Ocultar
Enfermedad de Cálculos Urinarios

Historia en Breve -

  • Dos tipos de urolitos – piedras de estruvita y piedras de oxalato de calcio – representan más de tres cuartas partes de los casos de piedras diagnosticadas en perros en los Estados Unidos
  • Las causas de piedras de estruvita incluyen una orina extremadamente alcalina, terapia con esteroides, retención anormal de orina e infecciones del tracto urinario
  • Los casos de urolitos de oxalato de calcio van en aumento en los perros, ya que tienen una fuerte disposición genética para la formación de este tipo de piedras
  • El tratamiento depende del tipo y la ubicación de la piedra; la prevención siempre involucra llevar el pH de la orina de los perros a un rango saludable
  • Las piedras pueden causar un bloqueo total de la uretra. Si tu perro no puede orinar, significa que tiene una emergencia médica que requiere de un tratamiento veterinario inmediato
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

Esta Dolorosa y Potencialmente Peligrosa Condición Humana También Afecta a Tu Mascota

Diciembre 14, 2016 | 3,649 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Desafortunadamente, al igual que los seres humanos, nuestros compañeros caninos son propensos a desarrollar cálculos renales y en la vejiga que pueden ser extremadamente dolorosas y potencialmente peligrosas.

El tipo de piedra y su ubicación varía, razón por la que a este trastorno recibe un gran número de nombres diferentes, incluyendo enfermedad de cálculos urinarios, cálculos de la vejiga, uroliatiasis, cálculos urinarios, cálculos ureterales, entre otros.

Las piedras por sí solas también reciben una gran variedad de nombres dependiendo de su composición mineral, incluyendo estruvita o piedras de fosfato, magnesio o amonio, piedras de oxalato de calcio, urate de amonio o piedras de ácido úrico, piedras de cistina, piedras de fosfato de calcio, piedras de sílice y piedras compuestas por más de un mineral.

Por lo general, los veterinarios utilizan la palabra piedra, urolito y cálculo para describir este problema de salud.

Las Razas con Mayor Riesgo de Cálculos en los Riñones y en la Vejiga

Hay razas específicas con mayor riesgo de cálculos renales y en la vejiga incluyendo a los Schnauzer miniatura, Shih Tzus, Bichon Frise, Cocker Spaniel y Lhasa Apsos. Esta enfermedad afecta a ambos sexos y todas las edades, pero es más común en hembras de raza pequeña, de 4 a 8 años de edad, que también son propensas a infecciones de la vejiga.1

Los machos desarrollan cálculos con menor frecuencia en comparación con las hembras, pero puede ser mucho más grave porque pueden alojarse en la uretra más larga y estrecha, el tubo a través del cual se mueve la orina de la vejiga al exterior del cuerpo. El bloqueo uretral puede hacer que orinar sea imposible, lo que es una emergencia potencialmente moral.

En el 2015, los dos tipos de urolitos caninos más comunes fueron las piedras de estruvita y las piedras de oxalato de calcio. En los Estados Unidos, estos dos tipos de urolitos representaron más del 75 % de todos los casos de piedras en perros.2

Dos denominadores comunes en muchos casos de cristales urinarios y piedras de todo tipo son la orina súper concentrada y una infección urinaria subyacente. Dos cosas que debes hacer inmediatamente después son:

  • Darle a tu perro una alimentación húmeda
  • Asegurarte de que tu perro no sufra de una infección urinaria. Esto con la ayuda de tu veterinario – la orina de tu perro se cultivará y analizará en busca de una gravedad especifica de orina inferior a 1.030 (este número se encuentra en los resultados del análisis de orina)

Piedras de Estruvita

Las piedras de estruvita también se conocen como piedras de triple fosfato y piedras de fosfato, magnesio y amonio. El magnesio, el amonio y el fosfato son elementos comunes en la orina. En concentraciones lo suficientemente altas, se unen para formar cristales que pueden irritar e inflamar la vejiga.

Cuando los cristales se combinan con el moco, pueden formar un tapón que bloquea el tracto urinario. Los cristales también se pueden fusionar los unos con los otros para formar piedras de estruvita.

Las causas de las piedras de estruvita incluyen una orina extremadamente alcalina (muchas veces debido a una alimentación biológicamente inapropiada), terapia con esteroides, retención anormal de orina e infecciones del tracto urinario.

Algunos perros con cálculos en la vejiga no muestran ningún signo, pero algunos de los síntomas comunes incluyen:

  • Micción frecuente
  • Problemas para orinar
  • Una corriente urinaria anormal (por ejemplo, los perros levantan la pata y sólo sacan unas cuantas gotas nada más)
  • Orinar en lugares inapropiados
  • Orina turbia o con sangre

El aumento de la sed muchas veces también va de la mano con los cálculos en la vejiga.

Como lo mencioné anteriormente, el bloque urinario es una emergencia médica que requiere de tratamiento inmediato. Esto mucho más común en los machos. Si tu perro no está orinando bien, necesitas llevarlo a la clínica veterinaria de inmediato.

El Papel del pH de la Orina en la Formación de Piedras de Estruvita

Si hay cristales o piedras que no están bloqueando u ocluyendo la uretra por completo, lo que hace posible el paso de la orina, entonces la situación puede controlarse con medicamentos y ajustes en la alimentación. Lo primero que tienes que hacer si tienes un perro con cristales o piedras de estruvita es sacarle una muestra estéril de orina y mandarla al veterinario para que la analice.

Se debe descartar una infección urinaria antes de poder eliminar las piedras de estruvita. El siguiente paso es corregir el pH de la orina. Un pH de 7 es neutral. Todo por encima de 7 es alcalino y todo por debajo de 7 es ácido. Los perros deben tener un pH ligeramente ácido, el rango óptimo es entre 6 y 6.5.

Lo ideal es mantener el pH de la orina menor a 7, porque un pH mayor predispone a tu mascota a desarrollar cristales de estruvita. La mayoría de las mascotas con cristales de estruvita tienen un pH mayor a 7, lo que crea un ambiente perfecto para la proliferación bacteriana, así como para el sedimento que se forma en la vejiga (al que muchas veces se le conoce como “lodo vesical”.

Te recomiendo comprar tiras de pH con tu veterinario o en una veterinaria local para que puedas conocer el pH de la orina de tu perro desde tu casa con el fin de saber si está fuera del rango deseado. Por la mañana, antes de alimentarlo es cuando debes recolectar las muestras de orina ya que el alimento altera profundamente el pH de la orina durante todo el día.

Puedes poner la tira de pH en la corriente de orina mientras tu perro está haciendo sus necesidades o recolectar la orina en un contenedor y posteriormente sumergir la tira para checar el pH. Esto lo debes hacer inmediatamente después de recolectar la orina, con una muestra fresca para poder asegurar la precisión del resultado.

Es buena idea llevar un registro del pH de la orina de tu mascota y mostrársela a tu veterinario cuando lo visites.

Cómo Reducir el pH de la Orina a Través de la Alimentación

Para reducir el pH – que es el objetivo de la mayoría de los tratamientos para las piedras de estruvita – debes darle a tu perro una alimentación baja en carbohidratos, libre de granos, papas y de preferencia fresca o al menos enlatada para de esta forma aumentar el contenido de humedad. Cuando los perros – que están diseñados por naturaleza para consumir carne – llevan una alimentación a base de granos y almidón, el almidón alcaliniza el pH de la orina, lo que provoca el desarrollo de piedras.

Por lo general, el pH de la orina de un perro se puede mantener de forma natural en un rango saludable de 6 y 6.5 a través de una alimentación apropiada para su especie. El alimento seco provoca un aumento en la concentración de orina, lo que puede contribuir con la formación de cristales y piedras.

En algunos casos tu perro podría necesitar de asistencia médica para llevar sus niveles de pH en la orina a un rango saludable. Esto puede lograrse al darle el aminoácido DL-metionina, en forma de pastilla o polvo. Este ingrediente natural está disponible en veterinarias y es lo que se añade a las dietas veterinarias baratas y de baja calidad para hacerlas “aptas”.

Yo no recomiendo darle este tipo de alimentación altamente procesada por muchas razones, están hechas con fuentes de carne para el consumo animal (no de grado humano), con cantidades sumamente altas de granos y almidones, así como de nutrientes sintéticos importados de China.

Una mejor opción es añadir DL-metionina a una alimentación balanceada y fresca en lugar de comprar alimentos de mala calidad. Pídele tu veterinario integral las instrucciones de la dosificación.

Crear una orina mucho más diluida a través de una alimentación húmeda es esencial para prevenir la recurrencia de cristales o piedras. Esto significa que no hay ningún tipo de croquetas (alimento seco) en el mercado que puedan ayudar en la creación de la orina diluida necesaria para evitar la formación de piedras.

Una alimentación apropiada para su especie, en combinación con el control de infecciones es la forma más efectiva de disolver las piedras de estruvita, pero puede tomar unas cuantas a varias semanas para poder eliminar las piedras por completo.

Es importante señalar que algunos perros están genéticamente predispuestos a producir una proteína llamada cauxina, que se excreta a través de la orina y provoca la formación de cristales estériles o una cristalización estéril de estruvita. Esto significa que los cristales pueden formarse sin la presencia de una infección.

Estos perros tienen un mayor riesgo de cistitis crónica (inflamación de la vejiga) porque los cristales afilados irritan el revestimiento de la vejiga, lo que causa dolor.

Los veterinarios holísticos muchas veces utilizan la medicina tradicional china, la homeopatía y los nutracéuticos, incluyendo glucosamina y extracto de arándano para ayudar a reducir la inflamación de la vejiga en sus pacientes. La D-manosa puede ayudar a prevenir futuras infecciones una vez que se identificado y tratado correctamente una infección previa.

Algunas Piedras de Estruvita Requieren de Extracción Quirúrgica

Las piedras localizadas en la uretra o uréteres (los tubos que conecta el riñón con la vejiga), generalmente requieren de la extracción quirúrgica, junto con cualquier otra piedra que no se disuelve a pesar de los cambios en la alimentación y las intervenciones médicas.

La cirugía para extraer una piedra en la vejiga se conoce como cistotomía. Dependiendo del paciente, la ubicación y el tamaño de la piedra, hay otros procedimientos menos invasivos que podrían ser apropiados.

Si tu mascota ha sido diagnosticada con cristales o piedras de estruvita, es sumamente importante que continúe el tratamiento hasta que resuelve el problema y posteriormente debe incorporar un plan de prevención proactivo para evitar la recurrencia.

Se debe realizar una análisis de orina una vez al mes hasta que los cristales se disuelvan por completo y cada 6 meses para asegurarse de que no haya recurrencia.

Piedras de Oxalato de Calcio

Durante los últimos 15 años, la incidencia de piedras de oxalato de calcio (CaOx) en perros ha aumentado significativamente, aunque los casos de piedras de estruvita han disminuido.

Existe un fuerte componente genético para la formación de piedras de oxalato en la vejiga en perros. Una sustancia llamada nefrocalcina en la orina previene naturalmente la formación de piedras, pero los perros en los perros que las desarrollan, la nefrocalcina es defectuosa. La producción de nefrocalcina defectuosa puede ser hereditaria.

Las enfermedades metabólicas que podrían predisponer a un perro a desarrollar cálculos incluyen la enfermedad de Cushing y la hipercalcemia, que es un nivel elevado de calcio en la sangre. Un pH en la orina por debajo de 6 también puede promover el desarrollo de piedras de oxalato de calcio.

Creo que muchos alimentos para mascotas de mala calidad y que están disponibles comercialmente también contienen cantidades inapropiadas de calcio y fósforo, así como de otros minerales, lo que aumenta el riesgo de piedras y cristales urinarios.

La combinación de estos factores, junto con una alimentación seca que contiene aproximadamente el 12 % de humedad (en comparación con la alimentación ancestral que contenía un 70 % de humedad y que es lo que las mascotas deberían consumir), son la receta para la epidemia de oxalato de calcio.

Las Piedras de CaOx Generalmente Requieren de Cirugía

Al igual que con las piedras de estruvita o cualquier otro tipo de piedra, el peligro para un perro, especialmente los machos con las piedras de CaOx es la obstrucción de la abertura urinaria, que puede causar una intoxicación urémica potencialmente mortal. Te repito, debes llevar inmediatamente a tu mascota al veterinario o la clínica veterinaria más cercana.

Tu veterinario tratará de desalojar la piedra al hacer un lavado de vejiga, lo que también limpiará la abertura urinaria. Si la piedra no puede desalojarse, entonces se necesitará hacer una nueva abertura urinaria.

Es difícil realizar una cirugía en la uretra, un tubo delgado que lleva la orina fuera de la vejiga durante la micción, así que lo mejor es llevar la piedra de regreso a la vejiga para removerla, en lugar de tratar de removerla de la uretra.

Las piedras de oxalato de calcio causan dolor porque irritan el revestimiento blando de la vejiga. Esto por lo general causa sangrado y también aumenta las probabilidades de infecciones crónicas de vejiga.

Desafortunadamente, las piedras de oxalato de calcio no pueden disolverse con cambios en la alimentación, por lo que generalmente la cirugía es necesaria. Aproximadamente la mitad de los perros sometidos a cirugía desarrollan piedras nuevas de oxalato de calcio durante un transcurso de 3 años.

Consejos para Prevenir la Formación de Piedras de Oxalato de Calcio

Una estrategia crucialmente importante en la prevención de piedras de CaOx en los perros con predisposición genética es una alimentación que promueva una orina más diluida y menos ácida con una baja gravedad urinaria (menor a 1.020). Esto significa crear intencionalmente una orina menos concentrada al añadir más humedad en la alimentación del perro.

Asegúrate de que tu perro tome mucha agua fresca. Tal vez deberías considerar ponerle una fuente que tenga agua fresca y filtrada todo el tiempo para que se anime a tomarla, así como muchos tazones con agua fresca en diferentes lugares de la casa.

También puedes darle caldo de huesos o cualquier otro caldo junto con su alimento para que tu perro consuma más agua. Definitivamente, debes evitar darle croquetas (tiene un contenido extremadamente bajo de humedad, de 10 a 12%) y elegir alimentos frescos, crudos o enlatados con un mayor contenido de humedad.

En algunos casos, los medicamentos como el citrato de potasio podrían ser necesarios para aumentar el pH de su orina. La incorporación de frutas y vegetales alcalinos a su alimentación también puede beneficiar el pH de la orina.

La vitamina B6 aumenta el metabolismo del glioxilato, un precursor del ácido oxálico y podría ser beneficioso. Consulta a tu veterinario holístico sobre la dosis correcta del suplemento de B6 para tu perro.

Los perros propensos a las piedras de oxalato de calcio no deben consumir suplementos de calcio, ni alimentos ricos en oxalato como los frutos secos, ruibarbio, remolacha, chicharos o espinaca.

La mayoría de los veterinarios convencionales recomiendan una alimentación terapéutica comercial para perros con piedras de CaOx. Yo prefiero una alimentación casera, la cual puedes preparar con ayuda de un nutricionista veterinario u otros recursos similares (utiliza ingredientes apropiados para cada especie y no ingredientes sintéticos).

Las hierbas que podrían beneficiar el problema de cálculos en la vejiga incluyen chanca piedra, diente de león, hidratis, cola de caballo, malvavisco, plátano, uva de Oregón, uva ursi, milenrama, hongos maitake, polvo de seda de maíz y hoja de olivo.

Recomiendo que todos los perros con cualquier tipo de cristal o piedra urinaria reciban probióticos de alta calidad y ácidos grasos omega-3, como el aceite de kril, lo que ayudará a reducir la inflamación sistémica en su cuerpo.

El Monitoreo Regular Es Muy Importante para los Perros Propensos a Desarrollar Piedras

Tu veterinario debería realizar un monitoreo de rutina a la orina de tu perro en busca de signos de infección bacteriana. Si hay piedras, entonces se deberán realizar rayos-X en la vejiga y una análisis de orina un mes después del tratamiento y cada 3 a 6 meses durante el resto de la vida de tu perro, dependiendo de su raza y predisposición genética.

Si tu perro muestra cualquier síntoma relacionado con las piedras urinarias como micción frecuente, micción en lugares inusuales, dolor al orinar o sangre en la orina, debe ser revisado inmediatamente por un veterinario. Tanto las piedras de oxalato de calcio como las de estruvita tienden a tener recurrencia a pesar de las mejores medidas preventivas.

Las piedras renales y en la vejiga pueden ser muy frustrantes de controlar. No sólo por su recurrencia, sino también porque involucra visitar al veterinario con mucha frecuencia.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que el riesgo y los gastos en la cirugía para remover una piedra en la vejiga son considerablemente altos que el esfuerzo y el costo de monitorear el problema cuidadosamente.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo