Ocultar
Alimentación Para Gatos

Historia en Breve -

  • Los gatos no requieren tener un alto mantenimiento como la mayoría de los perros; sin embargo, tienen distintas necesidades alimenticias que deben ser cumplidas para que puedan disfrutar de una vida saludable y feliz
  • Muchos de los errores que cometen los dueños de gatos están relacionados con aquello con lo que alimentan a sus mascotas
  • Uno de los errores comunes que realizan los dueños de mascotas, es proporcionar alimentos biológicamente inapropiados y en cantidades excesivas
  • Otro error garrafal de los dueños de gatos, es no saber cómo asegurar que su gato siempre este bien hidratado
 

5 Errores "Prácticos" Que Son una Catástrofe Para Tu Gato

Octubre 25, 2016 | 2,812 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Muchas personas piensan que los gatos no necesitan mucho tiempo, atención, o cuidados atentos y cariñosos, pero eso es un mito — no la realidad.

Es cierto que la mayoría de los gatos no requieren tener un alto mantenimiento como sus homólogos caninos; sin embargo, tu gato tiene necesidades únicas que deben ser cumplidas para que pueda disfrutar de una vida sana y feliz contigo.

Los siguientes son 5 errores relacionados con la alimentación que debes evitar, y que muchos dueños de gatos cometen en el cuidado de su propio amado compañero felino.

5 Desastres Alimenticios Provocados Por los Dueños de Gatos

1. Proporcionarle una alimentación equivocada

Algunos alimentos son metabólicamente estresantes; por ejemplo, todas las fórmulas (croquetas) secas, cualquier alimento procesado para mascota, húmedo o seco, que contenga ingredientes de grado alimenticio (versus grado humano), y los alimentos que contienen granos, papa u otros ingredientes con un elevado contenido de almidón.

El tipo de alimentación que genera una menor cantidad de estrés metabólico para la mayoría de los gatos, independientemente de su edad, es la alimentación ancestral; alimentos enteros, crudos, sin procesar, orgánicos, no transgénicos (OMG), y en su forma natural. Por supuesto que, esto incluye la carne de animales, que debería ser la base de la alimentación de tu gato a lo largo de su vida.

Los alimentos que no fueron muy procesados ​​son los que puede asimilar mejor el cuerpo de tu gato. Estos alimentos son biológicamente apropiados. El alimento mantiene toda su humedad, mientras que los alimentos que han sido extruidos (la mayoría de los alimentos secos) pueden disminuir drásticamente su contenido de humedad y desnaturalizar sus proteínas.

Si no puedes proporcionarle alimentos frescos (crudos o cocidos ligeramente), la segunda mejor opción es una alimentación equilibrada deshidratada o liofilizada que se ha rehidratado con abundante cantidad de agua o caldo.

Los riñones y el hígado de tu gato pueden ser estresados aún más como resultado de una deshidratación crónica de bajo grado, por lo que todos los alimentos que se sirven "secos" pueden representar un problema a largo plazo.

Desde luego que si tu gato tiene exceso de peso, sin importar su edad, sería lógico reducir las calorías de su alimentación. Lo que no tiene sentido es agregar fibra. Muchas fórmulas alimenticias para control de peso y gatos de edad avanzada contienen una gran cantidad de fibra, lo que es una alimentación biológicamente inadecuada.

Recomiendo servir el alimento para gatos en su estado natural, para proporcionarle la humedad necesaria, y asegurar que tenga el más alto nivel de digestión y asimilación biológica. Eso significa proporcionarle una alimentación balanceada, rica en antioxidantes, apropiada para su especie y que incluya ácidos grasos esenciales omega-3, tales como el aceite de kril.

Muchos gatos son adictos a alimentos secos poco saludables, por lo que podrías necesitar hacer la transición de tu gato a una alimentación saludable.

2. Ofrecerle a tu gato un desaconsejable buffet de todo el alimento que quiera comer, durante todo el día

También, conocida como alimentación libre o alimentación ad libitum, el dueño de este gato se equivoca por necesidad ya que recurre a un tipo de alimentación de baja calidad, específicamente croquetas, porque es el único tipo de alimento que puedes dejar de forma segura a temperatura ambiente todo el tiempo.

El tipo de alimentación libre es la forma perfecta para hacer que tu gato tenga sobrepeso o se vuelva obeso, lo que definitivamente no es el objetivo si quieres que tu gato viva una vida larga y saludable. Además, una fuente de alimento que esté disponible constantemente hará que tu cazador felino empiece a comer pasto, lo que va en contra de su naturaleza.

Los gatos silvestres siempre están en movimiento en busca de su próximo alimento. Por el contrario, muchos gatos domésticos, son alimentados libremente, y cuanto más alimentes al Sr. Esponjoso, menos interesado estará en seguir su impulso natural de cazar.

Si tu gato está sano, separa sus raciones diarias en varias porciones pequeñas y colócalas en diferentes lugares de la casa para que las busque. Obviamente, esto solo tiene sentido en los días cuando estés en casa y puedas asegurarte que encuentre toda su comida antes de que se descomponga.

También, recomiendo poner tantos tazones con alimento, en la parte inferior y superior, como los tramos de escalera, ya que tienes que fomentar el ejercicio para desarrollar sus músculos, durante todo el día.

Alternativamente, puedes proporcionarle dos porciones diarias controladas de alimento. Si bien muchas personas alimentan a sus gatos dos veces por día; en realidad, alimentarlo solo una vez al día, le proporciona una serie de beneficios para la salud, incluyendo un menor riesgo de diabetes.

3. Proveerle un exceso de premios

Los premios son el tipo de alimento para mascota de más rápido crecimiento comercial, y la obesidad de muchos gatos excesivamente consentidos lo prueba. Si bien, los dueños de perros son mucho más propensos a comprar premios, en comparación con los dueños de gatos; desafortunadamente, hay una tendencia entre muchos dueños de gatos de excederse gravemente cuando le ofrecen snacks a sus adorados felinos.

Los premios, incluso los más saludables, no deben representar más del 15 % del consumo diario de alimentos de tu gato, y lo ideal es proveerle menos del 10 %. Es importante recordar que los premios no son un tipo de alimentación completa para tu gato, y nunca deben ser proporcionados para sustituir una alimentación balanceada que sea apropiada de acuerdo a su especie.

Alimentarlo con una cantidad excesiva de premios como su principal consumo de alimentos diarios resultará en un gato obeso; así mismo, proporcionarle un exceso de premios y no proveerle la cantidad necesaria de alimentos balanceados, le causará deficiencias nutricionales.

También, es muy importante proveerle a tu gato los snacks más saludables disponibles. Los premios de alta calidad no contendrán granos o rellenos innecesarios, subproductos reciclados de origen animal, azúcar añadida (incluidas las melazas y miel), sustancias químicas (por ejemplo, propilenglicol), conservadores artificiales, o ingredientes conocidos por ser altamente alergénicos para las mascotas.

Dado que estos criterios excluyen la mayoría de premios para gatos comercialmente disponibles, tendrás que buscar opciones más saludables, que normalmente son fabricados por empresas más pequeñas. Si ya le das un alimento para mascota comercial de alta calidad confiable, investigue si el fabricante también elabora premios.

Otra opción es ofrecerle alimentos frescos aptos para consumo humano, si tu gato los consume. Lo ideal es proveerle pequeñas cantidades — un premio que no sea de más de 1/8 de pulgada cuadrada. Sorprendentemente, algunos gatos consumen melón y calabacitas o mordisquean la hierba para gatos que se les proporciona varias veces al día.

Muchos dueños de gatos también han cambiado a proveerles snacks caseros saludables para reemplazar la comida chatarra y procesada. Mi libro electrónico gratuito, Premios Caseros Para Mascotas Saludables, tiene una gran cantidad de recetas, súper sencillas y nutritivas para perros y gatos.

4. Ofrecerles un estilo de alimentación familiar en hogares con varios gatos

Los gatos (domésticos o silvestres) no cazan o comen en manada como los perros. Los felinos son cazadores solitarios y compartir es algo con lo que no están familiarizados a menos que una hembra amamante una camada. Muchos hogares tienen más de un gato, y a menudo los alimentan en grupo.

Esto puede ocasionar que los gatos se estresen y realicen competencias alimenticias en las que coman más cantidad de alimento y más rápido de lo que sería si comieran solos.

Los gatos que se encuentran en hogares donde hay varios gatos, deben ser alimentados por separado. Esto les proporciona la capacidad de controlar con precisión la cantidad de comida que les sirven a cada uno, y te permite saber inmediatamente si el apetito de alguno de ellos es notablemente menor o mayor (ambas situaciones pueden ser señales de una enfermedad).

Además, cenar solos le permite a cada gato comer a su propio ritmo, sin ninguna necesidad de competir o tener que protegerse.

5. No proporcionarle a un felino fuentes adecuadas de agua

Hay una razón por la que tu gato no bebe el agua de un tazón, como lo hacen los perros — tiene un menor impulso natural de sed. En la vida silvestre, los felinos cumplen fácilmente sus necesidades de hidratación cuando comen pequeñas presas, que contienen alrededor del 70 % de agua. La naturaleza diseñó a los gatos para hidratarse a través de su alimentación.

Desafortunadamente, el alimento seco, que es el que proporcionan muchos dueños de gatos, contiene solo entre un 5 y 10 % de agua. Por el contrario, un tipo de alimentación nutricionalmente balanceada, fresca de origen animal contiene alrededor del 70 al 80 % de agua, como la comida para gatos enlatada.

Los gatos alimentados con croquetas necesitan más cantidad de agua de la que realmente beben, para compensar un tipo de alimentación seca.

Los estudios en gatos sanos que consumen alimentos húmedos versus alimentos secos muestran que los gatos que llevan una alimentación con alto contenido de humedad rara vez beben de un tazón de agua; sin embargo, ellos consumen el doble de la cantidad de humedad que los gatos que comen croquetas.

Los gatos alimentados con croquetas no demostraron tener una sed lo suficientemente alta como para compensar el déficit con el tazón de agua.

Y como es de esperar, alimentar a un gato con comida seca implica un estrés significativo para sus riñones, ya que tiene niveles insuficientes de humedad.

Si estás preocupado por el consumo de agua de tu gato, considera agregar agua a sus alimentos. También, puedes intentar aromatizar su agua (prueba al utilizar el líquido de una lata de atún o comida para gatos) para hacerla más atractiva, o añade caldo de hueso.

Además, algunos gatos ignoran el agua estancada, pero beberán el agua que está en movimiento, de una fuente de agua para mascotas.

[+] Fuentes y Referencias