Ocultar
Alimentación Para Mascotas

Historia en Breve -

  • Una encuesta de 3,500 dueños de mascotas en Francia y Estados Unidos reveló que sus alimentos favoritos para mascotas no son transgénicos y están hechos con fórmulas naturales
  • Los pocos estudios que se han realizado sobre los alimentos transgénicos indican que tienen efectos tóxicos
  • Eliminar los granos de la alimentación de tu mascota puede reducir en gran medida su exposición a transgénicos
  • Conforme aumenta la popularidad de la comida natural para mascotas, los consumidores se alejan de los alimentos “científicamente formulados”
  • Cuando compres comida natural comercial para tu perro o gato, es mejor ignorar lo que dice la mercadotecnia y en su lugar, revisa la lista de ingredientes, incluyendo la fuente de los ingredientes y el proceso usado para la manufactura del producto
 

El Alimento Para Mascotas Que Muchos Dueños Ahora Están Evitando Como la Peste

Octubre 14, 2016 | 4,007 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

No hace mucho tiempo, la compañía de investigación Nielsen condujo un estudio de más de 3,500 consumidores de Estados Unidos y Francia, de entre 18 y 65 años, que tienen por lo menos un perro o un gato.1

Con la información de las encuestas, Nielsen elaboró una lista de las preferencias de los dueños de mascotas al elegir los alimentos para sus compañeros animales.

Preferencia #1 de los Dueños de Mascotas: Sin Transgénicos

Los consumidores europeos han conocido los transgénicos (organismos modificados genéticamente) durante años, así que no es de sorprenderse que el 50 % de los franceses respondiera que quieren ver una leyenda que diga alimento sin transgénicos en la comida para mascotas que compran. Y 33 % de los dueños de mascotas en Estados Unidos opinan de la misma forma.

Cuando las personas evaluaron miles de conceptos de productos para perros y gatos, las leyendas de sin transgénicos encabezaron la lista. Casi 3/4 de los conceptos que prefieren tanto los dueños de mascotas en Estados Unidos como en Francia son sin transgénicos.

Entre quienes prefieren comida para mascotas sin transgénicos, Por lo menos el 50 % dijo que creen que los transgénicos no son naturales y tienen el potencial para afectar a la salud a largo plazo de maneras desconocidas. Casi la mitad de los encuestados están dispuestos a pagar más por productos sin transgénicos que por cualquier otra característica que ofrezcan los productos.

Lo Que Todo Dueño de Mascotas Debe Saber Acerca de los Transgénicos.

Si te preguntas cómo es que los alimentos transgénicos afectan a tu perro o gato, desafortunadamente aún no contamos con toda la información específica. Sin embargo, los autores de un artículo sobre los alimentos transgénicos publicado en 2009 en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition2 dijeron:

“Los resultados de los pocos estudios sobre los alimentos transgénicos indican que pueden causar problemas hepáticos, en el páncreas, renales y reproductivos que pueden alterar los parámetros hematológicos, bioquímicos e inmunológicos, cuyo alcance aún no se conoce.

Los resultados anteriores indican que muchos alimentos transgénicos tienen efectos tóxicos comunes. Por lo tanto, se deben de conducir más estudios para aclarar el mecanismo que domina esta acción.

Es posible que pequeñas cantidades del ADN de alimentos transgénicos no puedan digerirse y existe la posibilidad de que este ADN entre al torrente sanguíneo o se excrete, sobre todo en las personas con una digestión anormal como resultado de una enfermedad gastrointestinal crónica o inmunodeficiencia.”3

El veterinario Michael W. Fox también recabó una extensa lista de los potenciales riesgos de los alimentos transgénicos, la cual incluye:

El tóxico agente en los insecticidas Bacillus thuringiensis se encuentra en casi todos los cultivos de alimentos transgénicos en Estados Unidos que terminan como parte del alimento para animales y mascotas.

El glufosinato y el glifosato, que son herbicidas, se aplican a millones de acres de cultivos de alimentos transgénicos en Estados Unidos y otros países. Este veneno lo absorben los cultivos, que están hechos para ser resistentes a los herbicidas, mientras que destruyen el 10% de todo lo demás que crece en el área y bastante de la vida acuática en los cuerpos de agua cercanos.

Estos herbicidas causan insuficiencia renal en los animales, defectos endócrinos y de nacimiento en las ranas, y son mortales para muchos anfibios. El glifosato también se relaciona con los abortos naturales, nacimientos prematuros y linfomas, exceptuando el de Hodgkin, en las personas.

Los nutriólogos y otros especialistas de la salud conectan cada vez más el aumento de las alergias en las personas, incluyendo condiciones de la piel y desórdenes gastrointestinales inflamatorios, con el consumo de productos transgénicos y aditivos alimentarios—sobre todo los productos transgénicos de soya que contienen proteínas modernas.

El Dr. Fox sospecha que el gran número de alergias en la piel y a los alimentos, y otras alergias relacionadas a los desórdenes gastrointestinales son causadas o empeoradas por las proteínas modernas y otros contaminantes de los cultivos transgénicos.

Estudios independientes sobre alimentar a los animales de forma segura muestran consecuencias adversas o inexplicables por comer alimentos transgénicos, incluyendo inflamación y crecimiento anormal de las células en el tracto gastrointestinal, así como el hígado, riñón, testículos, corazón, páncreas y cerebro.

Los cultivos de alimentos transgénicos han probado ser inestables y propensos a mutaciones no planeadas, lo que significa que en realidad no sabemos si la comida que crece de estas plantas es segura o nutritiva.

El consejo del Dr. Fox a los dueños de mascotas es comprar únicamente alimentos con la certificación orgánica del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).

También aconseja a los consumidores evitar todas las comidas preparadas, incluyendo aceites para cocinar hechos de maíz y productos de soya, ya que estos productos son los que más probablemente se originan de cultivos transgénicos.

Además, recomiendo omitir por completo los granos de la alimentación carnívora de tu mascota. Los ingredientes de maíz y soya no son ingredientes biológicamente apropiados para la comida de los perros y gatos, incluso si se utilizan de manera convencional. Ambos ingredientes están vinculados a una gran variedad de problemas en mascotas, incluyendo alergias, padecimientos en la piel, enfermedades orales, enfermedad inflamatoria intestinal y cistitis.

Preferencia #2 de los Dueños de Mascotas: Natural

Los resultados del estudio también muestran una tendencia hacia los alimentos naturales para mascotas y menos hacia las marcas “científicamente formuladas”.  La mayoría de los dueños de mascotas (65 %) creen que los ingredientes como los enzimas digestivos naturales proveen de ventajas únicas a la salud.

Según Nielsen, el término de “científico” se ha vuelto un tema de polos opuestos. Yo creo que para muchas dueños de mascotas, la palabra se ha convertido en sinónimo de “falso” o “hecho en un laboratorio” contra lo hecho en la naturaleza. Estas son algunas frases de dueños de mascotas:4

"Cuando veo la palabra 'científico', me hace pensar que la comida tiene conservadores y hormonas"

"¿Qué significa 'científicamente formulado'? No suena natural."

Lo Que Todo Dueño de Mascotas Debe Saber Acerca de la Comida "Natural" Para Mascotas

Debido a que las estrategias de mercadotecnia son con frecuencia lo que vende los productos, es importante evaluar las diferencias en la comida para mascotas comercial cuando buscas darle una alimentación más natural a tu perro o gato. Nunca es buena idea creer lo que dice el empaque de los productos ni las frases de mercadotecnia.

Por ejemplo, analicemos los 10 primeros ingredientes en fórmulas de comida sin granos para perros, de tres compañías: Hill’s, The Honest Kitchen, y Darwin’s Pet Food. Al ver tan solo el nombre, podría pensar que el producto de Hill’s es el más “natural.”

Hill's® Ideal Balance™
Receta Natural de Pollo y Papa
Libre de Granos
(procesada seca)
The Honest Kitchen Embark ™
(deshidratada cruda)
Darwin's Natural Selections™
con Carne de Res
(congelada cruda)

1. Pollo

The Honest Kitchen 1. Pavo

Darwin's Natural 1. Carne magra orgánica

2. Papas

The Honest Kitchen 2. Linaza orgánica

Darwin's Natural 2. Corazones de res orgánicos

3. Chícharos amarillos

The Honest Kitchen 3. Papas

Darwin's Natural 3. Hígados orgánicos de carne de res

4. Concentrado de proteínas de chícharos

The Honest Kitchen 4. Apio

Darwin's Natural 4. Riñones orgánicos de res

5. Almidón de papa

The Honest Kitchen 5. Espinacas

Darwin's Natural 5. Betabel orgánico

6. Grasa de pollo

The Honest Kitchen 6. Zanahorias

Darwin's Natural 6. Calabaza amarilla orgánica

7. Consomé de pollo

The Honest Kitchen 7. Coco orgánico

Darwin's Natural 7. Calabaza tierna orgánica

8. Pulpa seca de betabel

The Honest Kitchen 8. Manzanas

Darwin's Natural 8. Camotes orgánicos

9. Saborizante de hígado de pollo

The Honest Kitchen 9. Algas marinas orgánicas

Darwin's Natural 9. Brócoli orgánico

10. Ácido Láctico

The Honest Kitchen 10. Huevos

Darwin's Natural 10. Perejil orgánico

Es evidente que los productos de The Honest Kitchen y Darwin’s contienen más ingredientes apropiados para los animales, naturales y sobre todo orgánicos, que la fórmula de Hill’s. ¿Preferirías ofrecerle a tu perro un poco de linaza orgánica y corazón de res… o concentrado de chícharos y pulpa seca de betabel?

Una estrategia de mercadotecnia no se detiene en la lista de ingredientes. La mayoría de los dueños de mascotas creen que “sin granos” es lo mismo que una alimentación apropiada para su especie con alimentos frescos.

La verdad es que cuando sumas la cantidad de almidón en el ejemplo anterior de Hill’s (papas, chícharos amarillos, proteína de chícharos y almidón de la papa), es lo que representa una alimentación.

Incluso peor, el índice glicémico de este alimento “sin granos” es mayor que en muchos regímenes alimenticios secos que sí contienen granos.5

Lo que hemos aprendido sobre el almidón (que se convierte en azúcar) en lo que respecta a la inflamación, enfermedades degenerativas y cáncer, es que al cuerpo no le importa de dónde provenga el azúcar (papas o chícharos, arroz o maíz), el azúcar provoca procesos metabólicos negativos en el cuerpo de un perro.

Ahora hay que observar otro factor importante de la comida comercial de las mascotas que determina la calidad del producto terminado — los ingredientes crudos.

¿De Dónde Provienen los Ingredientes y Cómo Se Procesan?

La comida deshidratada de The Honest Kitchen y compañías de comida cruda como Darwin’s Natural Pet Food, Raw Bistro Pet Fare, y Answers, usan ingredientes que le compran a proveedores de la industria alimenticia de las personas. Escogen la mayor cantidad de productos locales posibles. Todos sus alimentos se realizan con ingredientes de grado 100% humano.

Muchos productores de comida para mascotas con ética (incluyendo los que ella mencioné) hacen sus alimentos con carne, pollo y pescado que crecieron en la naturaleza y de establecimientos inspeccionados por el USDA. Estas fuentes de proteína animal no contienen ni hormonas ni antibióticos.

Los vegetales y frutas son orgánicos, y sus fórmulas se hacen sin granos, relleno, conservadores artificiales o colorantes, azúcar ni sal.

Estas compañías dan a conocer su proceso de manufactura, fuente de los ingredientes crudos y éticas alimentarias a detalle en sus páginas web porque están orgullosas de la calidad de los productos que producen.

La página de Hill’s ofrece pocos detalles sobre la fuente de sus ingredientes. No se menciona el grado humano ni los establecimientos inspeccionados por el USDA, no se menciona cómo se produce la comida (ya que se trata de pienso, como en el ejemplo anterior, podemos asumir que son alimentos realizados por extrusión).

Esto significa que la comida no es de grado humano sino reutilizada y que se hace en una fábrica de alimentos procesados para mascotas donde no se tienen los mismos estándares que una de alimentos para las personas.

Si tú, así como los encuestados en el estudio de Nielsen, estás interesado en darle a tu perro o gato comida comercial que tenga ingredientes naturales y que no sean transgénicos, te recomiendo ignorar el empaque y las frases clave de mercadotecnia.

En su lugar, recomiendo revisar cuidadosamente no sólo los ingredientes que vienen en la etiqueta sino también la fuente de esos ingredientes, y el proceso que se llevó para llegar al producto final.