Todo Lo Que Baja Tiene Que Subir

Así es la ley del trampolín: Cuando alguien cae, quien este al otro lado será catapultado al cielo.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo