Ocultar
Acariciar Gatos

Historia en Breve -

  • Los investigadores en el Reino Unido publicaron recientemente los resultados de un estudio sobre la manera en que los gatos prefieren ser acariciados, y por quién
  • Los investigadores se dirigieron al estudio asumiendo que a los gatos les gusta que los humanos los toquen, de manera similar a como otros gatos amistosos se tocan entre sí
  • Los gatos tienden a centrar su atención en áreas donde el cuerpo contiene glándulas de olor –los labios, la barbilla y la mejilla; entre los ojos y orejas; y alrededor de la base de la cola
  • El equipo de investigadores observó en dos experimentos diferentes que a los gatitos no les gusta que los humanos los acaricien en el área de la cola, así que recomiendan a los dueños de gatos, que se concentren en acariciar la cabeza y cara de sus gatos
 

Nunca Acaricies a Tu Gato en Este Lugar - ¡Ellos lo Odian!

Febrero 26, 2016 | 3,942 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Si eres propiedad de un gato o interactúas con gatos, sabes que ser hacerte amigo de un felino puede ser un desafío especial. Algunos gatitos son extrovertidos y buscan atención, mientras que otros son distantes.

Y luego están esos gatos que piden que los carguen y los abracen, solo para cambiar de opinión (con vehemencia) en tan sólo unos segundos.

No hace falta decir que, acariciar a un gato, especialmente uno que no conoces muy bien, puede ser muy complicado; porque el tipo de caricias que un gato disfruta, pueden ser muy diferentes a las que otro gato prefiere.

Recientemente, un equipo de investigadores de la universidad de Lincoln en el Reino Unido se dispuso a tratar de descifrar el misterio de las preferencias de caricias que tienen los felinos.1

¿Nuestros Gatos Esperan Que Actuemos Como Gatos Amistosos?

Por lo general se supone que los animales prefieren un tacto humano que sea similar al tacto de los miembros de su misma especie. Por ejemplo, los felinos tienden a lamerse entre sí - una actividad que se conoce como allo-grooming (acicalamiento social) ¡por lo que es posible que los gatos prefieran que sus seres humanos los laman en lugar de acariciarlos! (¡No lo recomiendo!)

Los gatos tienden a lamerse unos a otros en lugares ricos en glándulas de olor, incluyendo alrededor de los labios, barbilla y mejilla; entre los ojos y orejas; y alrededor de la base de la cola. Cuando los gatos se frotan los unos a otros en éstas áreas, se intercambian los olores, lo que da como resultado que terminen con un olor similar.

Además, los expertos en gatos recomiendan que los felinos intercambien olores antes de introducirlos. (Esto se puede lograr al frotar suavemente con un paño limpio la cabeza de un gato y luego acariciar ligeramente la cabeza del otro gato con el mismo paño).

Si tenemos en cuenta lo anterior, parecería tener sentido que la cabeza, la cara y la base de la cola es donde a los gatos les gustaría que su humano los acaricie.

También podría haber un orden en el que los gatos prefieren que se les acaricie. Por ejemplo, los gatitos tienden a empezar las interacciones al frotar sus cabezas. Curiosamente, parece que no hay un patrón en particular que sigan, cuando lo hacen por acicalamiento social.

Los Gatos Siendo Gatos; ¡Menos de la Mitad Cooperaron en el Primer Experimento!

Los investigadores de la Universidad de Lincoln decidieron revisar dos aspectos de acariciar gatos: cómo responden los gatitos a las caricias de una persona conocida contra una persona desconocida, y qué partes del cuerpo son puntos principales para las caricias.

Para hacerlo, decidieron observar y grabar en a 34 gatos de entre seis meses a un año de edad en sus propios hogares. Se les dio a los gatos tiempo para acostumbrarse a la presencia de los investigadores y a la grabadora de video antes de empezar el experimento.

Se evaluó a cada gato en dos días diferentes. En uno de los días, el dueño acarició al gato, y en el otro día, el investigador lo hizo. El equipo no solamente examinó las tres áreas de las glándulas de olor, sino también cinco áreas adicionales: la parte superior de la cabeza, atrás del cuello, la parte superior de la espalda, la mitad de la espalda, el pecho y la garganta.

El orden en que acariciaron varias partes del gato fue deliberadamente al azar. Las caricias se hacían con dos dedos por 15 segundos en cada lugar.

Los gatos eran libres de retirarse en cualquier momento durante las sesiones de caricias, y muchos lo hicieron. De los 34 gatitos que se observaron, sólo 16 se dejaron acariciar en las 8 áreas, tanto por su dueño como por el investigador.

Los Resultados Mostraron que los Gatos No les Gusta Que les Acaricien el Área de la Cola

Al final del experimento, el equipo de investigación analizó los videos. Primero revisaron la cantidad de veces que los gatos respondieron positivamente; con parpadeos lentos, lamiendo a la persona o frotando su cabeza en ellos, aseándose, amasar y alzando la cola.

Luego los investigadores contaron la cantidad de veces que los gatos mostraron un comportamiento negativo; sonidos sibilantes/agitando la cola, moviendo su cabeza lejos de la persona, lamiendo sus labios, mordiendo o golpeando a la persona con la pata.

Los resultados del experimento mostraron que los gatos tuvieron más comportamientos negativos cuando se les acarició por la cola.

Curiosamente, parecía que preferían que el investigador los acariciara en vez de su dueño. Los investigadores ofrecieron algunas teorías para explicar este resultado sorprendente:

  • Los investigadores simplemente eran la novedad, y por lo tanto eran más interesantes para los gatos
  • Las caricias con dos dedos por parte del dueño, no era a lo que los gatos esperaban, o estaban acostumbrados
  • Los gatos estaban acostumbrados a iniciar las interacciones con sus dueños en lugar de al revés
  • Algunos de los gatos podrían haber estado siendo cautelosos alrededor de sus dueños, por razones desconocidas

El Segundo Grupo de Gatos Valida los Resultados del Primer Grupo

Luego los investigadores llevaron a cabo un segundo experimento con otro grupo de 20 gatos. Los dueños acariciaron a sus gatos en un orden preestablecido, ya fuera por la parte superior de la cabeza hasta la parte posterior de la cola, o al revés. Utilizaron su método normal de acariciarlos en lugar del método prescrito (dos dedos).

Durante este experimento, sólo 3 de los 20 gatos se retiraron, sin embargo, los investigadores también observaron que a aquellos gatos tampoco les gustaban las caricias en la base de la cola, sin importar el momento en que la secuencia de caricias se produjera.

¡Cabezas, No Colas!

Los investigadores del Reino Unido concluyeron que los dueños de gatos deben evitar acariciar a su compañero felino cerca de la cola, y centrarse mejor en la cara, especialmente en las áreas donde se localizan las glándulas de olor.

Curiosamente, los resultados de un estudio anterior más pequeño con tan solo 9 gatos, llegó a la misma conclusión.2

No está claro por qué algunos de los dueños de gatos acariciaron a sus gatos por la cola. Puede ser que simplemente se sienta natural pasar la mano desde la cabeza de un gatito hasta la parte posterior de su cola.

También podría ser debido a que muchos gatos arquean sus espaldas o traseros cuando se les acaricia el área alrededor de la base de la cola, lo que parece indicar que lo disfrutan...pero que, con base en los resultados de estos estudios, ¡en realidad podría significar lo contrario!