¿Tu Mascota Se Rasca la Piel Como Loco? Podría Ser Por Una de Estas 4 Cosas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 02, 2015 | 9,277 vistas

Historia en Breve

  • El clima frío y la calefacción de los lugares cerrados pueden contribuir a la piel seca y escamosa de las mascotas
  • La piel seca y escamosa en los perros y gatos se debe a menudo a la falta de acicalamiento o baño, deficiencias alimenticias o un trastorno médico subyacente
  • El objetivo debería ser mantener la piel y el pelaje de tu mascota en buena condición durante el año entero, para evitar que se reseque y escame en el clima frío

Por la Dra. Becker

Así como el clima frío y la calefacción de los lugares cerrados tienden a hacer que la piel y el cabello humano se sientan excesivamente secos, también pueden tener el mismo efecto en la piel y el pelaje de tu mascota. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para mantener el pelaje de tu mascota en buena condición, incluso durante los meses de invierno.

Generalmente, la piel escamosa y el pelaje seco se deben a uno o más factores, como los siguientes:

  • Necesita cepillados más frecuentes
  • Necesita baños más frecuentes, o (raramente) sus baños son demasiado frecuentes
  • Hay una deficiencia en su alimentación
  • Tiene un problema médico subyacente

Si el pelaje de tu mascota está en malas condiciones debido a una o más de estas causas, las temperaturas frías del invierno y la baja humedad empeorarán el problema.

El objetivo debería ser mantener la piel y pelaje de tu mascota en buena condición durante el año entero para prevenir los problemas en las diferentes estaciones.

Cepillar el Pelaje de Tu Mascota Elimina la Piel y el Pelo Muerto

Si el pelaje de tu mascota no es cepillado regularmente (en el caso de los perros se cepilla y la mayoría de los gatos se acicalan ellos mismos), las escamas muertas tienden a acumularse. Este es un problema especialmente para los perros con pelaje doble, porque el pelaje interno largo y grueso puede recoger y esconder una gran cantidad de piel muerta.

La mayoría de los gatitos hacen un muy buen trabajo al eliminar la piel muerta y el exceso de pelo al acicalarse, aunque los gatos de pelo largo, aquellos que tienen sobrepeso y los gatitos mayores a veces no logran hacer un trabajo meticuloso.

Si tu gato parece tener muchas escamas en una parte particular del cuerpo, observa si es capaz de acicalarse ahí. Si no, necesitarás cepillarlo con regularidad para facilitar la eliminación de piel muerta y de pelo suelto.

La Piel y Pelaje de Tu Mascota Determinan la Frecuencia Con la Que Necesita Un Baño

Los baños excesivos o la falta de estos pueden ocasionar que la piel de tu mascota se escame demasiado.

Una buena regla general es que hay que bañar a tu perro o gato “tan a menudo como lo necesite”. Algunos perros necesitan muy pocos baños, mientras que otros, que tienen piel y pelo graso o escamoso, necesitan un baño al menos una vez a la semana. La condición de la piel y del pelaje de tu mascota debería determinar la frecuencia con la que necesita un baño.

Algunos gatos, en especial los de pelo largo, también necesitan baños ocasionalmente. El pelaje grasiento o pegajoso es una señal de que tu gato necesita un baño. Cuando un gatito con sobrepeso no puede acicalar adecuadamente la parte posterior de su cuerpo, los baños a menudo son necesarios, para mantener su piel saludable y sin infecciones.

Si vives en un clima seco, tu mascota podría necesitar menos baños que los perros o gatos que viven en un lugar con mayor humedad. Como regla general, mientras más húmedo sea el clima, veremos mayor irritación en la piel de las mascotas y necesitarán baños más frecuentes.

Elije un champú orgánico y suave, que esté diseñado específicamente para los perros o gatos. Lo ideal sería que después del baño le apliques un acondicionador completamente natural y específico para su especie, para hidratar y acondicionar la piel y el pelaje de tu mascota.

¿Hay Una Deficiencia de Ácidos Grasos Esenciales de Omega-3 en la Alimentación de Tu Mascota?

La falta de suficientes ácidos grasos omega-3 en la alimentación es a menudo la causa de las escamas excesivas en la piel de las mascotas. Los perros y gatos necesitan omega-3 en abundancia para estar saludables “de dentro hacia afuera".

La mayoría de los alimentos comerciales para mascotas son fabricados a temperaturas excesivamente altas y, debido a que los ácidos omega-3 son muy sensibles al calor y a la luz, ya son inertes para el momento en que son empacados.

Incluso si le das a tu mascota una alimentación cruda y casera, si no sigues una receta balanceada que contenga ácidos grasos esenciales extra (omega-3), probablemente tu perro o gato tendrán un desequilibrio de ácidos grasos. En mi experiencia, la deficiencia alimenticia de omega-3 es la causa número uno de la piel excesivamente escamosa de las mascotas.

Ya sea que le des una alimentación comercial o casera, probablemente necesites suplementarla con ácidos grasos esenciales. Mi favorito es el aceite de kril, aunque también veo que el pelaje escamoso mejora con el suplemento de aceite de coco.

No sólo los omega-3 son importantes para tu perro o gato, sino también el índice de omega-3 a omega-6. La mayoría de los alimentos para mascotas, ya sean comerciales o caseros, son ricos en ácidos grasos omega-6. Ya que la alimentación promedio de las mascotas es alta en omega-6, suplementarla con omega-6 adicional, en la forma de aceite de maíz, de oliva, cártamo o incluso aceite de linaza (que contiene algunas fuentes vegetales de omega-3, pero también contiene omega-6) puede generar un desequilibrio lo suficientemente serio como para ocasionar problemas de la piel.

También es importante notar, que los perros o gatos no pueden convertir las fuentes vegetales de omega-3 en DHA. El omega-3 del aceite de linaza tiene algún valor para los humanos, pero no es así con las mascotas. Así que es realmente importante que le suministres aceites de pescado o de kril a tu perro o gato. El DHA de las algas también es una buena fuente de ácidos grasos omega-3.

Tratamientos Para la Piel con Aceite de Coco

Los tratamientos de aceite de coco pueden ser muy útiles para mejorar la integridad de la piel escamosa. También apoyan la barrera lipídica, la cual hace que la piel de tu mascota esté más saludable y sea más resistente a los patógenos, como las levaduras y bacterias oportunistas.

Este tratamiento puede utilizarse con los perros de pelo corto o largo, pero obviamente será más desafiante con las mascotas de pelo largo. Es importante hacer los tratamientos con aceite de coco sobre la piel limpia, así que primero baña a tu mascota y sécala completamente. Yo recomiendo utilizar aceite de coco 100 por ciento orgánico, prensado en frío y de grado humano.

Aplica el aceite de coco al cuerpo de tu mascota, como una mascarilla. No sólo ayudará a mantener su piel suave, sino que también mejorará sus defensas naturales. El aceite de coco contiene ácido láurico, el cual apoya al sistema inmunológico, ya sea que se utilice de forma oral o tópica.

Descartar un Problema Médico Subyacente

Otra razón de las escamas excesivas en la piel las mascotas es un problema médico subyacente.
Los perros y gatos pueden tener condiciones metabólicas que inhiben el índice de renovación de la piel. Las condiciones de la tiroides son una causa común de la piel escamosa, como el hipotiroidismo en los perros y el hipertiroidismo en los gatitos.

Cualquier problema de salud de un gato que ocasione que no se sienta bien, puede ocasionar la falta de acicalamiento regular o riguroso. Muchos gatitos enfermos tienen una piel excesivamente escamosa.

Las infecciones de la piel son otra causa médica muy común de la piel escamosa. Las infecciones bacterianas, infecciones fúngicas, como la tiña, y las infecciones parasíticas en la piel pueden causar que aumenten las escamas en tu mascota.

Si tu compañero canino o felino tiene un problema de piel escamosa, trabaja con tu veterinario para identificar la raíz de la causa, para que puedas resolver el problema y devolver la salud a la piel y al pelaje de tu mascota.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias