Cómo Ganar la Batalla Entre Tu Gato Quisquilloso y los Alimentos Saludables...

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 14, 2015 | 6,201 vistas

Historia en Breve

  • Cambiar la alimentación de tu gato puede ser muy difícil, especialmente si tu mascota es adicta a su comida seca que a menudo contiene demasiada sal, grasa y azúcar.
  • La transición de la comida seca a la comida enlatada debe ser muy lenta para evitar efectos nocivos para la salud, y enfermedades como lipidosis hepática e insuficiencia renal felina.
  • Además, es importante controlar las porciones de tu gato, y evitar proveer un buffet de croquetas durante todo el día.

En esta primera parte de una serie de dos partes, la Dra. Karen Becker explica cómo cambiar a tu gatito meticuloso de una alimentación de mala calidad a una nutrición apropiada para su especie que podría mejorar radicalmente su salud, longevidad y calidad de vida.

Por la Dra. Becker

A media que los dueños de mascotas se vuelven más conscientes de la importancia de la nutrición apropiada para especies de sus animales de compañía, me hago más y más preguntas sobre la mejor manera de hacer la transición de la alimentación de un gato de alimento seco a enlatado y después a crudo.

Si eres dueño de un gato, probablemente sabes lo difícil que podría ser conseguir que tu gatito acepte un nuevo tipo de alimento.

Por el contrario, a la mayoría de los perros no les importa lo que comen. De hecho, tengo perros en casa que levantan un poco de mugre o un pedazo de pelusa del suelo como si fuera una comida gourmet. Mi manada come cualquier alimento que les ponga – de buen sabor o no, saludable o no - ellos comen todo.

¿Alguna vez te has preguntado por qué los gatos, a diferencia de sus contrapartes caninas, son tan quisquillosos con las comidas?

Tu Gatito el Adicto

Es cierto. Los gatos tienen naturalezas adictivas. Y sus tendencias adictivas se extienden a sus papilas gustativas. Tu gatito está cableado genéticamente para desear alimentos ricos en grasa y sal.

Y ¿sabías que muchos gatos en realidad se vuelven adictos a la forma, así como al sabor de ciertos alimentos?

Se trata de un hecho que los fabricantes de alimentos para gatos saben muy bien, lo que les permite desarrollar alimentos destinados a ser adictivos - alimentos de una forma determinada, con sal, grasa y azúcar.

Inquietante pero cierto - hay departamentos de investigación y desarrollo en muchas de las grandes compañías de comida para gatos comercial cuyo trabajo es estudiar qué formas prefieren los gatos. Ya sea una forma de "x", triángulo, círculo o tal vez un pequeño pez, el objetivo es desarrollar productos que tu gatito demandará una vez que este enganchado.

Así es como se crean los clientes de por vida. Una vez que tu amado Fluffy es adicto a cierto tipo de alimentos, como probablemente lo sabes demasiado bien, podría parecer una tarea casi imposible introducir un alimento diferente a su alimentación.

Quiero que sepas que de hecho si es posible cambiar con éxito a tu gatito a una alimentación saludable.

Desafiante, sí, pero vale la pena. La cosa más impactante que podrías hacer por la salud de tu gato es darle de comer una alimentación adecuada nutricionalmente equilibrada. Prácticamente ninguna otra cosa que hagas para cuidar de tu gatito significará tanto para su salud, felicidad y longevidad como la comida que le proporcionas.

Regla # 1: Esto No es una Carrera

Es sumamente importante que la transición de tu gato a su nueva alimentación saludable sea muy, muy lentamente.

Tu gatito tiene un metabolismo único. Si haces cambios demasiado rápido en la alimentación es muy probable que deje de comer, ya que el nuevo alimento no satisface sus antojos.

Si ayuna, corre un alto riesgo de desarrollar una condición potencialmente mortal llamada lipidosis hepática, también conocida como enfermedad de hígado graso.

Es por eso que ni siquiera debes considerar hacer un cambio "drástico" del alimento de tu gato a un alimento saludable. A pesar de lo que podrías haber creído, tu gatito no necesariamente come cuando tiene suficiente hambre. Se sabe que los gatos dejan de comer hasta la muerte por negarse a comer cierto tipo de alimentos.

Si tu gatito se niega a comer y desarrolla lipidosis hepática, será tremendamente costoso tratar de salvarlo y no hay garantías. Lo último que quieres es un gatito mortalmente enfermo, facturas masivas del veterinario o la angustia de perder a tu mascota por completo.

Así que por favor toma esta advertencia en serio. Cambia la alimentación de tu gatito muy lentamente a una nueva alimentación saludable. Prepárate para pasar como seis meses, incluso un año, haciendo la transición gradual a una alimentación de alimentos crudos.

Tu consistencia, determinación y paciencia – mucha paciencia - y sí, el engaño, serán recompensados un día.

Regla # 2: Dado la Oportunidad de Decidir, Tu Gatito Tomará la Decisión Equivocada

Recibo muchos comentarios de dueños de mascotas en Mascotas Saludables y en mi página de Facebook donde piden ayuda para lograr que sus mascotas coman alimentos de mejor calidad.

La cosa es que tu gato por instinto no siente el impulso de comer alimentos saludables y esto se duplica si es adicto a alimentos grasos procesados de baja calidad. (Los alimentos procesados son desperdicios de tejido animal y otros subproductos que han sido manipulados en una forma de "comestibles".)

Si le das la oportunidad de elegir entre sus croquetas habituales, procesadas, ricas en grasas, cargadas con sodio, en forma de "x" y una comida que es apropiada para su especie, fresca y cruda, tu gatito escogerá su antiguo alimento e ignorara la comida que realmente necesita para estar mejor.

Tu compañero felino es un carnívoro obligado. Si vivía sólo y al aire libre, cazaría y cenaría ratones. Los gatos están diseñados a comer ratones porque los ratones proporcionan exactamente el tipo de proteína y contenido de humedad que los felinos necesitan para prosperar.

Aquellos de nosotros en el campo de la salud animal, incluyendo la Asociación Americana de Profesionales Felinos (AAFP, por sus siglas en inglés), que alientan a los dueños de gatos a cambiar a sus animales domésticos de los alimentos secos a alimentos enlatados, lo hacen porque la comida enlatada imita más de cerca la alimentación natural de tu gatito. Esto reduce el estrés biológico, que a su vez reduce enfermedades potenciales.

Muchos alimentos para gatos secos son baratos. Sin duda son muy convenientes. Y sostienen la vida. Pero no son biológicamente adecuados ni tampoco son apropiados para la especie.

La insuficiencia renal felina - una condición muy común, debilitante y a veces fatal - es más frecuente en los gatos que han vivido en un estado de bajo grado de deshidratación crónica toda su vida como el resultado de una alimentación de comida seca.

Una Palabra Acerca de los Carbohidratos

Si el alimento seco con el que alimentas a tu gatito es alto en carbohidratos como maíz, trigo, arroz o papas, lo más probable es que sea adicto a los carbohidratos.

A pesar de que los gatos no necesitan físicamente los carbohidratos, por desgracia, podrían volverse adictos a ellos con bastante facilidad.

La comida enlatada para gatos podría ser muy baja en carbohidratos y algunas marcas no contienen carbohidratos en absoluto. Tendrás que tener esto en cuenta si tratas de cambiar a un gatito adicto a los carbohidratos a una alimentación enlatada baja o nula en carbohidratos.

Como Hacer una Transición Segura y Lenta de Alimentos Secos a Enlatados

Recomiendo hacer la transición de tu gato de alimentos secos a enlatados en una de dos maneras, que voy a explicar en breve.

Pero primero - si estás acostumbrado a servirle a tu gatito un buffet de comida seca todo el día, necesitas parar. Nunca vas a convencer a tu gato a comer alimentos enlatados si tiene acceso constante a un plato de comida seca que ansía.

También, un ingrediente clave para lograr que tu gatito se interese en la comida enlatada es crear hambre en él. Él nunca tendrá la oportunidad de sentir un poco de hambre (que no se debe confundir con un período peligroso de ayuno autoimpuesto) y curiosidad acerca de la porción de comida enlatada si siempre que quiere come de su plato de comida seca.

El siguiente paso es determinar la cantidad de calorías que tu gatito necesita a diario. Podrías preguntarle a su veterinario para que te oriente.

  • Método Número 1: Divide la cantidad total diaria de alimento seco de tu gato en tres partes iguales. Para la primera semana y hasta tres semanas, sirve tres comidas a tu gato, una en el desayuno, la siguiente al mediodía y la tercera a la hora de cenar. Esto ayudará a que tu gatito crezca acostumbrado a las comidas de las porciones controladas en lugar de un buffet de todo el día.
  • Inicialmente, tu gato volverá a su tazón de desayuno vacío y se preguntara por qué no hay comida en el. No importa cómo reaccione tu gatito, tendrás que practicar el amor rudo.

    Al medio día (¡no antes!), sirve la segunda porción de alimentos secos del gatito. Similar a lo que ocurrió a media mañana, en algún momento de la tarde regresará a su plato vacío y tratara de convencerte por cualquier medio posible de que lo estas descuidando. Recuerda - ¡amor rudo!

    A la hora de cenar, dale a tu gato su tercera y última porción de alimento seco.

    Eventualmente tu querido felino aceptara de mala gana su nuevo horario de tres comidas al día.

    Una vez que el gatito come cómodamente las tres porciones de alimento seco por día, reemplaza una de esas comidas con una ración de comida enlatada. Dado que los alimentos enlatados y secos tienen diferente contenido calórico, asegúrate de ajustar el tamaño de las porciones para asegurarte que todavía consume la cantidad adecuada de calorías por día.

    La mezcla diaria ahora ha cambiado de tres comidas de alimento seco por dos secos y uno en lata. ¡La transición ha comenzado!

Ahora, algunos gatos harán bien con este método - otros se opondrán bastante. Si tu gatito está en el último grupo, de nuevo, se requerirá amor rudo. ¡Y consistencia - determinación - paciencia!

Las dos comidas de alimentos secos proporcionarán suficientes calorías por lo que tu gato no desarrollara problemas en el hígado. La poquita hambre por reducir el consumo calórico proporcionara el estímulo que necesita para que finalmente pruebe la comida enlatada.

Una vez que tu gato come cómodamente dos comidas de alimentos secos y una de enlatada durante varias semanas, cambia la mezcla de nuevo - a dos comidas de comida enlatada y una seca. No te olvides de ajustar las partes para alcanzar la cantidad de calorías correcta.

Después de varias semanas de éxito con la combinación de dos porciones de comida enlatadas por una seca, podrías completar la transición al servir únicamente comida enlatada en las tres comidas.

¡Enhorabuena! La parte más difícil de la transición de la mayoría de los gatos a una alimentación nutricionalmente adecuada es el paso de la comida seca a los enlatados. Si has seguido los pasos anteriores y tu gatito ahora sólo come alimentos en lata, es muy probable que lo peor haya quedado atrás.

En la segunda mitad de esta serie voy a discutir las diferencias en la calidad de los alimentos enlatados y cómo cambiar a tu gatito a una alimentación de alimentos crudos óptimamente saludable.

¡Mantente al tanto!