No Ignores Esta 'Bandera Roja' - Es Un Signo Importante de Dolor en Tu Mascota

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 06, 2016 | 5,796 vistas

Historia en Breve

  • Rechinar los dientes es un desorden muy común en gatos, y casi siempre es una señal de un trastorno subyacente doloroso que podría originarse en el interior o exterior de la boca
  • En el interior de la boca, los motivos por los cuales un gato podría rechinar sus dientes pueden deberse a que sus dientes estén mal alineados (lo cual da como resultado el ATM), a una fractura dental, a una enfermedad de las encías, a úlceras en la boca, a una enfermedad oral inflamatoria, o a cáncer
  • Ciertas enfermedades fuera de la boca también pueden provocar el rechinamiento de dientes, así como varios trastornos digestivos
  • Es importante llevar a los gatitos que rechinan los dientes con el veterinario tan pronto como sea posible para controlar el dolor, diagnosticar y tratar la causa subyacente del rechinido

Por la Dra. Becker

Así de extraño como parece, el rechinido dental, también llamado bruxismo, es un desorden relativamente común en gatos. Es común — pero definitivamente no es normal.

Si alguna vez has escuchado o visto a un gatito rechinar sus dientes, sabes por instinto que algo anda mal. El rechinido algunas veces puede sonar más como un castañeteo o como un teclado, lo cual es diferente del movimiento de subir y bajar que se realiza para masticar los alimentos.

En los humanos a menudo rechinar los dientes es un tic, un mal hábito, o algo que sucede de manera inconsciente mientras duermen. Sin embargo, en los gatos es casi siempre un síntoma de un problema más grave, y también es un signo de que tu miembro peludo de la familia tiene dolor.

Motivos Por los Que los Gatos Rechinan los Dientes

Existen muchas razones por las cuales tu gato podría rechinar los dientes, pero por mucho la causa más común es el dolor — algunas veces es un dolor insoportable — que puede deberse a un problema como tener los dientes mal alineados, lo cual puede provocar dolor temporal en las articulaciones de las mandíbulas, fractura dental, enfermedad inflamatoria de las encías, úlceras en la boca, resorción dental, estomatitis, un desorden de la articulación temporomandibular (ATM), o cáncer oral.

La alineación anormal de los dientes, también llamada maloclusión, se ve con más frecuencia en persas y otras razas braquiocefálicas con rostros planos, así como en algunos siameses debido a sus rostros largos y puntiagudos.

Además, algunos gatos tienden a tener colmillos anormalmente largos, un trastorno conocido como extrusión que puede provocar rechinido.

Las anormalidades dentales pueden dar como resultado un cambio en la manera en la que funciona la articulación de la mandíbula, la cual resulta en dolor por ATM y rechinido.

Como los humanos, los gatos también pueden desarrollar un problema de articulación temporomandibular que puede provocar rechinido de dientes.

La ATM es la "bisagra" (articulación) de la mandíbula donde el temporal y los huesos se unen. Hay dos articulaciones, una de cada lado del rostro, y trabajan en armonía una con otra.

Las fracturas dentales en gatos generalmente son el resultado de un trauma. La punta del diente canino superior es con frecuencia el que más se fractura, lo cual puede ocurrir si el gatito muerde algo duro, o si brinca desde una superficie alta y se golpea la cabeza al caer.

La enfermedad infamatoria de las encías, también llamada gingivitis o enfermedad periodontal, es una epidemia en los Estados Unidos que afecta alrededor del 70 % de gatos de más de 3 años, y que aumenta en un 20 % con cada año de vida de la mascota.

La enfermedad inflamatoria de las encías afecta todos o algunas de las estructuras profundas del soporte dental. El trastorno generalmente comienza con la inflamación de un solo diente.

Si no se trata, la enfermedad progresa hasta llegar a una fase irreversible marcada por cantidades significativas de cálculos debajo de la línea de las encías, inflamación grave, encías retraídas, dientes flojos o caídos, pus o sangrado, y pérdida de hueso significativa.

Las úlceras en la boca son lesiones abiertas que generalmente se encuentran en las encías o en la lengua de los gatos.

Son una señal o un síntoma de un desorden subyacente como calicivirus, envenenamiento urémico (enfermedad renal terminal), complejo pénfigo, herpes felino, lupus eritematoso sistémico, ingesta de toxinas, o de una quemadura por electricidad o temperatura.

La resorción dental es una de las enfermedades orales felinas más comunes, afecta entre el 30 % al 40 % de los gatos adultos sanos, y del 60 % al 80 % de los gatitos que asisten al veterinario para tratarse por enfermedad dental.

Los gatos persas o siameses podrían ser más propensos a padecer el desorden que otras razas.

La resorción dental es la destrucción gradual de los dientes o de un diente, provocada por células llamadas odontoclastos.

El proceso generalmente comienza en la parte externa de un diente a nivel del comienzo de la encía, y es más común en los premolares de la mandíbula inferior, pero puede ocurrir en cualquier diente.

La estomatitis felina es una enfermedad crónica, grave, y muy dolorosa que se piensa que es autoinmune por naturaleza.

En los gatos afectados, el sistema inmune parece reaccionar de manera exagerada a la placa dental alrededor de los dientes, lo que desencadena la inflamación de los tejidos en la boca.

El problema también se presenta en la parte posterior de la garganta en la faringe, e incluso en los huesos por debajo de la boca que pueden inflamarse o infectarse.

La inflamación por estomatitis aparece de manera externa en la boca como un tejido rojizo, hinchado y doloroso.

Hay muchos tipos de cáncer oral que ocurren en los gatos, pero el carcinoma de células escamosas es el más común.

Generalmente los gatos de mediana edad o los gatos mayores son los que desarrollan cáncer oral, pero también se han visto tumores de células escamosas en gatitos jóvenes.

Fumar como fumador pasivo se ha relacionado con el carcinoma de células escamosas en gatos.

Los gatitos son especialmente vulnerables a los carcinógenos del humo del tabaco debido a que al acicalarse diariamente exponen sus tejidos orales delicados a cantidades peligrosas de sustancias que provocan cáncer.

Los gatos que viven con más de un fumador y aquellos que han sido expuestos al humo del tabaco en el medio ambiente por más de 5 años tienen una probabilidad particularmente más alta de adquirir tumores en células escamosas.

Otros Trastornos Que Pueden Provocar el Rechinido de Dientes

Un gato deshidratado algunas veces rechinará los dientes. La deshidratación puede aumentar el ácido estomacal, lo cual da como resultado el reflujo ácido. Como los humanos, un gato en esta situación a menudo tragará saliva de manera repetitiva para eliminar el ácido, y esto puede provocar rechinido o crujido dental.

La deshidratación grave es una emergencia médica en gatitos, y señala la existencia de un desorden subyacente que necesita identificarse y tratarse.

Otras enfermedades dolorosas que pueden desencadenar el rechinido dental en gatos son la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), las úlceras gastrointestinales, la pancreatitis, la insuficiencia renal y el cáncer.

Los niveles bajos de potasio, tumores en el cerebro, neuropatías y desórdenes de comportamiento son otras causas posibles que provocan que los felinos rechinen los dientes.

Obtener Ayuda Para un Gatito Que Rechina los Dientes

Si sabes o sospechas que tu gato rechina los dientes, es importante hacer una visita al veterinario enseguida. Recuerda — estos gatos casi siempre están sufriendo.

Además, entre más pronto obtengas un diagnóstico, más pronto el veterinario y tú pueden empezar a ayudar a que tu mascota se sienta mejor.

La mayoría de las enfermedades orales que pueden provocar bruxismo se pueden diagnosticar por medio de una revisión de la boca de tu mascota. Rara vez podrían necesitarse los rayos X, resonancia magnética o una tomografía computarizada para identificar la causa.

Ya que rechinar los dientes significa que tu gato tiene dolor, cualquier plan para tratarlo debe incluir una manera de controlar el dolor al mismo tiempo que se resuelve la causa subyacente. 

Si los resultados muestran que tu gato no tiene problemas orales, la sangre funciona correctamente y los análisis de orina son normales, yo recomiendo encontrar a un quiropráctico de animales certificado para evaluar el funcionamiento y la salud de las articulaciones temporomandibular de tu gato.

Muchos gatos que he revisado debido al rechinamiento dental tienen problemas en las articulaciones de la mandíbula que mejoran después del cuidado quiropráctico.

Consejos Para Mantener la Boca de Tu Gato Saludable

Realiza con frecuencia el cuidado dental.

Aprende a cepillar los dientes de tu gatito y hazlo de manera constante (diario si tu mascota es mayor de edad o al menos varias veces a la semana en las mascotas más jóvenes).

Proporciónale una alimentación equilibrada, adecuada a la especie.

Cuando tu mascota mastica los huesos en la alimentación cruda, esto ayuda a raspar el sarro y la placa en sus dientes. El cartílago, ligamentos y tendones en la carne cruda actúan como un hilo dental natural.

Programa exámenes orales regularmente con tu veterinario, y limpiezas profesionales con anestesia según se requiera.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias