Claves Para Entenderte y Comunicarte con Tu Perro, Parte 2

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 06, 2016 | 3,251 vistas

Historia en Breve

  • La Dra. Isla Fishburn tiene un doctorado en conservación biológica y es experta holística en el comportamiento de perros y cree que necesitamos conservar a nuestros compañeros caninos
  • La Dra. Fishburn cree que los perros deberían tener opciones acerca de la forma en la que nutren y sanan su cuerpo
  • Reconoce que la seguridad es una prioridad fundamental para todos los perros y cree que debemos empoderar a los perros para ayudarlos a sentirse seguros
  • Es importante que los guardianes de perros aprendan cómo las dinámicas familiares afectan a sus compañeros caninos y que entiendan que no hay algo como un perro “clásico”

Por la Dra. Becker

Hoy concluyo mi conversación con la Dra. Isla Fishburn, experta holística en el comportamiento de los perros, quien cree que necesitamos conservar a nuestros compañeros caninos.

En la parte 1, la Dra. Fishburn habló acerca de cómo aplica su conocimiento sobre el comportamiento animal, zoología, ecología y conservación para enseñar a los dueños de perros por qué deben comprender al “miembro peludo de su familia” para mejorar la vida de su compañero canino.

También hablamos sobre el papel de la nutrición en el comportamiento de los perros, que es donde comenzaremos nuestra conversación de hoy.

Darles Opciones a los Perros Sobre los Alimentos que Consumen

Como zoóloga y debido a su experiencia, la Dra. Fishburn ha observado que los animales elijen los alimentos que funcionan mejor para sus necesidades fisiológicas individuales. Ella tomó ese conocimiento y lo aplicó en la forma en la que alimenta a sus propios perros.

Esto es dramáticamente diferente de la forma en la que ahora alimentan a la mayoría de los perros. A la mayoría no se les da la opción acerca de qué comer, y de hecho, no pueden tomar sus propias decisiones en lo absoluto.

Sus guardianes humanos los controlan y les dan órdenes, y generalmente les dicen "No te acuestes ahí" o "No hagas eso". La Dra. Fishburn ama la idea de darles libertad a los perros de tomar sus propias decisiones y muchos de nosotros somos malos sustitutos para un adulto canino.

Ella sabe que sus perros, si les da la opción, cambiarán su dieta según sus necesidades nutricionales, las cuales pueden cambiar con la temperatura, por ejemplo, o con la presencia de las bacterias que recogieron, o incluso con un cambio hormonal.

La Dra. Fishburn tiene una canasta de mimbre en la cocina que contiene frutas y vegetales, como camotes, calabazas, melón, brócoli, coliflor, ciruelas y peras. En un recipiente aparte tiene frutos secos, semillas de girasol y de calabaza.

La canasta de mimbre está presente constantemente en la vida de los perros. Pueden pasar periodos largos sin consumir nada de ella, luego, de pronto, un día parecen no tener suficiente de ella. Pasa lo mismo con los frutos secos y las semillas – los perros elijen lo que quieren comer y cuándo quieren comerlo.

La Dra. Fishburn cree que los perros se sienten liberados cuando se les da opciones.

Los Perros También Hacen Decisiones Sobre Cómo Sanarse a Sí Mismos

La Dra. Fishburn no solo cree en darles el poder a los animales para tomar sus propias decisiones acerca de nutrir su cuerpo, sino también para sanarlo. Es defensora de una estrategia llamada Zoofarmacognosia Aplicada, desarrollada por Caroline Ingraham.

Está basada en la teoría de que los animales tienen el conocimiento innato de su propia salud y un impulso natural a sentirse bien. Los animales silvestres son capaces de pastar cualquier día con base en sus necesidades de salud y nutrición, y hay evidencias que sugieren que los animales adoptarán estas estrategias holísticas para sanarse a sí mismos (ve “Wild Health” por Cindy Engel).

Ya que los compañeros caninos no tienen esa opción, a la Dra. Fishburn le gusta ofrecerles una variedad de remedios (por ejemplo, polvos, algas, barro, aceites esenciales, etc.) con base en el problema de salud o nutrición particular de un perro. Ha utilizado esta estrategia de forma efectiva con perros con cáncer, problemas de la piel, malestares digestivos, deficiencias nutricionales y hasta problemas de comportamiento.

“Es una herramienta realmente muy poderosa y libera a cualquier animal”, dice la Dra. Fishburn. “Mi pasión es observar a los animales y aprender lo que pueden enseñarme, siempre hablo con mi perro y le digo ‘Tú tienes el control. Dime qué necesitas y yo te lo daré’”.

“Después de todo”, continúa la Dra. Fishburn, “ningún perro pidió vivir con nosotros, sino que los invitamos a nuestros hogares y lo justo es hacerlos sentir bienvenidos y brindarles lo que necesitan para funcionar”.

