Ocultar
Gato Somalíe

Historia en Breve -

  • Los gatos Somalíes son un una raza hermosa de aspecto exótico, estrechamente relacionada con el Abisinio
  • Los rasgos físicos incluyen grandes orejas, un calzón y collar peludo, y una personalidad juguetona y energética
  • La raza Somalí puede contraer la enfermedad periodontal, por lo que es esencial cepillar sus dientes, de igual forma es importante que tenga una crianza responsable, esto puede ayudar a evitar algunas de las enfermedades a las que es propensa
 

Estos Gatos de 'Gran Personalidad' Son Comparados con Payasos y Magos

Agosto 18, 2016 | 1,369 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

De todos los gatos hermosos en el mundo, la raza Somalí es una de las más llamativas, ya que exhibe un lujoso manto de coloración vibrante, marcas faciales interesantes y una cola que parece un plumero increíblemente exuberante.

Las marcadas características que tiene este precioso felino hacen que sea casi instantáneamente reconocible:

Alto, con orejas puntiagudas, a menudo una pronunciada “gorguera" alrededor de su cuello, muslos peludos llamados "breeches", mechones en las orejas y entre sus dedos, y, a veces, corvejones de color más oscuro, la zona de las patas podría compararse con la parte posterior de la piel humana.

Tal vez debido al nombre, los gatos Somalíes podrían denotar el aire exótico de un felino salvaje, pero son 100 % domésticos. Varias de sus características hacen que esta sea la raza favorita de los amantes de los gatos.

El Gato Somalí: Primo del Abisinio

Se podría decir que el gato Somalí es la versión del Abisinio de pelo largo. Ambos tienen mantos densos y suaves, pero mientras que el pelaje del Abisinio es corto, el del Somalí es largo y sedoso.

Aunque la raza Abisinia puede tener tonos azul, ruddy (color amarillo-oro), canela, chocolate, o leonado (pálido, de color café amarillento), algunos clubes reconocen 10 a 12 colores del Somalí y otros 28 colores, de acuerdo con la descripción multicolor de un criadero de este tipo de raza:

"El Somalí usual o ruddy, es café dorado marcado con negro. Esta raza muestra 28 colores en total (algunas organizaciones aceptan solo algunos de estos colores). Todas las organizaciones aceptan los colores del Somalí usual/ruddy, alazán/rojo, azul y beige.

La mayoría de los clubes reconocen el color usual/ruddy-plata, alazán/rojo-plata, azul plata, y plata leonado. Otros colores que podrían ser aceptadas incluyen el chocolate, lila, rojo, crema, color tortie usual, alazán-tortie, azul-tortie, leonado-tortie, chocolate-tortie, lila-tortie, y las variantes de plata en todos los colores mencionados." 1

Los Somalíes comparten con los Abisinios algo que se llama coloración "marcada", lo que significa que cada pelo se agrupa con tonos alternos, lo que le da a su pelaje la impresión de brillar.

A veces, el color del pelaje de los gatos Somalíes parece cambiar debido a la forma en que los pigmentos están distribuidos a lo largo de los ejes del pelo largo.

Algunos informes dicen que la raza Somalí se originó en Australia, mientras que otros deducen que esta raza fue influida por los gatos Siamés, Birmano y Azul Ruso. Alguna vez se pensó en que tuviera el nombre de origen, pero como explica Cattime.com:

"La primera vez que se observó está variedad Abisinia de pelo largo fue en el siglo XX, y probablemente sucedió cuando los criadores introdujeron gatos de pelo largo en sus programas de cría, para aumentar su reserva especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los Abisinios eran pocos y distantes entre sí pero no fueron desarrollados como una raza establecida, sino hasta los años ‘60s y ‘70s.

Se les dio el nombre de Somalí como un reconocimiento a la situación geográfica de ese país como vecino de Etiopía (anteriormente conocida como Abisinia)".2

Los gatos Somalíes tienen una cabeza pequeña, en forma de cuña, y grandes ojos almendrados, generalmente de color verde u oro rodeados de un anillo color oscuro y otro de color claro.

A menudo, sus ojos están delineados con un pigmento oscuro, lo que le da a su mirada una intensidad que trasmite una sensación de aguda inteligencia.

Tienen una estructura corporal notablemente atlética, que se caracteriza por un cuerpo largo, bien construido, y piernas delgadas y musculosas; lo que les otorga una bien merecida reputación de ser capaces de correr más rápido y saltar más alto que la mayoría de los otros gatos.

Los Gatos Somalíes Exhiben una ‘Personalidad Desbordante'

Si buscas un gato que tenga mucha personalidad, ¡esta podría ser la raza adecuada para ti!

Uno de los aspectos más amables sobre la raza Somalí es su naturaleza cariñosa y juguetona.

Entre su curiosidad vivaz y energía, los gatos Somalíes han sido comparados con payasos e incluso magos, ya que son muy adeptos a abrir puertas y comprimir su peluda existencia en espacios pequeños.

En vez de ser del tipo que duerme fuera el 80 % del tiempo, este gato es altamente entrenable, disfruta y domina los acertijos, los comandos e inclusive los cursos de agilidad. A menudo tienen garras muy ágiles y las utilizan casi como dedos.

Si tienes un gato Somalí y aún no has pensado tanto al respecto, puedes instalar un alimentador de aves afuera de la ventana, o incluso un "catio",3 un tipo de jardín sencillo proyectado para el tamaño de un gato, al que pueda acceder para tener aire fresco, árboles, pájaros, hacer ejercicio físico y tener estimulación visual. Los gatos disfrutan de la naturaleza, ¡al igual que las personas lo hacen!

Los hogares que tienen un solo gato, en donde se deja a un Somalí solo por su cuenta durante largos períodos de tiempo, podrían encontrar que una mejor opción sería que tuviera un compañero, simplemente porque a veces la naturaleza activa de esta raza tiene una tendencia a hacer desastres por toda la casa. Esas travesuras tienden a ser un problema menor cuando los dueños permanecen en casa junto con sus gatos.

Asimismo, el Somalí es un gato que disfruta traer puesta una correa y ser llevado de paseo, ya que adora hacer ejercicio y aventuras al aire libre.

Recomendaciones, Tendencias y Cuidados Para el Gato Somalí

Los gatos de pelo largo requieren ser peinados o cepillados una vez o dos veces por semana para mantener un pelaje sedoso y tirar muy poca cantidad de pelo.

Debido a que esta raza es propensa a la acumulación de placa, es importante cepillar los dientes de tu gato regularmente con pasta de dientes para mascotas, y así evitar la enfermedad periodontal. Es esencial hacer una revisión veterinaria regular de sus dientes. De hecho, de acuerdo con Veterinary Pet Insurance:

"Se sospecha que los problemas dentales del gato Somalí se deben a problemas congénitos acentuados por la endogamia, lo que causa la extracción de dientes permanentes causados por abscesos dentales debajo de la línea de las encías.

Si esto no es atendido, se sabe que los gatos dejan de comer, lo que puede ocasionar una enfermedad potencialmente mortal llamada lipidosis hepática. En la última década, los criadores de la raza Somalí han hecho un esfuerzo concertado para eliminar los problemas congénitos que causan problemas dentales".4

Otro problema que se desarrolla algunas veces en esta raza es la deficiencia de piruvato quinasa, que es ocasionada por la insuficiencia de glóbulos rojos funcionales, lo que resulta en una deficiencia de oxígeno en los tejidos corporales de un gato, lo cual puede ser fatal. Esta enfermedad puede aparecer en los gatos de tan solo 6 meses o en gatos de edad tan avanzada como 12 años.

Las señales de advertencia son tener encías y piel amarillenta, fatiga, fuertes jadeos, orina color rojo e incluso convulsiones, pero existen pruebas genéticas disponibles que pueden identificar este trastorno, tanto en la raza Somalí como Abisinia.

Otros trastornos incluyen la amiloidosis renal, miastenia grave, que afecta al sistema neuromuscular, y produce una atrofia progresiva de retina, que eventualmente puede causar ceguera.

Consejos al Adoptar un Gato Somalí

Si adoptas un gato Somalí, es importante saber el historial de sus progenitores, y buscar a un criador respetable que tenga registros con una garantía de salud por escrito. Lo que implica hacer un estudio preliminar, pero valdrá la pena hacer el esfuerzo para tener un gato feliz y saludable que pueda vivir 10 o 12 años de edad. 5

También puedes contactar organizaciones de rescate de gatos de raza pura y preguntar si tienen algún Somalí disponible; si no es así, pregunta si puedes estar en una lista de espera.

Asimismo, a cualquier gato le va mejor con las personas cuando está acostumbrado a estar cerca de ellas desde temprana edad, y los Somalíes no son la excepción. Son conocidos por ser amigables con los niños y pueden ser positivamente indiferentes con los que corren, gritan, y están abiertos a recibir el afecto como el que los niños más pequeños pueden imponer en los gatos.6

Generalmente también son amables con los extraños y otros animales, aunque al igual que las personas, pueden llegar a ser tímidos y desaparecer en otra habitación. Sin embargo, cuando un gato tiene una interacción regular con los humanos desde una edad temprana, el vínculo con una familia — o una sola persona — siempre es más exitoso.