Ocultar
Perro Cansado

Historia en Breve -

  • Cuando tu perro no se siente bien, es difícil decidir si esperar a que pasen los síntomas, u oprimir el botón de pánico
  • Lo que ocasiona que esta decisión sea aún más complicada es que, algunos de estos síntomas podrían señalar tanto una enfermedad leve y transitoria… como un desorden que podría significar un peligro de muerte.
  • Existen algunos síntomas que no deben ser ignorados, ya que esperar a ver qué sucede, podría no ameritar el riesgo.
 

10 Síntomas Que Nunca Deberías Ignorar

Junio 17, 2015 | 71,460 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Si tu perro comienza a actuar de manera extraña o parece estar un poco “apagado” sin explicación alguna, frecuentemente es imposible saber si hay que esperar a ver qué tiene, u oprimir el botón de pánico. Esto es particularmente cierto cuando los síntomas son característicos de ciertas condiciones benignas, así como de desórdenes que podrían atentar contra su vida.

Los siguientes síntomas caen dentro de la categoría de No Ignorar. Pueden o no indicar una enfermedad subyacente severa, pero deben ser investigados inmediatamente por un veterinario o una clínica animal de emergencia.

10 Síntomas Perrunos Que No Deben Ignorarse

1. Pérdida de apetito y pérdida de peso. Frecuentemente, la pérdida del apetito es uno de los primeros síntomas de una enfermedad subyacente en las mascotas. Podría haber muchas razones por las cuales tu perro no siente hambre o se rehúsa a comer, sin embargo, esto podría afectar su salud de manera negativa dentro de 24 horas. Y para los cachorros de 6 meses o menos, el problema podría ser todavía más grave.

La pérdida de peso es el resultado de un desequilibrio calórico y podría ser consecuencia de anorexia (pérdida del apetito) o debido a que el cuerpo del perro utiliza o elimina los nutrientes esenciales de los alimentos más rápido de lo que son reabastecidos. La pérdida de peso que excede el 10 por ciento del peso normal de tu perro sería un foco rojo para el veterinario. Podría deberse a varias razones subyacentes, algunas de las cuales son muy graves.

2. Letargo y fatiga extrema. Un perro letárgico parecerá adormilado, “flojo” o indiferente. Podría responder lentamente a lo que ve, escucha otros estímulos a su alrededor.

El letargo o agotamiento es un síntoma no específico que podría señalar una variedad de potenciales desórdenes subyacentes, entre los cuales se encuentran algunos que son graves o hasta mortales. Si tu mascota está letárgica por más de 24 horas, es momento de hacer una cita con el veterinario.

3. Toser. En los perros, la tos generalmente indica un problema subyacente, a menos que se trate de un sólo episodio. Algunos ejemplos son: una posible obstrucción en la tráquea, tos de perrera, bronquitis, neumonía, dirofilariasis (parásitos del corazón), insuficiencia cardiaca y tumores pulmonares.

Todas las causas de la tos deben investigarse, y en la mayoría de los casos, recibir tratamiento.

4. Fiebre. Si aumenta demasiado la temperatura de tu perro, generalmente significa que tu cuerpo combate alguna infección. La temperatura normal en los perros es de 100.5 a 102.5 grados Fahrenheit. Si tu mascota se siente caliente y su temperatura es más alta de lo normal, haz una cita con el veterinario.

5. Dificultad para respirar. Un perro con insuficiencia respiratoria tendrá dificultad al respirar o falta de aire, lo que puede ocurrir cuando inhala o exhala. La dificultad al respirar puede significar que sus tejidos no reciben suficiente oxígeno. Además, los perros con insuficiencia cardiaca podrían no ser capaces de enviar suficiente sangre a sus músculos y otros tejidos.

La insuficiencia respiratoria frecuentemente va de la mano con el aumento de fluido en los pulmones o en la cavidad pectoral, lo que ocasiona la falta de aire y tos. Si tu perro de pronto tiene problemas para respirar que no han sido diagnosticados, debe ver a un veterinario inmediatamente.

6. Problemas para orinar. Entre estos encontramos: incomodidad al orinar, esfuerzo para orinar y frecuentes intentos de orinar sin éxito. Si tu perro llora al orinar, parece estar preocupado por esa parte de su cuerpo o se lame excesivamente en esa área, debes hacer una cita con el veterinario inmediatamente.

Existen varias causas subyacentes para las dificultades urinarias, algunas de las cuales podrían causar la muerte en tan sólo unos días.

7. Diarrea, orina o vómito con sangre. La sangre digerida que se encuentra en el excremento de tu perro aparecerá melaza. La sangre fresca en las heces indica sangrado en el colon o recto. Cualquiera de estas situaciones es razón para preocuparse y debe ser investigada tan pronto como sea posible.

La sangre en la orina del perro, llamada hematuria, puede ser evidente o microscópica. Existen varios desórdenes graves que podrían ocasionar sangre en la orina, como el bloqueo del tracto urinario, infección bacteriana, e incluso cáncer.

La sangre en el vómito puede ser rojo brillante (fresca), o parecida a los granos de café (lo que indica que ha sido parcialmente digerida). Existe una variedad de razones por las cuales tu perro podría vomitar sangre, algunas de las cuales son relativamente leves, aunque otras podrían ser graves e incluso mortales.

8. Caminar de un lado a otro, agitación, intentos de vomitar sin éxito. Cuando un perro camina de un lado a otro y parece no querer o no ser capaz de calmarse, puede ser una señal de que padece dolor, malestar, o angustia. Una condición muy grave, en la cual son comunes estos síntomas es la dilatación vólvulo gástrica (GDV, por sus siglas en inglés), también conocida como bloat (hinchamiento). Otro signo de bloat es cuando el perro intenta vomitar pero no lo logra.

Bloat es una condición con riesgo de muerte que es más frecuente en los perros de raza grande o en aquellos con un pecho ancho.

9. Desmayo o colapso. Cuando un perro se desploma, significa que ha sufrido una repentina pérdida de fuerza, lo que ocasiona que se caiga y no sea capaz de levantarse de nuevo. Si un perro que ha colapsado también pierde el conocimiento, se ha desmayado.

Cualquiera de estas situaciones son una emergencia, incluso si tu perro se recupera rápidamente y parece estar normal pocos segundos o minutos después del colapso.

Todas las causas del desmayo o colapso son graves y requieren una visita inmediata al veterinario. Éstas podrían ser un problema potencial del sistema nervioso (cerebro, médula espinal o nervios), del sistema músculo esquelético (huesos, articulaciones y músculos), del sistema circulatorio (corazón, vasos sanguíneos, sangre), o del sistema respiratorio (boca, nariz, garganta, pulmones).

10. Ojo(s) rojo(s). Si el área blanca del ojo de tu perro se vuelve rojo brillante, es una señal de inflamación o infección que manifiesta una enfermedad grave, que podría involucrar los párpados exteriores, tercer párpado, conjuntiva, cornea o esclera del ojo.

El enrojecimiento también podría indicar la inflamación de otras estructuras dentro del ojo, desórdenes de la cuenca y hasta glaucoma.

Algunos problemas del ojo pueden causar ceguera, así que cualquier cambio significativo en el aspecto del ojo de tu perro que debe ser investigado.

Algunos síntomas de enfermedades de los perros pueden manejarse simplemente con permitirles seguir su curso, por ejemplo, cuando se trata de un malestar gastrointestinal temporal debido al exceso de bocadillos.

Otros síntomas pueden ser tan repentinos, graves y alarmantes que sabrás que es necesario llevar inmediatamente a tu mascota al veterinario o a un hospital animal para emergencias.

Los 10 síntomas mencionados anteriormente son menos evidentes, así que espero haberte brindado una guía en caso de que tu mascota desarrolle síntomas que señalen una enfermedad potencialmente grave o de riesgo de muerte.

[+] Fuentes y Referencias