4 Maneras de Neutralizar las Peleas Entre Felinos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 29, 2016 | 2,374 vistas

Historia en Breve

  • En muchos lugares donde hay muchos gatos, sus peleas son un evento desafortunado--y común. Algunas veces los gatos simplemente no se caen bien, por lo que se pelean, pero hay muchas otras razones que incitan las riñas entre gatos, que tu como dueño, puedes trabajar para resolver
  • Es importante optimizar el ambiente de los gatos al colocar diversos lugares para comer y tomar agua; poner una caja de arena para cada gato más una adicional; tener variedad de superficies para rascar, lugares de descanso y posaderas; juguetes que atraigan los instintos de caza; e incluso un recinto en el exterior que les permita estar afuera con seguridad
  • También es importante ver que tus gatitos obtengan una nutrición biológicamente adecuada, mucho ejercicio y visitas regulares al veterinario para exámenes de bienestar
  • Algunas veces las riñas entre gatos son la consecuencia de alguna agresión indirecta, es decir que el gato que ataca se molestó debido a otro estímulo pero se desquita con uno de sus compañeros felinos de casa. Si puedes averiguar qué es lo que provoca una pelea entre un gato y otro, puedes ayudar a mitigar la situación
  • Hay muchos productos naturales que pueden ser extremadamente benéficos para reducir el estrés en los gatitos y suavizar la tensión entre gatos, así como también lo son los remedios florales, los homeopáticos, y las feromonas felinas faciales

Por la Dra. Becker

¿Compartes tu casa con luchadores felinos? ¿Peleas entre felinos? ¿Combate de gatos? Si así es, no eres el único. Muchas casas donde viven varios gatos enfrentan problemas parecidos.

Algunos compañeros felinos simplemente no se llevan bien, pero hay muchas otras razones potenciales para las peleas de gatos, y afortunadamente, hay cosas que puedes hacer para inspirarle a tus compañeros felinos una convivencia más pacífica.

Equilibra el Medio Ambiente de Tu Gato Dentro de Casa

Proporciónales varios tazones de agua y comida, en lugares separados. Algunos gatos son capaces de tomar grandes medidas para “resguardar” su comida y bebida cuando viven en una casa con muchos gatos, lo que vuelve a cada comida o trago de agua en una competencia.

También coloca varias cajas de arena. Una buena medida es colocar una caja por gato, más una caja adicional.

Muchos gatos de casa NO están dispuestos a compartir su baño, y las peleas pueden surgir con gran rapidez en la caja de arena, lo cual provoca que los gatitos que son más tímidos se escondan en el piso del closet o en otros lugares donde no sobrepasen los límites para poder recuperarse.

Proporciona muchas superficies donde tus gatos puedan rascar—por lo menos una por cada gato. Los gatitos no solamente se rascan para afilar sus garras, sino para estirarse y "marcar" territorio.

Debe haber superficies tanto verticales como horizontales, ya que muchos gatos prefieren una u otra. Además considera experimentar con superficies con diferentes texturas que aporten un poco de diversidad.

También asegúrate que cada uno de tus gatos tenga su propio lugar aislado para descansar. Puede ser la punta de un árbol para gatos, o una jaula (con la puerta abierta), o algún lugar cómodo en una repisa del closet.

Si te das cuenta que a uno de tus gatos le gusta esconderse o dormir en algún lugar en específico, considera preparar la zona con una cama suave para gato o con una manta. Es extremadamente importante que cada uno de tus gatitos tenga por lo menos algún lugar privado en el que pueda apartarse.

Proporciónale muchos juguetes que atraigan sus instintos naturales de caza, y asegúrate de agregar juguetes interactivos con los que puedes jugar con tu gato.

También considera invertir en un "gatio”, el cual es un recinto al aire libre que le permite a los gatitos obtener todos los beneficios de estar al exterior, al mismo tiempo que se mantienen fuera de peligro.

Considera proporcionarles diversas posaderas a la altura de tus ojos o más altas. A muchos gatos les atraen los lugares en las alturas porque se sienten a salvo de depredadores y así pueden mantener vigiladas las actividades de los intrusos que están a nivel del suelo.

Puedes proporcionarles acceso a lugares altos en tu casa como las repisas del closet o en anaqueles donde se colocan las plantas, o puedes comprar un mueble tradicional para gatos como los árboles para gatos, o puedes ponerte creativo y diseñar tus propias posaderas para gatitos.

Trata de proporcionarles por lo menos un lugar o dos cerca de las ventanas para que tus gatos puedan observar a los pájaros y vigilar las actividades de los vecinos.

Céntrate en la Alimentación, el Ejercicio y Exámenes Regulares de Bienestar

Llevar una nutrición adecuada es la base sobre la que se construye una buena salud en las mascotas, así que ofréceles a tus gatitos una alimentación balanceada y adecuada según la especie.

Los gatos que están sanos y bien nutridos son menos propensos a desarrollar problemas médicos o emocionales que tengan como consecuencia comportamientos inadecuados.

Asegúrate que tus gatos se ejerciten bien. Hoy en día muchos gatos no hacen el ejercicio que necesitan para estar en condiciones de salud óptimas. Los gatos que no hacen ejercicio, que no reciben estímulos, pueden almacenar energía que se transforma en hostilidad hacia otros felinos en el hogar.

Utiliza juguetes para interactuar con tus gatos, haz que se mueva, y refuerza el lazo que compartes con ellos.

Ve cualquier cambio en la personalidad o conducta de un gato como signo probable de aparición de problemas médicos, ya que los gatos tienden a cambiar su comportamiento cuando están enfermos o sienten dolor.

Si alguno de tus gatitos está enfermo o sufre de algo, eso lo puede volver irritable y más proclive a desquitarse con los otros gatos en la casa.

Es importante reportarle a tu veterinario los cambios repentinos de comportamiento que se presenten, y asegúrate de llevarlos a exámenes de bienestar dos veces al año, especialmente cuando envejecen.

Recomendaciones Adicionales

Algunas veces, las peleas entre los gatos son el resultado de agresiones con causas indirectas.

Podrías tener un gato que esté molesto o frustrado por motivos que no tienen nada que ver con los otros gatos en la casa, pero al final se convierten en los objetivos de su agresividad.

Si te das cuenta que un gato en específico se pelea con los demás gatos (o con frecuencia con un gato en particular), trata de averiguar qué pudo haber causado ese comportamiento. Podría ser una situación que puedas mitigar.

Por ejemplo, si alguno de tus gatos odia que le corten las uñas (no es que haya algún gato que le guste), y expresa su enojo peleándose con otro gato en la casa justo después de las sesiones donde le cortas las uñas, puedes probar cortarle las uñas en un cuarto por separado y después dejarlo sólo un tiempo hasta que deje de sentirse irritable y con ganas de pelear.

Considera utilizar productos naturales como Flores de Bach, Spirit Essences, u OptiBalancePet para ayudar a tus gatos a manejar los sentimientos y eventos de estrés en sus vidas.

También tengo éxito utilizando los remedios homeopáticos que encajan con la personalidad y patrón de síntomas de cada gato para ayudar a suavizar sus respuestas emocionales.

También considera el uso de Feliway, un producto de feromonas, para reducir los niveles de estrés y suavizar las tensiones entre tus gatos. Muchas personas reportan tener mucho éxito utilizando el difusor Feliway en sus casas donde viven muchos gatos.

En más de algún caso de agresión territorial felina, sin importar lo rápido que actúe el dueño, el problema ya no tiene solución. En dichos casos, es más sano para todos los involucrados que, ya sea que se reubique uno de los gatos en otro hogar, o separarlos permanentemente bajo el mismo techo, solo si tienes espacio.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias