Gánale la Batalla a las Cajas de Arena Sucias y al Imparable Pelo de Gato

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 04, 2016 | 2,448 vistas

Historia en Breve

  • Los gatos son compañeros peludos increíblemente maravillosos, pero como cualquier aficionado felino puede decirle, a pesar de su limpieza personal, los gatitos pueden crear un desastre dentro de casa. En el área donde comen, la caja de arena temida, y por supuesto los depósitos interminables de pelo de gato en toda tu casa
  • Estos son 5 consejos para mantenerte al tanto del desorden de los gatitos, empezando con la colocación de la importante caja de arena, y por qué recomendamos un tapete grande para la caja de arena
  • Otras recomendaciones incluyen darle a tu gato su propia cobija o edredón, que también funciona como una cubierta para reducir el pelaje en la cama y muebles. La limpieza diaria puede ser la clave para disminuir la cantidad de pelo de tu gato, y para esto es mejor utilizar una aspiradora manual. (Aunque no son tan útiles para las limpiezas semanales)

Por la Dra. Becker

Cualquier amante del gato puede decirle que mientras que los gatitos son increíbles compañeros, a menudo hacen un lío en el hogar. Entre la caja de arena, el área de alimentación, y todo el pelaje que mudan, rápidamente podrías sentir como si vivieras en la casa de tu gato en lugar de lo contrario.

Si parece como si estuvieras pasando todo tu tiempo libre limpiando el desorden de Tiger, no te desesperes. Aquí hay algunos consejos y trucos para mantenerte al día con el desorden de tu gato que puede hacer la limpieza mucho más fácil y sencilla.

1. Encuentra un Buen Lugar para la Caja de Arena

Para la mayoría de las personas, la caja es, sin lugar a dudas, el aspecto menos agradable de Tiger. Y si a él le gusta patearla, puedes terminar con más desorden fuera de la caja que dentro de ella.

Coloca la caja de arena en el piso en lugar de la alfombra. El linóleo, loseta y los pisos madera son mucho más fáciles de limpiar, y también evitarás que el contenido de la caja caiga en la alfombra. Limpiar los pisos sólidos es fácil--simplemente mueve la caja, barre y desinfectar el piso tan a menudo como sea necesario.

Algunos dueños de gato ponen la caja de arena en la bañera en un cuarto que utilizan poco. Si tu gato es capaz de saltar dentro y fuera de la bañera cómodamente, esto podría potencialmente resolver una gran cantidad de limpieza. La mayor parte del contenido de la caja se caerá en la bañera, algo que puedes limpiar fácilmente y lavar conforme sea necesario.

Independientemente que la coloques sobre el piso o en la bañera, es una buena idea invertir en un tapete suficiente grande para colocarlo debajo de la caja, y que por lo menos que sobre salga 6 pulgadas de la caja.

Esta será la primera superficie que tu gato tocaría al entrar y salir de su caja, y donde dejaría la mayoría de los residuos que se le pegarían en sus patas. Cada vez que cambies el contenido de la caja de arena (que debe hacerse al menos 1 vez al día, con una limpieza completa y un reemplazo a la semana), levanta cuidadosamente el tapete y sacúdelo dentro de la caja.

Los tapetes para las cajas de arena vienen en muchos tamaños, materiales y texturas, así que busca uno que sea fácil de limpiar según sea necesario.

2. Asígnale Su Propia Cobija

Designe una o unas cuantas mantas o edredones "exclusivas para él" y cubre las áreas donde le gusta dormir – tu sofá, cama, o incluso su lugar favorito en el piso. Esto reducirá la cantidad de pelo que se acumula en tus muebles y cama, y ​​puedes limpiarlas con un rodillo quita pelusa o aspiradora manual (o aspirar regularmente).

También échalos a la lavadora y secadora según sea necesario. Trata de seleccionar mantas o edredones de telas naturales fáciles de limpiar que no hayan sido tratadas con retardantes de llama.

Otro truco que puedes probar es meter su cobija (o cualquier prenda que tenga pelaje de gato) en la secadora con poca temperatura durante 10 minutos. Esto afloja el pelo, lo que facilitaría quitarlo con la lavadora o por medio de otro método.

3. Cepíllalo Todos los Días

Si tu gato te lo permite – y muchos gatitos realmente lo disfrutan — cepilla su pelaje por 5 o 10 minutos cada día. No sólo es una buena oportunidad para interactuar con tu gato, pero también podría ser una excelente manera de disminuir cantidad de pelo que muda tu gato.

También mejoraras la condición de su abrigo con sesiones de cepillado diarias, y como bono adicional, descubrirás que el problema de bolas de pelo desaparece.

4. Compra una Aspiradora Manual

En lugar de tener que sacar del closet la aspiradora de tamaño normal todos los días (o más a menudo), que tal si tuvieras una ligera y manual para aspirar cosas rápidas y pequeñas, pelo de gato o pedacitos de comida en el piso. Probablemente no lo pensarías dos veces, ¿verdad?

Para que sea una solución ideal para las limpiezas rápidas, considera comprar la más potente y de mejor calidad que puedas pagar.

Para quitar el pelo del gato de los muebles tapizados, puedes intentar hacerlo con la aspiradora manual, o con rodillo atrapa pelusa.

O prueba este truco: ponte unos guantes de goma, humedécelo ligeramente y pasa tus manos sobre los muebles para levantar el pelo del gato. Enjuaga los guantes tan a menudo como sea necesario y limpia hasta que hayas terminado con el pelo. (Luego, ve por la cobija de tu gato y colócala antes de que otra vez se eche.)

5. Limpia Más a Menudo

Es por lógica que la limpieza en el hogar se debe realizar lo más frecuente posible cuando compartes tu hogar con mascotas. Para mantener tu hogar limpio, necesitas limpiarlo regularmente.

El pelo del gato y la caja de arena botada pueden adueñarse rápidamente de tu hogar, y es mucho más fácil organizar constantemente que permitir que ellos se adueñen.

Desarrollar un hábito semanal de limpieza y aspirado hará que tu hogar sea un lugar más acogedor para todos los miembros de la familia e invitados. Y cuando surgen esas inevitables situaciones en que no tienes tiempo y el gatito deja un lío, una rápida sacudida será suficiente.

Por cierto, la mayoría de los aceites para muebles contienen productos de petróleo que son tóxicos, y los aerosoles de aceites para muebles contaminan el ambiente en tu hogar.

Como una alternativa segura, recomiendo hacer una mezcla de aceite de oliva y jugo de limón. Utiliza dos partes de aceite de oliva por cada parte de jugo de limón. Aplícalo sobre tus muebles con un paño suave y luego limpia con otro paño seco y limpio. Esto dejará un aroma fresco y limpio en tu hogar.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias