Ocultar
Desscanso Para la Recuperación

Historia en Breve -

  • Ocasionalmente un perro necesita “descanso en jaula” o descansar por completo, para recuperarse de una lesión o cirugía. “El tiempo de descanso para la recuperación” probablemente es un mejor término descriptivo que “descanso en jaula”
  • Si tu perro necesita de tiempo de descanso para la recuperación, puede ser una tarea difícil mantenerlo quieto, relativamente inmóvil y estimulado mentalmente.
  • Lo primero que deberías hacer es entrenar a tu perro para “estar quiero y relajado” en el lugar en el que estará descansando y recuperándose
  • También debes mantener su mente ocupada al enseñarle trucos y juegos nuevos y apropiados, ofrécele alimento y juguetes de destreza, también debes proporcionarle mucho compañerismo y afecto
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

Cómo Enseñarle a Tu Perro a Relajarse

Julio 20, 2016 | 3,824 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Si alguna vez te ha tocado cuidar a un perro que necesita descansar por completo – también conocido como “descanso en jaula” – durante un largo periodo de tiempo, entonces sabes lo complicado que puede ser mantener quieto al perro.

Esto es especialmente cierto con las mascotas jóvenes y sanas que son físicamente activas por naturaleza durante gran parte del día.

Hay muchas situaciones en las que se necesita el descanse en jaula, una es durante el tratamiento de una infección por gusano del corazón.

Independientemente del enfoque de tratamiento de esta enfermedad (convencional o natural), la presencia de gusanos muertos significa que las piezas de los cuerpos en descomposición de los gusanos que se encuentran dentro de tu perro pueden bloquear los vasos sanguíneos en los pulmones, lo que puede provocar un embolismo pulmonar potencialmente fatal.

El ejercicio o la emoción aumentan el ritmo cardíaco, lo que hace que las piezas de los gusanos tapen los pequeños vasos sanguíneos de los pulmones.

Una pequeña lista de otras situaciones que requieren de descanso por completo incluyen:

  • Tratamiento para la enfermedad de disco intervertebral (EDIV). Los discos intervertebrales están sujetos a la degeneración, abultamiento y ruptura.

    Cuando les pasa algo malo, el material que tienen dentro se va a la columna vertebral, ejerciendo presión contra la médula espinal o las raíces nerviosas, lo que provoca dolor, daño nervioso y algunas veces parálisis.
  • Tratamiento para la enfermedad de Legg-Calve-Perthes, que se caracteriza por necrosis de la cabeza femoral, que es la parte esférica de la articulación de la cadera bola-cavidad.
  • Tratamiento para la osteomielitis, que es la inflamación del hueso y/o médula ósea, que es causado por infección bacteriana o fúngica.
  • Tratamiento para trombo “en silla de montar”, una enfermedad muy grave que también se conoce como tromboembolismo aórtico en el que los coágulos sanguíneos se originan en el corazón viajan a través de la aorta y se alojan en “la silla de montar”, el punto en donde la aorta se divide en las arterias ilíacas izquierda y derecha que suministran las patas traseras.
  • Muchos escenarios postquirúrgicos involucran la reparación o manipulación de los huesos y tejidos blandos, así como pacientes con complicaciones en las incisiones o cierre de heridas.

Una Nueva Forma de Ver el Descanso en Jaula

A la Dra. Debra Horwitz le gusta utilizar el término tiempo de descanso para la recuperación en lugar de “descanso en jaula”, para que los dueños entiendan que su perro se está recuperando de una cirugía u otro procedimiento veterinario y “para ayudarlos a entender mejor esta tarea de confinamiento que algunas veces puede ser difícil”.1

Horwitz da los siguientes consejos para ayudar a los dueños de mascotas a lidiar eficazmente con el aburrimiento de su perro y mantener el lazo durante el periodo de tratamiento prescrito.

Enséñale a Tu Perro a 'Calmarse y Relajarse'

Crea un entorno propicio para el tiempo de descanso para la recuperación. En otras palabras, enséñale a tu perro a estar calmado y relajado en un lugar específico o espacio en tu casa. El objetivo es entrenar a tu perro para que relacione una orden y lugar en la casa con tener una postura calmada y relajada.

De acuerdo con Horwitz debes mantener a tu perro acostado en una alfombra o manta cómoda que usarás constantemente para entrenarlo, dale caricias suaves, masajes y una palabra clave para que tu perro capte la señal de que es hora de estar calmado y tranquilo.

A medida que comience a relajarse, recompénsalo con alimento o elogios.

Continúa calmándolo hasta que su expresión facial sea tranquila y esté respirando suavemente. Considera poner música creada especialmente para perros para ayudarlo a establecer un estado de ánimo.

Al inicio, tal vez tu perro se pregunte qué estás haciendo, al intentar que se quede sobre la manta. Probablemente necesitarás utilizar la correa el primer par de sesiones, hasta que tu perro entienda que es el momento de relajarse, es decir la hora de acariciarlo y masajearlo.

Repite este ejercicio de relajación varias veces al día hasta que tu perro lo entienda.

Tengo muchos clientes que han condicionado a sus perros para “calmarse” sobre cierta manta o colchoneta, lo que hace que los exámenes sean mucho más relajantes para ambos.

Dominar este entrenamiento cuando los perros aún son cachorros es lo ideal y se puede utilizar a lo largo de su vida para crear un “espacio seguro” y calmado para tu perro.

Entrenar a los perros para llevarlos a una “zona zen” puede darse en cualquier punto y es sumamente benéfico cuando se necesita de un “tiempo de recuperación”.

Entrena el Cerebro

Durante el tiempo de descanso para la recuperación obligatoria de tu perro, sus movimientos se verán restringidos, pero su mente seguirá necesitando de estimulación. Enseñarle los trucos y juegos apropiados para sus restricciones físicas temporales le ayudará a aliviar el aburrimiento.

Horwitz sugiere entrenar a tu perro para “agitar” una pata y luego la otra. También puedes enseñarle a utilizar el mentón o tocar tu mano con su nariz como respuesta a una orden. También puedes utilizar el entrenamiento clicker para ayudar a tu mascota a aprender a seguir órdenes para estar quieta durante su periodo de recuperación.

Extiende la Hora de la Comida

La idea aquí es hacer de cada comida lo último que haga para ayudar a mantener a tu mascota físicamente tranquila pero mentalmente activa. Puedes utilizar juguetes de alimentos y acertijos para retrasar la hora de la comida y desafiar su cerebro.

Algo que no debes hacer es ofrecerle un juguete que haga que tu perro se mueva. Algunos de los juguetes interactivos de Nina Ottosson son aceptables, dependiendo de lo que se esté recuperando tu perro.

Déjalo Mascar

Otra forma de acabar con el aburrimiento de tu perro es proporcionarle una variedad de huesos y juguetes para morder que sean seguros y apropiados, para que pueda roerlos mientras está en su caja o en el lugar en donde se encuentre. Te repito, asegúrate de no darle algo que haga que mueva su cuerpo.

Cuando le ofrezcas huesos recreacionales o con cualquier perro que tiende a romper los juguetes y tragarlos, debes asegurarte de supervisarlo cuidadosamente mientras lo muerde.

Las paletas de caldo de huesos son otra forma de ofrecerle recompensas sabrosas para mantener a tu perro entretenido y ocupado durante el proceso de recuperación.

Demuéstrale Mucho Pero Mucho Amor

Otra forma de controlar el aburrimiento de tu perro es remplazando la actividad por el afecto. Asegúrate de estar junto a tu perro el mayor tiempo posible, especialmente que cuando estés realizando actividades tranquilas como leer, ver la TV o navegar por internet.

Cuando saques a tu perro para hacer sus necesidades, pídeles a otros miembros de la familia que te acompañen. Los viajes al baño son un cambio de escenario para un perro en reposo absoluto, así que invita a los demás miembros de tu familia a acompañarte y a que también le den mucha atención y afecto.

Horwitz recomienda que no tengas visitas durante este tiempo. También sugiere mantener la jaula de tu perro lejos de ventanas para desalentar ladridos u otras formas de estimulación física.

Evita los Espacios Abiertos

Por último, necesitarás mantener a tu perro en recuperación en el interior, excepto cuando vaya al baño, para evitar arranques inesperados de emoción o actividad física. También es importante mantener a tu perro con una correa cuando llegan a salir para evitar que “estire las patas” o trate de perseguir una ardilla.

[+] Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo