8 Cosas Que Solo los Amantes de Gatos Comprenden

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 12, 2015 | 3,719 vistas

Historia en Breve

  • Si compartes tu vida con un gato, sabes lo inesperado y divertido que puede ser. Nuestros amigos felinos son una fuente inagotable de fascinación y entretenimiento
  • Hay muchas cosas acerca de vivir con ellos que sólo los “amantes de gatos” realmente entienden

Por la Dra. Becker

Abrirle tu corazón y hogar a un gato es una experiencia sin igual. No es como vivir con un perro, ave o hámster.

Los compañeros felinos son fascinantes ya que a pesar de estar domesticados, conservan muchos de los instintos y comportamientos naturales de sus primos silvestres.

Los amantes de gatos también son únicos, ya que hay cosas acerca de compartir la vida con un gatito que solamente ellos pueden entender.

8 Cosas Que Sólo los Amantes de Gatos Comprenden

  1. Los gatos no respetan los límites personales (excepto los suyos). Los guardianes de gatos están acostumbrados a compartir cada pulgada cuadrada de espacio con su felino favorito. Por ejemplo, los gatitos descubren a una temprana edad, que un humano sentado en el baño es un público cautivo y sus piernas son el blanco perfecto para las embestidas (esto es cuando tu gato golpea repetidamente la parte baja de tus piernas con su cabeza y se frota contra ellas).
  2. No hace falta decir, que esto no funciona en ambas direcciones, así que ni te atrevas a mirar en la dirección de tu gatito cuando esté en su caja de arena.

  3. La casa pertenece al gato. Cualquier persona con la audacia de reducir el territorio de Fluffy al cerrar las puertas de ciertos cuartos se arrepentirá - especialmente si él o ella está de un lado de la puerta mientras que el gatito está del otro. Habrá aullidos, rasguños, golpes y patas que aparecen y desaparecen por debajo de la puerta.
  4. Muchos gatos listos han descubierto cómo hacer funcionar los picaportes después de haberse quedado fuera de alguna habitación en "su" casa.

  5. Todos los lugares soleados también pertenecen al gato. Los gatos prefieren una temperatura ambiente alrededor de 20 grados más cálida de lo que es cómodo para los humanos, así que encuentran formas creativas para mantenerse calientes. Es por esto que los gatitos tienden a estirarse en las áreas donde haya luz solar - en el suelo, los muebles, la repisa de la ventana, o justo en medio de tu escritorio o sobre la barra de la cocina mientras trabajas.
  6. Conocer cuáles son los lugares donde cae la luz solar y limpiarlos previamente para la Señorita Gatita es lo menos que puedes hacer por 'Aquella a la Que No Se le Ha de Negar Nada.'

  7. Si se mueve, es una presa. Y esto aumenta el doble si "lo" que sea que se mueva, lo hace rápida o furtivamente o está debajo de algo. Obviamente, esto hace que la lista de "presas" alrededor de la casa sea larga, e incluye cualquier cosa real o imaginaria que se mueva debajo de las sábanas, papeles o áreas con alfombras. También incluye tus tobillos, si tu gatito te acosa mientras caminas de habitación en habitación, y tus dedos, si los mueves debajo de las sábanas mientras duermes.
  8. La buena noticia es que una vez que tu gatito te ha atrapado con un rápido golpe o rasguño de sus garras afiladas, te dejará libre cuando grites de dolor. Hasta la próxima vez.

  9. La aspiradora es el diablo. Es escandalosamente ruidosa, y los gatos odian el ruido. A Fluffy no le podría importar menos cómo eliminas el pelo que él deposita generosamente por todos lados – él se desharía de la canalla aspiradora si pudiera hacerlo. A falta de eso, le gustaría que al menos mostraras un poco de respeto por su delicada sensibilidad y le avisaras antes de prender esa horrible cosa.
  10. El trasero de un gato es tan lindo como su cara. Digamos que estás descansando en el sofá o cama y tu gatito brinca sobre tu pecho en estado afectivo. Le rascas la cabeza o acaricias el pelaje de su espalda, y casi inmediatamente, su cola está parada y su trasero está a una pulgada de tu cara.
  11. Los guardianes de los gatos saben que esta es sólo una forma felina de ser sociable. Tu gatito está buscando tu atención y afecto. Puedes voltearlo para que esté frente a ti, pero no te ofendas, ya que su intención no era mala.

  12. La cabeza humana es un excelente poste para frotarse. Muchos gatos disfrutan frotarse contra las cosas, tanto como les gusta que los acaricien. Como el humano de tu gato, tu trabajo es cooperar cuando usa tu cara como poste para frotarse. Esto puede volverse un poco peligroso si eres sensible al pelo o a la pelusa del gato y Fluffy parece estar determinado a meter su cabeza en tu boca o en tu nariz. En tal caso, lo mejor es tratar de distraerlo con algunas caricias o con un juguete.
  13. Muchos gatos también le dan topes a la cabeza de su humano. Si tu gatito hace esto, está frotando su aroma en ti para que todos sepan que le perteneces.

  14. La mejor hora para maullar verdaderamente fuerte es en la noche, cuando la casa está en silencio. Algunas veces, los gatos vocalizan por una razón, por ejemplo, cuando es hora de comer o te dicen hola cuando entras por la puerta. Otras veces, maúllan sin razón aparente. Esto es especialmente así con los gatitos maduros.
  15. Las personas con gatos mayores se despiertan a menudo varias veces durante la noche debido a los aullidos y maullidos roncos, y algunas veces espeluznantes. Las primeras veces que esto sucede, brincamos fuera de nuestra cama, seguros de que un asesino de gatos con un cuchillo ha entrado a hurtadillas a la casa. Luego, visitamos al veterinario para asegurarnos de que los ruidos sobrenaturales que provienen del gatito no estén relacionados con su salud.

    Y finalmente, concebimos formas de dormir a pesar de los lamentos nocturnos, porque también hemos aprendido, que no hay forma de callar a un gato.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias