Ocultar
Huesos Para Perros

Historia en Breve -

  • Los cuernos se han convertido en premios masticables muy populares para perros; sin embargo, los veterinarios han observado un desafortunado efecto secundario; es decir, una mayor incidencia de dientes rotos, incluyendo a los dientes carnasiales en la parte posterior de la boca de los perros
  • Debido a que los perros tienen una intensa fuerza en su mordida vertical, cualquier objeto que sea más duro que sus dientes puede ocasionar fractu
  • Los dientes rotos pueden producir una infección bacteriana que destruya la raíz del diente y cause la pérdida de hueso, lo que requiere una extracción o endodoncia
  • Si sospechas que tu perro se ha roto un diente, es importante hacer una cita con tu veterinario tan pronto como sea posible
  • La clave para seleccionar los masticables o huesos recreativos, es asociar la personalidad, raza, edad y la condición de los dientes de tu perro con un tipo de masticable adecuado. Nunca debes ofrecerle astas, u otro tipo de huesos muy duros, a los perros que son masticadores agresivos
 

Los Perros Disfrutan Masticar, Pero Son Muy Propensos a Fracturarse Sus Dientes

Octubre 10, 2016 | 1,541 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Cuando se trata de masticables y huesos recreacionales para perros, las astas o cuernos parecen ser una bendición para algunos perros, y una maldición para los demás. La ventaja de las astas es que la mayoría de los perros parecen adorarlas, duran mucho tiempo, y ayudan a mantener los dientes limpios.

Sin embargo, un número cada vez mayor de veterinarios desalienta a los dueños de perros ofrecer masticables muy duros, incluyendo las astas, debido a la posibilidad de dientes rotos. En el Reino Unido, los veterinarios han visto una constante y mayor incidencia de dientes carnasiales fracturados. Y si bien los dientes rotos son algo usual en los perros, la fractura de los dientes posteriores es poco común.

El dentista veterinario con el que trabajo le gusta decir que ha sido capaz de costear un ala entera de su clínica dental ¡gracias a los dueños de perros que les ofrecen huesos de astas a perros que son masticadores agresivos!

Cualquier cosa que tu perro mastique que sea más duro que sus dientes puede causarle una fractura, en gran parte debido a la fuerza con la que los perros son capaces de morder. Esto suele ocurrir cuando un perro mueve el hueso o masticable hacia un lado de la parte posterior de la boca y lo mastica hacia abajo, como por ejemplo nuestro siguiente amigo:

Huesos Para Perros

Según el grupo DentalVets de Reino Unido, "Los dientes dañados han tenido las mismas fracturas de placas bucales de los dientes carnasiales superiores (ver imagen). Muchos se han fracturado tan severamente que el único tratamiento posible es hacer una extracción quirúrgica".1

Qué Sucede Cuando Tu Perro Se Fractura un Diente

Cuando tu perro se rompe un diente, la pulpa— que es el nervio sensible que se encuentra en el interior— puede ser expuesta. Un nervio expuesto no solo es extremadamente doloroso, sino que también puede producir una infección profunda y un absceso en la raíz.

La mayoría de las mascotas que tienen fracturas dentales no muestran evidentes signos de dolor, pero por desgracia, muchos sufren en silencio durante semanas, meses o incluso años antes de que la situación progrese hasta el punto en que no pueden comer cómodamente y pierden el apetito. Cuanto más tiempo permanezca un diente roto sin ser atendido, empeorará aún más la situación.

Las bacterias orales pueden invadir e infectar la pulpa dental y provocar que este muera. Posteriormente, a menudo la infección se mueve de la punta de la raíz al hueso, lo cual lo destruye. En los casos graves, la infección se mueve más allá del hueso dentro de la piel, lo que forma una fístula facial (un orificio en la cara a través del cual se drena la infección).

Afortunadamente, no todos los casos de dientes rotos son tan graves. Si solo se fractura el esmalte, a menudo el diente puede ser pulido para eliminar los bordes afilados. Sin embargo, si los rayos X indican que el diente está muerto, si la pulpa es visible, o si el diente ha pasado de tener un color blanco a tornarse a un color rosa, morado, gris o negro, el tratamiento generalmente implica ya sea una extracción o endodoncia.

Es importante que todos los dueños de perros comprendan que un diente fracturado requiere atención veterinaria inmediata.

Las Astas y Otros Masticables Duros Ocasionan Muchos Dientes Fracturados

Invierto mucho tiempo con los dueños de perros, para proporcionarles recomendaciones detalladas acerca de cuáles son los huesos recreativos adecuados. Algunos de mis clientes piensan que exagero en la importancia de elegir el tipo de huesos apropiados para sus perros, pero parte del motivo por el que se los explico tan exhaustiva y detalladamente, es para evitar fracturas y otros daños relacionados con los huesos masticables.

Hay algunos perros para los que no es apropiado ningún tipo de hueso o masticable, ya que son demasiado agresivos, o se han roto demasiados dientes. El dentista veterinario con el que trabajo, el Dr. Stephen Juriga, atiende cientos de casos de dientes fracturados, como resultado de huesos crudos inapropiados, y no solo los de mi práctica médica.

Señala que, a menudo las astas son un problema, al igual que los productos Nylabone. Cualquier cosa que no puedas marcar con la uña tiene la posibilidad de fracturar la corona de los dientes de tu perro.

Es muy importante acoplar la personalidad, raza, edad y la condición de los dientes del perro con el tipo correcto de premio masticable. Cuando se trata de masticables y huesos recreativos, un solo tamaño no es adecuado para todos.

Cuál Es el Tipo de Masticable Que Recomiendo Para Masticadores Enérgicos

Lo primero que hay que preguntarse es: "¿Mi perro es un masticador agresivo?" Este tipo de masticador está más interesado en comer huesos que mordisquearlos pausadamente. Él quiere consumir el producto masticable en su totalidad, y cuanto antes, mejor.

Muchos masticadores agresivos fracturan sus dientes. Ocasionan múltiples fracturas de placas en su afán por romper el hueso lo más rápido posible. Estos perros se apoderan de un hueso y lo mastican como locos, fracturan o desgastan sus dientes muy rápidamente.

Si esto describe a tu perro, no hace falta decir que no debes proporcionarle huesos duros, como astas o tuétanos más pequeños que el tamaño de su cabeza. También, advierto contra los huesos delgados o estrechos que entran perfectamente en su boca, los que le permiten aplicar una gran fuerza en su mordida vertical.

Mi manada incluye Pitbulls, quienes son unos masticadores muy poderosos. No están interesados en deglutir los huesos, pero son masticadores muy entusiastas. Por lo que ofrecerles pequeños y estrechos anillos femorales sería una muy mala idea, porque al aplicar la fuerza de su mordida vertical para masticar un asta, fácilmente podrían romperse los dientes.

Lo que les ofrezco a mis Pitbulls son huesos de nudillos grandes y crudos. Estos huesos son más suaves que las duras astas similares a las rocas, y son más suaves para los dientes. También, monitoreo su masticación muy cuidadosamente, porque pueden reducir un hueso grande hasta el tamaño de una pelota de ping-pong, aproximadamente en una hora.

Una vez que un hueso es así de pequeño, es demasiado pequeño para ser masticado de forma segura, por lo que observo a mis perros de cerca para ver cuando ya lo han masticado mucho y se los quito.

¿Las Astas Son Apropiados Para Algún Perro?

Si sucede que tu perro es un masticador tranquilo que solo disfruta de sostener o masticar suavemente un hueso, las astas podrían ser una buena opción. Puedes adquirir astas de alce europeo, alce americano, o ciervos, y son muy económicas porque duran para siempre.

Las astas vienen en una variedad de tamaños y se pueden dividir, cortar o las puedes mantener completas; pero una vez más, no debes proporcionarle una pequeña asta a un perro de gran tamaño debido a la posibilidad de una fractura de diente. Lo adecuado es proporcionarles astas pequeñas a perros de menor tamaño, y astas grandes a perros de mayor tamaño, pero primero debes asegurarte de que sean masticadores tranquilos.

Recuerda: los huesos blandos son para masticadores agresivos, los huesos duros para masticadores tranquilos.