Ocultar
Peligros del Humo de Cigarrillo

Historia en Breve -

  • Estudios demuestran que las mascotas corren mayores riesgos por ser fumadores pasivos, que las personas
  • Los gatos se ven más afectados por el humo de tabaco de segunda o tercera mano, que los perros, y la exposición pasiva al tabaco puede ser fatal para las aves domésticas
  • Los fumadores pueden reducir mínimamente la exposición de sus mascotas a los carcinógenos, al fumar fuera de la casa, reduciendo la cantidad que fuman, y lavando sus manos y cara, y cambiando su ropa antes de tener contacto con sus mascotas
  • Las mascotas también pueden dañarse al consumir alguna porción de un cigarrillo, cigarro, o dispositivo para dejar de fumar, o al tomar agua que ha sido contaminada por una colilla de cigarro
 

¿Quieres Salvar a Tu Mascota del Cáncer? Deja de Hacer Esto

Enero 27, 2016 | 3,534 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Investigadores de University of Glasgow en Escocia, están exhortando a los dueños de mascotas, a que dejen el hábito de fumar, por el bienestar de sus compañeros animales.

La investigación muestra que las mascotas tienen un mayor riesgo por tabaquismo pasivo que incluso los humanos, porque los peludos miembros de la familia pasan mucho tiempo en casa y en el piso, en donde las partículas carcinógenas tienden a persistir.

También, existe el problema de las partículas por humo de tabaco de tercera mano, las cuales son consideradas más dañinas que las de segunda mano.

El humo de tabaco de tercera mano, es el residuo que permanece en el entorno del fumador, en los muebles, las alfombras, cortinas, pantallas tejidas de lámparas, ropa, piel humana, pelaje animal, y otras superficies.

Vivir con un Fumador Aumenta el Riesgo de una Seria Enfermedad en Mascotas

Un estudio en curso de Glasgow, está demostrando claramente una conexión directa entre las mascotas que viven con fumadores, y un mayor riesgo de serios problemas de salud, incluyendo el cáncer, daño de las células, y sobrepeso/obesidad.

De acuerdo a Clare Knottenbelt, la responsable del estudio de Glasgow y profesora de oncología y medicina de animales pequeños:

"Nuestros descubrimientos demuestran que la exposición al tabaco en el hogar, está teniendo impacto directo en las mascotas. Este expone a un daño continuo de las células, incremento del aumento de peso después de la castración, y anteriormente demostró que incrementa el riesgo de ciertos tipos de cáncer".1

Los resultados de un estudio previo han concluido que, los perros reciben cantidades grandes de humo cuando viven en hogares de fumadores.

El estudio actual involucra a gatos, y muestra que ellos son incluso más afectados que los perros, muy posiblemente debido a sus hábitos higiénicos, lo que provoca que consuman residuos de humo pegados a su pelaje.

Como resultado incidental, los investigadores descubrieron que los perros que viven con dueños que fuman, parecen ganar más peso después de ser castrados o esterilizados, que los perros que viven con personas que no fuman.

Los investigadores, también examinaron los testículos de los machos de perro que acababan de ser esterilizados y que viven en casas de fumadores, y encontraron que un gen indicador de daño en las células, tenía un número más elevado en aquellos perros que los perros que viven con personas que no fuman.

Otros estudios, han demostrado que este mismo gen esta alterado en perros con cierto tipo de cáncer, así que este resultado es preocupante.

Investigación Anterior Señala los Peligros de la Exposición Pasiva al Tabaco

Estudios anteriores, han concluido que los perros que viven en hogares de fumadores tienen más posibilidad de sufrir enfermedades respiratorias como asma y bronquitis, y también cáncer de pulmón, que los perros que viven con personas que no fuman.

  • Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Colorado, encontró una mayor incidencia de tumores nasales y cáncer de los senos nasales en perros que viven en hogares con fumadores, comparado con aquellos que viven en un entorno que está libre de humo.2
  • Los tumores en los senos nasales, fueron encontrados específicamente entre las razas de hocicos largos, como son los Retriever y Pastores Alemán. Tristemente, los perros con cáncer nasal, usualmente no sobreviven más de un año.

  • El mismo estudio de la CSU, demostró altos índices de cáncer en el pulmón en perros de narices cortas a medianas, tal como Bóxer y Bulldogs, que viven con fumadores. Sus cortos hocicos permiten que más partículas causantes de cáncer lleguen a sus pulmones.
  • Otro estudio que se publicó en el American Journal of Epidemiology encontró que los perros en casas de fumadores tienen un riesgo 60 % mayor de cáncer de pulmón.3
  • Acicalarse diariamente, expone a los delicados tejidos orales de los gatos a cantidades peligrosas de sustancias que causan cáncer. Incluso, cantidades mínimas de exposición pasiva a humo de tabaco, pueden dañar la salud de tu gato.

  • Un estudio realizado por la Universidad Tufts vinculo el humo de tabaco ajeno al cáncer en gatos.4
  • El estudio encontró que los gatos que viven con fumadores tienen una posibilidad de más del doble de desarrollar linfomas malignos, los cuáles son la causa más común de cáncer en felinos, que aquellos que viven en hogares libres de humo. Y los gatos de 5 años de edad o mayores, tienen un riesgo tres veces mayor de tenerlo, por la exposición al humo de tabaco de tercera mano.

  • Un estudio de la Universidad de Minnesota demostró que, los gatos que viven con fumadores, tienen nicotina y otras toxinas en su orina.5
  • Un estudio realizado por la Universidad de Tufts, vinculó el humo de tabaco de segunda mano al cáncer oral (carcinoma de células escamosas) en gatos.6 Los gatos que viven con más de un fumador, y aquellos expuestos pasivamente a humo de tabaco por más de 5 años, tuvieron inclusive un mayor índice de este cáncer.

El Humo de Cigarrillo También es Altamente Tóxico Para las Aves

La exposición pasiva a humo de tabaco puede ser fatal para las aves.

No recomiendo que fumes cerca de tu ave o que permitas que alguien más lo haga; pero si eres un fumador, no debes fumar en el hogar donde viven tus aves, y debes desinfectarte antes de tener contacto con tu ave.

Lava tus manos, enjuaga tu boca, y cambia tu ropa. Recomiendo ampliamente a las personas que fuman, evitar el contacto con las aves, punto. Honestamente, los fumadores son tóxicos para las aves.

Fumar al Aire Libre, o Reducirlo Puede Ser de Ayuda. Dejar de Fumar es Ideal

Los resultados del estudio de Glasgow, hasta el momento indican que incluso con acceso al aire libre, los gatos que viven en ambientes de fumadores, reciben grandes cantidades de humo de tabaco. Y fumar lejos de los hogares con mascotas no elimina su exposición -solo reduce la cantidad de humo de tabaco que ellos reciben en sus cuerpos.

Las personas que mantienen bajo 10 por día, el total de los productos de tabaco fumados en el hogar, tienen gatos con una cantidad significativamente menor de nicotina en sus pelajes; más que lo gatos que viven en entornos de personas que no fuman.

De acuerdo a Knotteenbelt:

"Todos sabemos los riesgos de fumar para nuestra salud, y es importante que hagamos todo lo que podamos para alentar a las personas a que dejen de fumar.

Así como el riesgo que se presenta para el fumador, existe el riesgo de humo de tabaco de segunda mano para otros. Los dueños de mascotas a menudo no piensan acerca del impacto de fumar tabaco, que puede tener en sus mascotas.

Puedes reducir la cantidad de humo de tabaco al que está expuesta tu mascota, al fumar al aire libre y al reducir el número de productos de tabaco fumados por los miembros del hogar; dejar de fumar por completo es la mejor opción para el futuro de la salud de tu mascota y su bienestar."7

Peligros Adicionales de los Productos del Tabaco

Existen otras formas en las que tu perro, gato u otra mascota puede ser envenenada con productos de tabaco, incluyendo:

  • Al comer alguna porción de cigarrillo o cigarro
  • Al tomar agua que está contaminada con una colilla de cigarrillo
  • Al consumir un producto para dejar de fumar, tal como chicle con nicotina o un parche con nicotina

La nicotina es tóxica para las mascotas, y comer un cigarrillo, mascar tabaco, o incluso solo una porción de cigarro puede ser fatal.

Los signos de envenenamiento por nicotina incluyen babeo, pupilas comprimidas, vómito, diarrea, temblores, convulsiones y anormalidades cardíacas.

Si crees que tu mascota ha consumido un producto con nicotina, llama inmediatamente al Centro de Control de Envenenamiento de Animales al 888-426-4435 y/o llévalo rápidamente al veterinario o a una clínica de urgencias.