“Como zoóloga, estoy acostumbrada a aprender sobre las necesidades de un animal silvestre por su evolución y taxonomía. No entiendo por qué no adoptamos también esta estrategia para los animales domésticos”.

Obviamente, es un acercamiento muy diferente de nuestro entrenamiento conductual tradicional – incluso que las técnicas muy positivas de entrenamiento. La estrategia de la Dra. Fishburn viene del punto de vista del perro y no del entrenador.

La Seguridad es la Prioridad Fundamental de Cualquier Animal

En su trabajo con perros y sus guardianes, una de las cosas que la Dra. Fishburn siempre destaca es la necesidad de los perros de sentirse seguros. La seguridad es la prioridad fundamental de cualquier animal – los humanos, perros, elefantes, etc. Los animales se quieren sentir seguros, porque la seguridad maximiza su sobrevivencia. Todos los animales quieren sobrevivir.

Si un animal no se siente seguro, cambia su estado emocional, lo cual transforma naturalmente su comportamiento. Un perro que se siente seguro también se siente amado y en paz, el cual es el estado emocional necesario para los cambios positivos del comportamiento.

“Ahora, algunas veces es realmente difícil”, advierte la Dra. Fishburn. No todos los problemas de comportamiento se resuelven fácilmente. Por ejemplo, un perro sensible al ruido, que vive en el ambiente equivocado, digamos, en la ciudad, en vez de en un escenario rural y silencioso, podría mostrar problemas conductuales ocasionados por el estrés crónico.

El guardián del perro no ha hecho nada mal – el perro necesita un lugar tranquilo para sentirse seguro; cada animal tiene necesidades únicas de sobrevivencia.

El Empoderamiento de los Perros

La Dra. Fishburn imparte una serie de cursos y temas llamados “Escuche a Su Perro Para Aprender, Amar y Vivir con Él”. “Realmente se trata de darle poder al animal, darle poder al perro", dice. Continúa:

“Los cursos se concentran en la necesidad de un perro de sentirse seguro, en cómo las diferentes causas del comportamiento pueden afectar los sentimientos de seguridad y cómo nuestro enfoque debería estar en mantener al perro alineado con su ser natural; mantener al perro relajado y con una sensación de seguridad.

Deseo conservar al perro natural y un paso para hacerlo es escuchar a nuestro perro y lo que intenta decirnos sutilmente. Si no escuchamos esas señales sutiles, entonces el perro tendrá que comenzar a gritarnos.

Para mí, los animales domésticos son la ruta para conservar toda la vida silvestre; todos estamos conectados. Se trata de la coexistencia y la belleza de esto. Si deseamos optimizar el bienestar de nuestro perro, entonces necesitamos escucharlo y entender sus requerimientos como especie.

Escuchar a nuestro perro generará esta coexistencia. Al hacerlo, podemos aprender de nuestros perros, mientras que, al mismo tiempo, les enseñamos, con base en sus necesidades. Podemos vivir con nuestros perros a través de la coexistencia y colaboración, a través del entendimiento de que sus necesidades, valores y emociones también cuentan.

Podemos amar a nuestros perros, la emoción y el sentimiento más poderoso que puede cimentar cualquier sociedad. Un perro que simplemente sabe que es amado, mejorará instantáneamente qué tan seguro se siente”.

Darle poder a un perro significa que necesitamos reconocer las diferentes causas de un comportamiento. Algunas causas son bastante conocidas; mientras que otras pueden no serlo. La Dra. Fishburn coloca un gran énfasis en el estrés y el trauma.

“Amo el trauma”, dice. “También amo entender la composición grupal, la identidad y las redes sociales, así como la alimentación, y la forma en la que el olor y la alimentación están relacionadas, ¡de la misma forma que el olor por sí solo y la seguridad!"

Cómo Afectan a los Perros las Dinámicas Familiares

“Ahora, una de las cosas en las que hay que enfocarse es algo llamado dinámica familiar circundante", dice la Dra. Fishburn, "que se trata de con quién vive el perro en términos del hogar, aunque también con otros grupos humanos, es decir, los otros humanos con los que conviven los humanos del perro”.

“Esto es realmente muy importante, porque, de nuevo, los perros son animales que socializan en grupo. Esto nos involucra a nosotros – su interacción, sus emociones, cómo se sienten y también cómo nos sentimos nosotros”.

“El ejemplo que doy es, digamos, que hay un hombre que tiene un perro. Solo son él y el perro. El hombre claramente odia su trabajo. El hombre duerme en el piso de arriba y el perro en el de abajo. Se levanta en la mañana. Se siente muy desalentado y piensa ‘Puf, iré a trabajar. Odio mi trabajo’.

La cola del perro ya está moviéndose, porque el perro escuchó que su humano ya se levantó. Y está pensando, ‘¿cuándo va a bajar?’ Está muy emocionado. Espera ansiosamente que su dueño baje. El hombre baja muy despacio.

Le dice al perro, ‘Muy bien, chico. Tengo que ir a trabajar. Ten un buen día. Te veo al rato’. Deja la casa. El perro ve al hombre irse de la casa muy abatido.

Luego, el hombre regresa a casa y su perro está muy emocionado por ver a su guardián humano. Pero, el hombre entra enojado a su casa, está amargado y lleno de indiferencia porque tiene que levantarse al día siguiente y hacer lo mismo. Ahora, esto es relevante para la sobrevivencia del perro.

¿Por qué está tan deprimido este hombre? ¿Por qué está tan agitado cuando sale por la puerta? ¿Qué hay del otro lado de la puerta que hace que el hombre se sienta así? Para que un perro se sienta seguro necesita formar una relación entre A y B ¡y los humanos hacen lo mismo!

Así que, digamos ahora que el perro del hombre es nervioso. Es un perro nervioso que ha aprendido que lo que está del otro lado de la puerta es preocupante… ¡y amenaza su sobrevivencia! Cuando llega el momento de que el hombre saque a pasear a su perro, tal vez este se rehúse, se esconda en un lugar seguro o esté hiperalerta al estar afuera.

Y, todo porque el estado emocional de su dueño se ve afectado por su trabajo. Por supuesto, también podríamos ver a un perro que se vuelve más protector, orientado a los olores y que muestra un comportamiento agresivo que no es típico en él.

También podrían observarse otros comportamientos a causa de nuestros estados emocionales diarios. Este es solo un ejemplo para ilustrar la importancia de la dinámica familiar circundante".

“Para que conste, mis perros duermen arriba con nosotros. Me parece que esto es muy importante para el aprendizaje y la seguridad emocional de un perro. Tengo mis razones por las que mis perros duermen arriba. Es una coexistencia muy agradable, amorosa e interactiva. Pero, bueno, es lo que me gusta hacer a mí”.

No Existe un “Perro Clásico”

“Otra cosa que realmente amo observar es la identidad del perro”, dice la Dra. Fishburn, “porque esto es algo realmente importante que hay que entender cuando observamos el bienestar de un perro, su alimentación y cuando vemos porqué cada perro es diferente.

“Es por esto que digo que no existe un perro clásico. No podemos esperar que todos los perros tengan un desempeño igual al de otro perro, porque esto no es natural. No todo puede ser igual, la naturaleza de cada cosa es única, sin importar qué tan minúscula pueda ser esta singularidad.

Hay un biólogo de lobos fallecido llamado Dr. Gordon Haber y clasificó a los lobos que viven en un grupo (aunque, por supuesto viven como una familia) como si tuvieran personalidades funcionales.

Tienen una función. Tienen un propósito que les permite apoyarse entre sí como un grupo de ese tamaño; cada individuo tiene una función y esos papeles funcionales se complementan entre sí y así coexisten como grupo. Estoy completamente segura de que los perros, actualmente, todavía tienen esto. Supongo que puede considerarse como su personalidad, pero yo prefiero referirme a ello como su personalidad funcional.

Para mí, esto es realmente importante. Es algo increíblemente significativo que observar cuando vemos la composición de un grupo. Por qué algunos perros coexisten como grupo y otros no. Por supuesto, hay otras cosas que debemos considerar, pero la personalidad funcional y la composición del grupo es una de ellas.

La competencia es solo una característica ecológica natural. Es algo que sucede y ciertamente pasa con los perros.

Es por esto que tenemos algunos perros que son muy independientes, muy distantes. Tiene una red social mucho menor. Sus interacciones son muy, muy diferentes. Su reacción cuando les enseñamos algo es muy, muy distinta, en comparación con un perro que podría ser un pacificador y que trata naturalmente de suavizar la tensión y el conflicto.

Podría haber otro perro que sea realmente tímido, nervioso y desconfiado, incluso a pesar de haber tenido una mamá muy buena, incluso cuando su guardián humano ha hecho todo de forma correcta para socializarlo, porque es la personalidad funcional natural de ese perro. Reconocer estas personalidades funcionales es importante si deseamos optimizar el bienestar de nuestro perro.

Esto es algo en lo que realmente debemos enfocarnos mucho, pues me ayuda bastante a explicar y a entender el comportamiento de los perros. Ahora, por supuesto, este es solo un componente y tenemos que asumir que todo lo demás es igual.

Es por esto que, cuando observamos el comportamiento de un perro, realmente debemos estudiar todo lo demás. Es un gran marco de temas que afectan al comportamiento mismo, a nivel individual".

¡Muchas Gracias a la Dra. Isla Fishburn!

La Dra. Fishburn está hablando de temas, ideas y puntos de vista que no cubren los entrenadores de perros tradicionales. Creo que esto se debe a su enfoque en la biología, además de los aspectos emocionales y mentales del comportamiento canino. ¡Es muy fascinante!

¡Muchas gracias a la Dra. Fishburn por acompañarme el día de hoy!