El Pequeño Gigante

Sully, que aún es un cachorro a pesar de su enorme tamaño, quiere que su dueño sepa cuanto lo ama. ¡Todavía no ha aprendido que el amor no debería ser sofocante!

Publique su comentario