Ocultar
Pérdida de Peso en Gatos

Historia en Breve -

  • Es común que los gatos mayores pierdan peso, sin embargo, es importante que un veterinario vea a tu gatito si parece estarse encogiendo
  • Algunas veces, la pérdida de peso de un gato mayor se debe a los factores estresantes en su ambiente
  • También hay una variedad de trastornos que afectan a los gatos mayores y que pueden causar pérdida de peso, como las enfermedades del corazón, del sistema respiratorio y endócrino, del tracto gastrointestinal y los riñones
 

Síndrome del Gatito Flaco - ¿Por Qué Tu Gato Adulto Está Perdiendo Peso?

Noviembre 15, 2016 | 1,715 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

La pérdida de peso en los gatos mayores es bastante común, por lo que muchos dueños de gatitos de edad avanzada no se dan cuenta de que podría ser una indicación del proceso de una enfermedad subyacente. Y eso es así incluso si no ha cambiado el apetito y el consumo de alimento de tu gato.

Ten en cuenta que la pérdida de solo 1 libra en un gato de 10 libras significa que ha perdido 10 % de su peso corporal, lo cual es excesivo.

Si tu gatito mayor parece estarse encogiendo, es muy importante que hagas una cita con un veterinario antes de que pierda más peso o comience a mostrar síntomas de alguna enfermedad.

El Estrés Puede Ocasionar Pérdida de Peso en los Gatos

Hay muchas causas potenciales de la pérdida de peso en los gatos mayores, tanto patológicos como no patológicos.

Los detonantes no patológicos generalmente involucran factores estresantes en el ambiente del gatito. Quizá hayas integrado recientemente a un perro a la familia, que presenta una amenaza real o percibida para tu gato. O quizá tu horario de trabajo cambió y necesitaste modificar las horas de comida de tu gato.

Otro factor estresante ambiental que podría afectar los hábitos alimenticios de tu gato y su peso es la competencia a la hora de comer. Esto sucede cuando todos los gatos o las mascotas del hogar se alimentan cerca uno de otro. Los gatos tienden a sentirse mucho más cómodos cuando pueden consumir sus alimentos en privado.

En esencia, cualquier cambio, sin importar qué tan pequeño, en la rutina diaria o ambiente de tu gato es un factor estresante potencial, así que, es buena idea pensar un poco acerca de lo que pudiera estarle causando ansiedad a un gatito mayor que está perdiendo peso.

5 Enfermedades Que Causan Pérdida de Peso en los Gatos Mayores

Como con todos los animales, incluso los humanos, las enfermedades que producen pérdida de peso son más comunes en los gatos mayores que en los jóvenes. Entre estas encontramos las enfermedades cardiacas adquiridas, enfermedades respiratorias, trastornos endócrinos, enfermedad gastrointestinal (GI) y enfermedad renal.

1. Enfermedad Cardiaca

La aparición de las enfermedades cardiacas en los adultos mayores se debe al daño de la estructura del corazón que se da con el tiempo. El tipo más común de enfermedades cardiacas adquiridas en los gatos es la cardiomiopatía, que representa cerca de dos tercios de los problemas felinos del corazón.

La cardiomiopatía es una anormalidad estructural en el músculo que rodea una o ambas cámaras del corazón, lo que ocasiona que el ventrículo izquierdo (y, de vez en cuando, también el derecho) se vuelva más grueso, dilatado o cicatrizado.

La anormalidad también interfiere con la capacidad del corazón para acumular y bombear la sangre, lo que puede ocasionar insuficiencia cardiaca congestiva y que haya fluido dentro o alrededor de los pulmones. Otras complicaciones de la cardiomiopatía son los coágulos sanguíneos que pueden causar parálisis y muerte súbita.

Se cree que tanto la genética como el estilo de vida (el peso, alimentación y actividad física) representan un papel en el desarrollo de la cardiomiopatía felina. Ocasionalmente, el problema se desarrolla de forma secundaria debido a otro trastorno, como anemia, hipertiroidismo y presión arterial alta.

Tres tipos de enfermedades cardiacas representan casi todas las cardiomiopatías principales que se diagnostican en los gatos: la cardiomiopatía hipertrófica, la cardiopatía restrictiva y la cardiomiopatía dilatada.

2. Enfermedad Respiratoria

Una infección del tracto respiratorio superior o sinusitis crónica puede interferir con el sentido del olfato de tu gato, lo que puede disminuir su interés en los alimentos, y causar pérdida de peso.

El asma felino crónico puede ocasionar pérdida de peso, especialmente conforme el gatito envejece. El crecimiento anormal del tejido o los tumores primarios de pulmón también pueden ocasionar pérdida de peso, en conjunto con aletargamiento y dificultad para respirar.

3. Enfermedad Endócrina

Dos de los trastornos endócrinos más comunes que afectan a los gatos mayores son el hipertiroidismo y la diabetes. En los últimos treinta años, el hipertiroidismo felino ha aumentado dramáticamente en los Estados Unidos. Es el trastorno endócrino más común en los gatitos, pues más del 10 % de los gatos de más de 10 años son diagnosticados con esta enfermedad.

Cerca de la mitad de los gatos que desarrollan hipertiroidismo tienen un mayor apetito; sin embargo, cerca del 90 % de esos gatitos pierden peso, ya que uno de los efectos secundarios de la circulación excesiva de la hormona de la tiroides es el aumento del metabolismo. Otros síntomas son la presión arterial alta, vómitos frecuentes, un aumento en la temperatura corporal y los índices cardiacos y respiratorios, e hiperactividad.

La combinación del aumento de apetito, pérdida de peso e inesperadas explosiones de energía en un gato mayor son una señal definitiva de que podrías tener a un gatito con hipertiroidismo.

La diabetes se ocasiona cuando no se libera suficiente insulina en el páncreas, o cuando hay una liberación anormal de insulina en conjunto con una respuesta inadecuada a la insulina en las células del cuerpo. El azúcar en el torrente sanguíneo no puede llegar a las células del cuerpo, así que el cuerpo comienza a descomponer los depósitos de grasa y proteína como energía.

Por lo tanto, no importa qué tanto coma un gato con diabetes, pues sigue perdiendo peso.

4. Enfermedad del Tracto Gastrointestinal

Hay muchos tipos de enfermedades gastrointestinales que pueden ocasionar pérdida de peso, aunque uno de los más comunes en los gatos de 10 años o más es el linfoma del tracto gastrointestinal, que es un tipo de cáncer incurable. Los gatitos con esta enfermedad a menudo son aletargados y tienen poco apetito, lo que ocasiona la pérdida de peso.

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) se ha relacionado con el linfoma del tracto gastrointestinal en los gatos. El EII felino es una colección de trastornos del tracto gastrointestinal que causa finalmente un aumento en el número de células inflamatorias en el recubrimiento del tracto digestivo. La sensibilidad a los alimentos y las alergias representan un papel en el EII y contribuyen a una función inmune afectada.

La diarrea o los vómitos crónicos son los síntomas comunes, que ocasionan inflamación y tejido cicatrizal en el recubrimiento del intestino. Estos cambios pueden convertirse en células cancerosas y avanzar al linfoma en el tracto gastrointestinal.

5. Enfermedad de los Riñones

Se estima que más de la mitad de los gatos de 10 años o más padecen enfermedad renal crónica (ERC), lo que significa que los riñones se han deteriorado gradual e irreversiblemente durante un periodo de meses o años.

Los síntomas de los riñones deteriorados son más sed y micción, perdida de orina (especialmente durante la noche), vómitos, diarrea, falta de apetito, pérdida de peso, depresión, anemia y debilidad corporal general.

Como ves, hay una variedad de formas en las que el cuerpo de tu gato puede comenzar a fallar conforme avanzan los años, lo que puede ocasionar la pérdida de peso y una gran cantidad de problemas diferentes. Es por esto que es tan importante que controles su salud de forma proactiva con visitas regulares para su bienestar con un veterinario holístico o integrativo.

Consejos para Animar a Tu Gato a Comer

Si tu gatito consume alimento procesado para mascotas, mi primera recomendación es intentar cambiar de forma lenta y segura a una alimentación balanceada, fresca, orgánica, sin transgénicos y adecuada para su especie. Sin embargo, sin importar si su alimentación es fresca o procesada, el objetivo debería ser siempre asegurarte de que tu gato coma algo.

A diferencia de los perros y los humanos, es peligroso que los gatitos pasen cualquier periodo de tiempo sin nutrientes, ya que esto puede ocasionarle una enfermedad fatal del hígado, llamada lipidosis hepática.

Mantener a tu gato mayor bien nutrido puede requerir creatividad, que lo incites un poco de forma suave, y mucha paciencia. Algunas cosas que puedes hacer para tentarlo son:

  • Calentar su comida para que expida su aroma.
  • Ofrecerle comida enlatada con un fuerte aroma o una sardina (enlatada en agua).
  • Ofrecerle alimentos nuevos en un plato de papel, en caso de que, por alguna razón, haya desarrollado aversión a su tazón de comida.
  • Ofrecerle una selección pequeña de sabores y texturas diferentes de alimento enlatado para gato, comida casera o caldo de huesos.
  • Atraerlo con alimento humano adecuado para su especie que haya disfrutado en el pasado, como con un pollo horneado o salmón calientito.
  • Si es adicto a la comida seca y se rehúsa a consumir otros alimentos, intenta añadir agua tibia a cada comida o añádele un incentivo aromático, como jugo de atún o caldo de pollo.

También es importante que la hora de la comida de tu gatito se una experiencia agradable y sin estrés. Asegúrate de alimentarlo en un ambiente tranquilo y silencioso que sea óptimamente cómodo.