Ocultar

Historia en Breve -

  • El caldo de huesos es rico en minerales, colágeno, médula ósea y gelatina que mantienen la buena digestión de tu mascota, la salud de sus articulaciones, sistema nervioso y más
  • El caldo de huesos brinda una fuente altamente concentrada de nutrición para las mascotas que han estado enfermas recientemente, que son mayores de edad o se han vuelto exigentes para comer
  • En el verano, congela charolas de hielo con caldo de huesos para hacer paletas; en el invierno, sírvelo ligeramente caliente en un tazón o en conjunto con la comida regular de tus mascotas
 

Un Bocadillo Veraniego Para Mascotas: Paletas de Caldo de Huesos

Agosto 20, 2015 | 3,249 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Los perros disfrutan un bocadillo frío durante el caluroso verano de la misma forma que nosotros. Sin embargo, resiste la tentación de dejarlos chupar una paleta o helado para humanos, pues están llenos de azúcar, colorantes artificiales y otros ingredientes sin los cuales tu mascota estará mucho mejor.

En su lugar, prepárale un lote de paletas de caldo de huesos especialmente para ella. El caldo de huesos es rico en minerales, como calcio y fósforo, así como en colágeno y médula ósea, y se ha convertido en un superalimento para los humanos...aunque también es un antiguo alimento básico que le encanta a las mascotas.

En el invierno, puedes modificar esta receta y darle a tu perro un caldo de huesos tibio en un tazón. Pero durante la "canícula”, probablemente esta versión en forma de paletas sea todo un éxito.

Paletas de Caldo de Huesos

Ingredientes:

  • Agua filtrada
  • Huesos orgánicos: pueden ser de pollo, cordero, bisonte o res
  • Vinagre orgánico: Vinagre de Cidra de Manzana crudo marca Bragg (sugerencia)

Instrucciones:

  1. Prepara caldo de huesos en una olla
  2. Separa los huesos del caldo
  3. Muele los huesos en un procesador de alimentos hasta que estén pulverizados
  4. Mezcla los huesos molidos en el caldo, viértelo en una charola para hielo y mételo al congelador (nota: si tu perro come demasiado rápido, congela el caldo en un molde de pan para prevenir que inhale los cubos de hielo)
  5. Ofréceselo a tu perro como un delicioso bocadillo rico en minerales durante todo el verano, lo cual lo mantendrá hidratado y feliz
Caldo de Huesos Preparado

Prepara los Huesos

Muele los Huesos

Mezcla los Huesos Molidos en el Caldo

Por Qué el Caldo de Huesos es un Excelente Bocadillo Para Tus Mascotas

El caldo de huesos es económico, fácil de preparar, y lo mejor de todo, increíblemente nutritivo para las mascotas. Cuando los huesos se hierven a fuego lento durante toda la noche (o incluso más), permite que los minerales y médula ósea se filtren al agua, lo que le brinda a tu perro (o gato) una variedad de nutrientes en una forma fácil de absorber. Esto incluye, pero no se limita a:

Calcio, fósforo y otros minerales Componentes de colágeno y cartílago
Silicio y otros minerales traza Componentes del hueso y la médula ósea
Glucosamina y sulfato de condroitina Los aminoácidos “condicionalmente esenciales” prolina, glicina y glutamina.

El cartílago y colágeno que quedan en el caldo son excelentes para los perros que padecen de dolor articular y podría ayudar a reducir su dolor e inflamación. También se sabe que el cartílago mantiene la salud del sistema inmunológico, mientras que los aminoácidos en el caldo de huesos (como glicina, prolina y arginina) combaten la inflamación.

Los minerales en el caldo ayudan a mantener la salud de los huesos, al igual que el colágeno que contiene. La gelatina en el caldo de huesos también podría mantener el crecimiento de los músculos, por lo que es útil para los perros atléticos y para las mascotas mayores.

El caldo de huesos también es fácil de digerir y brinda un excelente mantenimiento al tracto gastrointestinal. De hecho, el caldo de huesos brinda una fuente altamente concentrada de nutrición para mascotas que han estado enfermas recientemente, que son mayores de edad o se han vuelto quisquillosas para comer.

No es una alimentación balanceada, pero funciona muy bien como bocadillo o en el caso de las mascotas que se reúsan a comer. También puedes añadir el caldo a las comidas diarias de tu mascota, para darles más sabor y nutrientes. Incluso ayudara a tu mascota a desintoxicarse de los contaminantes ambientales que enfrenta diariamente. Como afirma la revista Dogs Naturally:1

“El hígado es el órgano maestro de la desintoxicación. El hígado del perro está bajo ataque diariamente, ya que el pobre se acuesta en alfombras y pisos que han sido tratados con sustancias químicas, camina sobre el pasto que ha sido tratado y rociado con venenos, consume alimentos tóxicos e ingredientes sintéticos, y sufre por los antiparasitarios tóxicos, sustancias que previenen que tenga pulgas y garrapatas, medicamentos, antibióticos, vacunas, y mucho más.

El hígado no está diseñado para sufrir este ataque violento y su capacidad para desintoxicar está limitado por la disponibilidad del aminoácido glicina. ¿Y, adivina qué tiene toneladas de glicina? ¡El caldo de huesos!”

¿Eres Nuevo en la Preparación de Caldo de Huesos?

El caldo de huesos es más fácil de hacer de lo que piensas. Comienza con ingredientes de la más alta calidad que puedas encontrar, como huesos de pollo o res orgánico y de pastoreo. Puedes usar un pollo orgánico completo (las mascotas disfrutarán la carne) o busca huesos de muslo de vacas orgánicas (huesos para caldo).

Simplemente, llena una olla con agua pura, añade los huesos y un chorrito de vinagre. El ácido acético (vinagre) ayuda a filtrar los minerales de los huesos hacia el agua de la olla. Luego, deja que la mezcla hierva a fuego lento durante 4.5 horas.

En este punto, la carne se despegará de los huesos y puedes retirarla (igual que la piel) de la olla. Regresa el caldo y los huesos a la estufa, añade otro chorrito de vinagre y deja que siga hirviendo a fuego lento durante 24 horas, para asegurarte de que se extraigan todos los nutrientes de los huesos.

Cuando esté lista la segunda ronda de caldo, cuélalo para eliminar los huesos y fragmentos cocidos. Puedes tirarlos, o como se mencionó anteriormente, molerlos con un procesador de alimentos y añadirlos al caldo.

Con un pequeño esfuerzo de tu parte, ¡tendrás un superalimento que le encantará a tu mascota y que le brindará confort y nutrientes durante el año entero! (y como un bono, tú también lo puedes comer)

¿Quieres más recetas caseras para mascotas? Échale un vistazo a mi libro electrónico, Premios Caseros para Mascotas Saludables: Recetas Nutritivas para Gatos y Perros. Este libro digital está lleno de ideas para preparar alimentos caseros para perros y gatos, los cuales son formulados personalmente por mi mamá y por mí, y estoy segura de que a tus mascotas les encantarán. Incluye -- más de 20 recetas apropiadas según la especies - bocadillos crujientes, sabrosos y salados e incluso postres para mascotas.

[+] Fuentes y Referencias