Ocultar
Análisis de Orina Canina

Historia en Breve -

  • La orina de tu perro, que es el producto final de un proceso de filtración que elimina los desechos de su cuerpo, es una medida de salud
  • El color de la orina de tu perro puede darte información sobre su nivel de hidratación, así como una posible enfermedad
  • Tu veterinario debe realizar un análisis de orina al menos una vez al año en las mascotas sanas y más seguido en los animales de edad avanzada y aquellos con problemas de salud crónicos
  • Los elementos importantes de un análisis de orina incluyen la inspección visual de la muestra de orina, prueba con tira reactiva y evaluación microscópica del sedimento urinario
 

La Económica Prueba Anual Que Todo Perro Necesita

Julio 29, 2015 | 8,639 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Dado a que recientemente he estado hablando bastante del excremento de perro, he decidido también hablar sobre la orina. La orina, por supuesto, es el producto final de un proceso de filtración que elimina los productos de desecho y productos metabólicos finales de la sangre de tu mascota.

De hecho se puede aprender mucho sobre la salud de tu perro evaluando varios aspectos de su orina.

Los riñones contienen nefronas que se componen por glomérulos, que actúan como unidad de filtración y el túbulo, que modifica el filtrado (productos de desecho). El filtrado pasa los riñones a través de lo uréteres hacia la vejiga, en donde se almacena hasta que se excreta del cuerpo a través de la uretra.

La orina que se elimina del cuerpo de tu perro contiene sedimentos que reflejan la salud de todas las células y estructuras del tracto urinario. Un análisis de orina completo mide la función de las nefronas y da información sobre el estado metabólico y de fluidos del animal. La prueba también se utiliza para evaluar las sustancias en la orina que podrían indicar un proceso de enfermedad subyacente.

¿De Qué Color es la Orina de Tu Perro?

Una de las cosas más obvias sobre la orina de perro es, por su puesto, su color. En términos generales, hay tres categorías de colores de orina de un perro:

  • Clara a amarillo claro
  • Brillante o amarillo oscuro
  • Marrón, naranja o rojo-rosado

El color del que debe ser la orina de tu perro es clara a amarillo claro. Esto significa que está bien hidratado. Debe ver algo de amarillo en la orina, porque la orina que consistentemente se ve como agua, sin nada de amarillo, generalmente es una señal de que tu perro está tomando mucha agua o es incapaz de concentrar su orina.

La intoxicación por agua puede dar lugar a un grave problema de salud llamado hiponatremia (niveles de sodio excesivamente bajos), que es una enfermedad muy rara pero fatal en los perros. Comúnmente, los perros se hidratan en exceso debido a la sed provocada por un problema con los riñones. Si tu perro toma mucha agua y su orina es clara la mayor parte del tiempo, entonces deberías visitar a tu veterinario.

Si la orina de tu perro es brillante o amarilla oscuro, probablemente esté deshidratado o padezca otro problema médico. Esto puede ocurrir por falta del suministro adecuado de agua potable o porque está enfermo, en cuyo caso también requiere una visita al veterinario.

Asegúrate de que tu mascota tenga agua purificada, limpia y fresca disponible todo el tiempo y si se niega a tomar agua o el color de su orina no mejora, también es momento de llamar a tu veterinario. Jamás recomiendo añadir algo al agua de tu mascota, excepto remedios homeopáticos o esencias florales (que no tienen sabor), ya que añadir otras cosas (vinagre, medicamentos, tinturas herbales o nutracéuticos) puede hacer que el agua tenga un sabor desagradable y tu mascota no beba la cantidad de agua que necesita.

Si la orina de tu perro es de otro color que no sea claro o amarillo – si es marrón, naranja o rojo-rosado, por ejemplo – debes preocuparte. La orina color marrón o naranja puede indicar la presencia de una proteína llamada mioglobina, que es liberada por los músculos de tu perro cuando está estresado o lesionado.

Si el hígado de tu mascota está produciendo mucha bilirrubina, esta será excretada por la orina, lo que le dará un color marrón. Sangre vieja en el tracto urinario a causa de una infección urinaria pasada, piedras en los riñones, infección en la vejiga o un tumor, también pueden poner la orina color marrón.

Si la orina de tu perro es color rosa o roja, indica un sangrado debido a uno o más de los problemas de salud ya mencionados u otros problemas de salud graves. Obviamente, si la orina de tu perro es de otro color que no sea claro o amarillo, debes buscar la ayuda de tu veterinario inmediatamente.

Cuándo, Cómo y Por Qué Debes Realizar un Análisis de Orina

Tu veterinario utilizará una prueba llamada análisis de orina para evaluar la salud del tracto urinario de tu perro, incluyendo los riñones y vejiga, y para checar otros indicadores de salud como la regulación de glucosa y función hepática. Recomiendo realizar el análisis de orina una vez al año en todas las mascotas y de forma más frecuente en el caso de animales de edad avanzada y con enfermedades de salud crónicas.

Muchos veterinarios prefieren recolectar muestras de orina estériles de sus pacientes utilizando un procedimiento de diagnóstico llamado cistocentesis. Una pequeña aguja unida a una jeringa se inserta directamente en la pared de la vejiga para recolectar la muestra. Las muestras de orina obtenidas de esta forma evitan la contaminación con desechos de los genitales del animal y créalo o no, generalmente no causan dolor en los gatos.

Recolectar una muestra estéril de un perro es significativamente más fácil utilizando otros métodos que recolectar una muestra de un gato, así que yo prefiero la cistocentesis principalmente para los gatos, a quienes parece no molestarles. En mi experiencia, los perros parecen más molestos por este procedimiento que los gatos.

Dado a que el “estándar de oro” para los cultivos bacterianos de orina pide muestras estériles que proporcionan los mismos pacientes (también conocido como “orine en esta taza por favor”), no veo ninguna razón para someter a tu perro a una experiencia dolorosa cuando las investigaciones muestran que la cistocentesis no proporciona más información de la que se recolecta de una muestra estéril. Por esta razón, lo que yo hago es mandar tazas de recolección estériles para que los dueños las llenen con la orina de sus perros.

Una opción de último recurso es recolectar la orina por medio de un cateterismo, ya que no solo es incomoda, sino que el potencial para causar una infección secundaria es significativa.

Bajo ninguna circunstancia (excepto cuando el paciente está paralizado) un veterinario debe intentar exprimir la vejiga de tu perro para recolectar una muestra de orina, ya que esto puede ser bastante doloroso y puede causar lesiones en la vejiga.

Las muestras de orina se deben analizar dentro de los 30 minutos de la recolección, pero no más de 2 horas después para una muestra sin refrigerar o dentro de 6 horas si es que la muestra ha sido refrigerada.

El momento ideal para recolectar la orina no es importante a menos que tu veterinario quiera evaluar la capacidad de tu perro para concentrar la orina o checar los niveles de cortisol si se sospecha de la enfermedad de Cushing. En estos casos, es necesario recolectar la orina a primera hora por la mañana.

Todas las muestras de orina recolectadas para el cultivo y pruebas de sensibilidad cuando se sospecha de una infección en el tracto urinario deberán ser recolectadas en una taza de muestras estériles y entregada a la clínica veterinaria inmediatamente para obtener resultados más precisos.

Lo Que la Muestra de Orina de Tu Perro Revela Sobre su Salud

La primera prueba de una muestra de orina es un examen visual. Tu veterinario notará el color de la orina tal y como lo describimos anteriormente y si está turbia o no, lo que podría sugerir una infección o la presencia de proteína. El color y claridad de la orina es importante porque en algunos casos puede afectar adversamente la siguiente fase de la prueba, la prueba con tira reactiva. Por ejemplo, si la muestra es color rojo brillante, puede elevar falsamente las lecturas de las tiras reactivas de proteína, acidez y gravedad especifica.

La prueba con tiras reactivas utilizan una fina pieza de plástico con pequeñas tiras de almohadillas tratadas químicamente que cambian de color cuando entran en contacto con ciertas sustancias en la orina. La prueba puede comprobar las siguientes medidas:

  • Acidez (pH). El nivel de pH indica la acidez de la orina. En perros sanos, el pH de la orina debería estar en un rango de 6.0 a 6.5
  • Gravedad especifica. Esta es una medida de la concentración de la orina de tu perro, que es una medida de la función renal. La orina puede estar muy diluida o muy concentrada. La orina diluida (gravedad especifica baja) es del color del agua, mientras que la orina concentrada (gravedad especifica alta) es color amarillo oscuro o brillante. Es importante saber que la gravedad especifica de la orina de un perro sano variará a lo largo del día, dependiendo del nivel de actividad y cantidad de agua que tome.
  • Proteína. La proteína no es un componente normal de la orina, por lo que una prueba de tira reactiva positiva para la proteína puede indicar una infección bacteriana, un problema con los riñones o sangre en la orina. Si tu mascota está pasando proteínas, pídele a tu veterinario que realice un índice proteína - creatina en la orina (UPC por sus siglas en inglés) o nivel de microalbuminuria (MA) para determinar cuantitativamente la cantidad de proteína que está pasando.
  • Azúcar. Tampoco es normal encontrar azúcar en la orina. Su presencia indica la posibilidad de diabetes mellitus.
  • Cetonas. Las cetonas son productos secundarios producidos por las células del cuerpo de tu mascota cuando no están recibiendo la energía adecuada en forma de nutrientes. Las cetonas en la orina son otra bandera roja para la diabetes.
  • Bilirrubina. La bilirubinuria (bilirrubina en la orina) es un signo de que los glóbulos rojos están siendo destruidos a una tasa más alta de lo normal. Este problema se presenta en perros con trastornos hepáticos y enfermedades autoinmunes. Es importante notar que la sangre en la orina de una infección previa puede manchar la tira de bilirrubina en la prueba de tiras reactivas, ocasionando lecturas falsas para una enfermedad hepática potencial.
  • Sangre. La prueba de tiras reactivas recogerá la presencia de glóbulos rojos u otros componentes de sangre en la orina. Este resultado va seguido por una evaluación microscópica de la orina en busca de infección, inflamación o cálculos renales o en la vejiga.

Otra Prueba Importante: Evaluación Microscópica del Sedimento Urinario

Otra prueba que debería realizarse en la muestra de orina de tu perro es una evaluación microscópica del sedimento urinario. Esto se logra poniendo la orina en una centrífuga, que al final deposita cualquier célula y otra anormalidad (el sedimento urinario) al fondo del tubo de prueba en donde puede ser recolectado y evaluado bajo un microscopio.

Los resultados del sedimento urinario que necesitan mayor investigación incluyen:

  • Glóbulos blancos. La presencia de los glóbulos blancos puede ser señal de infección o inflamación en la vejiga o riñones.
  • Glóbulos rojos. La presencia de glóbulos rojos podría indicar trauma o irritación de la pared de la vejiga o riñones y comúnmente se encuentran en perros con infección en la vejiga o riñones, cálculos renales, cistitis intersticial (inflamación del revestimiento de la vejiga) y cáncer en el tracto urinario.
  • Bacteria. Las bacterias en el sedimento urinario pueden ser signo de infección, sin embargo, si no hay bacterias en el sedimento, no descarta una infección en la vejiga o riñones si la bacteria se encuentra en la muestra de orina. Siempre debe pedir un cultivo de orina para clarificar si es que el sedimento no respalda un diagnóstico de una infección en el tracto urinario y tu mascota muestra los síntomas clásicos, como orinar con mayor frecuencia o dolor al orinar.
  • Del mismo modo, si la muestra no fue recolectada en una taza estéril proporcionada en la clínica veterinaria, podría haber contaminantes bacterianos que podrían hacer que el veterinario prescriba antibióticos innecesarios. Si tu veterinario piensa que podría haber una infección de vejiga, siempre solicita un cultivo como prueba de infección y para asegúrate de que se le dé el tratamiento apropiado.

  • Cilindros. Los cilindros son el revestimiento interior de las células encontradas en los tubos de los riñones y cuando aparecen en el sedimento de la orina, son un signo de problema en los riñones como infección, inflamación o toxina ingerida.
  • Cristales. Los cristales en la orina de tu perro generalmente se presentan cuando el pH de la orina está fuera de rango o cuando hay bacterias presentes.
  • Células atípicas. Las mascotas con tumores vesicales ocasionalmente arrojan células atípicas en la orina, así como los animales con paredes de la vejiga irritadas.

Espero haberte dado información valiosa sobre por qué la orina de tu perro es una medida importante para conocer su salud. Hay pruebas adicionales que se pueden realizar con una muestra de orina que no forman parte de la rutina de un análisis básico de orina, incluyendo la prueba de antígeno tumoral de la vejiga.

Un análisis de orina rutinario en las mascotas sanas, y sin duda en perros que muestran signos de problemas del tracto urinario u otras enfermedades es una parte esencial para brindarle un cuidado de salud proactivo a nuestras mascotas.