La Nutria Malabarista

El juego casual de la nutria es una maravilla para cualquiera que lo vea. El hecho de que la nutria no tenga pulgares no la limita a resignarse – sus reflejos son indiscutibles – pasa una pequeña piedra de mano a mano sin apenas mirar a donde va.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo