Ocultar
Gato Mayor de Edad

Historia en Breve -

  • Los gatos a la edad de 10 años ya pasaron a ser adultos mayores y por lo tanto es necesario que tengas cuidados adicionales para que tu gatito mayor permanezca saludable y cómodo mientras envejece
  • Los problemas de salud comunes en gatos mayores son la artritis, enfermedades dentales, pueden perder un poco el sentido del oído y la visión, así como tener deterioro cognitivo
  • Hay muchas cosas que los padres de gatos pueden hacer para eliminar los síntomas del envejecimiento de su mascota, como cuidados en casa, ajustes a su estilo de vida, enriquecimiento de su entorno y realizar visitas regulares al veterinario
 

¿Cuándo Tu Mascota Cumpla 10 Años, Sufrirá de Algunas de Estas Enfermedades?

Diciembre 13, 2016 | 2,876 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Si tu gato tiene 10 años o más, ya se considera de edad mayor. Puede que te sorprenda, ya que los gatitos tienden a envejecer con gracia y permanecen juguetones y con energía cuando ya son adultos.

Afortunadamente, muchos gatos hoy sobreviven pasados la adolescencia o a principios de los 20, así que con cuidados excelentes, un gatito saludable puede vivir otros 6 a 12 años. La meta es que tu gato permanezca saludable y feliz en sus años de adultez a pesar de los cambios inevitables por los que pasará su cuerpo.

5 Problemas de Salud Comunes en Gatos Mayores

1. Artritis

Los estudios muestran que la mayoría de los gatos (casi el 90 %) que tienen 12 años o más padecen cierto grado de artritis, trastorno que se caracteriza por el deterioro progresivo, a largo plazo y permanente del cartílago alrededor de las articulaciones. Sucede con más frecuencia en los codos y en las articulaciones de la cadera.

Para evitar o reducir los síntomas de la artritis es esencial mantener al gatito en un peso magro. Un gato con sobrepeso y artritis puede mejorar notoriamente si pierde aunque sea una cantidad pequeña de peso corporal.

A medida que envejecen también necesitan mover el cuerpo con más frecuencia, no menos. Aunque la intensidad, duración y tipo de ejercicio cambie, la actividad diaria sigue siendo esencial para prevenir debilidad músculoesqueletica profunda.

Los músculos conservan la condición de tu mascota, por lo que evitar la degradación muscular también reduce la cantidad de laxitud articular (la cual provoca artritis).

Otros factores necesarios para conservar la salud de un gato con artritis son que lleve una alimentación equilibrada y adecuada según su especie, así como evitar repetición innecesaria de vacunas (realizar mejor un examen de concentración)

Hay muchos tratamientos naturales y remedios maravillosos para la artritis que pueden reducir o eliminar la necesidad de analgésicos, muchos de los cuales son muy tóxicos para los gatos. Algunas de las terapias que me han funcionado en los gatos con artritis son:

El suplemento de omega-3 de alta calidad (aceite de kril)

Ubiquinol

Cuidado quiropráctico

Cúrcuma

Masajes

Alimentos verdes
(espirulina, astaxantina)

Acupuntura

Fórmulas naturales antinflamatorias (hierbas, enzimas proteolíticas, nutracéuticos, fórmulas TCM)

Sulfato glucosamina, MSM, membrana de la cáscara de huevo

Complejo EFAC

Remedios homeopáticos
(Rhus tox, árnica, otros remedios según el síntoma) y esencias florales

Terapia con láser y el Assisi loop

2. Enfermedades Dentales

La mayoría de los gatos padecen cierto tipo de enfermedad periodontal (encías) a la edad de 2, principalmente porque no reciben cuidado dental regular en casa o profesional y no demuestran molestias o dolor hasta que la enfermedad ya es notable.

Las infecciones en la boca y encías de tu gatito pueden crear otros problemas como abscesos en la raíz de los dientes, fractura de quijada, infecciones nasales, pérdida de los ojos y cáncer oral.

También hay cierta cantidad de otros trastornos dolorosos en la boca como cavidades, dientes quebrados, enfermedad periodontal y reabsorción dental, un trastorno extremadamente doloroso donde el sistema inmunológico del gato ataca los dientes.

Desgraciadamente, el riesgo de desarrollar trastornos bucales dolorosos--en especial la enfermedad de las encías, reabsorción dental y cáncer oral--aumenta drásticamente en las mascotas mayores. Esto quiere decir que para el gatito mayor o de avanzada edad, el cuidado dental adecuado es extremadamente importante.

El cuidado en casa diario y las limpiezas profesionales que recomienda el veterinario son la mejor manera de mantener saludable y libre de enfermedades la boca de tu gato. También son importantes realizarlas en las mascotas con enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedad cardiaca e insuficiencia renal.

En 24 horas el sarro se forma en los dientes de tu gato, razón por la cual recomiendan mucho el cepillado diario. Para recibir ayuda sobre cómo empezar a cepillar sus dientes, revisa mi artículo con instrucciones.

También es importante que lleve una alimentación equilibrada, adecuada para su especie, cruda o ligeramente cocinada. La carne cruda en especial, actúa como un cepillo de dientes natural. Esto es muy importante para los gatitos ya que ellos no disfrutan masticar huesos como sus contrapartes caninas.

Realiza inspecciones bucales rutinarias en casa y organiza visitas al veterinario para que realice exámenes orales con regularidad, él es quien puede advertirte sobre la existencia o probabilidad de problemas bucales en la boca de tu gatito y recomendarte limpiezas profesionales si es necesario.

3. Pérdida Auditiva

Si sospechas que tu gato ya no escucha como antes, observa su comportamiento. Los signos de disminución auditiva son dormir más profundo de lo normal o ignorar sonidos que antes lo hacían correr, como el chillido de su juguete favorito o el ruido de un abridor de latas eléctrico.

También recomiendo hacer una cita con el veterinario para descartar problemas médicos que puedan interferir con el oído. Y ya que tu gatito podría perder un poco o toda su capacidad auditiva a medida que envejece, es importante conocer unos cuantos trucos que lo ayuden a adaptarse en el camino.

Haz señas con las manos y contacto visual para comunicarte con tu gato cuando ya le cuesta trabajo escuchar

Acércate con precaución a tu gatito durmiente o a cualquier gato que no te esté viendo. Haz que sepa que estás ahí para reducir la posibilidad de espantarlo

Los gatos tienden a sobresaltarse fácilmente, así que si tu nueva manera de comunicarte con tu gato es advertirle de tu presencia soplándole o apenas tocándola, sé gentil y suave en tu tacto

Considera colocar una pequeña campana en el cuello de tu gato para que incluso si no escucha que te acercas o lo llamas, puedas escucharlo o localizarlo fácilmente

Los gatos con pérdida auditiva nunca deben estar al aire libre sin supervisión. Si tu gatito está acostumbrado a pasear por el vecindario (lo cual no recomiendo), es hora de mantenerlo en un área encerrada segura en el patio o porche

4. Pérdida de la Vista

La causa más común de pérdida de la vista en mascotas mayores son las cataratas. Por ejemplo, si la apariencia de los ojos de tu gatito cambia, si apareció una película gris azulada que cubre los ojos, es hora de ir con el veterinario o con un oftalmólogo veterinario.

Algunas veces un cambio en la apariencia de los ojos de tu gato no quiere decir que su visión se vea afectada, como en el caso de otro trastorno ocular común en mascotas mayores llamado esclerosis nuclear.

Si tu veterinario determina que tu gato realmente está perdiendo la vista y que no hay nada que puedas hacer para mejorar la situación, no te desanimes.

La mayoría de las mascotas que pasan por pérdida de la vista gradualmente se adaptan tan bien gracias a sus otros sentidos que muchos padres de mascotas se sorprenden al saber que su gato de edad mayor prácticamente está ciego.

Deja el ruido de la radio, televisión o algún otro ruido de fondo cuando tu gato se quede solo en casa. Esto le proporcionará un punto de referencia y también ayudará a opacar los sonidos que podrían espantarlo.

Evita mover los muebles, mantén los pasillos libres y reduce el desorden. Entre más fácil sea para tu gatito caminar moverse dentro de la casa, menos probable será que se desoriente o se lastime. Cubre las superficies resbalosas para que mantenga la confianza al pasar por dichas superficies.

Utiliza esencias naturales como los productos de aromaterapia (yo utilizo este producto de esencias florales de Jackson Galaxy) para marcar lugar específicos en la casa, por ejemplo su tazón de agua.

No muevas de lugar su tazón de alimento y tampoco cambies de lugar la caja de arena. Tener un ambiente conocido y una rutina diaria es muy importante para las mascotas mayores con capacidades reducidas.

5. Deterioro Cognitivo

La disfunción cognitiva se presenta como un problema mental, pero la causa en realidad es física y es el resultado de los cambios en el cerebro relacionados con el envejecimiento.

El cerebro de los gatos sufre daño oxidativo, pérdida neuronal, atrofia y desarrollo de placas beta amiloides. Estas placas beta amiloides también aparecen en quienes padecen Alzheimer.

Algunas características de la función cognitiva decaen con la edad, pero la disfunción cognitiva del tipo que se ve en la enfermedad de Alzheimer no es normal.

Hay muchos trastornos que los animales mayores adquieren cuyos síntomas se asemejan a los del deterioro cognitivo, así que es importante descartar todos los motivos que no estén relacionados con el cerebro que podrían provocar cambios de comportamiento.

Por ejemplo, una convulsión leve pude provocar que un gatito se quede inmóvil y con la mirada fija. Si tu gato parece no prestar atención, podría estar sufriendo dolor. La defecación inadecuada podría deberse a una enfermedad renal.

Aullar y permanecer inquieto en la noche puede deberse al hipertiroidismo. Estos trastornos y muchos otros pueden provocar cambios de comportamiento que no se relacionan con el deterioro cognitivo.

Es por eso que es tan importante descartar todas las otras alternativas, especialmente en las mascotas que ya están envejeciendo. También es importante revisar cualquier medicamento que tu gato consuma. Lo animales mayores metabolizan los medicamentos de manera diferente que las mascotas más jóvenes.

Las recomendaciones para ayudar a que tu gato mantenga una función mental buena por el mayor tiempo posible y retrasar la aparición y progresión del deterioro cognitivo son:

Llevar una alimentación equilibrada, rica en antioxidantes y adecuada para su especia, así como grasas esenciales omega 3 que son cruciales para la salud cognitiva, como el aceite de kril

Mantén activos el cuerpo y la mente de tu gatito con ejercicio regular adecuado a su edad y condición física, así como estimulación mental (rompecabezas y juguetes que den premios pueden beneficiar). Piensa en maneras creativas de enriquecer el ambiente de tu gato

Proporciónale el suplemento SAMe (S-adenosulmetionina) como una manera segura y efectiva de detener o mejorar el deterioro mental. Consulta a tu veterinario holístico sobre la dosis adecuada.

También puede ser benéfica la desintoxicación periódica con hierbas de cardo lechero y diente de león.

Los triglicéridos de cadena media (TCM) han demostrado mejorar el metabolismo energético del cerebro y disminuir la acumulación de la proteína amiloide que ocasiona lesiones cerebrales en gatos mayores.

El aceite de coco es una fuente rica de TCM. Yo recomiendo ¼ de cucharadita por cada 10 libras según su peso corporal dos veces al día para tener un respaldo básico de TCM.

Otros suplementos que pueden inhibir el déficit cognitivo relacionado con el envejecimiento son los antioxidantes, como el resveratrol (fallopia japonica), la cual protege contra el daño de radicales libres y acumulación de beta amiloides, N-acetil cistina (NAC), vitaminas E, C y complejo B, ginko biloba, fosfatildiserinay apoaequorina.

Consulta a un veterinario holístico para que te guíe con la dosis.

Las recomendaciones superiores sólo serán ligeramente efectivas para los gatos en etapas avanzadas de deterioro cognitivo, razón por la que es importante diagnosticar y empezar a tratar el problema tan pronto como sea posible.

La disfunción cognitiva canina es una enfermedad progresiva que no se puede curar, pero el diagnóstico y la intervención temprana pueden retrasar el deterioro mental y ofrecer a tu gato mayor una buena calidad de vida.

[+] Fuentes y Referencias