Las Personas Piensan Que Estas Mascotas Son Inherentemente Insalubres, Pero Eso Es Un Mito

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 02, 2016 | 1,817 vistas

Historia en Breve

  • De los gatos en refugios, aquellos infectados con el virus de la inmunodeficiencia felina son de los más difíciles de encontrarles un hogar
  • Los profesionales de los refugios están trabajando para disipar los mitos alrededor de los gatitos con VIF para que los protectores padres de mascotas comprendan que estos gatos pueden vivir una vida normal y saludable en un ambiente estable; incluyendo vivir con otras mascotas
  • Es importante esparcir la voz de que las principales formas de transmisión de VIF son a través de la mordida de un gato infectado a otro gato; el virus no pude esparcirse a las personas o a animales que no sean felinos, ni puede ser transmitido por el contacto casual entre gatos
  • Las infecciones secundarias son responsables de muchas de las enfermedades relacionadas al VIF, así que es importante monitorear la salud de los gatitos con VIF positivo por medio de visitas al veterinario
  • Los gatos con VIF positivo pueden permanecer muy sanos cuando se les provee con suplementos naturales para apoyar a su sistema inmune

Por la Dra. Becker

Tristemente, algunas de las mascotas que es menos probable que adopten en los refugios animales, son los gatitos con el Virus de la Inmunodeficiencia Felina (VIF). Los expertos de los refugios se han percatado de que los potenciales dueños de mascotas dudan en adoptar a un gato con VIF+, y esperan poder cambiar éstas actitudes hacia una mejor concientización.

"Debido a que las personas no lo comprenden, se encuentran aprensivas," dice Kathleen Hacker del Refugio Ángeles en Bay Country, Michigan. "Hace dos años, con éste diagnóstico las personas inmediatamente ponían a sus gatos a dormir. Cada vez más escuchamos a personas decir: 'Yo tengo un gato con VIF'"1

La comunidad de refugios quiere que los padres de mascotas sepan que, mientras que los gatos callejeros adoptados podrían portar el virus, no es algo por lo cual preocuparse demasiado. "De la mayoría de los gatos infectados con VIF, ni siquiera te darías cuenta,"dice la Dra. Cheralyn Asa, veterinaria en Bangor Township.

El Riesgo de Transmisión de Gato a Gato es Muy Bajo

Según el Centro de Salud Felina de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, aproximadamente 1.5 a 3 % de los gatos que por otro lado se encuentran sanos, están infectados con VIF. En gatitos enfermos o aquellos con alto riesgo de infección, el rango es significativamente más alto que el 15 % o más.2

La enfermedad se ve con más frecuencia en gatos macho agresivo, que andan libres. Esto es debido a que el virus, presente en la saliva y sangre, se transmite principalmente por una mordida. No puede esparcirse a las personas, perros, ni otras mascotas que no seas felinos.

Un gato infectado puede transmitir el virus a otro gato, pero contrariamente a lo que la gente piensa, no ocurre a menudo. La transmisión requiere una mordida profunda de un gato infectado a uno no infectado. Según Hacker, "Si tienes dos mascotas que se llevan bien, la probabilidad de que se esparza en un grupo estable es mínima. Una pequeña mordida o un rasguño no es suficiente."

El virus sobrevive tan sólo por un corto periodo de tiempo fuera del cuerpo del gato, y no puede ser transmitido indirectamente a la comida, tazones de comida, juguetes, sábanas, o ropa, zapatos ni manos de personas (sin embargo éste no es el caso con la leucemia felina).

El VIF no parece trasmitirse por el contacto sexual entre los gatos. Sin embargo, durante el apareamiento, frecuentemente los gatos macho se prenden del cuello de la hembra con los dientes, lo que puede dar como resultado en una perforación de la piel que permita la transmisión.

Mitos del VIF

Mito: Se debería aplicar la eutanasia a los gatos con VIF porque son imposibles de adoptar o es riesgoso adoptarlos…

Realidad: Los gatitos con FIV positivo no son menos adoptables que los gatos no infectados, pueden vivir vidas largas y sanas en ambientes estables, y sin infectar a otras mascotas de la familia.

Mito: Los gatos infectados pueden esparcir el VIF por contacto casual con otros gatos, incluyendo acicalarse.

Realidad: El VIF sólo se transmite a través de heridas por mordidas profundas con sangre.

Mito: Los gatitos con VIF positivo se enferman y mueren a una corta edad.

Realidad: Los gatos con VIF no tienen un índice de enfermedad mayor que los gatitos que no están infectados, y no mueren más pronto.

Para éste momento, te haz de preguntar por qué hay tantos miedos infundados sobre el VIF. CatChat.org, un recurso para el rescate de gatos, lo explica de ésta forma:

"El VIF en la población de gatos callejeros definitivamente a ocasionado mucho del miedo infundado alrededor del virus. Son sobre todo, los gatos machos, peleando por comida, hembras o territorio, que contraen y esparcen el virus.

El gato callejero no tiene a nadie que lo cuide, y su estilo de vida significa que es más probable que contraigan otras infecciones, que sin tratamiento pueden empeorar. Cuando alguna de estas mascotas es capturada y llevada a un veterinario, sufriendo de un sin número de infecciones secundarias, es a menudo muy tarde.

Está implícito en el trabajo de un veterinario, que verá a muchos más gatos enfermos que sanos, cuando en realidad, hay muchos más gatos con VIF que están sanos, simplemente no necesitan acudir al veterinario. ¡En realidad, muchos gatos podrían ser VIF positivos, pero sus dueños no lo saben, ya que el gato se encuentra perfectamente saludable!"3

¿Tiene Mi Gato VIF?

Se usa un análisis de anticuerpos para revisar la presencia de anticuerpos VIF en la sangre de los gatitos infectados. Sin embargo, resultados positivos erróneos ocurren, así que se recomienda que un análisis de anticuerpos positivo se confirme usando otro tipo de análisis diferente, usualmente una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Los gatos infectados trasmitirán anticuerpos VIF a los gatitos que amamantan, quienes saldrán positivos en los análisis durante varios meses. Afortunadamente, la mayoría no están ni estarán infectados. A los gatitos menores a 6 meses que salgan positivos se les debe de volver a hacer análisis cada 60 días hasta que tengan al menos 6 meses.

A los gatos que salgan negativos para el VIF, pero que se sabe que han estado expuestos a una mordida de otro gato se les debe hacer análisis mínimo 60 días después de la mordida más reciente. Esto es porque toma de 8 a 12 semanas, a veces incluso más, que un número de anticuerpos que se puedan detectar aparezca.

Muy de vez en cuando, un gatito con VIF avanzado sale negativo porque su sistema inmune está tan frágil que ya no puede producir niveles de anticuerpos detectables.

Un gato con una infección VIF puede permanecer sano por años. Pero eventualmente, en algunos gatos la enfermedad crea un estado de inmunodeficiencia que deja al gatito susceptible a otras infecciones. Esto quiere decir que las bacterias de todos los días, virus y hongos que no causan ningún problema para los animales sanos, pueden causar enfermedades graves en gatitos con sus sistemas inmunes frágiles.

Las infecciones secundarias son responsables de muchas de las enfermedades relacionadas con el VIF. El curso que tome la enfermedad es impredecible ya que puede no ocasionar ningún cambio en la vida del gato, causar recurrentes periodos de enfermedad intercalados con periodos de salud relativamente normal, o causar un deterioro progresivo en la salud.

Los síntomas de inmunodeficiencia pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo de un gato e incluyen:

Enfermedades menores recurrentes, con frecuencia involucrando el tracto respiratorio alto y el tracto gastrointestinal.

Bacteria persistente e infecciones de orejas y piel por hongos.

Se observa inflamación de las encías en 25 a 50% de los casos.

Fiebre y debilidad, sobre todo en las primeras etapas.

Se observa enfermedad del tracto respiratorio superior en 30% de los casos.

Cáncer, especialmente linfoma.

Problemas crónicos de los ojos, glaucoma.

Anormalidades del sistema nervioso, incluyendo la interrupción de patrones de sueño normales, cambios de comportamiento como nerviosismo o agresión, cambios en la capacidad de ver o escuchar y desórdenes que afecten a los nervios de las piernas y las patas.

Insuficiencia renal crónica

Mal estado del pelaje

Se observa diarrea persistente en 10 a 20% de los casos.


Opciones de Tratamiento Para Gatitos con VIF

No existe un tratamiento específico para el virus en sí, sin embargo, todas las enfermedades secundarias que aparezcan deben tratarse.

Los gatos con VIF positivo deben de permanecer en interiores, lo que prevendrá esparcir el virus a otros gatos, mientras que reduce el riesgo de que tu gatito vaya a exponerse a patógenos que probablemente su sistema inmune no podría manejar. Los gatos con VIF positivos no deberían procrear.

Los gatos con el virus deben alimentarse con un régimen balanceado, y nutricionalmente completo apropiado para su especie. Al menos que tu gatito tenga un nivel bajo de células blancas, en cuyo caso recomiendo cocinar la comida, un régimen de comida cruda está bien. También puedes alimentarlo con comida cruda comercial que haya sido pasteurizada.

Los gatos con VIF deberían ver al veterinario por lo menos dos veces por año para que revise sus ojos, encías, piel, nódulos linfáticos y su peso. En una de esas visitar anuales, se les debe de hacer un análisis de sangre y de orina.

Un cuidado constante de la salud de tu gatito con VIF positivo y monitoreo de su comportamiento es extremadamente importante para que puedas percatarte de inmediato de cualquier cambio.

Yo he tenido éxito en mantener saludables a mis pacientes con VIF positivo empleando una variedad de suplementos para respaldar a su sistema inmune, incluyendo hongos medicinales, los sistemas de apoto inmunológico para felinos y cuerpo completo de Standard Process, cúrcuma, Kyosenex Prime, hierbas chinas y gotas homeopáticas para el VIF.

La terapia de ozono también puede ser muy benéfica para los gatos con VIF que presentan síntomas.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Michigan Live, February 16, 2016
  • 2 Cornell University College of Veterinary Medicine
  • 3 CatChat.org