permitas que tu mascota se pare, camine o descanse sobre superficies calientes al aire libre como aceras o estacionamientos.
  4. Que tu perro haga ejercicio durante las partes más frescas del día. En la mayoría de los lugares, esto significa temprano en la mañana o después del atardecer. Trata de mantenerlo en la sombra durante el día, y no importa la hora del día, no te excedas con sesiones de ejercicio o juegos al aire libre. Incluso en un día nublado o en la noche, un largo período de esfuerzo físico en clima caliente podría causar insolación en tu perro.
  5. Una buena regla general es que si las temperaturas exteriores alcanzaron los 90 grados, tu mascota debería estar en el interior, donde está fresco.

  6. Proporciónale mucha agua potable fresca en todo momento. Además del sobrecalentamiento, tu mascota podría deshidratarse muy rápidamente en climas cálidos. Una buena regla general es que un perro sano diariamente debe beber entre media y 1 onza de agua por cada libra de peso corporal. Y si va a estar fuera por mucho tiempo, debe tener acceso a sombra total. Periódicamente anima a tu mascota a jugar en la regadera o suavemente mójala con la manguera con agua fría para evitar el sobrecalentamiento.

Atención Habitantes de la Ciudad con Gatos: Cuidado con el Síndrome de Gran Altura Felina

Mientras que el sobrecalentamiento es un problema menor para los gatos que para los perros (porque los gatitos tienden a encontrar un lugar fresco para tomar una siesta en los días calurosos), durante los meses más cálidos del año los gatos que viven en la ciudad suelen caerse de las ventanas abiertas y escapes de fuego. Esto se conoce como Síndrome de Gran Altura Felina y podría tener consecuencias devastadoras.

Los guardianes de gatos bien intencionados que viven en edificios altos a menudo permiten a sus gatitos asolearse en las ventanas abiertas y en las escaleras de incendios. Suena lo suficientemente seguro, sin embargo, el instinto felino de cazar podría provocar que un gato trate de saltar sobre las aves o insectos en movimiento. Las caídas desde edificios altos a menudo resultan en mandíbulas rotas, pulmones perforados, miembros rotos e incluso la muerte.

Algunos datos sobre el Síndrome de Gran Altura:

  • Cuando un gato cae desde una percha alta no es intencional ni deliberado. Los gatos son inteligentes. No saltan desde lugares altos, porque saben que es peligroso.
  • La razón por la que caen los gatos generalmente se debe a que se concentran intensamente en algo que está afuera, tal vez un pájaro, y pierden su equilibrio o su instinto de caza los envía por la ventana antes de que se den cuenta de lo que están haciendo. Otra causa de caídas son los espasmos musculares normales y otros movimientos durante el sueño profundo. Un gatito podría rodar fuera de una ventana mientras cambia su posición de sueño.
  • Aunque los gatos intencionalmente no saltarían de una percha alta, tampoco se dan cuenta que no pueden cavar sus garras en superficies de ladrillo, concreto o acero para ayudar a prevenir una caída cuando pierden el equilibrio.
  • Cuando un gato cae desde una percha alta, no aterriza de lleno en cuatro patas. Aterriza con los pies ligeramente separados, que es como se producen las graves lesiones de cabeza y pelvis. Y las caídas de distancias más cortas en realidad podrían ser más peligrosas, porque el gatito no tiene tiempo suficiente para ajustar su cuerpo para aterrizar correctamente.
  • Incluso si tu gato sobrevive a una caída en condiciones relativamente buenas, aterriza en un lugar desconocido, un lugar aterrador en una acera o en la calle y fácilmente podría huir antes de que pueda llegar a él.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias