Ocultar
Mascotas en la Cama

Historia en Breve -

  • El 41% de los dueños de mascotas no ven a sus mascotas como una molestia sino como benéficas para el sueño
  • En otro estudio, 53% de los dueños de mascotas dijeron que interrumpían su sueño en la noche
  • Si tú lo disfrutas y duermes bien, no hay motivo para dejar de compartir tu cama con tus mascotas; un perro o un gato en tu cama aportan una compañía cálida y una sensación de seguridad
 

Mascotas en la Recámara: ¿Dormir Con Ellas Es Bueno o Malo?

Marzo 31, 2016 | 4,829 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Las personas en los Estados Unidos, en general, les gustan acurrucarse en la cama con sus mascotas. Una encuesta de Vetstreet encontró que 83% de los lectores y 75% de los veterinarios encuestados, dijeron que compartían la cama con sus mascotas.1

Pero a pesar de ser algo tan común, dormir con mascotas con frecuencia es visto como una de las razones principales por la cual se interrumpe el sueño. Si valoras cerrar los ojos, y quieres realmente obtener un sueño de calidad por las noches, es mejor alejar a tus mascotas de tu recámara—o eso es lo que la creencia dice.

Pero, ¿compartir la cama con las mascotas realmente interrumpe el sueño de sus guardianes? Ciertamente has de tener tu opinión al respecto, pero veamos qué es lo que dice la ciencia.

La Mayoría de los Dueños de Mascotas Dicen Dormir Mejor con sus Mascotas

Lejos de ser una incomodidad, un estudio reciente publicado en Mayo Clinic Proceedings reveló que el 41% de los guardianes de mascotas no perciben a sus mascotas como una molestia sino como benéficas para el sueño.2

Muchas de las personas encuestadas expresaron sentirse seguras, contentas y relajadas cuando sus mascotas dormían cerca de ellos. Según Health Day News:3

"Una mujer soltera de 64 años comentó que se sentía más contenta cuando su perrito dormía bajo las sábanas cerca de sus pies",… [Los investigadores escribieron].

Además, reportaron que una mujer de 50 años dijo 'no me importa cuando mi cariñoso gato duerme en mi pecho', y otra mujer describió a su gato como 'relajante'.

Algunas personas incluso dijeron que uno de los motivos por los cuales adquirieron un perro o un gato en primer lugar era para ayudarlos a relajarse en la noche, y esto es excepcionalmente cierto para las personas solteras o para aquellas que sus parejas viajan seguido o trabajan en la noche."

Un perro o un gato en tu cama puede proporcionar compañía y una sensación de seguridad, ésta última puede ayudar a tranquilizar a un niño que le tenga miedo a la oscuridad. En invierno, tu mascota y tú pueden calentarse juntos, y un perro en tu cama puede servir como alarma contra intrusos potenciales.

Sin mencionar que el lazo que forman tu mascota y tú cuando comparten el espacio para dormir es difícil de superar. Si eres de esas personas que no puede dormir hasta que su mascota se acurruca a su lado en la cama, este estudio no te sorprenderá. Pero no es de esa forma para todos.

Más de la Mitad de los Dueños de Mascotas Dicen que sus Mascotas Interrumpen su Sueño

No todos duermen maravillosamente al lado de sus mascotas. En un estudio, más de la mitad (53%) de los dueños de mascotas dijeron que sus mascotas interrumpían su sueño en la noche.4 El estudio de la Mayo Clinic Proceedings encontró que el 20 % de los dueños de mascotas veían a sus mascotas como un inconveniente al dormir.

El problema de dormir con una mascota se amplifica especialmente con los gatos, según Russell Rosenberg, Ph. D, especialista del sueño, certificado por el consejo y presidente de la National Sleep Foundation. Quien escribió en el Huffington Post:5

"Los gatos harán prácticamente lo que sea para llamar tu atención cuando están hambrientos o aburridos. La mayoría de los dueños de gatos han experimentado esa llamada de atención de un gato sentado en el rostro del dueño o tallando sus mejillas, ¡para hacerles saber que es hora de levantarse!...

Mientras que esa llamada de atención que ya mencioné podría funcionar si los gatos y los humanos tuvieran los mismos patrones de sueño, no los tenemos. Los gatos son nocturnos y pasan la mayoría del día durmiendo."

Los Perros Se Despiertan Frecuentemente en la Noche

Los perros también pueden ser problemáticos a pesar de no ser nocturnos como los gatos. No solamente sueñan como tú lo haces, también es probable que "corran" o ladren en su sueño, pero los perros tienden a despertarse seguido durante la noche y volverse a acomodar/anidar. Rosenberg también comentó:6

 "Muchos perros escarban o rascan su cama para volverla un lugar cómodo para dormir o marcar su territorio. Esta necesidad instintiva es un rastro de los parientes salvajes como los zorros y los lobos, que escarban guaridas para defenderse de las temperaturas extremas y de los depredadores.

Ya que los perros tienden a despertar muchas veces en el trascurso de la noche, tu sueño puede ser interrumpido cuando tu perro decide escarbar en las sábanas."

Aparte de despertarte, los expertos te dirán que hay una pequeña probabilidad de que tu mascota te transmita alguna enfermedad mientras duermes.

Parásitos del intestino, tiña, meningitis e incluso infecciones resistentes a los antibióticos se pueden transmitir potencialmente de mascotas a personas, lo cual vale la pena considerar antes de traer a tu mascota a la cama, en especial por los niños pequeños, los adultos mayores y las personas con sistemas inmunes comprometidos.

Pero si tienes a una mascota bien alimentada y muy sana que haya sido examinada por un veterinario y que haya vivido contigo por muchos meses o años, en la mayoría de los casos no necesitas sentir pánico de contraer enfermedades zoonóticas.

Consejos Para Dormir Tranquilamente con Tu Mascota

Si permites compartir tu cama con tu mascota (o incluso tu recámara), deberías establecer unas "reglas básicas". Si tu gato quiere jugar a las 3 a.m. y lo consientes, puedes anticipar que se despertará de nuevo la noche siguiente—e igualmente si tu perro pide comida a media noche.

Hay unas soluciones proactivas que puedes tomar para evitar situaciones como esas, tales como asegurar que tu gato obtenga mucho tiempo de juego durante el día, y cambiar la hora de cenar de tu perro (y la hora de ir al baño) un poco más tarde para que aguante la noche.

Por último, si deseas dormir toda la noche, es importante establecer un horario para tu mascota que incluya tiempo de juego, ejercicio, y hora de comida solamente durante el día--y apegarse a él. (Si tienes un cachorro o un gatito, esto no aplica, ya que puedes anticipar que necesitarán tu atención durante la noche.)

¿Quieres Recuperar Tu Recámara?

Si disfrutas compartir tu cama o tu recámara con tus mascotas, entonces sigue disfrutándolo. Pero, si tienes problemas para dormir debido a tus compañeros de cama peludos, podría ser hora de hacer cambios al dormir.

Esto si se puede lograr, aunque necesitarás algo de perseverancia, especialmente si compartes tu cama con un gato. Esta es la manera de hacerlo:

Si tu mascota es un perro:

  • Invertir en una cama no tóxica (orgánica) de buena calidad para tu perro y colocarla al lado o al pie de la cama. Así como en almohadas, sábanas y juguetes especiales para dormir según lo que consideres.
  • Enséñale a tu perro a bajar de tu cama y subir a la suya cuando lo ordenes, utiliza elogios, premios y afecto cada que realice el comportamiento deseado.
  • Recuerda: Los perros aprenden al reforzar el buen comportamiento. No le prestes atención a tu cachorro cuando esté en tu cama; llénalo de atención cuando esté en su propia cama en el piso.
  • Considera colocar almohadas donde él normalmente se pondría, le será menos fácil encontrar un espacio cómodo si salta para acomodarse.
  • Entiende que tu perro seguirá brincando a tu cama en la noche por un tiempo. Eres su líder de manada y la naturaleza le indica que debe dormir tan cerca de su manada como le sea posible. Cada que salte a tu cama ordénale que baje.
  • Después de varias noches o incluso una semana o dos de ordenarle (repetitivamente) que baje de la cama, tu perro probablemente aprenda a esperar a que te duermas para hacerte compañía.

No es escurridizo ni desobediente—sólo sigue sus instintos como un animal de manada cuyo líder siempre ha estado a su lado en la cama. Con paciencia, perseverancia, y constancia, tu cachorro eventualmente aprenderá cuál es su nuevo lugar para dormir en el piso.

Si tu mascota es un gato:

  • No podrás alejar a tu gato de tu cama si está en tu habitación, así que te recomiendo que ni lo intentes. Puedes decirle que se vaya antes de cabecear, pero tu sigiloso pequeño felino volverá a subir a "su" cama mucho antes de que te duermas por completo.
  • Sacar a tu gato de tu recámara tampoco es algo tan simple como parece. Los gatos no les gusta perder su territorio.
  • Probablemente haga un escándalo justo afuera de la puerta—llorando, aullando, golpeando la puerta con la mano o con su cuerpo, rasguñando el piso. O podría volverse destructivo por frustrarse. Colocar un láser automático fuera de la puerta del cuarto podría disuadirlo de potarse mal.

  • Debes tratar de persuadir a tu gato para que se vaya a otras partes de la casa en la noche dejando premios de alimento, juguetes forrados, u otros de sus juguetes favoritos, o tal vez unos bloques de apartamentos para gatos o un posadero cerca de la luz de exteriores para que pueda ver a través de la ventana alguna presa nocturna.

También proporciónale una cama suave, caliente y orgánica si es que aún no tiene un lugar favorito para dormir en algún lado de la casa.

Aquí, la creatividad es la clave del éxito—tienes que darle algo que hacer a tu gato además de obsesionarse con ya no poder dormir en la cama que tan generosamente compartía contigo.