¿Qué Pasa Si Tu Perro Ataca Su Comida Como Si Fuera Su Última Comida En La Tierra?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 08, 2016 | 2,800 vistas

Historia en Breve

  • La mayoría de los perros son motivados a través del alimento, que es una de las razones por la que muchos compañeros caninos comen muy rápido --a veces demasiado rápido
  • Los devoradores de comida, corren el riesgo de atragantarse, regurgitar, o desarrollar una enfermedad conocida como distensión abdominal, la cual puede ser mortal
  • Existen muchas maneras de disminuir la velocidad en la que tu perro come, incluyendo el uso de rompecabezas, juguetes dispensadores de premios y tazones de alimentación lenta
  • Además, los perros beben demasiada agua muy rápido, lo que podría resultar en una peligrosa enfermedad denominada hiponatremia

Por la Dra. Becker

La mayoría de los perros son motivados a través de la comida, por lo que no es de extrañar que ellos embistan la comida como si no hubieran comido en días y puede que nunca más volvieran a comer. Sin embargo, los perros quienes terminan su comida en un abrir y cerrar de ojos, son más propensos a crearse problemas a ellos mismos, que aquellos que comen a un ritmo más tranquilo.

Por ejemplo, siempre hay un riesgo de atragantarse cuando el alimento es aspirado en vez de masticado. Además, hay un incremento en el riesgo de que tu mascota vomite su almuerzo inmediatamente, aunque esto suele pasar más a menudo con los gatos que son rápidos para comer, que con los perros.

Si pasa que tienes un perro grande con un tórax ancho, también existe un peligro muy real de que comer muy rápido le produzca un caso de distensión abdominal fatal, o dilatación gástrica vólvulo (DGV).

Si la rapidez en la que tu perro come te pone nervioso, o si habitualmente se atraganta o vomita durante o inmediatamente después de un almuerzo porque come demasiado rápido, o si tienes una raza de perro propensa a la distensión abdominal, enseguida están algunas recomendaciones útiles para disminuir su velocidad al comer.

10 Trucos Para Desacelerar a Tu Perro a la Hora de Comer

  1. Utiliza un rompecabezas o juguetes dispensadores de premios. Estos productos están diseñados para esconder premios para ayudar a mantener a tu perro mentalmente estimulado, pero cuando los utilizas a la hora de comer, ofrecen un bono adicional en hacer que la comida sea imposible de engullir.
  2. Incluso mejor--los juguetes son especialmente retadores cuando están llenos de alimento (húmedo) apropiado para su especie.

  3. Sirve los almuerzos de tu perro en una charola para hornear. Esparce el alimento alrededor de la charola, lo cual lo forzará a lamer mucho más y engullir mucho menos.
  4. Utiliza un molde para muffin. Cucharea un poco del alimento para mascota dentro de cada copa individual para muffin. La necesidad de moverse de copa en copa le detendrá de engullir.
  5. Convierte la hora de comer en un tiempo de adiestramiento. En lugar de simplemente poner su plato o tazón de comida en el suelo, utiliza la hora de comer para afinar las habilidades de obediencia de tu perro o para enseñarle nuevos comandos o trucos, y premiarlo con bocados de comida, en vez de premios para adiestramiento.
  6. Juega a las escondidas a la hora de comer. Esta es una buena opción durante un buen clima. Esconde pequeñas cantidades de comida para perro alrededor del patio trasero u otro espacio seguro al aire libre, y déjalo usar la nariz para localizar el almuerzo.
  7. Considera comprar un tazón de alimentación lenta. Existen muchos estilos disponibles de tazones, pero yo recomiendo de acero inoxidable por encima de los de plástico. Algunas mascotas son alérgicas al plástico. Además con el tiempo, el plástico se puede romper y filtrar químicos dentro de la comida o agua.
  8. El diseño del tazón de alimentación lenta de acero inoxidable es simple --usualmente hay un domo sencillo en el centro, y el alimento se sitúa en torno a este, haciendo imposible de engullir. Asimismo, está el tazón Brake-Fast, que tiene un diseño más complejo.

  9. Crea tu propio tazón de alimentación lenta. Coloca una pelota, una piedra grande, u otro objeto redondo en el centro del tazón de tu perro y distribuye la comida alrededor. El objeto debe ser suficientemente grande para que tu perro no pueda tragárselo.
  10. Alternativamente, puedes comprar un marca porciones, hecho de acero inoxidable o porcelana.

  11. Voltea el tazón boca abajo. Esto imita la idea de la parte de arriba de un tazón de alimentación lenta. Si el tazón de tu perro está diseñado como este, en un momento de apuro, puedes simplemente voltearlo boca abajo, y colocar la comida alrededor del centro del tazón volcado.
  12. Alimenta con varias comidas pequeñas al día. Si tu agenda te lo permite, considera dividir la comida de tu perro en varias comidas pequeñas, y alimentarlo en intervalos regulares durante todo el día.
  13. En teoría, esto puede mantener el estómago de Fluffy lleno y evitar que engulla su comida. En realidad, es posible que solo devore cada pequeña comida, en cuyo caso ¡esta no sería la mejor opción para el pequeño Fluffy!

  14. Alimenta de la mano a tu perro. Esta es probablemente una opción de último recurso, cuando han fallado todas las demás recomendaciones y trucos, para disminuir la velocidad con la que come tu perro. Sin duda, esto requerirá más de tu tiempo, y de que manipules el alimento de tu perro, lo cual no a todos les agrada.

Sin embargo, ciertamente vale la pena considerarlo como un último recurso, para un perro que posiblemente puede representar un peligro para sí mismo al devorar su alimento.

Estas sugerencias pueden ser usadas sin importar que tipo de alimento le ofrezcas a tu perro, aunque para la longevidad y salud óptima de tu mascota, te animo ampliamente a que sea un alimento fresco, balanceado, orgánico, sin ingredientes transgénicos (GMO) y apropiado para su especie.

 El alimento seco para mascota (croquetas) y la comida que contiene ingredientes de grado alimenticio (versus grado humano), son mucho menos nutritivos que un alimento integral y fresco. En mi experiencia, la comida procesada para mascota es responsable de muchas de las enfermedades que se ven hoy en día, en los perros y gatos, por lo que yo no la recomiendo.

¿Sabías Que los Perros También Pueden Beber Demasiado Rápido?

La intoxicación por agua puede resultar en una enfermedad potencialmente mortal, denominada hiponatremia, que es un nivel de sodio en la sangre excesivamente bajo. Los perros pueden nadar o jugar en el agua por largos períodos de tiempo a un riesgo muy alto, como los perros que ingieren agua de un aspersor de jardín o manguera.

Otros candidatos potenciales son, los perros que toman demasiada agua durante o después de hacer ejercicio o competencia, y los perros que disfrutan ser rociados con agua de una manguera o aspersores.

 Después de hacer ejercicio o un evento de competencia, asegúrate de que tu perro se rehidrate de forma segura. Si bebe a lengüetazos cada gota de su tazón de agua, déjalo descansar por un momento antes volverlo a llenarlo. Lleva agua contigo para cuando tu perro haga ejercicio, así le puedes dar pausas frecuentes de sorbos de agua, para mantenerlo hidratado.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias