Ocultar
Adopción de Gatos

Historia en Breve -

  • Muchas personas cometen el error de asumir que dos gatos adultos que son extraños se convertirán en buenos amigos si viven bajo el mismo techo
  • Al ser obligados a cohabitar, los gatos que no son socialmente compatibles pueden llegar a estar muy estresados, lo que puede tener un efecto negativo en su comportamiento y salud
  • Los felinos son criaturas naturalmente solitarias, e incluso los gatos que han crecido juntos pueden perder su relación
  • El mejor enfoque para desarrollar un hogar que tenga varios gatos es adoptar gatos que sean hermanos, o si no están relacionados, que puedan establecer un vínculo antes de alcanzar la edad de madurez social
  • También es muy importante introducir correctamente a un nuevo gato en tu hogar, de una manera en que el gato ya existente no lo sienta amenazante
 

Este Error Común Puede Estresar, Entristecer o Enfermar a Tu Gato

Octubre 11, 2016 | 2,392 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Muchos dueños de mascotas bien intencionados, actúan con la idea errónea de que los gatos son simplemente pequeños perros, asumen que cuando se trata de añadir felinos a la familia "cuanto más cantidad, mejor". En realidad, lo más probable es que dos gatos adultos que no estén familiarizados y sean juntados rápidamente en el mismo hogar, no se lleven bien--al menos al principio.

Los Gatos Que No Están Familiarizados y Son Forzados a Coexistir, No Siempre Se Llevan Bien

De acuerdo con una médico veterinaria de Reino Unido y especialista clínica certificada en conducta animal, la Dra. Sarah Heath, que escribió para la revista veterinaria dvm360:

"Presentar repentinamente a los gatos, puede ser muy estresante si no son socialmente compatibles. Aunque podría no observarse una confrontación física, es posible que se presenten señales pasivas de tensión social, tales como aislamiento social y físico.

Esto podría ocasionar que los propietarios consideren que no ha habido ningún problema al presentarlos, ya que no han volado pedazos de piel o no hubo derramamiento de sangre.

Sin embargo, los gatos que se espera que convivan con gatos con los que no son socialmente compatibles pueden sufrir estrés crónico, y esto puede tener consecuencias para la salud física, así como en el comportamiento."1

La cuestión es que los felinos no son seres naturalmente sociales. Heath les llama "sobrevivientes solitarios". Incluso, los gatos domésticos no están interesados en buscar una gran cantidad de interacción con otros animales (incluidos los humanos), especialmente con los extraños.

Generalmente, si deciden socializar, es con familiares cercanos (por ejemplo, hermanos), los gatos con los que se han criado, o prefieren a los humanos.

Cuando dos gatos que son extraños son colocados juntos en el mismo hogar; por lo general, no cuentan con las habilidades necesarias para convivir en paz. El problema se agrava porque a menudo son obligados a vivir con estrecha proximidad física entre sí, y deben compartir los platos de alimento, cajas de arena, el lugar para dormir, perchas para gatos, etc.

Los felinos silvestres pueden evitar fácilmente a los gatos que no les gustan. Pero dentro de tu casa, tus gatos tienen opciones limitadas para mantenerse alejados, uno del otro. Esto puede crear las condiciones idóneas para que ocurra una fricción felina, lo que a menudo se presenta como un gato al acecho, en persecución y que muestra agresión hacia otro gato.

Incluso los Felinos Que Viven Juntos en un Hogar Pueden Perder Su Amistad

Puesto que los gatos no "necesitan" a otros gatos para ser felices, si ya tienes un compañero felino, no asumas que otro gato se convertirá en mejor amigo de tu gato actual. Es muy probable que el primer gato no reciba automáticamente bien al segundo gato solo porque sean de la misma especie.

De hecho, el primer gato no aceptará inicialmente al nuevo gato como parte de su grupo social. Posiblemente, en algún momento lo haga... o es posible que eso no suceda.

De acuerdo con Heath:

"Cualquier persona que tenga un nuevo gato debería entender que el recién llegado estará solo, en relación con el gato que ya se encuentra en la casa; al igual que un inquilino que se muda a una casa de muchas habitaciones.

Los gatos podrían tolerar la presencia de otro si son presentados paulatinamente y se respeta su necesidad de tener espacios propios separados, pero esperar que tu primer gato tenga un amigo no es una razón válida para agregar un segundo gato." 2

Incluso los gatos que han tenido una relación amistosa durante años, incluyendo a los que son hermanos, pueden perder el vínculo de su relación.

"El comportamiento social natural felino reduce su capacidad de reconciliación", dice Heath, "y la fragilidad de las relaciones sociales felinas puede ser muy preocupantes para los propietarios".3

Desde la perspectiva de un ser humano, al parecer los pequeños errores puede dañar permanentemente el vínculo entre los gatos. Por ejemplo, en el caso de un gato que fue hospitalizado y regresa a casa con un olor diferente al que tenía, similar al de la clínica veterinaria de la que acaba de salir. En respuesta, su compañero felino ya no percibe a su viejo amigo como parte de su grupo social.

¿Cuál es el Mejor Método Para Formar un Hogar con Varios Gatos?

La mejor manera de crear un armonioso hogar con varios gatos es traer a casa a gatos que sean hermanos, o gatos jóvenes no relacionados que puedan establecer un vínculo en sus primeros meses de vida. La clave es introducir gatos a una edad temprana dentro del mismo hogar.

De acuerdo con Heath, los gatos alcanzan la madurez social entre los 2 y 3 años de edad, y después de ese tiempo, disminuye su capacidad de interacción con nuevos gatos.

No importa las circunstancias de quien o cuando llegue al hogar, es importante tomar medidas para asegurarse de que el nuevo gato no represente una amenaza percibida en el territorio del gato ya existente.

Proporciónale al nuevo gato su propio comedero y bebedero separados de los del gato ya existente. De igual manera, el recién llegado debe tener su propia caja de arena lejos de la del primer gato, y su propio lugar para tomar la siesta.

A menudo, la forma más fácil de hacer esto es al colocarlo en una habitación libre o en un cuarto de baño donde el nuevo gato tenga todos los elementos esenciales.

Heath y otros expertos en el comportamiento felino recomiendan que los gatos que cohabiten por primera vez no se les permita verse entre sí por unos cuantos días o incluso unas cuantas semanas, para ayudar al primer gato a acostumbrarse al olor del nuevo gato, en donde él considera su territorio antes de que realmente sean presentados.

Forzar una presentación es un error total, como por ejemplo, al ofrecer comida o premios como incentivo para hacer que los gatos estén más cerca físicamente. Recuerda que los gatos prefieren cenar solos. Para los gatos, comer junto con otros gatos en estrecha proximidad es estresante.

Considera utilizar productos naturales, como Bach Flower Remedies o Spirit Essences para ayudar a controlar la sensación de estrés y los eventos en la vida de tus gatos.

También, habla con tu veterinario holístico acerca de los remedios homeopáticos que se adapten al patrón de los síntomas y la personalidad de cada gato, para ayudar a reducir las respuestas emocionales.

Asimismo, considera utilizar Feliway, un producto de feromonas, para reducir los niveles de estrés y relajar las tensiones entre tus gatos. Muchas personas reportan tener un gran éxito al utilizar el difusor Feliway, en los hogares que tienen varios gatos.

Considera que tu objetivo de presentar a los gatos, simplemente es para ayudarles a aprender a vivir juntos en paz. Si terminan siendo amigos, eso es maravilloso, ¡pero si eso sucede será en sus propios términos, no los tuyos!

Sugerencias Adicionales: Como Enriquecer el Ambiente

Hay una serie de acciones que puedes realizar para aliviar el estrés ambiental de tus gatos en el hogar:

Provéeles a tus gatos muchas superficies donde puedan rascar — como mínimo, una para cada gato. Los gatos arañan no solo para afilar sus garras, sino también para estirarse, y para "marcar" el territorio. Debe haber ambos tipos de superficies tanto verticales como horizontales, ya que muchos gatos prefieren una u otra.

También, considera experimentar con diferentes superficies con textura, que ofrezcan un poco de variedad.

Asegúrate de que cada uno de tus gatos tenga la suya, aparte del lugar para tomar la siesta. Podría ser en la parte superior de un árbol para gato, o una jaula (con la puerta abierta hacia la izquierda), o un lugar un poco más cómodo en un estante del closet. Si notas que a uno de tus gatos le gusta esconderse o tomar una siesta en un determinado lugar, considera acondicionar esa zona con una manta o cama cómoda para gato.

Es extremadamente importante que cada uno de tus gatos tenga al menos un área privada donde puedan refugiarse.

Proporcionales una gran cantidad de juguetes que estimulen su instinto de cazar presas, y asegúrate de incluir juguetes interactivos con los que puedas jugar junto con tu gato. También, considera construir o invertir en una "casa para el exterior", que es un recinto al aire libre que le permite a los gatos obtener todos los beneficios de estar al aire libre, mientras los mantiene a salvo de daños.

Considera proporcionarles a tus gatos múltiples perchas, que estén a su misma altura o más altas. Muchos gatos se sienten atraídos por las perchas altas porque se sienten a salvo de los depredadores y pueden estar al pendiente de las actividades y los intrusos que se encuentran al nivel del suelo.

Puedes proveerles acceso a espacios altos en tu hogar, como por ejemplo en repisas o estantes altos del closet. Alternativamente, puedes adquirir muebles convencionales para gato, como los árboles para gato, o puedes ser creativo y diseñar tus propias perchas personalizadas para gato.

Trata de proporcionarle al menos una percha o dos ventanas cercanas para que tus gatos puedan observar las aves y estar atentos a las actividades del vecindario.

Por último, provéeles a tus gatos una alimentación fresca, balanceada y adecuada para su especie, y asegúrate de que hagan suficiente ejercicio. En la actualidad, muchos gatos domésticos no realizan la suficiente actividad física que necesitan para tener una salud óptima. Los gatos que no hacen suficiente ejercicio ni son estimulados adecuadamente pueden acumular energía convertida en hostilidad hacia otros felinos en el hogar.