Ocultar

Historia en Breve -

  • La apariencia un tanto intimidante del gato Esfinge oculta su personalidad vivaz, traviesa y cariñosa
  • El gato Esfinge sólo parece no tener pelo—aunque, en realidad, está cubierto con pelusa suave y rizada. Necesita baños regulares para eliminar los aceites que se acumulan en su piel
  • Estos gatos son artistas y acróbatas naturales
  • Si estás pensando en incorporar a un gato Esfinge a tu familia, asegúrate de primero revisar los albergues locales y organizaciones de rescate para ver si hay algún gato disponible para adopción
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

¿Necesitas Una Risa? Trae a Casa a Esta Mascota Divertida

Noviembre 6, 2015 | 3,291 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

La apariencia un tanto intimidante del gato Esfinge oculta su personalidad vivaz, traviesa y cariñosa.

El gato Esfinge sólo parece no tener pelo—aunque, en realidad, está cubierto con pelusa suave y rizada. Necesita baños regulares para eliminar los aceites que se acumulan en su piel.

Estos gatos son artistas y acróbatas naturales.

Si estás pensando en incorporar a un gato Esfinge a tu familia, asegúrate de primero revisar los albergues locales y organizaciones de rescate para ver si hay algún gato disponible para adopción.

10 Datos Divertidos Sobre los Gatos Esfinge

El Esfinge Es Una Raza Felina Relativamente Joven

El nombre y la apariencia del gato Esfinge dan la impresión que es una raza antigua y exótica, pero ese no es el caso. El Esfinge se originó en 1966 en Canadá, cuando nació un extraño gatito macho lampiño, llamado Prune. La descendencia de Prune tampoco tenía pelo y así nació una nueva raza de gatos.

El nombre Esfinge fue elegido tras la reflexión sobre las líneas elegantes de la raza y su similitud a las icónicas estatuas egipcias.

El Gato Esfinge No Es Lampiño

A pesar de que muchos Esfinges parecen estar prácticamente desnudos, estos gatitos están cubiertos de pelusa rizada que es muy suave al tacto.

El gato Esfinge también puede tener las mismas marcas de otras razas (por ejemplo, puntos, manchas, patrón atigrado, etc).

El Esfinge Tiene Una Apariencia Muy Llamativa

Este gato Esfinge tiene una apariencia inconfundible, con su cabeza en forma de triángulo, enormes ojos y orejas, y un cuello musculoso. Su cuerpo también es musculoso, con pecho fuerte y abdomen redondo y pleno. Su cola se parece a un látigo, estrecha en la punta, y algunos tienen un poco de pelusa en la punta.

Las almohadillas de las patas del Esfinge son un poco más gruesas que las de otros gatos, lo que hace que a veces parezca que camina sobre pequeños cojines.

Los Gatos Esfinge Son Muy Amigables y Cariñosos

No permitas que su mirada intensa te engañe – los gatos Esfinge no sólo son extrovertidos y amigables (algunas personas incluso dicen que se parecen a los perros), sino que también ansían la atención de sus humanos y aman acurrucarse con ellos.

Tu Esfinge deseará estar cerca de ti todo el tiempo, en parte porque ama tu atención y en parte porque siempre busca el calor. Los Esfinge son tan sociales que no les va bien quedarse solos durante largos periodos.

Puedes esperar que tu Esfinge te siga por toda la casa, que le dé curiosidad todo lo que haces y quiera darte una pata. También puedes contar con él para recibir a los invitados a tu hogar y para entretenerlos con cabezazos y un poco de coqueteo.

El Esfinge Tiene Dedos Diseñados Para La Acción

Los gatos Esfinge tienen dedos increíblemente ágiles. ¡Los usan para recoger cosas que les interesan!

Dos Cosas De Las Cuales Los Esfinge Necesitan Bastante: Calor y Alimento

Tu gato Esfinge es como un pequeño misil que busca el calor, siempre está al pendiente de un objetivo cálido. Si no está acurrucado contigo, puedes esperar encontrarlo dormido debajo de una sábana, en la luz del sol o en algún otro lugar que le brinde calor.

El Esfinge tiene un metabolismo muy rápido y come más que otros gatos. Es por esto que tienen un vientre abultado, lo que es una característica normal y saludable en esta raza. Sin embargo, esto no debería ser razón para alimentar en exceso a tu Esfinge, así que si no estás seguro de cuántas calorías debería consumir diariamente, consúltalo con un veterinario.

El Esfinge También Necesita Baños Regulares

En los gatos que están cubiertos con pelo, los aceites que produce su cuerpo son absorbidos por su pelaje. Ya que el Esfinge no tiene pelo, los aceites se acumulan en su piel, por lo que necesita recibir un baño cada semana o dos.

Estos gatitos también pueden desarrollar quemaduras por el sol y daños en la piel debido a la exposición excesiva al sol, y ya que se les dificulta mantener el calor corporal, tienden a necesitar ayuda para mantenerse calientes en los climas fríos y durante el invierno.

El Esfinge No Es Una Raza “Hipoalergénica”

Las alergias a los gatos en los humanos no son desencadenadas por el pelaje ni por la pelusa, sino por una proteína que se encuentra en la saliva y las glándulas sebáceas de los gatos. Es por eso que algunas personas con alergias a las mascotas son más sensibles a los gatos Esfinge que a otras razas.

Los Esfinge Son Artistas Naturales

El Esfinge es un manojo de energía y es increíblemente ágil, muy parecido a un mono. Este gatito puede equilibrarse cómodamente en la parte superior de las puertas, libreros y hombros humanos. Y ya que ama la atención, tu Esfinge a menudo hará lo que sea necesario para ser entretenido y un poco engreído. Este gatito es altamente inteligente, curioso y travieso, ¡así que a veces puede ser problemático!

Los Esfinge Son Saludables En General

El Esfinge es una raza generalmente saludable, pero como todas las razas, es propensa a ciertas condiciones de salud, como cardiomiopatía hipertrófica y una enfermedad neurológica llamada miopatía hereditaria, que afecta la función de los músculos.

El Esfinge también puede desarrollar ciertas condiciones de la piel y enfermedad periodontal, así que es importante entrenar de manera temprana al gatito para que acepte el cepillado de dientes.

[+] Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo