Como Acabar con los Problemas de Orina

Orina de Perro

Historia en Breve -

  • Algunos perros orinan un poco cuando se emocionan; otros lo hacen a manera de sumisión
  • En ninguna de las situaciones los perros son capaces de controlar el goteo, por lo que regañarlos y castigarlos es completamente inadecuado pues sólo agravará el problema
  • Orinar por emoción o sumisión son problemas de comportamiento muy diferentes a la incontinencia urinaria, la cual es un problema médico que a menudo requiere intervención médica
  • Los cachorros generalmente superan orinar por emoción, por lo que el objetivo cuando todavía no lo superan es establecer dónde y cuándo
  • La orina por timidez se presenta principalmente en perros tímidos. El objetivo para estos perros es aumentar su confianza

Por la Dra. Becker

Si cuando llegas a casa tu cachorro deja a tus pies (o incluso en tus pies) un pequeño charquito de orina por la emoción, es posible que tu miembro peludo de la familia tenga un problema de orina por emoción o sumisión.

Es importante entender que tu cachorrito tiene muy poco control de la situación, así que no tiene caso y solamente es cruel y confuso para él que lo castigues por su comportamiento. Lo primero que debes hacer es una cita con el veterinario para descartar cualquier causa física.

La incontinencia urinaria es un trastorno con síntomas similares pero con causas diferentes. Estas pueden ser algún defecto de nacimiento, trauma en el sistema nervioso central, daño del nervio pudendo, cálculos en la vejiga u obstrucción uretral, incontinencia relacionada con la edad u hormonas, o alguna enfermedad renal, de las glándulas suprarrenales o de la vejiga (así como alguna infección).

Muchas de las causas de la incontinencia urinaria son graves y requieren intervención médica, así que es importante descartarlas antes de decidir que el problema de goteo de tu perro es un problema de comportamiento.

Una vez que el veterinario descarta dichas causas, el siguiente paso es determinar el desencadenante de su comportamiento.

Orinar por Emoción

En general, si tu perro no se orina cuando lo miras a los ojos, te agachas o lo saludas cara a cara - en otras palabras, cuando actúas como los caninos consideran una posición dominante - su problema de orina es por emoción no por sumisión.

Sus desencadenantes probablemente son su tiempo de juego y cuando los miembros de la familia llegan a casa o tienen visitas. Si todavía es un cachorro, lo más probable es que supere el problema por sí solo si este se aborda correctamente, por lo que el desafío es evitar la mayor cantidad de desencadenantes como sea posible.

Controlar los Desencadenantes de Emoción

Realiza la hora de juego en exteriores a medida de tus posibilidades, y cuando no se pueda, asegúrate de que tu perro tenga la oportunidad de orinar antes de empezar a jugar. Prepara un lugar en el suelo con algún periódico o con tapetes para cachorros antes de comenzar a jugar. Esto reducirá la posibilidad de que surjan accidentes, pero cuando los tenga (que lo hará), no lo castigues ni lo regañes.

La mejor manera de abordarlo es dejar de jugar, darle unos premios y llevarlo a su lugar donde pueda orinar (o a su tapete). Prémialo y acarícialo la segunda vez que logre orinar donde debería. Una vez que lo haga, limpia el piso sin darle demasiada importancia.

Si tu perro tiende a orinarse cuando llegas a casa, asegúrate de cuidar tu posición cuando lo haga. Muévete despacio y háblale suavemente y con calma. Si eso no detiene la orina, trata de ignorarlo cuando llegues para que aprenda a tranquilizarse por sí solo.

Una vez que se relaje y no orine, ofrécele premios y acarícialo.

Aumentar la Confianza de un Perro Sumiso

La orina por sumisión se ve con más frecuencia en perros tímidos y nerviosos. Los desencadenantes más comunes en estos perros son los saludos y acercamiento de otras personas, así como gritos o regaños. Muchas mascotas con este problema tienen antecedentes de castigos fuertes impuestos por accidentes de orina.

Si tu perro tiene un problema de orina por sumisión, es extremadamente importante evitar regañarlo y castigarlo cuando tenga un accidente. Esto sólo aumentará su ansiedad y probablemente ocasione más accidentes de orina.

Una mejor manera de abordarlo es brindarle mucha atención y comentarios positivos para aumentar su confianza. Utiliza un entrenamiento de comportamiento con refuerzos positivos para enseñarle las órdenes básicas como, siéntate, quieto, ven, y déjalo, así como trucos sencillos. Hazle muchos halagos cada vez que haga lo que le ordenas.

El objetivo es darle a tu perro muchas oportunidades para tener éxito y ganarse halagos, mientras evitar situaciones que desencadenen orinarse por sumisión.

Cómo Acercarse a un Perro Sumiso

También es importante saber cómo acercarse a un perro sumiso, no utilices un lenguaje corporal dominante, esto quiere decir:

  • Evitar contacto directo con los ojos
  • Acercarte de lado en lugar de frente
  • Agacharse a la estatura de tu perro
  • Acariciar abajo de su hocico o arriba de su cabeza

Cuando tu perro tímido tiene un accidente (que lo tendrá), como comenté antes, es extremadamente importante no levantar la voz ni castigarlo. En lugar de eso, debes tratar la situación como mencioné con los perros que se orinan por emoción. Tranquilamente ofrécele unos premios y lleva a tu cachorro a su lugar permitido para orinar o (a su tapete).

Hazle muchísimos halagos y dale premios la segunda vez que orine donde deba hacerlo.

Si tiende a orinarse cuando llegas a casa, asegúrate de recibirlo en voz baja. También puedes fingir que lo ignoras cuando llegas para que aprenda a calmarse por sí solo. Una vez que se calme y siempre y cuando no se haya orinado, acarícialo y prémialo.

Sugerencias Adicionales

Algo más a considerar es un Belly Band (un amarre en su panza) para los perros machos o unos bloomers (shorts abombados) si tu perro es hembra.

problema de orina en perros

Puedes colocárselo antes de jugar dentro de casa o cuando vas a recibir visitas. Es importante quitárselo una vez que la situación desencadenante haya pasado, ya que no debes dejar orina e la piel de tu perro.

Un pañal o bloomer no solamente cuidará el piso, también sirve como recordatorio para tu cachorro pues si se orina se mojara. Los caninos naturalmente son renuentes a ensuciarse por sí mismos. Tengo clientes cuyos perros han eliminado por completo la orina por sumisión o emoción después de unos meses de usar un pañal.

También es importante seguir brindándole halagos y premios cuando orine en el lugar adecuado y en caminatas o paseos.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo