Ocultar
Enfermedad Cardíaca en Gatos

Historia en Breve -

  • Las enfermedades cardíacas son más comunes en perros que en gatos; sin embargo, esto puede ser más frecuente en gatos de lo que cualquiera percibe
  • El tipo más común de enfermedad cardíaca en felinos, es la cardiomiopatía hipertrófica (CMH)
  • El tipo más común de enfermedad cardíaca en felinos, es la cardiomiopatía hipertrófica (CMH)
  • A pesar de que no hay cura para la CMH, esta puede ser bien manejada utilizando una combinación de suplementos naturales y alimentación a base de carne y de consumo para humanos.
 

Esta Critica Enfermedad Felina Puede Ocultarse Durante Años

Noviembre 8, 2016 | 1,575 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Las enfermedades cardíacas, las cuales han sido tradicionalmente consideradas más comunes en perros que en gatos, pueden realmente ser más frecuentes en gatos de lo que pensamos.

Estudios Muestran Que Muchos Gatos Aparentemente Sanos Tienen Problemas del Corazón

Un estudio prospectivo de 103 gatos domésticos sanos realizado en 2004 en el Angel Memorial Animal Hospital en Boston, concluyó:

"...Los soplos en el corazón fueron perceptibles en un gran porcentaje de gatos evidentemente sanos, y muchos soplos al parecer son causados por una enfermedad cardiaca estructural que está en un estado clínicamente latente".1

De los 103 gatos del estudio, 22 (21 %) tenían soplos en el corazón detectables. De los 22 gatos con soplos en el corazón, la ecocardiografía fue realizada en 7, 6 de los cuales resultaron tener enfermedad cardíaca.

En el estudio, 13 gatos fueron examinados más de una vez, y 3 de ellos desarrollaron soplos en el corazón durante el curso del estudio.

En el 2009, un estudio transversal de otros 103 gatos de particulares "evidentemente" sanos, fue realizado en el Virginia-Maryland Regional College of Veterinary Medicine, Virginia Polytechnic Institute en Blacksburg. El objetivo fue determinar la prevalencia de cardiomiopatías en gatos sanos, así como la relación entre cardiomiopatías y soplos en el corazón.2

Un soplo en el corazón fue detectado en 16 gatos (15.5 %), 5 de los cuales tenían cardiomiopatía (una enfermedad de los músculos cardíacos). La cardiomiopatía, también fue identificada en otros 16 gatos, 15 de los cuales tenían cardiomiopatía hipertrófica, la forma más común de enfermedad cardíaca felina.

Los investigadores concluyeron que:

  1. La cardiomiopatía es común en gatos sanos
  2. En gatos aparentemente sanos, un soplo en el corazón no es un indicador confiable de la presencia de cardiomiopatía

Sin embargo, en un estudio del 2011 de una muestra más pequeña de 32 gatos aparentemente sanos con soplos en el corazón, la enfermedad cardíaca fue detectada en más de la mitad (53 %). Estos investigadores concluyeron que los soplos en el corazón detectados en exámenes físicos rutinarios en gatos sanos justifican más investigación.3

Si tienes un acompañante felino, es importante saber qué tipos de enfermedades cardiacas pueda tener. A veces las señales son obvias para un ojo experto (tu veterinario). Pero a menudo un trastorno cardiaco serio en un gato puede permanecer escondido por años antes de que se exprese repentinamente.

Enfermedad Cardíaca Congénita

Hay dos tipos de defectos cardíacos felinos — congénito y adquirido.

La enfermedad cardíaca congénita se presenta al nacer, y mientras las señales a menudo aparecen a edad temprana, en muchos gatos la enfermedad cardíaca congénita puede continuar indetectable por años. A veces, lo que parece ser un inicio de enfermedad cardíaca en adulto (adquirida) resulta en una condición hereditaria que progresa con el tiempo, causando síntomas eventualmente.

La enfermedad cardíaca congénita puede ser causada por una malformación del corazón cuando un gato se desarrolla en el útero, o puede ser causada por un trastorno hereditario que ha pasado a toda la camada.

Afortunadamente, las enfermedades cardíacas son relativamente raras en gatos, ocurren en solo de uno a dos por ciento de los gatos. El trastorno congénito más común es la malformación de la válvula del corazón (típicamente la válvula mitral), y el septo (las paredes que separan las cámaras del corazón).

El pronóstico para un gato con un trastorno cardíaco congénito depende de la severidad del defecto. Los defectos menores puede que no afecten del todo en la vida del gato, mientras que trastornos más serios usualmente requieren de tratamiento médico. Los defectos más severos típicamente conllevan un mal pronóstico.

Enfermedad Cardiaca Adquirida

Una enfermedad cardíaca en gatos iniciada en la adultez o adquirida, resulta del daño al corazón con el tiempo.

El tipo más común de enfermedad cardíaca adquirida en gatos es cardiomiopatía, la cual representa aproximadamente dos tercios de las enfermedades cardiacas en felinos. La cardiomiopatía es una anormalidad estructural del músculo que envuelve una o dos cámaras del corazón. El ventrículo izquierdo por lo general se engruesa, dilata o se desgarra.

La anormalidad inhibe la habilidad del corazón para acumular y bombear la sangre, que puede conducir a una insuficiencia cardíaca congestiva, y fluido dentro y alrededor de los pulmones. Otras complicaciones de la cardiomiopatía incluyen coágulos sanguíneos que causan parálisis, y muerte repentina.

Se cree en que ambas, la genética y el estilo de vida (peso, alimentación y actividad física) juegan un rol en el desarrollo de la cardiomiopatía felina. Ocasionalmente, la condición se desarrolla secundariamente a otro trastorno tal como la anemia, hipertiroidismo, o presión sanguínea alta.

Tres tipos de enfermedades cardíacas se consideran en casi todos las cardiomiopatías principales diagnosticadas en gatos: cardiomiopatía hipertrófica, cardiomiopatía restrictiva, y cardiomiopatía dilatada.

Cardiomiopatía Hipertrófica

La cardiomiopatía hipertrófica (CMH) es por mucho el tipo más común de las enfermedades cardíacas principales en gatos, lo que representa entre el 85 a 90 % de todos los casos.

Hipertrófica significa engrosado -- las paredes y los ventrículos del corazón se hacen muy gruesas, o hipertrofiadas. La cardiomiopatía hipertrófica (CMH) es a menudo hereditaria en los gatos, y hay un examen disponible para la mutación de un gen específico en Maine Coons y Ragdolls. Las razas puras como el Persa, y otras razas orientales, y el gato Americano de Pelo Corto, también tienen predisposición a esta condición.

Sin embargo, es el gato doméstico regular que es el más comúnmente diagnosticado con cardiomiopatía hipertrófica (CMH). Los gatos usualmente desarrollan el padecimiento cuando ellos alcanzan la mediana edad, pero esto puede ocurrir a cualquier edad.

Los síntomas de la cardiomiopatía hipertrófica felina varían y dependen en cierta medida por la severidad de la enfermedad. Los gatos con enfermedad moderada no siempre tienen síntomas. Pero un gato con una enfermedad significativa mostrara típicamente señales obvias de un problema.

Desafortunadamente para nosotros, los gatos son maestros en ocultar la enfermedad, así que hasta que la condición es severa, incluso un gato muy enfermo podría tener cero síntomas, o síntomas muy moderados que no parezcan ser indicativos de enfermedad cardíaca.

En los gatos con síntomas obvios, puede haber dificultad respiratoria causada por insuficiencia cardíaca congestiva, o parálisis de piernas debido a coágulos sanguíneos.

Los gatos que sufren insuficiencia cardíaca congestiva tienden a respirar por la boca abierta, y a veces jadean. Deberás observar dificultades al respirar durante esfuerzo excesivo. Algunos gatos con cardiomiopatía hipertrófica (CMH) e insuficiencia cardíaca congestiva les van mal al caminar cualquier distancia sin detenerse para descansar.

Tratamiento Para la Cardiomiopatía Hipertrófica Felina

No hay cura para la cardiomiopatía hipertrófica (CMH), y los cambios que ocurren a los músculos del corazón son permanentes. Sin embargo, si el problema cardíaco se desarrolló como resultado de otro problema subyacente, el tratamiento de la enfermedad principal puede resultar en una solución parcial o completa de la cardiomiopatía hipertrófica (CMH).

Los tratamientos convencionales envuelven el uso de diuréticos e inhibidores de la enzima convertidor de la angiotensina (ACE) para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva.

Los medicamentos que afirman reducir las probabilidades de coágulos sanguíneos son a veces utilizados en pacientes de cardiomiopatía hipertrófica (CMH) a riesgo de un. Estos medicamentos deben ser monitoreados muy de cerca para prevenir hemorragias, y no proveen garantías. Prefiero utilizar un suplemento natural llamado nattokinase para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos.

Ningún medicamento ha probado ser efectivo consistentemente en mejorar la función del corazón en pacientes con cardiomiopatía hipertrófica (CMH). Y desafortunadamente, a menudo los gatos con cardiomiopatía hipertrófica (CMH) no son tratados hasta que la insuficiencia cardíaca congestiva se ha desarrollado.

He atendido exitosamente muchos gatos con este trastorno utilizando una combinación de altas dosis de ubiquinol y ácidos grasos de omega 3, así como determinados aminoácidos, incluyendo taurina, L-arginina, y acetil L-carnitina. También, utilizo hierbas y glandulares para el corazón, incluyendo espino.

Debido a que la deficiencia de aminoácido (una escasez alimenticia de proteína a base de carne) puede provocar a la cardiomiopatía hipertrófica (CMH), recomiendo fuertemente a todos los pacientes consumir una alimentación a base de carne, de consumo humano y eliminar todos los rellenos tales como granos y carbohidratos innecesarios que los gatos no necesitan, en primer lugar.

También, pienso que hemos subestimado el rol de la vitamina D acompañada de la medicina animal; y también, su rol en las enfermedades cardíacas. El identificar y tratar la deficiencia de la vitamina D, es un paso importante para reducir el estrés cardiovascular relacionado con la alimentación.

Consejos Para Ayudar a Proteger la Salud Cardiaca de Tu Gato

Solicita a tu veterinario un examen proBNP sanguíneo. Este análisis puede darte la tranquilidad de que tu gato no tiene signos tempranos de enfermedad cardíaca. Es un examen de sangre sencillo con un tiempo de entrega rápido que puede proveerte la información que necesitas para manejar proactivamente la salud del corazón de tu gato.

Ayuda a tu gato a mantener un cuerpo delgado y en forma, al nutrirlo con una alimentación apropiada para su especie y balanceada que cumpla con los requerimientos nutricionales de tu mascota para unos niveles óptimos de proteína, de grasas saludables y coenzima Q10.

Creo que los carbohidratos innecesarios encontrados en la mayoría de los alimentos procesados para gato, neutralizan la cantidad de proteína que un gato necesita, al hacer de los carbohidratos un factor nutricional significativo que contribuye a la enfermedad cardíaca felina.

Adicionalmente, las altas temperaturas de la comida que es procesada, inactivan las delicadas grasas esenciales, así que incluso aunque la etiqueta diga que contiene la cantidad correcta de aceites esenciales para mantener una excelente salud cardiovascular, han sido inactivados por el proceso de manufacturación.

La cantidad de taurina, carnitina y CoQ10 encontrada naturalmente en la carne no procesada es crucialmente importante para la salud del corazón felino. Estos nutrientes vitales no se encuentran en cantidades adecuadas en la mayoría de alimentos secos, y el procesamiento disminuye mucho más su biodisponibilidad. Esta es otra razón por la que recomiendo alimentos libres de almidón (sin granos o papas) para gatos.

Si nutres a tu mascota con alimento seco o envasado, te recomiendo suplementar la alimentación de esta con coenzima Q10 en la forma de ubiquinol, así como fuentes marinas adicionales de ácidos grasos de omega 3 (aceite de kril), especialmente si tienes un gato que puede estar predispuesto a enfermedades cardiovasculares.

Al suministrar a tu mascota con un CoQ10 adicional (la forma reducida) puede asegurar que tenga la cantidad que su cuerpo necesita para mantener un músculo cardíaco saludable.