Ocultar

Historia en Breve -

  • Muchas personas miran primero en su gabinete cuando necesitan tratar problemas menores de salud - suyos o de su compañero animal
  • Hay varios artículos domésticos que probablemente ya tienes a la mano que pueden tener el doble uso como remedios para la salud
  • Algunas cosas que hay que tener en el gabinete son una lata de 100 % calabaza, povidona yodada, vinagre de sidra de manzana, jengibre, aceite de coco y peróxido de hidrógeno de 3 %
 

Ten a la Mano Estas 3 Cosas—Son Remedios Caseros Instantáneos

Octubre 26, 2016 | 4,926 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Muchas personas miran primero en su gabinete cuando necesitan tratar problemas de salud en sus mascotas.

Hay varios artículos domésticos que probablemente ya tienes a la mano que pueden tener el doble uso como remedios para la salud. Algunas cosas que hay que tener en el gabinete son una lata de 100 % calabaza, povidona yodada, y peróxido de hidrógeno de 3 %.

8 Remedios Caseros Para Emergencias Menores en Perros

1. Problema: Estreñimiento, Diarrea, Otros Problemas Digestivos Menores

Solución: Calabaza Enlatada

Es buena idea tener una lata de 100 % calabaza en el gabinete de la cocina para tratar el ocasional malestar estomacal leve. Suministra una cucharadita de calabaza por cada 10 libras de peso corporal, 1 a 2 veces al día, ya sea en los alimentos o como premio. La calabaza es rica en fibra soluble que puede aliviar tanto la diarrea y como el estreñimiento.

2. Problema: Abrasiones de la Piel, Cortadas, infecciones y Heridas Menores

Solución: Povidona Yodada

La povidona yodada (betadina) es un desinfectante suave que puede encargarse del estafilococo, las levaduras y casi cualquier bacteria común. No arde ni irrita la piel, y es segura si tu mascota la lame.

Diluye la povidona yodada hasta que su color sea similar al té helado, humedece un trapo limpio en ella y pásalo con suavidad sobre las áreas infectadas de la piel de tu mascota. Enjuaga el trapo y pásalo sobre la piel, luego seca dando palmaditas.

Te recomiendo que lleves a cabo este proceso de desinfectado dos veces al día si tu perro tiene una infección menor de la piel u otro problema

3. Problema: Comezón e Irritación en las Patas

Solución: Baños de Patas

¿Sabías que cerca del 50 % de las veces que tu perro se lame o muerde las patas puede evitarse con solo limpiar los alérgenos y otros irritantes que se acumulan en ellas?

Para los perros grandes puedes usar una cubeta y remojar una pata a la vez. Los perros chicos pueden pararse en el lavabo del baño o la cocina. Diluye povidona yodada en agua hasta que tenga un color oscuro y añádela a su baño de patas. Muévela mientras que tu perro está de pie en ella durante 2 a 5 minutos.

Si tu perro está inquieto por estar en el agua, háblale con un tono agradable y, por supuesto, dale premios. También, trata de remojar una pata a la vez en un recipiente con la solución en vez de ponerlo en la bañera.

4. Problema: Pulgas

Solución: Vinagre de Sidra de Manzana

El vinagre de sidra de manzana (VSM) no mata las pulgas, pero puede ayudar a que se alejen de tu perro. Una de las estrategias más simples es preparar una solución de partes iguales de VSM y agua. Yo recomiendo usar VSM crudo y orgánico. Vierte la mezcla en una botella con atomizador y rocíala sobre tu mascota antes de que vaya al exterior. También puedes rociarla en su cama.

Considera añadir VSM también en su alimento, en una cantidad de 1 cucharadita por cada 20 libras de peso de tu perro. A la hora del baño, puedes verter VSM diluido sobre tu perro para prevenir las pulgas, enjuaga con 1 taza de vinagre por 1 galón de agua.

Viértelo sobre tu perro recién bañado (evita la cabeza), masajea su pelaje y sécalo con una toalla. No lo enjuagues. De forma alternativa, puedes añadir hasta 2 tazas de vinagre de sidra de manzana en el agua para su baño.

5. Problema: Malestar Estomacal

Solución: Jengibre

Mezcla jengibre molido fresco o la hierba seca en una deliciosa albóndiga u otro sabroso premio. Usa 1/8 de cucharadita para los perros debajo de las 10 libras, 1/4 de cucharadita para los perros de tamaño mediano, 1/2 de cucharadita para los perros grandes, y 3/4 de cucharadita para las razas gigantes.

Dale los bocadillos con jengibre de 1 a 3 veces al día, según sea necesario. Y si el problema de tu perro son las náuseas por movimiento, asegúrate de dárselo al menos una hora antes de viajar.

De manera alternativa, puedes añadir ¼ de taza de té de jengibre por cada 20 libras de alimento diario, según sea necesario

6. Problema: Piel o Uñas Secas

Solución: Aceite de Coco

Los tratamientos con aceite de coco para la piel (yo recomiendo el que es 100 % orgánico, prensado en frío y de grado humano) pueden ser muy benéficos, especialmente para las mascotas mayores con pedazos secos de piel y uñas mal olientes. Los tratamientos ayudan a reducir la descamación y mejoran la integridad de la piel.

También apoyan la barrera lipídica, la cual hace que la piel de tu mascota esté más saludable y sea más resistente a los patógenos, como las levaduras y bacterias oportunistas.

Primero, baña a tu perro y, luego, masajea el aceite sobre la piel de todo su cuerpo, poniendo especial atención en las áreas secas. Deja que se absorba en la piel durante 5 minutos. Sigue con otro baño (sin mucha espuma) y un enjuague muy ligero.

También puedes aplicarlo directamente en los puntos problemáticos, erupciones y sarpullido después de desinfectarlos.

7. Problema: Encuentro con un zorrillo

Solución: Enjuague

El jugo de tomate no es tan efectivo como esta receta, y es fácil de seguir.

En una cubeta, mezcla 1 cuarto de peróxido de hidrógeno de 3 % (la variedad que encuentras en la farmacia), 1/4 de bicarbonato y 2 cucharaditas de jabón para platos líquido. Si tienes un perro de raza grande, tal vez necesites doblar, triplicar o hasta cuadruplicar la mezcla.

Aplica la solución en el pelaje seco de tu perro evitando los ojos. Masajea la mezcla en su pelaje y piel durante 5 minutos o hasta que el olor a zorrillo comience a desaparecer. Si es necesario, usa una esponja para aplicar la solución en la barbilla, mejillas, frente y orejas, con cuidado de no acercarte a los ojos.

Enjuaga profundamente una vez que el olor comience a disminuir. Cuando enjuagues el área de la cabeza, sube la barbilla de tu mascota para que la solución no llegue a sus ojos.

Podría ser necesario repetir el proceso de enjabonado y enjuague hasta tres veces. Asegúrate de enjuagar completamente la solución de tu perro.

8. Problema: Ingestión tóxica

Solución: Peróxido de hidrógeno para inducir el vómito

Usa peróxido de hidrógeno de 3 % y suministra 1 cucharadita (5 mililitros o c.c.) por cada 10 libras de peso de tu perro. Puedes mezclarlo con un poco de helado de vainilla para animar a tu perro a tomarlo o utiliza un poco de miel, o simplemente suminístralo con una jeringa en su boca si es necesario.

Camina con tu perro durante unos minutos para hacer que se mueva, lo cual ayudará a que funcione el peróxido de hidrogeno. Por lo general, esto toma 15 minutos aproximadamente. Si tu perro no vomita en 15 minutos, dale una segunda dosis. Si después de 15 minutos sigue sin vomitar, llama al veterinario.

NO induzcas el vómito si tu perro ya está vomitando, si perdió el conocimiento o no puede mantenerse de pie, si han pasado más de dos 2 horas desde que ingirió la toxina o si tragó cloro, limpiador de caños o destilado de petróleo. Estas sustancias químicas pueden causar quemaduras cuando se tragan y quemaduras secundarias adicionales conforme regresan por la garganta. Busca inmediatamente la ayuda de un veterinario.

[+] Fuentes y Referencias