El 'Error' Alimenticio Que Considero Poco Ético...

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Octubre 04, 2015 | 3,661 vistas

Historia en Breve

  • Los perros deben consumir proteína animal porque, de los 22 aminoácidos que necesitan para satisfacer sus necesidades metabólicas y energéticas, sólo generan 12. Deben obtener los otros 10 de su alimentación, como aminoácidos preformados
  • Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que deben comer carne para sobrevivir. Los gatos no son capaces prácticamente de convertir las proteínas vegetales en las piezas faltantes necesarias para un perfil completo de aminoácidos
  • Las deficiencias y desequilibrios nutricionales ocasionados por una alimentación animal vegetariana o vegana causan inevitablemente con el tiempo condiciones médicas graves y a veces irreversibles
  • La gran mayoría de veterinarios holísticos y convencionales están en contra de alimentar a los perros y gatos carnívoros con una dieta vegetariana o vegana, e investigaciones recientes también muestran que muchas de éstas tienen deficiencia de nutrientes
  • No es ético forzar el estilo de vida personal vegetariano o vegano sobre una especie diseñada a comer una alimentación a base de carne

Por la Dra. Becker

La semana pasada, en la parte 1 de mi serie acerca de por qué las dietas veganas y vegetarianas son una mala idea para las mascotas que comen carne, hablé sobre la naturaleza carnívora de los perros y gatos, y acerca de cómo sus cuerpos están diseñados con destreza para desarrollarse con una dieta de proteína animal.

Esta semana quiero hablar acerca de por qué exactamente la proteína animal es tan esencial para la salud de gatos y perros, y por qué no es ético forzarlos a llevar una alimentación a base de vegetales.

Por Qué los Perros Necesitan Proteína Animal

Los perros necesitan 22 aminoácidos esenciales para atender todas sus necesidades metabólicas y energéticas, pero su cuerpo sólo produce 12 de esos 22. Los otros 10 deben provenir de los alimentos que consumen. Debido a que el tracto digestivo canino es corto y simple, no produce las enromes cantidades de aminoácidos que generan los herbívoros, por lo que tu perro necesita obtener aminoácidos preformados directamente de su alimentación.

La proteína que le des a tu perro debe brindarle un amplio espectro de aminoácidos para satisfacer sus necesidades nutricionales. Las fuentes de proteína con un perfil de amplio espectro de aminoácidos son: carne de res, bisonte, pollo, alce, pescado, cordero, conejo, pavo, cabra, venado y huevo.

La proteína es un componente esencial para cada célula del cuerpo de tu mascota. Los aminoácidos esenciales de la proteína animal de alta calidad desarrollan células, órganos y músculos sanos, y también brindan las enzimas y hormonas necesarias.

La grasa de la alimentación de tu perro ayuda a la absorción de ciertas vitaminas y brinda energía y ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos de las fuentes animales son importantes para sanarse, sintetizar las membranas celulares normales, reproducirse y, tener un pelaje y piel saludables.

Por Qué los Gatos Necesitan Proteína Animal

Como mencioné anteriormente, los gatos son carnívoros obligados. Obligado significa “por necesidad” o “por requerimiento biológico”. En otras palabras, los gatos deben comer carne para sobrevivir. La proteína en el tejido animal tiene un perfil completo de aminoácidos. Las proteínas vegetales no contienen todos los aminoácidos esenciales para la salud de los carnívoros obligados. Los gatitos no son capaces, en lo absoluto, de convertir las proteínas vegetales en las piezas faltantes necesarias para un perfil completo de aminoácidos.

Uno de los aminoácidos que no está en las plantas es la taurina, que se encuentra en la carne del músculo de los animales y, en particular, en los tejidos del corazón y el hígado. La deficiencia de taurina ocasiona graves problemas de salud en los gatos, como enfermedad cardiovascular y ceguera.

Consideraciones Adicionales: Vitamina D, Ácidos Grasos Esenciales y Calidad de la Proteína

Ni los gatos, ni los perros generan vitamina D en su piel con la luz del sol, así que también debe provenir de su alimentación. La vitamina D debe ser vitamina D3 (que proviene de fuentes animales), no vitamina D2 (que está en las fuentes vegetales). Los perros pueden usar la D2 hasta cierto punto, pero los gatos no - deben tener D3 en su alimentación.

A diferencia de los humanos, los perros y gatos no tienen las enzimas necesarias para convertir las fuentes vegetales de ácidos grasos esenciales de omega-3, como el ácido alfa-linoleico (ALA), en cantidades adecuadas de ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaneoico (EPA). Los perros y gatos con una alimentación vegetariana tienen deficiencia de ambos, DHA y EPA, lo que ocasiona con el tiempo una variedad de problemas inflamatorios y degenerativos.

La calidad de la proteína que le des a tu perro o gato también es muy importante. Sabemos que para las mascotas la carne animal de alta calidad es más fácil de digerir, absorber y utilizar adecuadamente. Les recomiendo enérgicamente a las personas que eviten las fuentes vegetales de proteína para los carnívoros, como la soya y el maíz, no sólo porque no son adecuados para su especie, sino porque a menudo también son transgénicos y están tratados con pesticidas.

Creo firmemente que la grasa y la proteína de la alimentación de las mascotas carnívoras deben provenir de fuentes alimenticias enteras y criadas éticamente. En las dietas vegetarianas y veganas para mascotas, los aminoácidos, vitaminas y minerales deben suplementarse con fuentes sintéticas, lo que, según mi opinión, no es ideal, porque no son alimentos enteros.

En resumen, los riesgos de alimentar a los perros o gatos con una dieta vegetariana o vegana son:

  • Consumo inadecuado de proteína total1
  • Desequilibrios de ciertos aminoácidos, como taurina y l-carnitina
  • Desequilibrio en los ácidos grasos esenciales, en especial, en el ácido araquidónico para los gatos
  • También habrá deficiencia en vitaminas y minerales – como las vitaminas B, calcio, fósforo y hierro – ya que estos nutrientes se obtienen idealmente, o únicamente, a través de la carne, huesos y otros productos animales.

Estas deficiencias y desequilibrios nutricionales pueden finalmente ocasionar condiciones médicas serias y, a veces, irreversibles.

La Comunidad Veterinaria Se Une Para Rechazar las Dietas Vegetarianas o Veganas Para Perros y Gatos

Ocasionalmente, los veterinarios prescriben una dieta vegana como una prueba alimenticia temporal para eliminar las alergias. Aunque esta nunca sea mi estrategia, si tan sólo dura un mes o dos, no debería causar daños significativos o permanentes en ningún animal adulto.

Si el veterinario tiene la sospecha de que tu perro es sensible a cierto tipo de proteína, sugiero que consideres realizar el análisis de saliva Nutriscan de la Dra. Dodds. Los resultados del análisis resaltarán los alimentos que tu mascota debe evitar.

A menos que intenten identificar las alergias alimenticias, la gran mayoría de los veterinarios convencionales y holísticos no defienden o apoyan alimentar a los carnívoros como vegetarianos. Hice este video porque los vegetarianos y veganos apasionados a menudo sienten lo contrario y realmente quieren que sus compañeros animales carnívoros se vuelvan veganos o vegetarianos.

Regularmente me llaman nuevos clientes potenciales que han escuchado que soy una veterinaria vegetariana y creen que los apoyaré en su deseo de modificar la alimentación de su perro o gato, de carnívora a vegetariana. Y se entristecen al saber que no lo apoyo.

Muchos veterinarios, como yo, tienen clientes que dicen, “Bueno, le he dado una alimentación vegana a mi perro durante dos años y parece que está excelente.” Algunos años más adelante, tenemos que tratar a estos animales desafortunados por enfermedades degenerativas que se pueden prevenir, como la diabetes tipo 2, debido a consumir demasiados carbohidratos, insuficiencia cardiaca, por la falta de aminoácidos y problemas musculo esqueléticos graves, por la deficiencia nutricional de minerales traza.

Conclusión: Por Favor No Pongas Tus Creencias Personales Por Encima de la Salud de Tu Mascota

Los dueños de mascotas que fuerzan a sus compañeros carnívoros a consumir una alimentación sin carne están poniendo sus creencias personales sobre un estilo de vida vegetariano o vegano por encima de los requerimientos fisiológicos de una alimentación a base de carne en su mascota.

Mi amiga vegana, Megan, no le gusta que use el término "forzar" cuando describo lo que hacen los guardianes de mascotas cuando deciden alimentar a su perro o gato con una dieta que no es a base de carne.

Así que le hice una sugerencia simple a Megan. Le sugerí que le ofreciera dos opciones a su perro – un platillo fresco de alimentos a base de carne, adecuado para su especie y proveniente de animales criados éticamente, y un platillo vegano y fresco...y que luego observara lo que su perro elegía comer. Obviamente, el perro eligió la comida a base de carne, lo cual comprueba perfectamente mi punto, acerca de que alimentar a un carnívoro con una dieta que no elegiría para sí mismo es, ciertamente, forzarlo a sobrevivir con una alimentación que su cuerpo no está diseñado para procesar o para aprovechar.

En conclusión, esto se trata solamente de usar el sentido común y mantener el beneficio de tu mascota como la prioridad número uno. Si tus hábitos alimenticios o tu filosofía personal son tan fuertes como para hacer que toda tu familia los siga, te recomiendo que elijas cuidar a una especie cuyas necesidades alimenticias naturales estén alineadas con las tuyas. Si eres un vegetariano o vegano y no puedes soportar ver carne, o incluso pensar en ella, elije a un compañero animal que haya sido diseñado por la naturaleza para ser vegetariano.

Si tu mascota es un conejo y estás muy comprometido con un estilo de vida Paleo, por favor no fuerces a tu conejo a tener hábitos carnívoros. Si tu mascota es una serpiente, no te enojes cuando rechace la ensalada. Entiendes la idea…

No es ético presionar a otra especie que no tiene los mismos requerimientos biológicos que tú a que siga tu filosofía nutricional personal.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Journal of the AVMA, August 15, 2015, Vol. 247, No. 4, pp 385-392