Ríndete o Morirás

Humphrey el Bulldog demuestra su más vicioso ladrido, menea su cabeza, e incluso ataca la botella con su nariz. Y finalmente es convencido de que la botella de agua no es una amenaza para el.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo