¿Por Que Algunos Perros Tienen Más Riesgo de Cáncer Que Otros?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 18, 2016 | 4,381 vistas

Historia en Breve

  • Los perros de la raza Golden Retriever en los Estados Unidos tienen una alta tasa de cáncer en comparación con muchas otras razas
  • La alta tasa de cáncer en esta raza es un suceso relativamente reciente. A finales de 1980, no se consideraba que tuviera una alta tasa de cáncer. Pero a finales de 1990, el cáncer le arrebató la vida a aproximadamente el 60 % de los perros de esta raza en los Estados Unidos
  • Actualmente, el Estudio Golden Retriever Lifetime por Morris Animal Foundation está en curso, y hará un seguimiento de por vida a 3 000 perros inscritos, con la aportación de los propietarios y veterinarios
  • A través del estudio, los investigadores esperan identificar los factores de riesgo potencialmente modificables que podrían explicar la alta incidencia de cáncer y otras enfermedades en la raza Golden Retriever, así como en otros perros
  • Para ayudar a prevenir el cáncer en tu propio perro, debes mantenerlo en un peso saludable, alimentarlo con una comida antiinflamatoria, reducir su exposición a las toxinas, y rechazar las vacunas innecesarias

Por la Dra. Becker

Aproximadamente la mitad de los seres humanos mayores de 70 años y los perros mayores de 10 años son diagnosticados con cáncer. En términos de mortalidad, el cáncer representa aproximadamente el 23 % de las muertes humanas, y del 10 al 60 % de las muertes de perros, lo cual depende de la raza.

Cuanto menor tamaño tenga el perro, menor será el riesgo de cáncer. De hecho, la tasa de cáncer en perros pequeños como el Chihuahua y Maltés es menor del 10 %. Los científicos creen que una hormona que influye en el crecimiento óseo y el tejido (IGF-1), la cual existe en niveles inferiores en las razas pequeñas, podría ser un factor.1

Una de las razas con mayor riesgo de desarrollar cáncer es la muy popular raza de perros Golden Retriever.

El Cáncer en la Raza Golden Retriever Comenzó a Dispararse en la Década de 1990

Alrededor del 60 % de todos los perros de la raza Golden Retriever mueren de cáncer - el 57 % de las hembras y el 66 % de los machos. Los dos tipos más comunes de cáncer en esta raza son hemangiosarcoma y linfoma.

Sorprendentemente, la alta tasa de cáncer en esta raza es un suceso relativamente reciente. En un estudio realizado en 1988 en la Escuela de Medicina Veterinaria en la Universidad de Pennsylvania, no se mencionó que la raza Golden Retriever tuviera una tasa más alta de cáncer que otras razas.2

Sin embargo, en 1999, solo 11 años después, más del 60 % de estos maravillosos perros que viven en los Estados Unidos falleció por causa del cáncer.3

En Europa, los Golden Retriever Padecen Cáncer Con Menor Frecuencia Que en los Estados Unidos

Cuando los investigadores comparan el ADN de la raza Golden Retriever con hemangiosarcoma con el ADN de otras razas con la misma enfermedad, las anomalías genéticas fueron diferentes.

Curiosamente, los Golden Retriever de Europa desarrollan cáncer a una tasa mucho más baja (menos del 40 %) que la raza Golden Retriever en los Estados Unidos.4

Sus genes son significativamente diferentes, lo cual sugiere que el riesgo de cáncer en la raza Golden Retriever en los Estados Unidos es el resultado, en parte, de una mutación genética bastante reciente.

Los investigadores que estudian el cáncer en la raza han identificado alteraciones genéticas comunes en los perros de raza Golden con hemangiosarcoma y linfoma.

Estas mutaciones de genes "modifican la regulación de la vigilancia del sistema inmunológico para células tumorales", dice la veterinaria oncóloga certificada por la Junta, la Dra. Ann Hohenhaus.5

De acuerdo a lo que la autoridad canina la Dra. Jane Brackman, escribe para The Bark:

"Los perros de raza Golden Retriever en Europa y de los Estados Unidos pueden parecer similares, pero hay suficientes diferencias en el ADN como para separar a estos perros en dos poblaciones distintas que corresponden a sus regiones geográficas.

Los bancos de genes de ambos continentes son grandes, por lo que la reproducción entre las dos poblaciones es poco frecuente.

Cuando se estudiaron en el laboratorio, las diferencias genómicas sugirieron que el riesgo de algunos tipos de cáncer está relacionado con recientes mutaciones genéticas de la raza Golden Retriever en América del Norte.

Y esto podría ser una buena noticia: las diferencias genéticas entre los perros de raza Golden Retriever de Europa y de América del Norte podrían ser clave para entender la etiología del cáncer canino en general".

¿Cómo Se Producen los Genes Cancerígenos de Generación Tras Generación en los Perros?

El American Kennel Club (AKC, por sus siglas en inglés) y otros clubes caninos requieren que los perros registrados sean el producto de otros perros registrados.

Esta norma está en vigor para asegurar que no se introduzcan nuevos genes en una raza, sin embargo, también asegura que cada perro registrado este relacionado consanguíneamente con otros perros de esa raza.

Esto crea una población aislada y cerrada de perros dentro de cada raza, lo que mantiene una menor reserva genética. Además, existe algo que se llama el efecto "popular sire", en el que ciertos perros procrean continuamente.

Sus descendientes llevan las mismas mutaciones genéticas específicas, para bien o para mal, y finalmente esas mutaciones se convierten en permanentes. El resultado es que, en algunas razas, los genes que aumentan el riesgo de cáncer se reproducen de generación tras generación en los perros.

Estudio de Por Vida de la Raza Golden Retriever en Marcha

En 2012, la Fundación Animal Morris (MAF, por sus siglas en inglés) puso en marcha el Estudio Golden Retriever Lifetime, y lo describió como "el mayor estudio observacional realizado en la medicina veterinaria en los Estados Unidos".6

Un estudio observacional monitorea a los participantes y recolecta información sobre ellos. El estudio no pretende afectar directamente en cómo los dueños cuidan a sus perros, en vez de eso pretende proporcionar información valiosa acerca de cómo mejorar la prevención, detección y el tratamiento del cáncer y otras enfermedades.

En el transcurso del lanzamiento del estudio entre el 2012 y 2015, MAF ha registrado 3 000 perros de raza Golden Retriever de particulares que oscilaban entre los 6 meses y 2 años de edad y eran saludables en el momento de la inscripción.

¿Por Qué la Raza Golden Retriever?

Los perros de la raza Golden Retriever fueron elegidos para el estudio porque, aunque no tienen el mayor riesgo de cáncer entre todas las razas de perros, hay mayor cantidad de ellos. Los perros de tamaño grande para muestreo producen datos más precisos.

Además, la raza Golden Retriever es altamente adaptable a una variedad de estilos de vida. Existen mascotas de familia, perros de exposición, perros de caza, atletas caninos, competidores en una amplia gama de eventos caninos, perros de asistencia y terapia, y perros de búsqueda y rescate. Como resultado, la raza está expuesta a una amplia diversidad de ambientes.

Los Investigadores Esperan Identificar Factores de Riesgo Modificables Para el Cáncer

El estudio tendrá una duración de 10 a 14 años, y hará un seguimiento de los perros durante toda su vida con la aportación de los propietarios y los veterinarios, quienes han accedido a mantener un registro de la salud de los perros, estado nutricional y ambiente.

De acuerdo con Brackman:

"Basado en las observaciones que se resumen en los cuestionarios, los investigadores esperan identificar los factores de riesgo potencialmente modificables que podrían explicar la alta incidencia de cáncer y otras enfermedades en perros de la raza Golden Retriever y, con el tiempo, en todos los perros".7

Los investigadores de la MAF investigan específicamente para obtener información sobre los tipos de cáncer que no pueden ser tratados quirúrgicamente, incluyendo las células tumorales mastocitas inoperables, linfoma, osteosarcoma, y ​​hemangiosarcoma. Estas cuatro enfermedades constituyen la gran mayoría de las muertes por cáncer en la raza Golden Retriever.

Más de 2 000 Veterinarios Están Comprometidos con el Proyecto

Más de 2 000 veterinarios están involucrados en el proyecto, y se pusieron de acuerdo para realizar exámenes físicos anuales en sus pacientes (los perros de raza Golden Retriever registrados), durante los cuales se recolectan muestras sanguíneas, de orina, de heces, de pelo y uñas de los pies y los envían para su análisis.

También informan acerca de cualquier visita adicional de los exámenes anuales, recolectan muestras de tejido tumoral cuando es necesario, y proporcionar orientación a los propietarios de los perros acerca de la necropsia (autopsia de los animales) cuando un perro muere.

De acuerdo con un veterinario participante entrevistado por Brackman:

"La información que reuniremos analiza las áreas de exposición potencial a través del aire, la alimentación y por contacto. Se espera que los propietarios proporcionen información lo más detallada acerca de los productos químicos utilizados en el hogar, patio y en el perro, y las fuentes de agua potable, por nombrar solo algunas.

Cuando toda esta información se junte y sea analizada, tendremos la oportunidad de encontrar puntos comunes que puedan ser relacionados con el cáncer y otras enfermedades. Cuantos más datos disponibles, mayor será la oportunidad de encontrar una conexión.

Por otro lado, también nos encontraremos coincidencias en perros que viven hasta 15 años y más".8

Los cuestionarios se evalúan trimestralmente, y las tendencias validadas son publicadas a medida que surgen. Esto proporciona información en tiempo real para los dueños de perros y veterinarios que podría ayudar a influir en el cuidado de los perros.

Creación de una Base de Datos de Salud Canina Para el Futuro

Desde el sitio web del Estudio de por vida:

"A medida que pasan los años, estamos reuniendo millones de datos que nos conducirán a una mejor comprensión de cómo la genética, estilo de vida y ambiente afectan a la salud y el bienestar de nuestros perros del estudio.

Esperamos poder compartir los resultados de este estudio conforme nuestra base de datos crezca y seamos capaces de proporcionar una perspectiva de lo que aprendemos".9

Es difícil captar la enorme complejidad y el potencial del Estudio de por vida de la raza Golden Retriever, pero teniendo en cuenta el número de factores genéticos y del estilo de vida que se investigan, tengo una alta expectativa de que los resultados ayudarán a entender cómo mejorar el cuidado no solo de los perros de raza Golden Retriever, sino de todos los perros.

5 Maneras Para Reducir el Riesgo de Cáncer en Tu Perro

No permitas que tu perro tenga sobrepeso. Los estudios muestran que restringir la cantidad de calorías que un animal consume previene y/o retrasa la progresión del desarrollo de tumores entre las especies, incluyendo los caninos.

Menos calorías hacen que las células del cuerpo bloqueen el crecimiento de los tumores, mientras que un exceso de calorías puede ocasionar obesidad, y la obesidad está estrechamente vinculada a un mayor riesgo de cáncer en los seres humanos.

Hay una conexión entre el exceso de glucosa, mayor sensibilidad a la insulina, la inflamación y el estrés oxidativo - todos estos son factores de la obesidad - y el cáncer.

Es importante recordar que la grasa simplemente no se asienta en el cuerpo de tu mascota sin causar daño. Produce inflamación, la cual puede promover el desarrollo de tumores.

Aliméntalo con una comida antiinflamatoria. Cualquier cosa que origine o estimule la inflamación en el cuerpo aumenta el riesgo de cáncer. La investigación actual sugiere que el cáncer en realidad es una enfermedad inflamatoria crónica, alimentada por los carbohidratos. El proceso inflamatorio produce un entorno en el que las células anormales proliferan.

Las células cancerígenas requieren de la glucosa en los carbohidratos para crecer y multiplicarse, por lo que deberás eliminar esa fuente de energía para el cáncer. Los carbohidratos que debes eliminar de la alimentación de tu mascota incluyen granos procesados, frutas con fructosa, y vegetales con almidón, como las papas.

Ten en mente que todos los alimentos secos para mascota contienen algún tipo de almidón. Podrían ser libres de granos, pero no podrían estar libres de almidón, ya que no es posible fabricar croquetas sin utilizar algún tipo de almidón.

Por lo general, las células cancerígenas no pueden utilizar grasas alimenticias para obtener energía, por lo que altas cantidades de grasas de buena calidad son nutricionalmente beneficiosas para combatir el cáncer, junto con una menor cantidad de proteínas, sin carbohidratos.

Recientemente, me enteré de que los perros que luchan contra el cáncer pueden hacer un mejor trabajo para enfrentar esta enfermedad de azúcar descontrolado, si su consumo de proteínas es limitado por 120 días, ¡detalles al respecto, más adelante!

Otro importante factor que contribuye a las enfermedades inflamatorias es una alimentación muy rica en ácidos grasos omega-6 y muy baja en ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos omega-6 aumentan la inflamación, mientras que los omega-3 hacen lo contrario. Los alimentos procesados para mascota usualmente están cargados con ácidos grasos omega-6 y son deficientes en grasas omega-3.

Una alimentación saludable para tu mascota--una que sea anti-inflamatoria y anti-cancerígena--consiste en alimentos enteros, verdaderos, de preferencia que sean crudos. Deben incluir proteínas de alta calidad, incluyendo la carne del músculo, órganos y huesos.

También debe incluir grandes cantidades de grasa animal, altos niveles de EPA y DHA (ácidos grasos omega-3), y algunos vegetales frescos, con bajo índice glucémico.

Esta alimentación apropiada según su especie es alta en contenido de humedad y no contiene granos o almidones.

También recomiendo asegurarse de que la alimentación sea equilibrada al seguir las recomendaciones de alimentación ancestral, la cual tiene estándares mucho más rigurosos (más altas cantidades de minerales y vitaminas) que nuestras recomendaciones alimenticias actuales para mascotas de la AAFCO (por sus siglas en inglés).

Unos suplementos probióticos beneficiosos como los hongos medicinales, enzimas digestivas, y los súper alimentos verdes también puede ser muy benéficos para mejorar la función inmunológica.

Reduce o elimina la exposición de toxinas en tu perro. Esto incluye a los pesticidas químicos como productos preventivos para pulgas y garrapatas, productos químicos para el jardín (herbicidas, etc.), el humo del tabaco, retardantes de llama, y ​​limpiadores para el hogar (detergentes, jabones, limpiadores, toallitas para la secadora, aromatizantes).

Debido a que vivimos en un mundo tóxico y evitar toda exposición química es casi imposible, también sugiero que le proporciones un protocolo de desintoxicación periódica a tu mascota.

Permítele a tu perro permanecer intacto (sin ser esterilizado o castrado), al menos de la edad de 18 meses a dos años. Los estudios han relacionado a la esterilización y castración con una mayor tasa de cáncer en perros. Aún mejor, investiga formas alternativas para esterilizar a tu mascota sin alterar su importante equilibrio hormonal.

Rechaza las vacunas que sean innecesarias. Los protocolos de vacunas deben adaptarse a minimizar los riesgos y maximizar la protección, al tener en cuenta la raza, los antecedentes, el estado nutricional y la vitalidad general del perro.

El protocolo que sigo con cachorros saludables es proporcionar una sola vacuna de parvovirus y moquillo durante o antes de las 12 semanas, y una segunda aplicación después de 14 semanas.

Posteriormente, haces una análisis de títulos de anticuerpos (pregunta a tu veterinario como realizar la titulación en un laboratorio que utilice el método de Inmunofluorescencia Indirecta [IFA, por sus siglas en inglés]) dos semanas después de la última serie y si el perro ha sido vacunado con éxito, estará protegido de por vida.

Yo no utilizo ni recomiendo vacunas combinadas (de cinco a siete virus en una sola inyección), lo cual es el refuerzo estándar anual en muchas clínicas veterinarias. En mi experiencia, esta práctica es completamente innecesaria e inmunológicamente arriesgada.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 7, 8 The Bark
  • 2 Journal of the American Veterinary Medical Association. 1988 Sep 15;193(6):706-12
  • 3 The Golden Retriever Club of America National Healthy Survey 1998-1999
  • 4 ISRN Veterinary Science, Volume 2013, Article ID 941275, 23 pages
  • 5 VetStreet, March 12, 2015
  • 6, 9 Morris Animal Foundation Canine Lifetime Health Project