Es Como Respirar a Través de un Popote Aplanado - ¿Tu Mascota Está a Riesgo?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 20, 2016 | 6,101 vistas

Historia en Breve

  • El colapso traqueal es una enfermedad en la que los anillos de cartílago que funcionan para mantener la tráquea abierta están formados anormalmente o se debilitan con el tiempo
  • El colapso traqueal puede ser congénito (presente al nacer) o adquirido, y se observa con mayor frecuencia en las razas de perro toy de mediana edad. Los factores que contribuyen o lo desencadenan incluyen la obesidad, los contaminantes ambientales y las infecciones respiratorias
  • Cuando los síntomas de colapso traqueal están presentes, incluyen una tos seca áspera e intolerancia al ejercicio
  • Alrededor del 70 % de los perros que tienen esta enfermedad pueden ser tratados medicamente con éxito
  • Cualquier perro con colapso traqueal u otra enfermedad respiratoria grave debe ser sometido a pruebas de función hepática normales, ya que la falta de oxígeno está relacionada con una enfermedad hepática significativa

Por la Dra. Becker

El nombre científico que se le da al tubo que va hacia los pulmones, es "tráquea", que es un tubo que conecta de la nariz de tu perro, boca y garganta hacia los pulmones. Cuando un perro inhala, el diafragma (el músculo plano que separa el abdomen y la cavidad torácica) se aplana y los músculos entre las costillas se mueven para empujar el aire dentro de los pulmones.

Cuando el perro exhala, los músculos se mueven en la dirección opuesta para empujar el aire fuera de los pulmones. La tráquea facilita el movimiento de aire, dentro y fuera de los pulmones.

Una parte de la tráquea está en la garganta, y otra parte se extiende en el pecho. El órgano se asemeja de alguna manera a un tubo de aspiradora. Está hecha de músculos conectados por pequeños anillos de cartílago que mantienen el tubo abierto. Los anillos tienen forma de C, con la parte abierta de la "C" hacia arriba hacia la espalda del animal.

Una banda de tejido, llamada ligamento traqueal dorsal, se extiende a lo largo de la abertura superior de los anillos en forma de C; también conocida como la membrana traqueal o la membrana dorsal.

¿Por Qué y Cómo Colapsa la Tráquea?

Los anillos-C que le dan a la tráquea su forma cilíndrica pueden debilitarse con el tiempo, cambiando de una forma de C a una forma más parecida a la U. En algunos perros, los anillos de cartílago ya están deformes al nacer.

Cuando la enfermedad se presenta desde el nacimiento (congénita), probablemente es el resultado de una deficiencia hereditaria en ciertos componentes de los anillos de cartílago, como el calcio, condroitina, glicoproteínas y glicosaminoglicanos.

Si vas a adoptar un cachorro que tiene una predisposición a este trastorno, vale la pena preguntar acerca de esto, ya que cada vez más criadores están optando por no criar perros con este síndrome, una idea muy acertada.

El colapso traqueal adquirido (no congénito) a menudo es causado por una enfermedad respiratoria crónica, la enfermedad de Cushing, o las enfermedades cardiacas.

Ya sea congénita o adquirida, los anillos-C debilitados característicos del colapso traqueal causan que el ligamento a lo largo de la parte superior de la tráquea se afloje. Así que en lugar de una estructura apretada tipo cubierta a lo largo de la parte superior de la tráquea, la membrana se vuelve débil y flexible.

La tráquea puede colapsar ya sea a lo largo de toda su longitud, o en la parte que se reside en el pecho, o sino solo en la parte que se encuentra en la garganta. Muy a menudo, el colapso es peor en el área donde la tráquea se conecta con el pecho.

Cuando un perro con una tráquea colapsada inhala y el aire es jalado al pecho a través de la tráquea, si los anillos-C que están debilitados se encuentran en la zona del pecho, las bolsas de la membrana se aflojan hacia el exterior. Durante la exhalación, la membrana se desinfla y desploma sobre los anillos-C.

Si los anillos-C más débiles de la tráquea se encuentran más arriba en el área de la garganta, ocurre lo contrario--la deflación de la membrana se produce durante la inhalación, y el abombamiento durante la exhalación.

A medida que la membrana dorsal se distiende y desinfla, los anillos de cartílago se vuelven progresivamente más planos hasta que, finalmente, la tráquea colapsa, dejando al perro tratando de sacar aire a través de lo que esencialmente es un popote tapado.

El jadeo o respiración rápida hace que el colapso sea peor, lo cual por desgracia conduce a una respiración mucho más rápida a medida que aumenta la ansiedad del perro. También, la enfermedad causa inflamación en la tráquea, que con el tiempo provoca que los tejidos cambien y pierdan sus características normales, lo que agrava aún más la enfermedad.

Las Razas de Perros Más Propensos a Sufrir de Colapso Traqueal

Muchos perros con colapso traqueal no presentan síntomas evidentes hasta que surge un segundo problema. Los factores que pueden desencadenar los síntomas de colapso traqueal incluyen:

El colapso traqueal es mucho más común en los perros de raza toy, especialmente el Poodle toy, Yorkshire Terrier, y Pomerano. Generalmente, la enfermedad se convierte en un problema cuando un perro llega a la mediana edad, pero puede ocurrir a cualquier edad.

Síntomas a Vigilar

Una de las primeras señales de colapso traqueal puede ser un repentino ataque de tos seca que suena un poco como un graznido de ganso. Esto evoluciona de un sonido tipo graznido de ganso a una tos más consistente, y con frecuencia se produce cuando hay presión en la tráquea del perro. Esto puede ocurrir cuando el perro es levantado o es jalado del cuello.

A medida que la enfermedad progresa, el perro puede desarrollar intolerancia al ejercicio, evidente dificultad respiratoria, y náuseas al comer o beber. Algunos perros con colapso traqueal se ponen azules cuando están emocionados o estresados, y debido a la constante presión para respirar, esto puede ocasionar una enfermedad cardíaca secundaria.

Algunos perros tienen tanto parálisis de la laringe como colapso traqueal. Estos perros suelen hacer un sonido tipo silbido cuando respiran.

Como Diagnosticar el Colapso Traqueal

A veces, el colapso traqueal se puede observar en una radiografía común como un estrechamiento o apertura del lumen traqueal. Un fluoroscopio, que son los rayos X en movimiento, le permite al veterinario visualizar la tráquea de tu perro mientras inhala y exhala.

Una endoscopia permite una vista del interior de la tráquea con una pequeña cámara. Proporciona la mejor manera de ver el interior de las vías respiratorias. Durante este procedimiento, el veterinario puede tomar muestras de la tráquea para hacer cultivos y pruebas de sensibilidad o análisis adicionales.

A veces se recomienda un ecocardiograma para evaluar la función cardiaca.

Cualquier enfermedad de la vía aérea superior o inferior puede ser confundida con un colapso traqueal, incluyendo un objeto extraño en las vías aéreas, parálisis laríngea, un paladar blando alargado, infección en la tráquea, en los pulmones o insuficiencia cardíaca, así como tumores o pólipos.

Es muy importante que se haga un diagnóstico definitivo y que no quede solo en suposición.

Opciones de Tratamiento

El tratamiento médico convencional de los casos leves a moderados de colapso traqueal implica usar supresores de la tos, antiespasmódicos, broncodilatadores y sedantes para ayudar a reducir los espasmos de tos y la ansiedad asociada.

Es importante interrumpir el ciclo de la tos, porque esta irrita las vías respiratorias y ocasiona más tos. Cuanto antes se intervenga con remedios naturales para la tos (incluyendo agregar tinturas frescas de té de olmo resbaladizo, raíz de regaliz, gordolobo, corteza de cerezo silvestre y miel orgánica a la alimentación de su perro), mejor.

Si un factor secundario (vea la lista anterior) desencadena o exacerba a una tráquea colapsada, a menudo resolver este problema (por ejemplo, al tratar una infección respiratoria o mantener el peso de tu perro bajo control) también curará los síntomas de la tráquea colapsada.

También, recomiendo evaluar el entorno de tu perro. Este debe estar libre de humo y otros contaminantes del medio ambiente.

Deshazte de las camas para perros rociadas con éteres difenílicos polibromados (PBDE, por sus siglas en inglés) provenientes de China, e invierte en una cama nueva totalmente natural, cambia a limpiadores domésticos orgánicos, tira los aerosoles y plugins de las habitaciones, y consigue un nuevo purificador de aire.

Cualquier perro con una tráquea colapsada se debe pasear solo con un arnés. Absolutamente, no recomiendo nada alrededor del cuello, ya que reducir toda la presión en la garganta es algo realmente importante para estos perros. Creo que los collares tradicionales pueden agravar drásticamente esta enfermedad al aplicar una presión traumática en la tráquea de los perros que jalan sus correas.

El tratamiento médico y/o solución de factores secundarios funciona en aproximadamente el 70 % de los perros con un suave colapso traqueal.

Los veterinarios holísticos suelen recomendar formadores del cartílago para ayudar a mantener la integridad del cartílago de la tráquea.

Estos incluyen a los suplementos de glucosamina, el mejillón Perna (almeja de labio verde), condroitina, metilsulfonilmetano (MSM, por sus siglas en inglés [una importante fuente de azufre para la resiliencia del cartílago sano]), la membrana de la cáscara del huevo, y cetil miristoleato (CMO, por sus siglas en inglés).

También, muchos perros se benefician de la administración de suplementos de oligoelementos orgánicos o fuentes alimenticias completas de sílice, manganeso y magnesio, así como suplementos de vitamina C. También, los anti-inflamatorios naturales, tales como las enzimas proteolíticas y la cúrcuma pueden ser beneficiosos.

En algunos perros, los tratamientos quiroprácticos y la acupuntura han ayudado a reducir la intensidad y duración de los episodios de tos, y tanto la homeopatía como la medicina china también en realidad podrían ayudar con esta enfermedad.

La Cirugía Para el Colapso Traqueal Debe Evitarse Salvo en Situaciones Potencialmente Mortales

La cirugía se reserva para los casos más graves de colapso traqueal, o para los perros que no responden al tratamiento médico. Si el colapso ocurre en el cuello o en la entrada torácica, se colocan quirúrgicamente anillos de plástico alrededor del interior de la tráquea.

Si el colapso es más profundo en el pecho, a menudo se coloca un stent en la tráquea. Un stent es como un pequeño muelle que mantiene a la tráquea abierta.

La colocación de un stent logra mejorías en los signos clínicos de la mayoría de los perros, pero, por desgracia, son comunes las complicaciones dentro de unos pocos años y podrían requerir la colocación de un segundo stent.

Reparar un colapso traqueal es un procedimiento quirúrgico muy especializado, con una gran posibilidad de complicaciones. Estos procedimientos solo deben ser realizados por un veterinario con un amplio conocimiento y un hospital bien equipado con un personal capaz de ayudar a tu perro a recuperarse de una manera apropiada.

Recomiendo evitar este tipo de cirugía a menos que hayas agotado todas las formas de terapia y la capacidad de tu perro para transportar el oxígeno este afectada, lo que podría convertirse en una situación mortal (por suerte, estos casos son poco frecuentes).

Los Perros con Tráqueas Colapsadas Deben Ser Monitoreados por Enfermedades Hepáticas

Un estudio publicado en el Journal of Veterinary Internal Medicine sugiere que la enfermedad hepática podría ir acompañada con una tráquea colapsada.1

Los investigadores observaron a 26 perros con colapso traqueal, y compararon sus pruebas de función hepática con los de 42 perros con tráqueas normales. La gran mayoría de los perros con colapso traqueal - 92 % - tuvo resultados anormales en las pruebas de función hepática.

Cuando algunos de esos perros recibieron un stent traqueal para aliviar los síntomas, mejoraron los resultados de las pruebas hepáticas.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que la privación de oxígeno por un colapso traqueal puede causar una enfermedad hepática significativa, y que la función hepática debe evaluarse rutinariamente en los perros con colapso traqueal u otra enfermedad respiratoria grave.

El colapso traqueal puede ser una enfermedad muy aterradora y frustrante para los dueños del perro. Los perros cuyas enfermedades pueden ser controladas médicamente con éxito tienen un buen pronóstico y una calidad de vida normal.

El panorama para los perros con una enfermedad severa o que se someten a la colocación de un stent, es menos optimista.

Si tu perro tiene colapso traqueal, su angustia puede llegar a ser tan grave que normalmente las membranas mucosas de color rosado con un aspecto saludable se vuelven azuladas y se pueden colapsar. Si tu perro tiene un colapso o malestar extremo, es una emergencia médica. Debe ser llevado inmediatamente con el veterinario o a un hospital de emergencias veterinarias.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Journal of Veterinary Internal Medicine, Volume 20, Issue 4, pages 845-849, July 2006