Ocultar
Tos en Perros

Historia en Breve -

  • En los perros, toser puede ser una señal de un sin número de problemas, algunas mucho más graves que otros. En ocasiones puede ser difícil para los dueños de mascotas determinar si la tos de su perro requiere que lo lleven al veterinario, así que a continuación les proporcionamos una corta guía de los diferentes tipos de tos canina y cómo tratarlas
  • Normalmente cuando un perro sano empieza toser de improvisto se debe a la tos de perrera
  • La tos de perrera puede ser una tos seca acompañada de estornudos, bufidos y ganas de vomitar. Pueden presentarse episodios de tos consecuencia de emocionarse o hacer ejercicio. Recuperarse de la tos de perrera puede tomar hasta tres semanas en los perros sanos y el doble para los cachorros, perros más viejos o con Inmunosupresores
  • La neumonía en los perros también provoca tos, y existen muchas causas para este padecimiento, incluyendo infecciones bacterianas o de hongos, o aspirar una substancia extraña como vómito o comida. El tratamiento depende de la causa subyacente de la infección. La neumonía por aspiración es una enfermedad que pone en riesgo la vida, así que si sospechas que tu mascota inhaló un objeto o substancia extraña debes de buscar atención médica de inmediato.
  • Un tosido que suena como un graznido, puede ser señal del colapso de la tráquea, sobre todo si tu perro es de raza pequeña. El colapso de la tráquea es una enfermedad crónica y progresiva que puede ser congénita o adquirida y su tratamiento depende de la gravedad del padecimiento.
  • Otras enfermedades que pueden provocar tos en tu perro son el estornudo inverso, enfermedades cardiacas, el parásito dirofilaria immitis y algunos tipos de cáncer. Cualquier tos que no se quite por si sola debe de revisarse.
 

Toser: Un Síntoma Aparentemente Inofensivo Que Podría Predecir una Enfermedad Mortal

Octubre 9, 2016 | 2,528 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

La mayoría de los perros desarrollan tos en algún punto de sus vidas y frecuentemente es difícil para los padres de las mascotas determinar si la causa de la tos es un problema grave o no.

En los perros, la tos puede ser un indicador de un sin número de problemas en la salud, algunos más graves que otros.

A continuación les presentamos una breve guía de los diferentes tipos de tos canina y lo que debes saber sobre ellas.

Tos de Perrera

En la mayoría de los casos, cuando un perro sano comienza a toser de improvisto, se debe a la tos de perrera o alguna otra infección similar viral o bacteriana. La tos de perrera puede ser profunda y seca y estar acompañada de estornudos, bufidos o incluso ganas de vomitar.

También pueden presentarse episodios de tos consecuencia de emocionarse o hacer ejercicio. Si tu perro ha estado en contacto con otros perros, por ejemplo en un hotel para perros, puede contagiarse de la tos de perrera. Los síntomas aparecen en un rango de 2 a 14 días.

Los síntomas de la tos de perrera normalmente duran entre 10 y 20 días y pueden reincidir en periodos de estrés. La mayoría de los casos se curan sin intervención médica, así que no recomiendo automáticamente tratamiento. Y de hecho, no se deberían recetar antibióticos de inmediato. Siempre prefiero dejar que el cuerpo del perro sane por si sólo de forma natural, si no tiene algún otro problema.

Recuperarse por completo de la tos de perrera puede tomar hasta 3 semanas para los perros sanos y el doble para perros más viejos o que tienen un padecimiento inmunosupresor subyacente. Los cachorros también tardan un poco más en recuperarse.

Debido a que un episodio de tos de perrera puede provocar neumonía, si tu perro no mejora por sí sólo, o si su tos empeora progresivamente, es importante hacer una cita con el veterinario como prevención.

Tiene Algo Atorado en la Garganta

Una tos que se vuelve intensa de repente o suena más como un que se ahoga, sobre todo si el perro también se lame los labios o hace sonidos parecidos a tragar, puede ser una señal de que tiene dolor o algo atorado en la garganta.

Si tu perro está afuera o acaba de regresar del exterior cuando comienza a toser, es probable que haya ingerido o inhalado una semilla en el pasto o algún otro objeto extraño y que esté atorado en su garganta. Si tu perro no puede expulsar lo que tiene, debes hacer una cita con tu veterinario ya que la situación puede provocar una infección o incluso neumonía.

Neumonía

Una tos que suena húmeda (una tos “productiva”), normalmente significa que hay fluidos dentro de los pulmones de tu perro. Los fluidos o flemas son síntomas de neumonía y pueden tener diferentes causas.

La neumonía por bacterias es causada por un patógeno, y existen diferentes organismos que pueden dar como resultado una infección. La neumonía por hongos es resultado de una infección de hongos profunda en los pulmones, lo que constituye un problema mucho más grave y difícil de tratar. Además de toser, los síntomas de la neumonía incluyen pérdida del apetito, pérdida de peso, fiebre, letargia y dificultad para respirar.

Si la neumonía es de naturaleza bacteriana, normalmente tu perro necesitará antibióticos, descanso, soporte inmunológico y terapias de apoyo específicas. La neumonía por hongos es más difícil de tratar, ya que muchos perros no responden a los medicamentos contra la neumonía por hongos.

El tratamiento específico depende de qué tipo de hongos causaron la infección. Pregúntale a tu veterinario proactivo sobre la terapia de inhalación, una de las formas más efectivas, y directas de tratar este tipo de infecciones en los pulmones.

Otro tipo de neumonía es la de aspiración, también llamada neumonía por inhalación. Al tener este padecimiento se inflaman e infectan los pulmones como resultado de respirar sustancias extrañas como vómito, ácido gástrico regurgitado, o comida.

La neumonía por aspiración pone en riesgo la vida, y el diagnóstico para la mayoría de los perros es malo, por lo cual el objetivo siempre debe de ser la prevención. Si sospechas que tu perro aspiró algo, es importante llevarlo con tu veterinario o a una clínica de emergencia animal de inmediato.

Colapso de la Tráquea

Un episodio de tos recurrente que suena más como un graznido puede ser una señal de colapso de la tráquea, sobre todo si tu perro es de una raza pequeña. El colapso de la tráquea es una enfermedad crónica y progresiva que puede ser congénita o adquirida. Los perros con este padecimiento normalmente también muestran señales de intolerancia, angustia al respirar y ganas de vomitar mientras comen o toman.

Las opciones de tratamiento para el colapso de la tráquea incluyen servicio médico completo, lo que funciona en aproximadamente 70 % de los perros con una forma leve de este padecimiento. Frecuentemente los casos más graves requieren de una cirugía altamente especializada. También se les dan suplementos para desarrollar y mantener la integridad del cartílago de la tráquea.

Estornudo Inverso

Otro padecimiento común en los perros pequeños y las razas braquiocefálicas es la tendencia a estornudar inversamente. Aunque se trata más bien de un estornudo en lugar de tos, el sonido que el perro hace puede confundirse con toser o ahogarse.

El estornudo inverso es causado por un espasmo en la garganta y el paladar provocado por un irritante, lo que puede ser desde una simple emoción, ejercicio, un collar demasiado apretado, polen o incluso un cambio brusco de temperatura.

En un estornudo regular, el aire se empuja hacia fuera por la nariz. En un estornudo inverso, el aire se inhala rápida y ruidosamente por la nariz. El sonido de un estornudo inverso puede asustar y muchos padres de perros se preguntan si su perro se está ahogando o si tiene un ataque de asma.

La mayoría de los perros que estornuda inversamente también presentan una posición que los delata; los codos separados, la cabeza extendida hacia atrás y los ojos saltones.

La mayoría de los casos de estornudos inversos no requieren tratamiento. Sin embargo, es buena idea mantener un registro de los momentos en que ocurren los episodios para poder determinar los posibles detonantes e intentar evitarlos. Si los estornudos se vuelven crónicos o los episodios más frecuentes o duran más tiempo, sería recomendable hacer una cita con tu veterinario para descartar otros posibles problemas en su salud.

Enfermedades Cardiacas

En los perros, toser también puede ser una señal de enfermedades cardiacas. Otras señales de un problema en el corazón incluyen una coloración azulosa, azulada de la lengua, pérdida del apetito, fatiga, debilidad, menor duración al ejercitarse, ritmo cardiaco muy rápido o muy lento y mayor esfuerzo para respirar.

Si a tu perro le diagnosticaron una enfermedad cardiaca y tose sobre todo mientras descansa, está acostado, o durante la noche, puede ser una señal de que la enfermedad está avanzando.

El tratamiento de enfermedades cardiacas en los perros depende de una variedad de factores incluyendo la gravedad del problema, la edad y salud de tu mascota, costo del tratamiento, entre otros aspectos a considerar. Visitar a un cardiólogo veterinario certificado puede proporcionarte más información sobre la gravedad de la situación del corazón de tu mascota.

Existe una gran variedad de formas naturales que pueden brindarle soporte a un sistema cardiovascular débil, así que consulta a tu veterinario holístico para conocer las mejores opciones específicamente para el diagnóstico de tu mascota.

Debe de Investigarse Cualquier Tos Persistente

Otras enfermedades que pueden provocar tos en tu perro son la bronquitis crónica, el parásito dirofilaria immitis y algunos tipos de cáncer.

Se debe de investigar la tos de un perro que no se alivie rápidamente por si sola y cuanto más pronto hagas una cita con tu veterinario serán mejores las oportunidades de que tu mascota se recupere en su totalidad o que su padecimiento esté bien controlado.

[+] Fuentes y Referencias