Amor Perro, Gato Tosco

Comenzó con un par de caricias, pero cuando el gatito se pone brusco con su compañero canino, no le queda más remedio que usar ‘armas pesadas’.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo